La Opinión Popular
                  10:39  |  Viernes 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 07-06-2018 / 18:06
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 08 DE JUNIO DE 1970 ES DERROCADO EL DICTADOR DE FACTO

Un golpe de estado destrona al general Onganía

Un golpe de estado destrona al general Onganía
El secuestro y muerte del general Pedro Eugenio Aramburu terminó de debilitar al gobierno del general Juan Carlos "la Morsa" Onganía, y el 08 de junio de 1970 se produce un golpe de estado en que resulta derrocado el dictador de facto. El todopoderoso general, que quería perpetuarse el poder, debió renunciar de modo humillante al dejar su renuncia de forma personal en la sede del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
La dictadura militar del general Juan Carlos "la Morsa" Onganía, instalada el 28 de junio de 1966, llevó adelante una ofensiva contra las conquistas sociales de la clase trabajadora para asegurar la liquidación de la industria nacional, la entrega del patrimonio económico del país a los grandes monopolios yanquis y europeos y la sumisión a los organismos financieros internacionales.
 
En una reunión con los altos mandos militares, Onganía fue consultado por los plazos estimados para la concreción de su mandato y el general respondió: "Es un proceso muy largo. No se puede reestructurar la sociedad en 10 o 20 años".
 
Muchos hicieron cuentas rápidas y pensaron en 1990, pero Onganía fue más lejos diciendo: "Si es preciso se debe modificar la constitución, se debía pensar en un período transcurrido entre la Revolución de Mayo y la sanción de la constitución Argentina, lo que es equivalentes a 43 años para 2013".
 
Resistiendo esa política, conflictos gremiales, paros activos, y puebladas como elCordobazo se manifestaban en todo el país. También empiezan a surgir las guerrillas urbanas como el ERP y Montoneros.
 
El secuestro y muerte del general Pedro Eugenio Aramburu terminó de debilitar su gobierno y el 08 de junio de 1970 se produce un golpe de estado en del que resulta derrocado el dictador de facto. El poder lo asumen provisionalmente el teniente general Alejandro Agustín Lanusse, el brigadier Carlos Alberto Rey y el almirante Pedro Gnavi.
 
El todopoderoso general, que quería perpetuarse el poder, debió renunciar de modo humillante al tener que llevar su renuncia, de forma personal, a la sede del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.
 
La Junta de Comandantes en Jefe de las tres fuerzas armadas (órgano supremo de la llamada "Revolución Argentina") designó al general Roberto Marcelo Levingston para ocupar el cargo de presidente.
 
Escribe: Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2019 / 17:02
21-02-2019 / 16:02

Las Fuerzas Armadas, a la salida de la dictadura, humilladas por la derrota en la guerra de Malvinas y odiadas por el pueblo por genocidas, quedan deslegitimadas y su poder en crisis. Distintos gobiernos constitucionales intentaron "reconciliarlas" con la sociedad.
 
La Ley 23.492 de Punto Final argentina, entra en vigor el 22 de Febrero de 1987, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y estableció la paralización de los procesos judiciales contra los imputados como autores penalmente responsables de haber cometido el delito complejo de desaparición forzada de personas (que involucró detenciones ilegales, torturas y homicidios agravados o asesinatos) que tuvieron lugar durante la dictadura militar genocida del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional de 1976-1983.
 
La ley, conocida como de impunidad, decía literalmente "se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983".
 
La ley, que sancionaba la impunidad de los militares por la desaparición de miles de opositores y guerrilleros peronistas y de izquierda (casi 9.000 según el informe del Nunca Más de 1984 y hasta unos 30.000 de acuerdo a los organismos de Derechos Humanos), fue en su momento objeto de una viva y acalorada polémica.
 
Sólo quedaban fuera del ámbito de aplicación de la ley los casos de secuestro de recién nacidos, hijos de prisioneras políticas destinadas a desaparecer, que eran por lo general adoptados por militares, quienes les ocultaban su verdadera identidad biológica.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar