La Opinión Popular
                  20:38  |  Jueves 16 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos inflación, recesión, desempleo, endeudamiento y riesgo de default. Todo gracias a Macri, que en vez de resolver los problemas de la década K, los potenció. Y encima debemos bancarnos al FMI”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-06-2018 / 09:06
EL GOBIERNO DE MACRI DEBERÍA TOMAR NOTA DE QUE HAY UN FUERTE DESCONTENTO SOCIAL

Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional

Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional
Los organizadores de la manifestación dijeron que la multitud, que se apiñó en la plaza pero también en las diagonales y en Avenida de Mayo ascendía a 500 mil personas. El número siempre será parte de una polémica innecesaria, pero lo indiscutible fue que la inmensa mayoría eran integrantes de los cientos de colectivos donde los pobres se organizan para sobrevivir en estos tiempos de crisis. Ante lo pacifico de la Marcha, la campaña de los grandes medios macristas: Clarin, La Nacion e Infobae, se centró en los residuos que quedaron en la Plaza.
Una multitud que llegó desde diferentes partes del país colmó la Plaza de Mayo para manifestarse contra el ajuste de Mauricio Macri y el tarifazo. La marcha fue encabezada por movimientos sociales, gremios y dirigentes de derechos humanos. La demanda se sintetizó en el pedido para que la CGT convoque a un paro nacional en el mes de junio.
 
La Marcha Federal partió el lunes pasado desde La Quiaca, Posadas, Bariloche, La Rioja y Ushuaia, y siguió rumbo a Buenos Aires, con escalas en varias ciudades del interior del país como Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba, Rosario, Resistencia, Corrientes, Santa Fe, San Juan, Mendoza, San Luis, Neuquén, General Roca, Cipolletti, Trelew, Caleta Olivia, Santa Rosa, Mar del Plata, Tandil y La Matanza.
 
Los manifestantes reclamaron el tratamiento urgente de cinco leyes "necesarias para los sectores más vulnerables": la emergencia alimentaria, la urbanización de barrios populares y la suspensión de desalojos, una ley de Agricultura Familiar, una ley de Emergencia en Adicciones y un proyecto para que el 25% de la obra pública sea realizada por cooperativistas.
 
Los organizadores de la manifestación dijeron que la multitud, que se apiñó en la plaza pero también en las diagonales y en Avenida de Mayo ascendía a 500 mil personas. El número siempre será parte de una polémica innecesaria, pero lo indiscutible fue que la inmensa mayoría eran integrantes de los cientos de colectivos donde los pobres se organizan para sobrevivir en estos tiempos de crisis.
 
También estuvieron organizaciones gremiales, políticas y gente suelta que llegó a respaldar las reivindicaciones de los movimientos sociales y exigir que se frene el tarifazo, la inflación y el programa económico neoliberal. Un reclamo que lo sintetizaron en la necesidad de convocar cuanto antes a medidas de fuerza.
 
Habiendo olfateado la masividad de la marcha, los triunviros de la CGT, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, se acercaron con una pequeña delegación de la CGT. Aunque no habían sido invitados a participar oficialmente, se hicieron ver y fueron encarados por varios medios de comunicación. Allí anticiparon que la semana que viene habrá una reunión del Consejo Directivo de la central y que, probablemente, se definiría la convocatoria a un próximo paro general.
 
El llamado a un paro general fue la consigna que mayor adhesiones cosechó entre los oradores, como el líder de La Bancaria y dirigente de la CGT, Sergio Palazzo; el titular de Suteba, Roberto Baradel; y referentes de ATE, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Darío Santillán.
 
Otras organizaciones gremiales y políticas y gente no encolumnada se sumaron a las reivindicaciones de los movimientos sociales, exigieron que se frenara el tarifazo y el programa económico. El reclamo se sintetizó en la necesidad de que la CGT convoque a un plan de lucha.
 
La Opinión Popular

 Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional

 
UNA MULTITUD ENCABEZADA POR LOS MOVIMIENTOS SOCIALES SE MOVILIZÓ CONTRA EL AJUSTE Y EL TARIFAZO
 
"Macri nos hace cada día más pobres"
 
"A este gobierno no le servimos, por eso es preciso construir la unidad, organizar la bronca, dejar de lado las diferencias y construir una alternativa que le pare la mano a Mauricio Macri, que cada día nos hace más pobres", bramó Dina Sánchez, referente del Frente Darío Santillán, y una de las oradoras ante la multitud que participó del acto de cierre de la Marcha Federal por Pan y Trabajo.
 
Junto a ella estuvieron Esteban "Gringo" Castro, Daniel Menéndez, de Barrios de Pie,  y Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), todos dirigentes que organizaron la marcha que partió de diferentes puntos del país y confluyó en la reinaugurada Plaza de Mayo.
 
El reclamo de unidad fue el denominador común de los discursos pero también el reclamo de un paro general que le exigieron a la CGT. Según afirmaron ayer dos de los triunviros, la fecha se definirá el próximo jueves.
 
Sánchez, cuya organización se sumó a lo que se conoce como el triunvirato de San Cayetano, rechazó el retorno del FMI a la Argentina "porque significa hambre, desocupación y muerte" y en ese sentido reclamó "construir un paro nacional ya".
 
Menéndez desarrolló su discurso en la misma línea al reclamar "la construcción de una agenda social porque es tiempo de unirnos" y advirtió que el ajuste del gobierno de Cambiemos, como los que se realizaron a lo largo de la historia, "terminan con hechos complicados, y nosotros queremos llamar al gobierno a la paz".
 
En ese sentido indicó que "el veto es una señal muy complicada porque rompe todos los puentes de diálogo. Un ajuste como el propuesto pone en riesgo la paz social".
 
Es por eso que consideró imprescindible la realización de un paro nacional y para ello se dirigió a los dirigentes sindicales: "Hay que poner el pecho porque no es tiempo para cobardes. Hay que ser capaces de pagar el precio por defender al pueblo. Por eso les pido que no nos den la espalda y hagan el paro". La plaza, con vítores, gritos, cánticos y aplausos, respaldó la moción.
 
Los organismos de derechos humanos también estuvieron en el palco. Nora Cortiñas, por Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel (Serpaj), llevaron la solidaridad.
 
Cortiñas le advirtió a Macri que "el pueblo quiere ser escuchado. Deje de gobernar para los ricos" y de la gobernadora María Eugenia Vidal dijo que "quiere que el pueblo sea analfabeto para poder llevar al país al hambre".
 
A su turno, Pérez Esquivel reclamó estar unidos para "vencer al neoliberalismo y al FMI", pero además repudió la posibilidad de que el gobierno recurra a las Fuerzas Armadas para realizar tareas de seguridad interior: "La seguridad pasa por tener salud, educación, trabajo y techo y no militares en las calles", aseguró.
 

Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional

 
Entre los oradores también hubo espacio para los dirigentes sindicales. Por ATE nacional habló Hugo Godoy, quien no sólo reclamó el paro general sino que además destacó que la Marcha Federal "nació para decirle no al ajuste, a la entrega" y llamó al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, "cipayo" por anunciar los recortes en la administración pública al tiempo que mantiene sus ahorros millonarios en el extranjero.
 
El segundo sindicalista fue el bancario Sergio Palazzo, que luego de acercar la solidaridad de la Corriente Federal de los Trabajadores y del sindicato de Camioneros, insistió con la necesidad de que la CGT convoque "un paro general para que el Gobierno entienda que tiene que cambiar sus políticas y dejar de mirar a los más ricos".
 
Luego, en representación de las dos CTA, habló Roberto Baradel de Suteba. El líder docente ratificó el paro del 8 de junio que acordaron las dos centrales obreras y recordó que "el movimiento trabajador somos todos, los registrados, los no registrados y los de las economías populares". Por último, advirtió que "no importan las difamaciones" porque "preferimos el desprecio del Presidente antes que el de los trabajadores".
 
El cierre del acto estuvo a cargo de Alderete, por la CCC, y del Gringo Castro, de la CTEP. El primero agradeció a Pablo Moyano, de Camioneros, por haber prestado el camping del sindicato para que allí descansen las columnas que llegaban tanto del noreste como del noroeste. Una referencia que aprovechó para afirmar que "estamos hermanados en la lucha, en la calle dejando de lado las diferencias para unirnos y frenar así las políticas de hambre de este gobierno".
 
Castro, el último orador, aseguró que cuando tuvieron la certeza de que Macri vetaría la ley antitarifazo "supimos que la marcha sería contundente". Entonces recordó que el párroco de La Quiaca, Jesús Olmedo, al despedir la columna que se dirigía a Buenos Aires, definió al Gobierno como el "proyecto del Demonio y lo tenemos que combatir".
 
Por último, reivindicó que el eje de la marcha fueron cinco proyectos de ley que llevaron al Congreso: Emergencia Alimentaria, Urbanización de Barrios Populares, Infraestructura Social, Agricultura Familiar y Ley de Adicciones. "Destruyen el trabajo, vienen los capitales de afuera para la timba financiera no para la producción. Por eso les advertimos que somos pacientes y prudentes, pero no somos mansos", dijo como cierre del acto.
 
Por Felipe Yapur
 
Fuente: Página 12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional
La marcha pasó por La Quiaca, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Rosario, entre otros puntos, antes de confluir en Plaza de Mayo, en la capital del país, donde, como suele decirse, atiende Dios. A su encuentro fueron miles de trabajadores.
Un reclamo popular de Ushuaia a La Quiaca: Paro Nacional
La movilización originalmente iba a dirigirse al Congreso para presentar una serie de proyectos de ley en beneficio de los sectores representados por los convocantes. Pero el veto presidencial del jueves a la ley que frenaba los tarifazos motivó un cambio en la cita y se decidió marchar hasta la Casa Rosada, ampliando la convocatoria a otras organizaciones y dirigentes sindicales, sociales, políticos y de derechos humanos.
16-08-2018 / 09:08
16-08-2018 / 09:08
En una semana negra para la economía neoliberal macrista, el Indec informó que el índice de precios de julio registró una suba promedio de 3,1% y en lo que va del año llega al 19,6%. Mientras que en los últimos 12 meses la suba de precios trepó al 31,2%. La aceleración de la devaluación torna incumplibles las metas que el gobierno de Mauricio Macri asumió ante el FMI, empezando por las de acumulación de reservas y las de inflación.
 
La inflación no da respiro y la asfixia para los bolsillos populares será mayor tras el salto devaluatorio de las últimas jornadas, que encaminan el dólar hacia los $31. Es el reflejo de la falta de credibilidad en el Gobierno de los Ricos, que alimenta la corrida cambiaria y la depreciación del peso.
 
Así, a solo dos meses de haber negociado con el FMI, se acerca al 32% que el Fondo le puso como límite a la alianza Cambiemos para que los desembolsos de dólares trimestrales sean automáticos y no requieran de una intervención más feroz de su Junta Directiva. De hecho, los especialistas recomendaban ayer renegociar el acuerdo, y defender el valor del peso para evitar un estallido económico y social.
 
Mientras, lo preocupante es que el alza promedio de la inflación estuvo traccionada por el fuerte incremento en rubros sensibles como el transporte (5,2%), que ayer volvió a subir, con incrementos superiores a los anunciados y que continuarán, al menos, hasta octubre. En la misma línea, la canasta de alimentos y bebidas trepó un 4%.
 
También, en lo que va del año, el rubro transporte lidera las subas con un 28,4%, seguido por educación con un 22,3% y alimentos y bebidas con un 22%. La tendencia alcista es explicada por el incesante tarifazo en trenes y colectivos, la cuota de los colegios privados y el impacto que generó la devaluación del peso en las góndolas que, frente a la debilidad del peso argentino, se mueven a ritmo dólar.
 
Siempre según los números del Indec, en los últimos doce meses las mayores subas se registran en los rubros "vivienda, agua, gas, electricidad y otros combustibles" (47%), transporte (40,9%), alimentos y bebidas (31%) y educación (30,8%). Este mes, en tanto, la inflación se recalentará por las subas constantes en las naftas, las prepagas, electricidad y transporte.
 
Sin embargo, meta de inflación cumplible o incumplible no es la cuestión, sino que el poder adquisitivo de los salarios continúa en descenso. Menor consumo y salarios anémicos mientras los precios siguen sin frenos, hace cada día más complicado llegar a fin de mes. Las paritarias a la baja de este año agravaron esta situación.
 
El menor poder adquisitivo se expresó en la baja del consumo. La inflación no da tregua y las nuevas exigencias del FMI empeorarán las condiciones de vida de los sectores populares. La crisis la tienen que pagar los ricos y no el pueblo trabajador.
 
La Opinión Popular

15-08-2018 / 10:08
En las provincias causó sorpresa y, en algunos casos, molestia la decisión unilateral del gobierno de Mauricio Macri de eliminar el Fondo Federal Solidario (Fofeso) a partir de este año y no del próximo, como habían acordado en las últimas reuniones.
 
Además, el anuncio de la modificación en las retenciones que hizo ayer el Gobierno volvió a encender alarmas y advertencias sobre los efectos de insistir en el rumbo de primarización de la economía. La harina y el aceite de soja, complicados por el freno a la reducción de retenciones, son dos de los tres productos del agro con mejor desempeño en las exportaciones.
 
El año pasado, la venta al exterior de harina de soja se ubicó en primer lugar con un monto de u$s9.300 millones, en tanto que el aceite se colocó tercero (detrás del maíz) con un total de u$s3.725 millones.
 
Los sectores de la industria afectados por esta medida descreen además del número que estima el Gobierno de u$s400 millones de ingresos extra este año y creen que se ubicará más cerca de los u$s200 millones. El maletar entre los sectores productivos no es nuevo, pero es cada vez más poderoso.
 
La consultora Synopsis midió que dos de las tres principales preocupaciones de la sociedad son el desempleo y la inflación. Como siempre, "es la economía, estúpido".
 
"The economy, stupid", fue una frase muy utilizada en la política yanqui durante la campaña electoral de Bill Clinton en 1992 contra George H. W. Bush (padre), que lo llevó a convertirse en presidente de los Estados Unidos. Luego la frase se popularizó y la estructura de la misma ha sido utilizada para destacar los aspectos que se consideran esenciales.
 
La Opinión Popular
15-08-2018 / 09:08
Las declaraciones de Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, abrieron una nueva etapa dentro de la causa de los cuadernos. Mal que le pese al Gobierno de Mauricio Macri, y seguramente a dos de sus laderos judiciales el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, se destapó lo que es un secreto a voces: el enorme negociado que hay alrededor de la obra pública y del que se benefician por igual funcionarios corruptos y empresarios.
 
Wagner dejo en orsai al resto de los "colaboradores imputados", conocidos como arrepentidos, al declarar que efectivamente existieron coimas. Y detalló que, desde el 2004 existía un mecanismo por el cual se "arreglaba" qué empresa se quedaba con cada licitación y que su vez, la empresa, una vez obtenida la licitación, debía "retornarle" a los funcionarios entre un 10 y 20% del total de la obra.
 
Y agregó que de este modus operandi formaron parte las siguientes empresas: "Perales Aguiar, Vial Agro, Biancalani, Losi, Fontana Micastro, Marcalba, Iecsa, Chediack, Equimac, Coarco, Cartellone y Vialco, entre otras".
 
En 2004, Iecsa era propiedad de Franco Macri y sus hijos (o sea también de Mauricio) y formaba parte del holding familiar. Fue recién en el 2007 que Franco decide "vender" dicha empresa, por un valor irrisorio a Ángelo Calcaterra, su sobrino y testaferro, quien a su vez la vende en el 2017 a Marcelo Mindlin, un amigo del presidente Macri, luego de quedar implicado por el Caso Odebrecht.
 
"¡Para, para, para! ¿Vos me estás diciendo que Franco y nuestro actual presidente Mauricio Macri, junto a los ex funcionarios K, formaron parte de un mecanismo delictivo para enriquecerse?", podría preguntar Alejandro Fantino en las medianoches de América. "Por supuesto que sí", sería la respuesta. Sin embargo, el juez "de la servilleta"  Bonadio y el fiscal Stornelli, muy cercano a Macri, no parecen haber reparado en este detalle.
 
Este mecanismo tiene un nombre: la "patria contratista" y no es un invento K. Aunque el Gobierno de Macri, con la ayuda de los grandes medios de comunicación y el Poder Judicial quieran transmitir esa idea.
 
Franco Macri y Aldo Roggio son los creadores de la "patria contratista". En 1976 se empezó a utilizar el concepto para definir a un grupo de poderosas empresas proveedoras del Estado que crearon un sistema para hacer negociados a gran escala con la obra pública, convirtiéndose en un sector prebendario del Estado. Macri y Roggio fueron altamente beneficiados por la dictadura militar que además de adjudicarles obras por todos lados, en 1982, les estatizó su deuda.
 
Ayer, el senador nacional Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur) denunció penalmente a Ángelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri-, Carlos Wagner y Aldo Roggio, entre otros empresarios, por los delitos de evasión fiscal y lavado de activos.
 
La Opinión Popular

14-08-2018 / 19:08
La oposición al Gobierno neoliberal de Mauricio Macri cuestionó la decisión oficial de eliminar el Fondo Federal Solidario (FFS) y advirtió que será un "duro golpe" para las provincias y municipios.
 
El senador nacional Alfredo Luenzo, del partido Chubut Somos Todos, expresó su repudio a las medidas del Poder Ejecutivo que eliminan el FFS, suspenden la baja de retenciones a los derivados de la soja y reducen los reintegros a la exportación.
 
"Esto va a agravar aún más la crítica situación por la que atraviesa la provincia del Chubut", dijo el senador nacional después de que el ministerio de Hacienda anunciara las tres medidas económicas.
 
La diputada provincial bonaerense por Unidad Ciudadana María Laura Ramírez opinó que la eliminación del FFS es una medida más de "ajuste contra el pueblo", afectando la infraestructura sanitaria, educativa, de vivienda y vial.
 
Hernán Ralinqueo, intendente peronista de la ciudad bonaerense de 25 de Mayo, cuestionó que el Gobierno nacional de Cambiemos "le quite" a su localidad "más de 6 millones de pesos anuales" que llegaban por el fondo sojero. "Es una de las medidas del FMI instrumentada por el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. Estas son las recetas del nuevo FMI que buscan desfinanciar a los estados municipales", afirmó el jefe comunal.
 
El Bloque de diputados nacionales FPV-PJ expresó su "rotundo rechazo" a las tres medidas anunciadas por Hacienda.  "Ante este nuevo ajuste por más de 65.000 millones de pesos, el Gobierno de Cambiemos profundiza la inestabilidad económica y social del país. Empezó por los bolsillos de los argentinos y sigue por los presupuestos de las provincias y municipios", expresó el bloque en un comunicado.
 
Y agregó: "Macri está dispuesto a hacerle pagar las tristes consecuencias de su modelo neoliberal y centralista al pueblo trabajador argentino, dejando de lado el fin redistributivo y federal del Fondo Federal Solidario".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar