La Opinión Popular
                  04:29  |  Miércoles 23 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Si la fuerza material está monopolizada por el régimen, las fuerzas morales, los valores que no se afincan en lo material están de nuestro lado, del lado del pueblo, y la militancia los transformará en fuerza avasalladora”. John W. Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 31-05-2018 / 16:05
NO ESCUCHAN LOS RECLAMOS DEL PUEBLO

Veto de Macri y el FMI a la ley que suspendió los tarifazos

Veto de Macri y el FMI a la ley que suspendió los tarifazos
Mauricio Macri confirmó y justificó el veto a la ley que suspendió los tarifazos que saquean los bolsillos populares. Desde Salta, el primer mandatario justificó el veto a la Ley de Emergencia Tarifaria y acusó a la oposición de "irresponsable". Celebró la vuelta al FMI y advirtió que "vamos a seguir combatiendo a todas las mafias". "Estamos haciendo tan bien las cosas que necesitamos más cárceles", agregó.
Durante su sexta visita a la provincia de Salta, gobernada por el peronista "sensato" Juan Manuel Urtubey, el presidente Mauricio Macri confirmó su veto a la ley aprobada por el Congreso Nacional en la madrugada de hoy, que retrotraía las tarifas del agua, la luz y el gas a noviembre de 2017, parafraseando a su aliada y mentora, Elisa Carrió, quien dijo que la iniciativa de la oposición "era un caos".
 
Más adelante agregó que la ley ahora vetada no tenía "ningún viso de continuar" porque "no estaba financiada" y sus promotores "no han dicho de dónde salen los recursos". Tal como repitieron todos sus funcionarios en los días previos, insistió en que el costo fiscal del proyecto era de "más de 100 mil millones de pesos".
 
Acusó a la oposición de "irresponsabilidad" y, ante la eventualidad de que la Confederación General del Trabajo convoque a un paro nacional contra el ajuste, el actual mandatario advirtió que "la CGT tiene que pensar que después de un paro no cambia nada". Esta fue la respuesta a algunos dirigentes de la CGT que han anunciado que podría haber un paro nacional si Macri decidía vetar la norma.
 
"Me encantaría hacer así con una varita mágica y que la plata apareciese pero no es así. Los argentinos tenemos que asumir el verdadero valor de la energía y consumir menos", continuó el Presidente, quien exhortó desfachatadamente a los dirigentes gremiales a discutir "cómo bajamos el costo argentino sin bajar el salario de los trabajadores".
 
La vuelta al Fondo Monetario Internacional (FMI) también mereció otro apartado del expresidente de Boca, quien afirmó que la Argentina acudió al Fondo porque "la confianza es fundamental (...) y para tener acompañamiento en materia financiera". Además adelantó que "en pocos días tendremos un acuerdo".
 
Acerca de la futura relación con la oposición, a la que acusó de "no entender" que no es facultad del Congreso ni de las provincias decidir cuáles son las tarifas, Macri dijo que, tras el veto, "tendremos que trabajar juntos en el presupuesto 2019". Es la convocatoria al Gran Acuerdo Nacional para aplicar las recetas de ajuste del FMI.
 
Macri, llamado por muchos como el "Capitan Veto", esgrimió los mismos argumentos que está utilizando el oficialismo para las subas desmesuradas, un tarifazo brutal a todos los sectores populares, subestimando el impacto que esta decisión tiene sobre la producción nacional y la actividad comercial.
 
La suba de tarifas provocó ya una disminución del poder adquisitivo de los salarios de trabajadores y jubilados a la par de engrosar las ganancias de las grandes empresas de los amigos y parientes del Presidente. Así gestiona el Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

 
GOBIERNO FRENÓ LA LEY DE TARIFAS
 
Unánime rechazo de la oposición al veto: "Macri no escucha la voz del pueblo"
 
Legisladores, sindicalistas y dirigentes de casi todos los espacios políticos de la oposición rechazaron la decisión de Mauricio Macri de vetar la ley que retrotrae el valor de las tarifas de servicios públicos a noviembre de 2017.
 
José Luis Gioja, presidente desplazado del PJ, escribió en Twitter: "Estamos frente a un Presidente que camina al borde de la antidemocracia. Su gobierno está más pendiente por la ganancia de las empresas de sus amigos que por lo que sufre el pueblo. El veto es fracaso total del diálogo político. Más democracia y menos autoritarismo".
 
Graciela Camaño, diputad del Frente Renovador: "Estoy triste. El Gobierno ha defendido, defiende y defenderá los intereses de los empresarios y de los dueños de las finanzas. Nos tildaron de todo y nunca arrimaron en consensuar tarifas. Macri tiene intereses porque él mismo tiene familia que está metida en el negocio energético. ¿Están decidiendo tener renta en sus empresas y en la de sus amigos? Perfecto, pero que no hablen de una actitud conspirativa".
 
Manuela Castañeira, dirigente del Nuevo MAS y de Izquierda al Frente por el Socialismo: "El gobierno, de forma antidemocrática y en oposición a la mayoría de la sociedad, continúa con la estafa del tarifazo en consonancia con el FMI y los empresarios. Hace falta un #ParoGeneral ya contra el ajuste de Macri y el FMI y para frenar el tarifazo".
 
Carlos Tomada, legislador porteño y exministro de Trabajo: "El aumento de tarifas es continuidad de la reforma previsional de diciembre y de la reforma laboral que se viene. Lo mejor que podría hacer el Presidente es escuchar a la marcha federal y tratar de evitar el veto. Sería un gesto que los argentinos y argentinas valoraríamos. Ellos mismos están reconociendo que están en una última instancia al acordar con el FMI. Un buen refuerzo de eso es la reforma laboral".
 
Hugo Yasky, titular de la CTA de los Argentinos: "La ley tiene un valor testimonial. Lo que plantea el Gobierno es mentira, el único camino no es el brutal ajuste. Se demostró que era mentira la hipocresía de que el tarifazo era necesario porque en ninguna parte del mundo se subsidia la energía. Si hay veto, hay paro".
 
Agustín Rossi, diputado FPV: "El posible veto de la ley de emergencia tarifaria demuestra que estamos en presencia de un Presidente que no escucha la voz del pueblo. Macri está encerrado en su soberbia autoritaria. Este gobierno es el más antipopular desde que recuperamos la democracia".
 
Carlos Caserio, senador nacional del PJ: "Intentamos por todos los medios, como lo veníamos haciendo en dos años y medio de darle las herramienta para gobernar, de hacer entender al gobierno que estamos en una situación límite. El ajuste es muy voraz. Solo pedimos que paguen poco, si podía ser (un aumento) más gradual. No se pudo hablar y no hubo voluntad. El Gobierno no tiene que cerrarse, nos tiene que escuchar. El ministro de Energía no le hace ver la realidad, es un representante de las empresas en el Gobierno y lo dijo la UCR. Sin diálogo y si no nos ponemos de acuerdo, lo peor está por venir".
 
Nicolás del Caño, diputado del PTS y FIT: "El veto de Macri tiene un rechazo popular enorme. Necesitamos un paro nacional con movilizaciones masivas en todo el país. El plan de Macri y el FMI lo derrotamos en las calles".
 
Martín Sabbatella, dirigente de Nuevo Encuentro. "Ayer se escucharon en el Congreso los dos proyectos de país: el que incluye a las grandes mayorías en el desarrollo y el que piensa solo en el enriquecimiento de las elites. Cristina es la expresión más clara del modelo de crecimiento con inclusión".
 
Victoria Donda, diputada Libres del Sur: "En su afán por convertirse en el empleado del año de las empresas energéticas, es posible que el presidente esté subestimando el impacto que esta decisión tiene y tendrá sobre la actividad económica en nuestro país. Especialmente sobre la producción nacional y sobre la actividad comercial, que como bien sabe son las áreas que más trabajo genuino generan. La consecuencia lógica de esta medida será el aumento de desempleo y la pobreza, en un escenario general de estancamiento económico e inflación".
 
Nilda Garré, diputada del FpV: "A partir de ahora comienza un ciclo perverso. Se pusieron al país de sombrero porque van a empezar a cortar la luz. Va a haber una tensión social terrible. Sobre todo en invierno, cuando la gente no va a poder calefaccionarse. Ya estamos hablando de un tema de salud. Hay una enorme insensibilidad y una falta de comprensión de cuál es la misión de un Gobierno".
 
Fernando Pino Solanas, senador nacional de Proyecto Sur: "El presidente estafa a los argentinos en beneficio de las empresas extranjeras. El Estado tiene que defender a los consumidores. Los vetados no nos vamos a quedar quietos y seguiremos peleando contra el ajuste de Macri. El Presidente acaba de consumar uno de los robos más grandes de la historia política de nuestro país. El fraude se ha consumado".
 
Fuente: Ámbito Financiero
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-01-2019 / 10:01
La fuga de capitales volvió a dar malas noticias en diciembre y rebotó tras un noviembre en el que había caído con fuerza. Si bien siguió en niveles relativamente bajos, en comparación con la dinámica que había tomado durante la crisis cambiaria, se duplicó en un mes estacionalmente complicado y fue de u$s862 millones.
 
Con todo, el año pasado fue récord de fuga y llegó a $27.230 millones, casi la misma cantidad que ingresó de la mano de los desembolsos del FMI. El trienio Cambiemos totalizó 59.329 millones de dólares. La expectativa es que en 2019, por ser un año electoral bastante cargado de incertidumbres, continúe la aceleración registrada en diciembre.
 
El gobierno de Mauricio Macri emitió deuda por 60.464 millones de dólares. Eso sin contar Letes por 13.724 millones de dólares y el préstamo del FMI por 56.300 millones de dólares.
 
Los dólares no fueron destinados a infraestructura o industrialización sino para cubrir la fuga de capitales que, durante la gestión Macri, alcanza los 59.329 millones de dólares y un déficit comercial acumulado del orden de los 12.420 millones de dólares, estimulados ambos por las políticas neoliberales de apertura comercial y financiera de Cambiemos.
 
La deuda contraída es uno de los grandes motores de la crisis porque hoy depende exclusivamente de la gerencia del FMI y de Donald Trump. El día en que ese apoyo externo se resquebraje o termine, como en algún momento podría ocurrir, el país estará sometido a dificultades de gran magnitud.
 
La Opinión Popular

22-01-2019 / 09:01
La campaña electoral de la alianza Cambiemos pasó del eje de la seguridad a otro de sus preferidos: la corrupción K. El presidente Mauricio Macri anunció que, mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU), habilitará a extinguir la propiedad sobre los bienes de personas que todavía no hayan sido condenadas penalmente. Sostuvo que lo saca por decreto porque el Congreso tardó mucho en discutir los proyectos que enviaron.
 
Es un acto de campaña que deja en claro que las medidas de Gobierno de este año buscarán cualquier línea que aleje la discusión del desastre de la economía. En este caso, volvió a sacar de la galera el proyecto de extinción de dominio, que había enviado al Congreso. El proyecto original había sido escrito por Sergio Massa y había tenido media sanción en Diputados en 2016.
 
En el Senado, luego de un fuerte rechazo en comisión por parte de distintos especialistas, el proyecto fue modificado y volvió a Diputados. El oficialismo quería insistir con la redacción original. Ayer el Presidente justificó la necesidad y la urgencia a partir de no poder esperar los tiempos legislativos.
 
¿Qué significa esta norma? Básicamente que el que Estado puede pedir al Poder Judicial que determinados bienes sean incautados por el solo hecho de estar vinculados a un delito y sin necesidad de condena penal. Este decreto es abiertamente inconstitucional. Los temas penales no pueden ser legislados en un DNU, deben ser aprobados en el Congreso.
 
Las críticas contra la norma apuntan en varias direcciones. La más importante es que termina negando el principio de inocencia que rige el funcionamiento de la Justicia. Al posibilitar que incautación de bienes sean sin condena penal, avala la posibilidad de que el Estado pueda avanzar contra quienes no han sido declarados culpables.
 
Es decir, la normativa la otorga un poder discrecional enorme al Gobierno, al permitirle accionar contra bienes que considera parte de una "actividad ilícita", sobre todo de opositores políticos.
 
Precisamente una segunda crítica recae sobre la definición de "actividades ilícitas", un concepto tan amplio como vago, difícil de determinar. Por esa característica es pasible de ser también usado de manera arbitraria.
 
La norma demagócica que el Gobierno impulsará está lejos de atacar la corrupción estructural que anida en la estrecha relación entre el poder político -más allá del signo político del partido gobernante- y los grandes empresarios. Una corrupción estructural que Cambiemos no quiere y no puede tocar.
 
La Opinión Popular

21-01-2019 / 17:01
21-01-2019 / 09:01
"Voy a ser candidato a presidente y quiero ser el presidente de la Argentina del crecimiento para salir de este fracaso", señaló Sergio Massa, líder del Frente Renovador y ahora precandidato de Alternativa Federal, ante las voces que impulsan la postulación del ex ministro de Economía Roberto Lavagna como candidato de un armado peronista sin el cristinismo.
 
"De ninguna manera voy a ser candidato a gobernador", afirmó el ex intendente de Tigre y así descartó bajar su precandidatura que por ahora disputaría con el senador del PJ Miguel Ángel Pichetto y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.
 
Con el año electoral ya corriendo a los candidatos y al propio gobierno, Massa apuntó que "el próximo presidente, y sin dudas yo lo tengo claro e impregnado en la piel, después de recorrer parte del país con el auto y tomar contacto con la gente, va a tener que llamar a un gran acuerdo por la unidad".
 
Alternativa Federal nació una vez que el camino de unidad encarado por el peronismo comenzó a concretarse y los dirigentes de Alternativa Federal tomaron la vía de diferenciarse confrontando con el cristinismo.
 
Integrado por gobernadores justicialistas, descartan a la ex presidenta Cristina Fernández como candidata, se declaman como un agrupamiento "superador" de la disyuntiva macrismo- cristinismo. Los dirigentes promueven que las candidaturas se resuelvan a través de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.
 
"Cuando vos mirás las serie histórica de la Argentina y... ¿viste que se habla mucho de los últimos 50 años? Roberto (Lavagna), Martín Redrado, José Ignacio de Mendiguren, Aldo Pignanelli, y yo mismo en ese momento desde la seguridad social, pusimos una serie histórica, que cruzó dos gobiernos, el de (Eduardo) Duhalde y el de la primera etapa del de (Néstor) Kirchner", señaló Massa sobre algunos de los funcionarios que pasaron o forman parte del Frente Renovador (FR).
 
"Con Lavagna vamos a ser parte de la solución a los problemas de la Argentina", agregó, buscando mostrar cercanía con el economista. El líder del FR insistió en mostrar su buena relación con Lavagna, con quien dijo reunirse cada quince días, y de quien dijo que es "el faro más importante que tienen aquellos que creen en la Argentina del desarrollo y el crecimiento".
 
La Opinión Popular

20-01-2019 / 09:01
Chico conoce chica, la comedia de Hollywood le saca el jugo. Presidente conoce presidente, las Cancillerías y los medios afines abusan del paralelismo: hablan de "química", "empatía", "onda" y otras simplezas. Como en las comedias o en la vida real el primer encuentro puede influir, pero la larga convivencia siempre es crucial.
 
El presidente brasileño, Jair Messias Bolsonaro, recibió a su colega argentino Mauricio Macri en Brasilia. Dos desaires anteriores (ahora dicen) quedaron atrás: Bolsonaro no vino para el G-20, Macri veraneaba cuando asumió su par. Sobreactuaron amistad aunque a Macri (cultor de la doctrina Chocobar) sus asesores le aconsejan no fotografiarse "disparando" con las manos.
 
Objetivamente tienen un destino común, una frontera gigantesca, un intercambio comercial único. Ningún país es soberano del todo, en la aldea global. Pero hay mandatarios o visiones ideológicas que se empeñan en ampliar los márgenes nacionales de decisión. Otros prefieren el alineamiento con los países hegemónicos aunque jamás hablen de dependencia.
 
A los contertulios de Brasilia no los unen el amor ni el espanto, sí intereses  y la subordinación al Departamento de Estado.
 
Como Aníbal Troilo, Estados Unidos nunca se fue de este Sur, pero su política exterior posterior al atentado a las Torres Gemelas permitió un resuello. Coincidió con la llegada de experiencias populares variadas, más o menos radicales pero muchas antagónicas con la herencia neoconservadora de los '90.
 
Prevalecieron la paz y la no intervención en otros Estados, por un lapso prolongado y con una intensidad tal vez sin precedentes. La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) medió exitosamente para frenar sangrientos intentos golpistas contra el presidente boliviano, Evo Morales, y contra el ecuatoriano Rafael Correa que incluso fue secuestrado por fuerzas de seguridad.
 
Las coincidencias políticas gravitaban pero todos los gobiernos cooperaban en un organismo flamante, de nimia institucionalidad cuyas resoluciones exigen unanimidad de los presidentes. O, cuanto menos, inexistencia de vetos así fuera de uno solo.
 
Diplomacia presidencial al rojo vivo que eleva el protagonismo de los mandatarios y confina a las Cancillerías. Néstor Kirchner fue electo presidente del organismo con la anuencia de todos sus integrantes: una sola bolilla negra bastaba para dejarlo afuera.
 
Las derechas autóctonas, con la cooperación recurrente de "la Embajada" de EE.UU. le coparon la parada a Unasur. Cambiaron la correlación de fuerzas mediante golpes de Estado atípicos, novedosos: en Paraguay, Honduras, Brasil y ahora van por Venezuela. Macri y Bolsonaro 2019 se contraponen a Lula da Silva-Néstor Kirchner en 2003. Pasaron cosas, caramba. 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar