La Opinión Popular
                  07:04  |  Jueves 21 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Internacionales - 01-06-2018 / 09:06
PEDRO SÁNCHEZ, DEL PSOE, ES EL NUEVO PRESIDENTE ESPAÑOL

Rajan a Rajoy, el aliado de Macri, por corrupción

Rajan a Rajoy, el aliado de Macri, por corrupción
El Congreso español aprobó la moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, uno de los grandes aliados de Mauricio Macri a nivel internacional. Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos dieron el apoyo a la iniciativa socialista después de que la Justicia condenara al Partido Popular por corrupción.
El socialista Pedro Sánchez fue elegido hoy nuevo presidente del Gobierno español, tras obtener la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados en una moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, acosado por los casos de corrupción y una sentencia judicial que condenó a su organización política hace una semana.
 
Sánchez consiguió 180 votos a favor, 169 en contra y una abstención en la votación que puso fin al debate de la moción de censura presentada por los socialistas contra el derechista Rajoy, que ha gobernado en España desde diciembre de 2011. El nuevo presidente del Gobierno contó con el apoyo del grupo socialista, de la coalición de izquierda Unidos Podemos y de los grupos nacionalistas e independentistas del País Vasco y Cataluña.
 
En contra votaron los diputados del Partido Popular (PP) de Rajoy y los de Ciudadanos (liberales), mientras que solo hubo una abstención, la de una diputada regionalista canaria. Termina así el odiado gobierno del PP que se venía manteniendo con el apoyo del partido de derecha Ciudadanos y con los votos del PNV y otros grupos menores, en un Congreso con la oposición fragmentada.
 
Tras la votación, Rajoy felicitó a Sánchez y salió del salón de plenos seguido de sus correligionarios, mientras que en la bancada se oyó el grito de "sí, se puede", un lema clásico de Podemos. Antes de la votación, Rajoy afirmó que aceptaba "como demócrata" el resultado de la moción de censura, aunque no comparte "lo que se ha hecho".
 
Los socialistas justificaron la moción para censurar al Gobierno con el argumento de que Rajoy no asumió sus responsabilidades políticas después de que la Justicia española condenara al PP por beneficiarse de una trama de corrupción.
 
Pedro Sánchez se convierte así en el séptimo presidente del Gobierno español y el tercero socialista desde la restauración de la democracia en 1977. El nuevo presidente del Gobierno se comprometió hoy a "atender las urgencias sociales", así como a combatir la precariedad y la desigualdad, a la vez que asumió los compromisos europeos de estabilidad presupuestaria.
  
Pedro Sánchez fue elegido líder del PSOE en 2014, pero abandonó la dirección socialista y su escaño como diputado en 2016, al negarse a investir entonces a Rajoy en contra de la decisión de su propio partido. No obstante, Sánchez recuperó el liderazgo socialista un año después tras ganar en unas elecciones internas.
 
La Opinión Popular

 Rajan a Rajoy, el aliado de Macri, por corrupción 
Rajoy y Sánchez
 
DESTITUCIÓN EN ESPAÑA
 
Cayó Rajoy: Pedro Sánchez se convierte en nuevo jefe del gobierno español
 
El líder socialista español Pedro Sánchez se quedó este viernes con la presidencia del gobierno español, al cabo de una moción de censura en el Parlamento contra el conservador Mariano Rajoy, jaqueado por un caso de corrupción en su Partido Popular (PP) que ha derivado en 351 años de prisión repartidos entre decenas de acusados. 
 
Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), se convirtió en el primer jefe de gobierno español que ni es diputado ni ha ganado elecciones, pero logró el apoyo de todos los sectores independentistas, lo que le permitió llegar a contar con 180 diputados del total de 350 de la cámara baja.
 
La votación fue a mano alzada y de manera nominal poco antes del mediodía en Madrid. Al reanudarse el debate este viernes, Sánchez abogó por tener unas "instituciones ejemplares", reiteró su "compromiso con Europa" y y prometió "estabilizar socialmente este país", priorizando políticas en favor del medioambiente y de la igualdad entre hombres y mujeres.
 
Rajoy llegó en el final del debate, dijo en breve discurso que "se marchaba dejando una mejor España que la que encontró", pidió disculpas "a todos los que pude haber ofendido" y asistió a la votación que puso fin a su mandato. Incluso le deseó suerte, porque "si a usted le va bien, le irá bien a España".
 
Para echar del poder a Rajoy, en el poder desde diciembre de 2011, Sánchez armó una heterogénea con la izquierda radical de Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. Una opción obligada por la fragmentación de la cámara, y que fue denunciada enérgicamente por el portavoz del PP en la cámara, Rafael Hernando, quien fustigó a una coalición de "extremistas, radicales e independentistas" que "quieren acabar con el proyecto de España". 
 
"El señor Sánchez quiere ser presidente del gobierno a cualquier precio y cueste lo que cueste", añadió Hernando.
 
El PSOE promovió la moción de censura hace una semana, tras conocerse la sentencia judicial de la Gürtel, una trama corrupta consistente en una red de empresas que de 1999 a 2005 sobornaron a cargos del PP para obtener contratos públicos en distintos puntos del país. La sentencia fue una bofetada para el PP, que no obstante la recurrirá.  
 
El partido conservador fue condenado a pagar más de 245.000 euros como "partícipe a título lucrativo" de la trama, la justicia consideró probado que hubo una caja B desde 1989, y el tesorero que la administró, Luis Bárcenas, fue condenado a 33 años de prisión.
 
Sánchez completó en apenas un año un recorrido sorprendente: en mayo del año pasado recuperó el liderazgo del PSOE meses después de verse defenestrado por una rebelión interna, y ahora se dispone a presidir el gobierno español. 
 
En su exposición prometió que mantendrá los presupuestos de 2018 elaborados por el PP, aprobados hace una semana en la cámara baja y pendientes de tramitación en el Senado, donde los conservadores tienen mayoría.
 
Un gesto paradójico y destinado a atraerse el apoyo decisivo del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que gobierna esta región del norte de España y arrancó de esos presupuestos un paquete de inversiones en infraestructuras de 540 millones de euros.
 
Pero dado lo variado de sus apoyos, el mandato de Sánchez se prevé de corto recorrido. El propio Sánchez ha reconocido que "es evidente que tenemos que ir a unas elecciones generales", y abogó por "que consensuemos ese horizonte electoral".
 
La convocatoria electoral es además una exigencia firme del partido liberal Ciudadanos, rival del PP en la derecha y que según los sondeos lidera las encuestas.
 
"Yo no quiero un gobierno zombi por la corrupción, pero tampoco quiero un gobierno Frankenstein con los que quieren liquidar España", advirtió el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, indignado por el apoyo de los separatistas catalanes a la moción socialista.
 
Fuente: Perfil
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-06-2018 / 17:06
20-06-2018 / 17:06
18-06-2018 / 22:06
18-06-2018 / 21:06
En 1859, Maximiliano de Habsburgo fue contactado por primera vez por los monárquicos mexicanos - los miembros de la aristocracia mexicana, encabezada por José Pablo Martínez del Río - con una propuesta para convertirse en el emperador de México.
 
Él no aceptó al principio, pero después de la intervención francesa en México, dirigida por Napoleón III, de la captura de la ciudad de México por el General Élie-Frédéric Forey y del plebiscito que confirmó la proclamación del imperio, mientras las tropas francesas ocupaban la mayor parte del territorio, consintió en aceptar la corona en el año 1863.
 
El archiduque Fernando Maximiliano José de Austria era miembro de la Casa Imperial de Habsburgo-Lorena. Después de una carrera en la Armada de Austria, fue proclamado, el 10 de abril de 1864, emperador como: Maximiliano I de México.
 
Dio inicio así al Segundo Imperio Mexicano, con el apoyo de Napoleón III de Francia y un grupo de mexicanos conservadores que trataron de revivir la monarquía mexicana instaurada anteriormente por Agustín de Iturbide (Agustín I de México).
 
Muchos países, entre ellos los Estados Unidos, se negaron a reconocer a ese gobierno. Esto ayudó a asegurar el éxito de las fuerzas liberales encabezados por Benito Juárez, quien se negó a consentir el Imperio. Hubo guerra continua entre las tropas imperiales (conformada por mexicanos, franceses, austriacos y belgas) y los republicanos mexicanos.
 
Después de la final de la "Guerra de Secesión", los Estados Unidos comenzaron a suministrar armas a los partidarios de Juárez en El Paso del Norte en la frontera con México. Mientras tanto, Maximiliano invitó a los ex confederados esclavistas a trasladarse a México en una serie de asentamientos.
 
Sin embargo, en 1866, Napoleón III retiraría sus tropas en el frente de la resistencia mexicana, debido a la oposición de EE.UU. bajo la Doctrina Monroe, y para aumentar su contingente militar en el país para hacer frente al creciente ejército prusiano de Otto Von Bismarck.
 
La ciudad de Querétaro cayó en mayo de 1867, y tras un consejo de guerra, Maximiliano I, fue condenado a muerte. Benito Juárez se negó a conmutar la pena, para enviar un mensaje de que México no toleraría ningún gobierno impuesto por las potencias extranjeras. La sentencia se llevó a cabo el 19 de junio 1867.
 
La Opinión Popular

18-06-2018 / 08:06
El 18 de junio de 1986, a las seis de la mañana, los presos por terrorismo de las cárceles de San Juan de Lurigancho (presos comunes), en el Pabellón Azul de la isla penal de El Frontón (subversivos) y Santa Bárbara (mujeres), que poseían un control tácito al interior de los centros, se amotinaron en forma coordinada y tomaron como rehenes a los guardias de las cárceles y a tres periodistas.
 
Los amotinados en las tres cárceles presentaron un pliego único de 26 demandas, la mayoría relacionada a mejoras en las condiciones de vida de los prisioneros y la disolución del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), entidad encargada de las prisiones en el país. Alan García y los miembros de su gobierno fueron tomados desprevenidos por el incidente.
 
La iglesia Católica peruana en el documento publicado el 19 de junio de 1986 y titulado Masacre de los penales de Lima relata: "En la madrugada del 18, los detenidos de los penales de El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara, en Lima, se amotinan y toman rehenes. El consejo de ministros y el presidente Alan García deciden encargar al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas la restauración del orden. En Santa Bárbara -cárcel de mujeres- interviene la Guardia Republicana. Las rehenes son liberadas. Hay dos reclusas muertas. 
 
En Lurigancho intervienen el Ejército y la Guardia Republicana. Al amanecer del 19 un rehén es liberado. Los ciento veinticuatro reclusos -según el informe oficial- son fusilados después de rendirse. En el Frontón, la operación se encomienda a la Marina, que bombardea el Pabellón Azul durante todo el día. Sobreviven treinta internos, que se rinden. Eran alrededor de doscientos detenidos. En todo el proceso se impide el acceso a las autoridades civiles: jueces, fiscales, directores de penales. Tampoco la prensa".
 
Fue el asesinato masivo más grande durante la lucha contrasubversiva en Perú.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar