La Opinión Popular
                  14:54  |  Martes 23 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-05-2018 / 10:05
LA SITUACIÓN NACIONAL NO ADMITE MÁS TENSIÓN DE LA QUE YA TIENE ACUMULADA

La crisis del gobierno de Macri apuró la conformación de la mesa de Cambiemos Entre Ríos

La crisis del gobierno de Macri apuró la conformación de la mesa de Cambiemos Entre Ríos
EL HORNO NO ESTÁ PARA BOLLOS. La "semana negra" del gobierno nacional de Mauricio Macri por las turbulencias financieras del país llevó a la dirigencia entrerriana de la UCR y del PRO a hacer una muestra de unidad y respaldo a la Casa Rosada. Se definió una conducción provincial.
 
La semana política que no pocos analistas definen como la más difícil para el gobierno de Mauricio Macri en su haber motivó un encuentro de los principales referentes de Cambiemos en Entre Ríos, en el que acordaron (finalmente) la constitución de su mesa de conducción provincial y difundieron un mensaje de apoyo a la administración nacional.
 
El descontrol del dólar en el mercado cambiario nacional, la precipitación de una nueva devaluación, la decisión de volver a pedirle un préstamo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la derrota política en la Cámara de Diputados de la Nación marcaron una agenda política que en los últimos días se mantiene al rojo vivo.
 
En Entre Ríos, intendentes y legisladores de la Unión Cívica Radical se encontraron en Colón y concretaron la postergada conformación de su Mesa provincial. La integrarán en su instancia Ejecutiva los presidentes de los partidos que componen el frente (UCR, PRO, GEN, Movimiento Social Entrerriano y FE). Además, habrá un órgano ampliado de participación amplia. 

 
Allí se sumarán legisladores provinciales y nacionales y presidentes municipales del PRO, de la 'pata peronista' -como el senador de Victoria, Roque Ferrari-, y de los distintos sectores del radicalismo: corriente Illia, Ricardo Troncoso, los intendentes, la diputada Alejandra Viola, entre otros. Será un amplio abanico que no queda encorsetada por requisitos formales sino que funcionará de acuerdo a la coyuntura política inmediata.
 
Aunque la idea de conformar definitivamente la mesa y mantener reuniones regularmente es ganar independiencia y autonomía respecto de su figura, el otro integrante de peso de la Mesa, claro está, será el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
 
 
"Fortalecer Cambiemos para gobernar Entre Ríos"
  
En este contexto, diversos legisladores salieron a dar señales de respaldo al gobierno nacional. "Estamos en el camino correcto. La presencia en Colón de todos los dirigentes que integran Cambiemos en Entre Ríos confirma que la dirección que tomamos es la que necesitamos hoy para seguir creciendo a pasos sostenidos. Hemos respaldado todas las decisiones y también el liderazgo del presidente Mauricio Macri", sintetizó el jefe de la bancada de senadores de Cambiemos, Francisco Morchio.
 
Morchio dio a conocer además un acuerdo entre el diputado nacional Atilio Benedetti, con el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y con Frigerio de "trabajar en la unidad" del bloque de Diputados en la provincia, que se dividió luego del último Congreso radical.
 
Un referente de Benedetti, el diputado Sergio Kneeteman, expresó por su parte que "los entrerrianos de Cambiemos expresamos nuestro compromiso y convicción con el proceso de transformación del país que está llevando adelante nuestro gobierno nacional. Queremos fortalecer Cambiemos, para gobernar Entre Ríos".
 
Por otra parte, Esteban Vitor, diputado del PRO, agregó que "hoy el interés de todos está puesto en los argentinos, en el futuro del país y de la provincia y para alcanzar esa meta, tenemos que trabajar juntos" y cuestionó que las críticas a Macri "vengan de sectores que en la década pasada fueron indiferentes a las desprolijidades en la administración de lo público".
 
Fuente: Informe Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-07-2019 / 14:07
23-07-2019 / 13:07
23-07-2019 / 13:07
23-07-2019 / 07:07
Gustavo Bordet debe trepidar de sólo pensar en otro mandato de Mauricio Macri coincidiendo con su segunda gestión como gobernador. Al reelecto gobierno federal entrerriano le altera la posible reelección del Presidente, con el ajuste del FMI incluido.
 
Aunque alude a la escasa sensibilidad popular del mandatario nacional para justificar su inquietud, el Gobernador alimenta sus temores por el lado de las diferencias ideológicas y por la tensa relación institucional durante la campaña electoral que se mantienen a la hora de pensar en futuros acuerdos, por ejemplo, en materia de obras públicas.
 
En ese marco son las acciones que desarrolla el Gobernador en el plano nacional del peronismo y su prédica en favor del binomio de los Fernández para las presidenciales. El mandatario no se guarda nada a la hora de apostar por Alberto y Cristina. Usa toda su capacidad de intermediario entre gobernadores y dirigentes para provocar acercamientos entre los que antes deambulaban en veredas distintas.
 
Él mismo llegó a decir que Cristina ya fue cuando pensaba en una tercera alternativa peronista -disidente, federal, republicana, perdonable o moderada- para enfrentar al Gobierno de los CEOs. Esa mirada política, también, ya fue. Aquella opción no se pudo consolidar y, ahora, a la mayoría de los compañeros los une el espanto a Macri: prefirieron taparse las narices y perdonarse antiguos distanciamientos políticos para darle batalla y derrotar al inepto Presidente.
 
Por una cuestión de supervivencia institucional y ecuanimidad de gestión, Bordet necesita que cambie de camiseta el Poder Central, para aspirar a que la identidad peronista común le permita obtener más beneficios para la provincia que los conseguidos en la era macrista.
 
Como consecuencia de la desastrosa política económica nacional, el Gobierno local comenzó a tener problemas y agudiza la imaginación para afrontar los gastos que se le vienen. De ahí que no vean bien un triunfo de Macri. En ese marco, que sea reelecto, será la peor noticia para el Ejecutivo provincial, porque intuyen lo que pueden esperar: escasos beneficios futuros para la provincia.


Si gana Macri, los gobernadores del PJ saben que verán cómo, en las pocas obras que permita el FMI, no aparecerán en el cuadro ni siquiera como invitados. Además, el posible intento de llevar adelante las reformas laboral, previsional y tributaria garantiza las diferencias, la distancia, las peleas y los desencuentros. 
Cuatro años más de Macri serían devastadores.


Pero, durante esta semana hubo un dato que provocó sonrisas peronistas: en la Casa Gris se comentó que, según encuestas, los Fernández estaba a unas cuantas décimas de ganar en primera vuelta. Sea o no cierto, el rumor alienta esperanza de afinidad política y comunidad de intereses. Pero antes hay que ganar las PASO.

La Opinión Popular

22-07-2019 / 10:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar