La Opinión Popular
                  23:58  |  Martes 23 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 14-05-2018 / 05:05
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 14/05/1953: ERNESTO GRILLO HACE EL MEMORABLE GOL DEL EMPATE EN EL PARTIDO EN EL QUE ARGENTINA LE GANÓ POR PRIMERA VEZ A LOS INGLESES

La Selección Argentina de Fútbol le gana por primera vez a la Selección Inglesa

La Selección Argentina de Fútbol le gana por primera vez a la Selección Inglesa
El Día del Futbolista Argentino se celebra el 14 de mayo y tiene su origen en un gol que fuera convertido por la Selección argentina de fútbol al seleccionado inglés, durante un partido que jugaran ambas selecciones en la cancha de River Plate, en el año 1953, y cuyo resultado fue: Argentina 3 - Inglaterra 1. En la imagen: El legendario gol que le hizo Ernesto Grillo a los ingleses, el 14 de mayo de 1953 en la cancha de River, y por el que se estableció esa fecha como el Día del futbolista.
El Día del Futbolista Argentino se celebra el 14 de mayo y tiene su origen en un gol que fuera convertido por la Selección argentina de fútbol al seleccionado inglés, durante un partido que jugaran ambas selecciones en la cancha de River Plate, en el año 1953, y cuyo resultado fue: Argentina 3 - Inglaterra 1.
 
El técnico decidió formar en ataque con Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz. Una diablura. El resto del equipo fue: Musimessi; Dellacha y García Pérez; Lombardo, Mouriño y Gutiérrez.
 
El histórico tanto fue marcado por Ernesto Grillo, quien, por dicha anotación, fue proyectado en forma directa a la leyenda de figuras y hechos relevantes del fútbol argentino.
 
La actuación de la selección nacional de fútbol cuando ésta venciera al rival histórico por excelencia dentro de la esfera deportiva, la de Inglaterra, se da en un momento en que el peronismo había consolidado un fuerte apoyo al deporte y una marcada tendencia que llevaba a resaltar las actitudes nacionalistas en muchos frentes de la vida social de los argentinos.
 
La Opinión Popular

Nada imposible 
 
El fútbol es el arte romper con los imposibles. Es hacer magia con esa palabra y desaparecerla. Atravesar las barreras de lo esperado, de lo verosímil, para arrancar no solamente aplausos, sino una sonrisa en el alma. Entonces no es casualidad que el día del futbolista, 14 de mayo, se celebre en honor a un nuevo aniversario del "Gol imposible" de Ernesto Grillo a Inglaterra en 1953.
 
La Selección Argentina enfrentaba en un amistoso a su similar de Inglaterra en el Estadio Monumental ante casi 86 mil personas. Aunque si se tiene en cuenta a todos los que aseguran haber estado allí, la suma asciende a cientos de miles. El entrenador del equipo, Guillermo Stábile, había convocado a toda la delantera titular de Independiente.
 
En esos tiempos en los que los números de distribuían de manera diferente y se podía observar un sesgo de herencia británica en el fútbol del país, sobre todo desde lo idiomático, el técnico decidió formar en ataque con Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz. Una diablura. El resto del equipo fue: Musimessi; Dellacha y García Pérez; Lombardo, Mouriño y Gutiérrez.
 
Taylor, de cabeza, adelantó a la visita. Pero allí apareció la jugada que fue gol, y el gol que fue leyenda. Grillo, el Pelado de abundante cabellera, recibió de Lacasia, dejó en el camino a Wright y Barlow y enfiló hacia el arco. Barras se le tiró al piso, pero su esfuerzo fue inútil. El argentino estaba en una posición incómoda, un ángulo muy cerrado. El arquero Ditchburn pecó de ingenuo y se adelantó un paso para cortar el centro. Pero Grillo, picardía en estado puro, remató al hueco que había entre el número uno inglés y el palo. Nadie lo creía. Nacía el gol imposible.
 
"¿Si tiré al arco?... Mire, si usted quiere ganar la lotería, tiene que comprar un billete", sintetizó el delantero años más tarde. La viveza seguía intacta. Micheli y el mismo Grillo completaron el 3-1 final. Unos días más tarde, precisamente el 17, se jugó la revancha con casi 93 mil espectadores. La lluvia castigó a la multitud y permitió que se jugaran solamente 23 minutos.
 
 
El partido de la discordia
 
La historia no es tan sencilla como parece. Sucede que los ingleses han negado completamente la existencia de aquel partido de 1953. ¿El motivo? Sostienen que no era oficial de selecciones, sino de combinados y que el verdadero era el del 17 que se suspendió, por lo tanto no cuenta en la estadística. Son muchos los libros ingleses que no lo consideran.
 
En cambio, el escritor inglés David Downing en su "Argentina V.S. Inglaterra", no da cuenta de la situación especial y agrega: "La imagen de Grillo al anotar el gol de ensueño (sic) se transformó en la prueba eterna de las aspiraciones de grandeza del fútbol argentino."
 
La fundación RSSSF, entidad importante a nivel estadístico, sí incluye este partido, aunque aclara que no fue oficial. Eduardo Cantaro, historiador y consultor externo de FIFA en este tipo de cuestiones, sostiene que "como se ganó, se tergiversó la historia".
 
Es la eterna disputa sobre la manera de verlo del vencedor y del vencido. El especialista en la Selección agrega sobre aquel encuentro: "Fue importantísimo ganarle al equipo de los 'Maestros ingleses'. Habían pasado sólo dos años de la digna derrota en Wembley, la del León, y todo el mundo esperaba poder ganarles. Era lo que faltaba y tal vez con eso sí podíamos tener un título imaginario de 'los mejores del mundo', porque 'superamos' a nuestros maestros".
 
 
Felices en su día
 
Mientras Lio Messi es aplaudido desde todos los puntos cardinales y marca una diferencia con el resto como hace mucho tiempo no se ve, el 14 de mayo se conmemora el día del futbolista en la Argentina. No solamente de los fenómenos que están en Europa, sino de cada jugador, de nivel o categoría que fuera.
 
De aquellos trabajadores de la pelota, tantas veces héroes anónimos, que luchan para vivir de su pasión. Los que, al igual que el eterno Ernesto Grillo en sus apremiantes últimos años de vida, nunca les devuelven una pared para que descansen tranquilos, con la redonda bajo la suela.
 
Por Iván Sandler
 
Fuente: El Gráfico

Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2018 / 19:10
22-10-2018 / 18:10
La Batalla de Cepeda del 23 de octubre de 1859, ocurrió durante las guerras civiles argentinas. Se enfrentaron fuerzas del Estado unitario de Buenos Aires, separada del resto del país, comandada por Bartolomé Mitre; y de la Confederación Argentina, identificada con el partido federal, al mando de Justo José de Urquiza. El ejército porteño fue derrotado y tras varias negociaciones, se llegó a una transacción a través del Pacto de San José de Flores, que reincorporaba la provincia de Buenos Aires a la República Argentina.
 
El medio negociado fue la revisión de la Constitución por una convención porteña. En la práctica, la reforma garantizaba a Buenos Aires la continuidad de las rentas de su aduana por seis años y el control económico sobre el resto del país. Muchos federales estaban indignados con Urquiza, que, según Ricardo López Jordán"había llegado a Buenos Aires como vencedor, y negociado como derrotado".
 
Los porteños se aseguraron una serie de alianzas con algunos gobernadores del interior, se fortalecieron económica y militarmente, y finalmente rechazaron su incorporación al resto del país con excusas. Eso llevaría a la batalla de Pavón. Allí volvieron a enfrentarse Urquiza y Mitre; y volvió a triunfar el ejército federal, pero este se retiró -posiblemente tras el pago de un soborno a Urquiza-, dejándole la victoria y el control de todo el país a Mitre. Este impuso su dominación por medios violentos y se hizo elegir presidente en 1862.
 
Cepeda fue una gran victoria del partido federal, pero terminó siendo apenas un episodio más en el camino hacia la victoria definitiva del predominio de los liberales porteños. Serían éstos quienes reorganizarían el país a partir de 1861, imponiendo un sistema político sólo formalmente federal y muy poco democrático, un sistema económico centrado en las exportaciones agropecuarias y las importaciones industrializadas inglesas, y un sistema cultural de imitación de todo lo que fuera europeo.
 
La oligarquía porteña, dispuesta a enriquecerse como intermediaria de un comercio sin restricciones con Europa, y con el beneficio de las rentas de la Aduana de Buenos Aires, forjó un país semicolonial y dependiente, oprimido por el imperialismo británico, que perjudicaba a las producciones provinciales que no podían competir con la industria inglesa.
 
La Opinión Popular

22-10-2018 / 18:10
La Bajada del Paraná surgió en el siglo XVI cuando vecinos de Santa Fe se establecieron en la otra orilla del río Paraná. La población del lugar fue desarrollándose lentamente adquiriendo cierto acrecentamiento, tanto en la zona ribereña cercano al antiguo desembarcadero, como en los campos que se extendían bordeando el río Paraná, sin que se realizarán las ceremonias acostumbradas al fundarse una ciudad hispana.
 
No hubo elección previa del terreno, careció del rollo de la justicia y del acta fundacional; pero las condiciones eran propicias para el poblamiento; había abundante ganado cimarrón, el suelo era fértil, no faltaba agua, ni leña y por el momento se mantenía una relativa paz con los pueblos originarios. Los primeros pobladores llamaron al lugar Baxada del Paraná.
 
La capilla era el eje de la población y dado el incremento de ésta, el Cabildo Eclesiástico de Buenos Aires la transformó en Parroquia bajo la advocación de la Virgen del Rosario el 23 de octubre de 1730. A falta de una fundación formal, esta fecha se considera como inicio de la cronología oficial.
 
El 25 de junio de 1813 alcanzó la categoría de villa y es denominada Paraná, en 1822 es designada capital de la Provincia de Entre Ríos y es elevada al rango de ciudad el 26 de agosto de 1826. Entre el 24 de marzo de 1854 y el 2 de diciembre de 1861, Paraná fue capital de la Confederación Argentina hasta que Buenos Aires es designada capital del país en 1862.
 
La Opinión Popular

21-10-2018 / 20:10
21-10-2018 / 20:10
El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas usurparon el gobierno constitucional en la República Argentina por medio de un golpe de Estado. A raíz de ese repudiable hecho, más de 500 niños fueron apropiados ilegalmente, abandonados o entregados a familias que estaban a la espera de una adopción.
 
Un año más tarde un grupo de abuelas comenzó a buscar a sus nietos secuestrados. Ellas se encontraron, se conocieron, se reconocieron en su dolor, en su desesperación, en su esperanza, y se unieron para seguir buscando. Los padres ya no estaban, pero quedaban los abuelos.
 
Plaza de Mayo fue el escenario que eligieron para pedir por sus hijos y sus nietos. Las puertas de la Casa Rosada se cerraban para esas "locas" que pedían explicaciones. La historia y el pueblo las bautizó "Abuelas de Plaza de Mayo".
 
Por ello es que el 22 de octubre de cada año se celebra el Día Nacional del Derecho a la Identidad, en conmemoración al inicio, hace 34 años, de la lucha emprendida por Abuelas de Plaza de Mayo. Llevan 107 nietos recuperados y, continúan reclamando, luchando y marchando para restituirles la identidad a casi 400 nietos más.
 
Este año la justicia, en una sentencia, reconoció por primera vez la existencia de un Plan Sistemático de Robo de Bebés, uno de los objetivos de Abuelas. Así mismo el Tribunal Oral Federal N°6 condenó al ex dictador Jorge Rafael Videla a 50 años de prisión como el principal responsable de ese plan sistemático.
 
Tener memoria es reconocer el camino de un futuro mejor, lleno de ilusiones y de sueños de algún día volver a ser libres, porque mientras siga habiendo un nieto desaparecido, no habrá justicia, ni olvido, ni perdón.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar