La Opinión Popular
                  05:02  |  Miércoles 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 12-05-2018 / 20:05
CUMBRE DEL PJ ENTRERRIANO

Gustavo Bordet instó al peronismo a trabajar para seguir gobernando Entre Ríos en 2019

Gustavo Bordet instó al peronismo a trabajar para seguir gobernando Entre Ríos en 2019
Bordet impulsó ante los presentes la necesidad de que todos los sectores se suban al mismo barco y sea allí donde se dé la pelea. “Va a haber internas y no se va a excluir a ningún sector”, lanzó el mandatario y recibió aplausos. Aprovechó para cuestionar la historia reciente cuando dijo que “lo mal que se siente cuando uno no puede pegar la boleta”. Precandidatos a intendente no pudieron hacerlo en 2015. Algunos de ellos son los que propician el vecinalismo en sus territorios.
Ante intendentes, viceintendentes, concejales y dirigentes justicialistas de toda la provincia que ratificaron su respaldo al gobernador Gustavo Bordet desde lo institucional y lo partidario, el gobernador instó a ser oposición responsable ante el gobierno nacional y comenzar a trabajar en una propuesta electoral para que el "peronismo siga gobernando para todos los entrerrianos" en 2019.
 
Fue este sábado en el Club Echague en el que se generó un espacio de debate e intercambios con los concejales que tuvieron la oportunidad de expresar inquietudes y opiniones que fueron respondidas una a una por el gobernador y el vicegobernador Adán Bahl, quien acompaño a Bordet junto a los presidentes de la liga de intendentes justicialistas, Mariano Rebord y de vice intendentes, Armando Gay.
 
El mandatario recibió a los intendentes y concejales junto a su gabinete y funcionarios a quienes puso a disposición de las gestiones de cada de una de las localidades, para buscar en conjunto salidas a la situación económica que atraviesa la gente. Fueron casi 400 personas y más de dos horas de diálogo. También analizaron la reforma electoral y la situación del peronismo.

 
"Cada concejal tiene la legitimidad de sus vecinos para hacer del concejo deliberante un ámbito de debate de las políticas públicas de cada ciudad", comenzó el mandatario el encuentro en el que pidió "construir una oposición responsable, porque más allá del color político de cada uno, la que sufre las consecuencias de lo que está pasando es la gente, el vecino de cada ciudad o pueblo".
 
Bordet revalorizó el lugar de los concejales y sostuvo que, además, el objetivo es "la consolidación de nuestro espacio político, el Partido Justicialista, al cual todos orgullosamente pertenecemos". "Estamos acá para que recuperemos el peronismo", sintetizó ante un salón colmado.
 
La reunión contó con la presencia también de los ministros de Gobierno, Rosario Romero, de Econnomía, Hugo Ballay, de Desarrollo Social, Laura Stratta, de Salud, Sonia Velázquez, y de Planemiento, Luis Benedetto; el secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider, así como también la senadora Nacional, Sigrid Kunath y los diputados nacionales, Juan José Bahillo y Mayda Cresto.
 
Durante su discurso, Bordet también habló de "generar herramientas para que el gobierno nacional o los gobiernos municipales que son de otro partido político puedan llevar adelante sus gestiones", porque "abajo de cada uno de esos gobiernos está la gente y nosotros gobernamos para la gente", dijo y agregó: "nosotros fuimos, somos y seremos un movimiento de inclusión".
 
En ese marco, hizo hincapié en la "responsabilidad institucional" y recordó que las administraciones provinciales y municipales están ligadas a lo que suceda al gobierno nacional. "Nosotros generamos condiciones de gobernabilidad, pero somos oposición", subrayó.
 
Frente a eso, "con las herramientas que tenemos necesitamos desarrollar una gestión desde el lugar que nos toca como peronistas en la provincia; y en los municipios que no son justicialistas debemos demostrar que podemos gestionar bien y diferente, que podemos recuperarlos", agregó.
 
Sin embargo, "nunca vamos a co-gobernar. Nunca vamos a ser responsables de las acciones de este gobierno. El gobierno nacional tiene que hacerse cargo de sus acciones. Nosotros somos oposición", insistió.
 
También, Bordet hizo una síntesis de su trayectoria militante en el peronismo y ratificó su pertenencia al justicialismo: "Me hubiese gustado tener un presidente de mi partido con el cual respaldarme y poder trabajar en conjunto pero no lo tengo. No me quejo y me pongo a laburar como lo hice siempre y avanzar hacia adelante. Estuve siempre con el peronismo y no me voy a ir ahora".
 
En esa línea, se refirió a la relación con el presidente Mauricio Macri y explicó "cuando el Presidente nos convocó, en medio de un momento muy difícil como el que estamos atravesando, los gobernadores justicialistas fuimos y vamos a seguir yendo porque somos garantes de la democracia". Seguidamente aclaró: "queremos que este gobierno termine su mandato y también queremos presentar una propuesta política que sea mejor que este gobierno y que le devuelva los derechos a muchos ciudadanos".
 
 
"Que todo el mundo pueda opinar"
  
Bordet también habló de la reforma electoral que envió a la legislatura, respondió preguntas al respecto y explicó que es un proyecto "abierto, para discutir, para debatir, para que todo el mundo pueda opinar, y que de ese proceso surja una nueva ley electoral".
 
"No hay que hacer un proyecto a medida para el peronismo, hay que hacer un proyecto a medida de lo que la sociedad nos está pidiendo", remarcó el mandatario provincial.
 
 
No sobra nadie
  
Ya al final de la reunión, Bordet tomó la palabra y recordó que "en el peronismo no nos sobra ningún compañero ni ninguna compañera", y que "tenemos que estar todos".
 
"La unidad no se da en el amontonamiento, sino que se da teniendo en cuenta las distintas expresiones políticas", explicó y ratificó que "va a haber elecciones internas para que todo el mundo pueda presentarse".
 
Sin embargo, aclaró que "hay que hacerlo adentro del peronismo, con todos los sectores. No excluir a ninguno. Acá tenemos que estar todos, absolutamente todos y discutir y dar los debates como lo estamos haciendo ahora porque de ese debate no me cabe duda que va a salir la victoria del justicialismo", concluyó Bordet.
 
Fuente: Prensa Gobierno de Entre Ríos
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2018 / 12:11
19-11-2018 / 22:11
En el peronismo, plantear hoy la consigna de la unidad significa concertar con Cristina Fernández. Porque la ex presidenta, pese a los cargos de corrupción que la salpican, es la que más votos tiene en la interna peronista. Lo harían con la secreta esperanza que no sea la candidata, aunque es lo único que a ella le interesa ser.
 
En Entre Ríos, el cristinismo tiene distintas expresiones; pero cada una defiende y protege su lugar. La senadora nacional es el punto de referencia común, la que los ubica en un mismo plano; nada más. Algunos ven en ella un salvavidas y se le aferran agitando lealtades que nunca antes tuvieron. Otros le son realmente fieles.
 
Sin embargo, hubo un suceso que sintieron todos los K a la vez y que experimentaron de distinta forma: la movida de Sergio Urribarri que, aunque ambigua, alteró a más de uno al decir que Cristina es su candidata para enfrentar a Macri. Su candidata, y para sus fines provinciales.
 
Buscó apostar allá para sumar adeptos acá, jugarse por la ex jefa de Estado para incomodar a Gustavo Bordet, lograr la adhesión de los K entrerrianos para contrarrestar la pérdida de una estructura territorial que ahora está en manos de sus contrincantes peronistas del Ejecutivo provincial.
 
Pese a ello, Urribarri se quedó a medio camino, ya que elogia a Cristina pero no crea un bloque distinto en la Cámara Baja provincial. En ese misma línea, Urribarri también es contradictorio en su discurso confrontativo contra Macri, al integrar el gobierno provincial.
 
Entonces, ¿está a medio camino del cristinismo o a medio camino del antimacrismo? A medio camino de todo, seguro. Además, muchos le refriegan que mientras alude a la unidad en el nivel nacional, en la provincia divide.
 
Urribarri alteró a los cristinistas entrerrianos que, como él, también buscan potenciarse a partir de defender la gestión de la ex mandataria, quien, por cierto, no da señales de lo que hará electoralmente en 2019. Su estratégica indefinición desacomoda a más de uno, sea oficialista o sea opositor.
 
Urribarri vendría a ser el cristinista con más llegada a CFK pero no es el único ni conduce al resto de los K. Es cierto que los otros K no tienen candidato propio para la provincia, pero igual de cierto es que Urribarri no podría ser candidato, por impedimento constitucional, por mala imagen y por las causas de corrupción. Y tampoco encuentra alguien que quiere ser su delfín provincial.
 
Los cristinistas y Urribarri coinciden en una cosa, que las elecciones provinciales y las nacionales vayan juntas porque esa es la única forma que, colgándose de la boleta de CFK van a poder negociar algo con Bordet. O mejorar su performance electoral si Bordet no les da nada y los manda a pelear la interna o se van por fuera. De todos modos es un escenario inestable, falta mucho y no abundan las certezas.
 
La Opinión Popular

19-11-2018 / 19:11
19-11-2018 / 18:11
19-11-2018 / 18:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar