La Opinión Popular
                  05:03  |  Miércoles 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-05-2018 / 06:05
UNA NEFASTA HISTORIA MUY CONOCIDA POR LOS ARGENTINOS

El FMI plantea un acuerdo Stand By que fija duros condicionamientos

El FMI plantea un acuerdo Stand By que fija duros condicionamientos
Lo que Macri va a conseguir son los Acuerdos de Derecho de Giro ("Stand by"). El Gobierno trató de suavizar el golpe anunciando que se trata de un crédito Stand By de "alto acceso", como si fuera mejor. En rigor es el clásico Stand By, el más inflexible en plazos y condiciones, sólo que el directorio puede acelerar la liberación de fondos en caso de urgencia. Es decir, se otorga a países en situaciones muy delicadas. Con las habituales condicionalidades previstas por el FMI: recorte del gasto público, ajuste monetario, desregulación financiera, apertura comercial, flexibilización laboral y reformas de los sistemas de la seguridad social.
La fantasía que difundió el Gobierno de Mauricio Macri sobre un "nuevo" Fondo Monetario Internacional que le iba a prestar dinero a la Argentina sin sus clásicas exigencias de ajuste neoliberal y estabilización macroeconómica, duró menos de 24 horas. El primer contacto que tuvo el ministro Nicolás Dujovne con el staff del organismo en Washington este miércoles alcanzó para desmentir las ilusiones macristas.
 
La Argentina recibirá -si se acuerda- un clásico crédito "Stand by" que impone duros condicionamientos de política económica y se libera por tramos en base a revisiones trimestrales de técnicos del organismo que constatan su cumplimiento. De esta forma quedó descartado el Crédito Línea Flexible, el único sin condicionamientos.
 
Las primeras versiones que empezaron a llegar de las conversaciones en Washington son alarmantes. La decisión del gobierno de Macri de acudir al FMI generó un contundente rechazo de la sociedad en general debido a las consecuencias y los costos - principalmente el fuerte ajuste neoliberal - al que deberá someterse el país, digitado por el organismo internacional.
 
Se habla de un recalculo de las proyecciones para Argentina que baja el crecimiento para este año al 1% -el FMI ya lo había bajado al 2% contra el 3,5% que defiende el Gobierno- y ubica la inflación en un piso del 26%. Una de las primeras medidas que exigiría el FMI será una fuerte baja en los planes sociales. Distintos economistas, calculaban que el recorte sólo dejaría el 25% de lo actual.
 
Otro de los puntos sensibles que más rechazo genera en la gente, es el tema de las jubilaciones. Los especialistas aseguran que el organismo pretende congelar los salarios de nuestros abuelos, por al menos dos años. A su vez, exigirá una nueva reforma en las edades, con hombres que trabajen hasta los 70 años y que las mujeres lo hagan hasta los 65.
 
Los voceros del gobierno no dijeron nada de que esto no prohíbe la bicicleta financiera. Es decir, el dinero obtenido del préstamo del FMI no irá a inversiones ni a las pymes para generar nuevas fuentes de trabajo, sino para seguir pagando deuda y sostener, por ejemplo, las Lebac. En este contexto, serán muy pocos quienes quieran invertir, ya que seguirá siendo más conveniente comprar dólares y esperar, o poner el dinero en la bicicletas financiera con altas tasas especulativas.
 
A su vez, se descarta que harán lo posible para apurar la reforma laboral. Similar a lo que ocurrió hace algunos años en México, que flexibilizó las formas de contratación y despido, precarizando la fuentes laborales. La vuelta del FMI implica un nuevo ajuste a las condiciones de vida de los trabajadores, y le permite a Macri tomar respiro para continuar con su plan en beneficio de los sectores más ricos.
 
La Opinión Popular

ARGENTINA SOLICITARÁ UN CRÉDITO STAND-BY, EL QUE IMPONE MÁS CONDICIONALIDADES A LOS PAÍSES
 
La peor forma de volver al Fondo Monetario
 
Argentina solicitará al Fondo Monetario Internacional un tradicional crédito stand-by donde el desembolso de los recursos está sujeto al cumplimiento de condicionalidades. Ajuste fiscal y reformas estructurales son algunas de las medidas habituales a las que se deben comprometer los países que acceden a ese tipo de financiamiento.
 
La entrega de los dólares se realiza en cuotas que dependerán del visto bueno del staff del FMI que realice las supervisiones. Las precisiones sobre el tipo de préstamo que pretende obtener la Casa Rosada llegaron desde la sede del organismo multilateral en Washington a donde viajó el titular del Palacio de Hacienda, Nicolás Dujovne. Iraq, Jamaica y Kenya son los únicos países del mundo que mantienen abiertas hoy líneas stand-by con el FMI.
 
Finalizado el primer round con el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, los funcionarios informaron que las negociaciones se extenderán, por lo menos, durante las próximas seis semanas. La mandamás del organismo, Christine Lagarde, recibirá hoy a Dujovne para avanzar en los detalles del préstamo.
 
Como parte de la estrategia oficial para garantizarse los votos en el Directorio del FMI, el funcionario visitará antes a David Malpass, subsecretario de asuntos internacionales del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Con el visto bueno norteamericano y el beneplácito chino, Argentina se garantizaría acceder al fondeo incluso si países de peso como Alemania presentan reparos en el último tramo del debate, que llegará recién a mediados de junio.
 
 
Stand-by
 
Los préstamos stand-by permiten solicitar un monto equivalente a 4,35 veces la cuota del país en el FMI a lo largo de tres años. Con esa regla Argentina podría solicitar cerca de 19.700 millones de dólares, una cifra equivalente a dos veces las reservas del Banco Central entregadas al mercado durante toda la corrida cambiaria. Pero el Ministerio de Hacienda informó, sin embargo, que el país solicitará un "stand-by de alto acceso".
 
Esa categoría forma parte de los denominados acuerdos precautorios que, según el FMI, ofrecen "servicio de aseguramiento frente a necesidades de financiamiento potenciales muy cuantiosas". De acuerdo al organismo esos créditos se emplean cuando los países "no tienen intención de utilizar los montos aprobados, pero conservan la opción si llegaran a necesitarlo".
 
Entre los criterios oficiales previstos por el Fondo, también existen los de "acceso excepcional" que no tienen montos preestablecidos. "El FMI puede prestar fondos por encima de los límites normales según cada caso en el marco de su política de acceso excepcional, que implica un análisis más riguroso por parte del Directorio Ejecutivo", explica el organismo multilateral.
 
Grecia a partir de 2010 experimentó los criterios de "acceso excepcional". No son los únicos.  Islandia, Ucrania y Hungría también recibieron ese tratamiento. Los tres países fueron los primeros en acordar paquetes de salvataje con los criterios excepcionales durante el estallido de la crisis financiera internacional cuando, según afirma el Fondo, relajaba sus exigencias.
 
Las autoridades húngaras recibieron 15.700 millones en 2008. A cambio de ese fondeo al que también aportaron la Unión Europea y el Banco Mundial, el gobierno se comprometió a recortar gastos sociales y congelar salarios públicos y subir las tasas de interés.
 
Cuando se apruebe el acuerdo será el decimonoveno crédito stand-by solicitado por el país en sesenta años. El primero lo solicitó el gobierno de facto de Eugenio Aramburu en diciembre de 1958. El último se había pedido en 2003 durante la presidencia de Eduardo Duhalde. Todos los créditos incluyeron combinaciones de las habituales condicionalidades previstas por el FMI: recorte del gasto público, ajuste monetario, desregulación financiera, apertura comercial, flexibilización laboral y reformas de los sistemas de la seguridad social.
 
Son los mismos lineamientos que figuran en los documentos sobre el país elaborados por los técnicos del FMI a lo largo de los últimos dos años. Existen líneas "menos" exigentes en materia de ajuste pero a pesar de los esfuerzos oficiales a la hora de llevar adelante reformas estructurales, Argentina no calificaría a esos créditos que hoy cuentan países como México y Marruecos.
 
Las condicionalidades -cuantitativas y estructurales- no son impuestas por el FMI sino que son negociadas con los técnicos del organismo. Una vez acordada la magnitud y el recorrido que tendrá el ajuste, el staff presentará un reporte ante el Directorio del FMI que deberá dar el visto bueno para habilitar los desembolsos.
 
"Cuando un país solicita un préstamo al FMI, acuerda ajustar sus políticas económicas para superar los problemas que lo llevaron a tener que pedir financiamiento en primer lugar", explica el organismo internacional al precisar que "estos compromisos, incluida la condicionalidad específica, se describen en la carta de intención del país miembro que a menudo contiene un memorando de políticas económicas y financieras".
 
En los préstamos stand-by los desembolsos acordados están sujetos al cumplimiento de las condicionalidades y la implementación de esos compromisos es revisada por el FMI de forma periódica. Los plazos para esas evaluaciones se definen "en función de la solidez de las políticas del país y la naturaleza de sus necesidades de financiamiento". Por ejemplo, el Blindaje contempló auditorias y revisiones trimestrales. La devolución de los recursos solicitados vence dentro de los cinco años de recibido cada desembolso.
 
Por Tomás Lukin
 
Fuente: Página12

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2018 / 16:11
"La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla", afirmaron en un comunicado difundido este lunes a la noche el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, junto a los jefes parlamentarios Luis Naidenoff y Mario Negri.
 
La tormentosa redacción en pleno feriado fue obra de la furia dirigida a sus socios macristas del Congreso y de la Casa Rosada, a quienes responsabilizan por la pérdida del sillón que el partido ocupa desde hace 20 años en el Consejo de la Magistratura, en representación de la Cámara baja.
 
El primer coletazo se dio este martes a primera hora: Negri y Naidenoff pegaron el faltazo a la reunión de Gabinete a la que habían sido convocados por el Presidente, en Casa de Gobierno, para analizar temas de fondo sobre la marcha de la gestión y sobre las últimas sesiones del Congreso.
 
Esta movida fue concertada con Cornejo, quien fue el promotor del duro texto. Todo indica que esta nueva grieta entre los socios tendrá consecuencias en el armado de las listas para el 2019, tanto a nivel nacional como en la estrategia de los distritos.
 
El jefe partidario le apunta sobre todo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a quien responsabiliza por no haber negociado con los gobernadores peronistas las sillas en el Consejo de la Magistratura junto al Presupuesto, por el que debió entregar múltiples concesiones fiscales, según comentaron fuentes cercanas al gobernador mendocino.
 
Desde Gobierno se defienden alegando que el radicalismo no se movió para defender su sillón en la Magistratura y que suele salir a quejarse cada vez que el oficialismo hace una movida fallida, sin haber aportado para que no sucediera.   
 
Como resultado de la derrota de Cambiemos en la pelea por la Magistratura en la Cámara baja, Negri debió ceder el lugar al peronismo, que se quedó con los dos asientos por la mayoría, en tanto que el de la minoría quedó para Pablo Tonelli, del PRO, porque esa fuerza posee más bancas que los radicales dentro del interbloque oficialista. 

20-11-2018 / 09:11
En la primera jornada del Foro Mundial del Pensamiento Crítico, realizado en el club Ferro ante una multitud que desbordó las instalaciones, la ex presidenta Cristina Fernández convocó al armado de un amplio frente social y político que reúna a todos los sectores que se sientan afectados por el modelo neoliberal.
 
En el afán de una unión realmente más abarcativa, incluso consideró perimidas las categorías de derecha e izquierda, que "sólo sirve para dividir", y recomendó cambiarla por otra que tuviera en cuenta la categoría "pueblo". Organizadores y participantes se encargaron de aclarar que no se trataba de una "contracumbre" a la del G-20 sino que era un foro que se reunía a debatir propuestas e ideas para el futuro.
 
Cristina asumió un tono conciliador con todas las fuerzas opositoras y dedicó el primer tramo de su mensaje a hablar sobre los estragos generados por el gobierno de la alianza Cambiemos, el que -resaltó- dentro de 20 días cumplirá tres años.
 
"En los diez primeros meses de 2015, la inflación fue del 19,8 por ciento. Tres años después, es del 38,2 por ciento. Duplicó la inflación el Gobierno que proclamaba que iba a ser el problema más fácil de resolver", marcó la senadora del Frente para la Victoria.
 
También subrayó las diferencias en cuanto a consumo popular -"hoy los supermercados están literalmente vacíos"- y la política de desendeudamiento de los 12 años del kirchnerismo. "Hoy han vuelto al FMI con un préstamo de 57.700 millones de dólares, que convierten a la Argentina una vez más en meros gestores de políticas que les son impuestas de afuera, además de tener que devolver el dinero", indicó.
 
Evaluó que si hoy la gente aguanta el ajuste es gracias el entramado social construido durante sus gestiones con medidas como "las AUH, las jubilaciones".
 
La actual senadora evitó los slogans. Para qué cansar, si aún no es tiempo y la gente no piensa en las elecciones. Pero no esquivó hablar de la crisis económica ni de las actitudes sociales más complejas. Un caso fue el de quienes creen que el progreso fue solo fruto de su trabajo. Dijo que así fue, pero no solamente. "Sin políticas públicas no hay más trabajo."
 
Cristina no esbozó un discurso de campaña. Sonó, más bien, a un mensaje con definiciones sobre los ejes previos al diseño de una campaña opositora con vistas a las presidenciales de 2019. Dejó de lado las posturas ideológicas para convocar a un frente ganador en 2019.
 
¿Cristina habló de un proceso donde ella misma será la candidata? Si ya lo decidió, no se lo dijo a nadie. Pero el piso mínimo está claro: reflexionó sobre los temas de una campaña en la que sin duda resolvió intensificar su protagonismo. 
 
La Opinión Popular

19-11-2018 / 10:11
La polémica en torno a los fondos que el Estado destina al funcionamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral, y que se potenció aun más con las críticas realizadas por el propio presidente Mauricio Macri, derivó en una denuncia por parte de los gremios de la actividad y que generó ruido en el sector.
 
El bloque que integran APTA (técnicos), APA (personal aeronáutico), UPSA (personal superior), APLA (pilotos) y UALA (pilotos de Austral), salieron al cruce y advirtieron sobre los millonarios beneficios fiscales y exenciones vigentes de los que gozan Norwegian, Avianca y Flybondi, las compañías que vienen encabezando la ultra promocionada "revolución de los aviones".
 
A través de un comunicado expusieron que estas empresas "compiten deslealmente con subsidios provinciales de Córdoba (que finalmente paga el Estado nacional y todos los argentinos)" y que luego "venden sus pasajes a precios de dumping o por debajo de sus costos, para eliminar a las compañías aerocomerciales nacionales."
 
"Subsidios públicos a extranjeros que el presidente Macri niega, diciendo que solo Aerolíneas los recibe", expresaron las organizaciones, para luego agregar que el Presidente "no denuncia que el 95% de los argentinos no viaja porque esas empresas no pagan".
 
La existencia de beneficios otorgados a estas empresas fue ratificada por numerosos expertos consultados por este medio, y hasta fue reconocida directamente por algunas de las aerolíneas mencionadas.
 
A estos nombres resta agregar el caso de LATAM que, según analistas del sector, durante 2017 resultó exceptuada del pago de IVA por el lapso de 6 meses. Sin embargo, ante la consulta fuentes de la aerolínea negaron haber gozado de esa ventaja.

19-11-2018 / 10:11
La jueza federal de Caleta Oliva Marta Yáñez indicó que la decisión de reflotar o no el submarino ARA San Juan dependerá de un estudio de factibilidad técnica y económica. La magistrada indicó que cuenta con 67 mil fotos tomadas por la empresa Ocean Infinity que permitirán avanzar en la investigación sobre los motivos del hundimiento del submarino.
 
"Los familiares a los que yo represento creen que el jueves pasado, cuando habló en el acto realizado en Mar del Plata, el presidente (Mauricio Macri) ya sabía del hallazgo del ARA San Juan", dijo Valeria Carreras, que tiene a su cargo una de las tres querellas que intervienen en la causa que tramita en Caleta Olivia para investigar las causas de la tragedia.
 
Por esa razón, esos familiares consideran que la información sobre la aparición del submarino fue "una puesta en escena". Agregó que ella, en lo personal, "lo único de lo que puedo acusar a Macri es de frialdad, de falta de empatía, de no demostrar ningún tipo de sentimiento, en un acto que fue totalmente vacío, carente de todo tipo de contenido, y al otro día apareció el tema del hallazgo y bueno, ahora habrá que analizar qué fue lo que pasó, las causas y las responsabilidades".
 
Carreras, que representa a 11 familias, confirmó que sus representadas creen "que todo fue una puesta en escena, pero también es cierto que es importante haberlo encontrado" al submarino. La abogada señaló que "la principal causa de desconfianza es el lugar en el que encontraron el buque", ya que fue hallado en la zona de implosión detectada por Austria. "Por el lugar pasaron 16 veces por lo menos y nunca encontraron nada", señaló y por eso comentó que "lo que hay que corroborar ahora es si todo esto es cierto".
 
"Lo que genera desconfianza es el momento del hallazgo, a un año y un día de la desaparición del buque, y también la forma en que habló el Presidente  en el acto como si tuviera alguna información, y también el hecho de que los jefes de la Armada les aconsejaran a todos que se quedaran unos días más en la ciudad de Mar del Plata".
 
Recordó que "durante un año tuvieron a los familiares sufriendo, dando vueltas, porque además justo se descubre y molesta que se descubra un año y un día después del aniversario, cuando el Presidente habla en presente en el discurso de homenaje", como anticipando que algo iba a pasar.
 
En tanto, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, salió a insistir en que el submarino es imposible de reflotar. "No se puede. No debe haber en el mundo tecnología para reflotarlo", indicó. No obstante, los familiares de los tripulantes recordaron que la empresa que lo encontró dice tener los medios para poder reflotarlo y asegura haber hecho rescates de este tipo en el pasado. De esto, ni Aguad ni la jueza dijeron nada.
 
La Opinión Popular

18-11-2018 / 09:11
La semana del peronismo terminó muy diferente a como había arrancado. De la fractura en el Senado por la votación del Presupuesto, cerró con la muestra de unidad exhibida para darle un golpe a la alianza Cambiemos y evitar que se quedara con los dos tercios de los miembros del Consejo de la Magistratura.
 
Es un nuevo error de cálculo político por parte de Mauricio Macri, Marcos Peña y de los operadores macristas en el Congreso que le causaron a Cambiemos una enorme derrota política en el Congreso de la Magistratura.
 
¿Qué ocurrió? Lo que los "PRO Puros" dijeron que no podía ocurrir: Todas los sectores peronistas olvidaron sus diferencias para ganar dos sillas en el poderoso Consejo de la Magistratura. La Casa Rosada creía que eso era imposible y que tenían aseguradas las poltronas de Pablo Tonelli y Mario Negri, con lo cual, tendrían aseguradas 8 de las 13 bancas necesarias para controlar el organismo judicial que selecciona y destituye jueces, y manipular así la justicia.
 
Lo ocurrido confirma que el entorno de Macri ha exagerado al minimizar la posibilidad de unidad de todos los peronistas para las elecciones del año que viene, lo que obliga a replantear toda la estrategia electoral que se elaboró y aplicó hasta ahora. En caso contrario, hay un riesgo cierto de derrota en las urnas en 10 meses.
 
Otra señal de unidad: el peronismo en su conjunto se reunió en Buenos Aires y lanzó un llamado a un gran frente opositor. "Se acabó definitivamente la mentira, el jolgorio y la fiesta amarilla en la Argentina", sentenció el presidente del Partido Justicialista nacional, José Luis Gioja, en el cierre del acto por el Día del Militante Peronista que conmemoró el regreso del ex presidente Juan Perón al país tras 17 años en el exilio.
 
El encuentro, organizado por el presidente del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, reunió en el Club Deportivo de esa localidad a Gioja, Magario, Scioli, Moyano, Yasky, entre otros dirigentes políticos y gremiales, de todo el arco peronista y dejó una foto histórica de unidad de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.
 
Igual, pese al paso adelante, prevaleció la cautela acerca de si lo que sucedió es un indicativo acerca de que la oposición marcha hacia un proceso de unidad en 2019. "Es un paso importante, pero no sacaría conclusiones apresuradas. Todavía falta recorrer mucho para saber si va a haber unidad", definió el jefe del bloque de diputado del FpV-PJ, Agustín Rossi, uno de los anotados en la carrera presidencial.
 
De hecho, hasta ahora resultaron negativas las gestiones realizadas desde el PJ Nacional que encabeza Gioja para sumar a los referentes del sector Alternativa Argentina a la Mesa de Acción Política. El camino hacia la unidad no está libre de escollos, pero hay indicios favorables.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar