La Opinión Popular
                  04:24  |  Lunes 21 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 12-05-2018 / 20:05
CUMBRE DEL PJ ENTRERRIANO

Gustavo Bordet instó al peronismo a trabajar para seguir gobernando Entre Ríos en 2019

Gustavo Bordet instó al peronismo a trabajar para seguir gobernando Entre Ríos en 2019
Bordet impulsó ante los presentes la necesidad de que todos los sectores se suban al mismo barco y sea allí donde se dé la pelea. “Va a haber internas y no se va a excluir a ningún sector”, lanzó el mandatario y recibió aplausos. Aprovechó para cuestionar la historia reciente cuando dijo que “lo mal que se siente cuando uno no puede pegar la boleta”. Precandidatos a intendente no pudieron hacerlo en 2015. Algunos de ellos son los que propician el vecinalismo en sus territorios.
Ante intendentes, viceintendentes, concejales y dirigentes justicialistas de toda la provincia que ratificaron su respaldo al gobernador Gustavo Bordet desde lo institucional y lo partidario, el gobernador instó a ser oposición responsable ante el gobierno nacional y comenzar a trabajar en una propuesta electoral para que el "peronismo siga gobernando para todos los entrerrianos" en 2019.
 
Fue este sábado en el Club Echague en el que se generó un espacio de debate e intercambios con los concejales que tuvieron la oportunidad de expresar inquietudes y opiniones que fueron respondidas una a una por el gobernador y el vicegobernador Adán Bahl, quien acompaño a Bordet junto a los presidentes de la liga de intendentes justicialistas, Mariano Rebord y de vice intendentes, Armando Gay.
 
El mandatario recibió a los intendentes y concejales junto a su gabinete y funcionarios a quienes puso a disposición de las gestiones de cada de una de las localidades, para buscar en conjunto salidas a la situación económica que atraviesa la gente. Fueron casi 400 personas y más de dos horas de diálogo. También analizaron la reforma electoral y la situación del peronismo.

 
"Cada concejal tiene la legitimidad de sus vecinos para hacer del concejo deliberante un ámbito de debate de las políticas públicas de cada ciudad", comenzó el mandatario el encuentro en el que pidió "construir una oposición responsable, porque más allá del color político de cada uno, la que sufre las consecuencias de lo que está pasando es la gente, el vecino de cada ciudad o pueblo".
 
Bordet revalorizó el lugar de los concejales y sostuvo que, además, el objetivo es "la consolidación de nuestro espacio político, el Partido Justicialista, al cual todos orgullosamente pertenecemos". "Estamos acá para que recuperemos el peronismo", sintetizó ante un salón colmado.
 
La reunión contó con la presencia también de los ministros de Gobierno, Rosario Romero, de Econnomía, Hugo Ballay, de Desarrollo Social, Laura Stratta, de Salud, Sonia Velázquez, y de Planemiento, Luis Benedetto; el secretario general de la Gobernación, Edgardo Kueider, así como también la senadora Nacional, Sigrid Kunath y los diputados nacionales, Juan José Bahillo y Mayda Cresto.
 
Durante su discurso, Bordet también habló de "generar herramientas para que el gobierno nacional o los gobiernos municipales que son de otro partido político puedan llevar adelante sus gestiones", porque "abajo de cada uno de esos gobiernos está la gente y nosotros gobernamos para la gente", dijo y agregó: "nosotros fuimos, somos y seremos un movimiento de inclusión".
 
En ese marco, hizo hincapié en la "responsabilidad institucional" y recordó que las administraciones provinciales y municipales están ligadas a lo que suceda al gobierno nacional. "Nosotros generamos condiciones de gobernabilidad, pero somos oposición", subrayó.
 
Frente a eso, "con las herramientas que tenemos necesitamos desarrollar una gestión desde el lugar que nos toca como peronistas en la provincia; y en los municipios que no son justicialistas debemos demostrar que podemos gestionar bien y diferente, que podemos recuperarlos", agregó.
 
Sin embargo, "nunca vamos a co-gobernar. Nunca vamos a ser responsables de las acciones de este gobierno. El gobierno nacional tiene que hacerse cargo de sus acciones. Nosotros somos oposición", insistió.
 
También, Bordet hizo una síntesis de su trayectoria militante en el peronismo y ratificó su pertenencia al justicialismo: "Me hubiese gustado tener un presidente de mi partido con el cual respaldarme y poder trabajar en conjunto pero no lo tengo. No me quejo y me pongo a laburar como lo hice siempre y avanzar hacia adelante. Estuve siempre con el peronismo y no me voy a ir ahora".
 
En esa línea, se refirió a la relación con el presidente Mauricio Macri y explicó "cuando el Presidente nos convocó, en medio de un momento muy difícil como el que estamos atravesando, los gobernadores justicialistas fuimos y vamos a seguir yendo porque somos garantes de la democracia". Seguidamente aclaró: "queremos que este gobierno termine su mandato y también queremos presentar una propuesta política que sea mejor que este gobierno y que le devuelva los derechos a muchos ciudadanos".
 
 
"Que todo el mundo pueda opinar"
  
Bordet también habló de la reforma electoral que envió a la legislatura, respondió preguntas al respecto y explicó que es un proyecto "abierto, para discutir, para debatir, para que todo el mundo pueda opinar, y que de ese proceso surja una nueva ley electoral".
 
"No hay que hacer un proyecto a medida para el peronismo, hay que hacer un proyecto a medida de lo que la sociedad nos está pidiendo", remarcó el mandatario provincial.
 
 
No sobra nadie
  
Ya al final de la reunión, Bordet tomó la palabra y recordó que "en el peronismo no nos sobra ningún compañero ni ninguna compañera", y que "tenemos que estar todos".
 
"La unidad no se da en el amontonamiento, sino que se da teniendo en cuenta las distintas expresiones políticas", explicó y ratificó que "va a haber elecciones internas para que todo el mundo pueda presentarse".
 
Sin embargo, aclaró que "hay que hacerlo adentro del peronismo, con todos los sectores. No excluir a ninguno. Acá tenemos que estar todos, absolutamente todos y discutir y dar los debates como lo estamos haciendo ahora porque de ese debate no me cabe duda que va a salir la victoria del justicialismo", concluyó Bordet.
 
Fuente: Prensa Gobierno de Entre Ríos
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-05-2018 / 16:05
15-05-2018 / 09:05
14-05-2018 / 21:05
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó lo que ya se daba por descontado. El préstamo stand-by que le ofrece al gobierno de Mauricio Macri (cuyos montos y detalles son guardados bajo siete llaves) está atado a una serie de conocidas instrucciones que deberán inexorablemente cumplir.
 
Estas son reducción del déficit fiscal, disminución de empleados públicos, reducción de jubilaciones y planes sociales, disminución de las transferencias a las provincias y municipios, mayor apertura comercial a las importaciones, liberalización financiera y profundización de las reformas laborales: abaratando el despido, fomentando el empleo temporario y limitando las negociaciones paritarias.
 
Qué decir que ya no se sepa. Esta política de paulatina pérdida de la soberanía y de manos libres al FMI para intervenir en nuestros asuntos internos es una calesita que nos lleva a los viejos lugares del fracaso. Otra vez la sensación de "esto ya lo vivimos": devaluación, inflación más recesión, sin crecimiento y destrucción del aparato productivo. El "mercado" -ese conjunto de atorrantes- manda en el reino de la especulación, mientras comercios, pymes e industrias bajan sus persianas. Es el esplendor de la mala praxis neoliberal.
 
Cuando estaban ensoberbecidos por los focus groups, que los mostraban ganadores hasta 2027 no le daban bola a nadie. De pronto, como una espada de Damocles, aparece el fantasma de la crisis de 2001. La palabra "corralito", tímida, se cuela en las conversaciones y hasta su ideólogo, Domingo Cavallo, vuelve a la fama en los canales de televisión afines al Gobierno.
 
Ahora, ante la crisis, Macri se acordó de los gobernadores del PJ y los convocó, le pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el FMI. En la reunión, mediante una sutil presión política, sobrevoló el chantaje del recorte de los recursos financieros de la Nación. Pero también la zanahoria de la obra pública y la promesa de "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos gobernadores que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.
 
Los gobernadores del PJ lo escucharon y comprometieron apoyo, pero ninguno de ellos lo hizo luego en público al retirarse de la Casa Rosada. Ese silencio es político: busca evitar que el Presidente les traslade el costo ante la sociedad de haber recurrido al sometimiento del país a la voluntad absoluta del Fondo Monetario, que equivale prácticamente a la supresión formal del derecho de autodeterminación de nuestro pueblo.
 
Así las cosas, el gobierno de Macri no ha podido articular un nuevo "relato" que le permita recuperar algo de terreno político y de imagen perdida que reflejan todas las encuestas. Lo que ha hecho es: minimizar la crisis, minimizar la duración, minimizar el impacto social y minimizar las exigencias que impondrá el FMI. Un verdadero disparate.
 
La Opinión Popular

13-05-2018 / 10:05
12-05-2018 / 20:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar