La Opinión Popular
                  04:22  |  Lunes 21 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-05-2018 / 10:05
LA SITUACIÓN NACIONAL NO ADMITE MÁS TENSIÓN DE LA QUE YA TIENE ACUMULADA

La crisis del gobierno de Macri apuró la conformación de la mesa de Cambiemos Entre Ríos

La crisis del gobierno de Macri apuró la conformación de la mesa de Cambiemos Entre Ríos
EL HORNO NO ESTÁ PARA BOLLOS. La "semana negra" del gobierno nacional de Mauricio Macri por las turbulencias financieras del país llevó a la dirigencia entrerriana de la UCR y del PRO a hacer una muestra de unidad y respaldo a la Casa Rosada. Se definió una conducción provincial.
 
La semana política que no pocos analistas definen como la más difícil para el gobierno de Mauricio Macri en su haber motivó un encuentro de los principales referentes de Cambiemos en Entre Ríos, en el que acordaron (finalmente) la constitución de su mesa de conducción provincial y difundieron un mensaje de apoyo a la administración nacional.
 
El descontrol del dólar en el mercado cambiario nacional, la precipitación de una nueva devaluación, la decisión de volver a pedirle un préstamo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la derrota política en la Cámara de Diputados de la Nación marcaron una agenda política que en los últimos días se mantiene al rojo vivo.
 
En Entre Ríos, intendentes y legisladores de la Unión Cívica Radical se encontraron en Colón y concretaron la postergada conformación de su Mesa provincial. La integrarán en su instancia Ejecutiva los presidentes de los partidos que componen el frente (UCR, PRO, GEN, Movimiento Social Entrerriano y FE). Además, habrá un órgano ampliado de participación amplia. 

 
Allí se sumarán legisladores provinciales y nacionales y presidentes municipales del PRO, de la 'pata peronista' -como el senador de Victoria, Roque Ferrari-, y de los distintos sectores del radicalismo: corriente Illia, Ricardo Troncoso, los intendentes, la diputada Alejandra Viola, entre otros. Será un amplio abanico que no queda encorsetada por requisitos formales sino que funcionará de acuerdo a la coyuntura política inmediata.
 
Aunque la idea de conformar definitivamente la mesa y mantener reuniones regularmente es ganar independiencia y autonomía respecto de su figura, el otro integrante de peso de la Mesa, claro está, será el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
 
 
"Fortalecer Cambiemos para gobernar Entre Ríos"
  
En este contexto, diversos legisladores salieron a dar señales de respaldo al gobierno nacional. "Estamos en el camino correcto. La presencia en Colón de todos los dirigentes que integran Cambiemos en Entre Ríos confirma que la dirección que tomamos es la que necesitamos hoy para seguir creciendo a pasos sostenidos. Hemos respaldado todas las decisiones y también el liderazgo del presidente Mauricio Macri", sintetizó el jefe de la bancada de senadores de Cambiemos, Francisco Morchio.
 
Morchio dio a conocer además un acuerdo entre el diputado nacional Atilio Benedetti, con el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y con Frigerio de "trabajar en la unidad" del bloque de Diputados en la provincia, que se dividió luego del último Congreso radical.
 
Un referente de Benedetti, el diputado Sergio Kneeteman, expresó por su parte que "los entrerrianos de Cambiemos expresamos nuestro compromiso y convicción con el proceso de transformación del país que está llevando adelante nuestro gobierno nacional. Queremos fortalecer Cambiemos, para gobernar Entre Ríos".
 
Por otra parte, Esteban Vitor, diputado del PRO, agregó que "hoy el interés de todos está puesto en los argentinos, en el futuro del país y de la provincia y para alcanzar esa meta, tenemos que trabajar juntos" y cuestionó que las críticas a Macri "vengan de sectores que en la década pasada fueron indiferentes a las desprolijidades en la administración de lo público".
 
Fuente: Informe Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-05-2018 / 16:05
15-05-2018 / 09:05
14-05-2018 / 21:05
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó lo que ya se daba por descontado. El préstamo stand-by que le ofrece al gobierno de Mauricio Macri (cuyos montos y detalles son guardados bajo siete llaves) está atado a una serie de conocidas instrucciones que deberán inexorablemente cumplir.
 
Estas son reducción del déficit fiscal, disminución de empleados públicos, reducción de jubilaciones y planes sociales, disminución de las transferencias a las provincias y municipios, mayor apertura comercial a las importaciones, liberalización financiera y profundización de las reformas laborales: abaratando el despido, fomentando el empleo temporario y limitando las negociaciones paritarias.
 
Qué decir que ya no se sepa. Esta política de paulatina pérdida de la soberanía y de manos libres al FMI para intervenir en nuestros asuntos internos es una calesita que nos lleva a los viejos lugares del fracaso. Otra vez la sensación de "esto ya lo vivimos": devaluación, inflación más recesión, sin crecimiento y destrucción del aparato productivo. El "mercado" -ese conjunto de atorrantes- manda en el reino de la especulación, mientras comercios, pymes e industrias bajan sus persianas. Es el esplendor de la mala praxis neoliberal.
 
Cuando estaban ensoberbecidos por los focus groups, que los mostraban ganadores hasta 2027 no le daban bola a nadie. De pronto, como una espada de Damocles, aparece el fantasma de la crisis de 2001. La palabra "corralito", tímida, se cuela en las conversaciones y hasta su ideólogo, Domingo Cavallo, vuelve a la fama en los canales de televisión afines al Gobierno.
 
Ahora, ante la crisis, Macri se acordó de los gobernadores del PJ y los convocó, le pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el FMI. En la reunión, mediante una sutil presión política, sobrevoló el chantaje del recorte de los recursos financieros de la Nación. Pero también la zanahoria de la obra pública y la promesa de "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos gobernadores que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.
 
Los gobernadores del PJ lo escucharon y comprometieron apoyo, pero ninguno de ellos lo hizo luego en público al retirarse de la Casa Rosada. Ese silencio es político: busca evitar que el Presidente les traslade el costo ante la sociedad de haber recurrido al sometimiento del país a la voluntad absoluta del Fondo Monetario, que equivale prácticamente a la supresión formal del derecho de autodeterminación de nuestro pueblo.
 
Así las cosas, el gobierno de Macri no ha podido articular un nuevo "relato" que le permita recuperar algo de terreno político y de imagen perdida que reflejan todas las encuestas. Lo que ha hecho es: minimizar la crisis, minimizar la duración, minimizar el impacto social y minimizar las exigencias que impondrá el FMI. Un verdadero disparate.
 
La Opinión Popular

13-05-2018 / 10:05
12-05-2018 / 20:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar