La Opinión Popular
'/> ¿La crisis de Macri tocó Fondo? / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  05:05  |  Miércoles 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-05-2018 / 09:05
VUELVE EL SINIESTRO FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

¿La crisis de Macri tocó Fondo?

¿La crisis de Macri tocó Fondo?
El presidente Mauricio Macri aprovecha el temor que se extendió en la sociedad por la crisis que provocaron las medidas de su propio gobierno, para disciplinar y ajustar aún más a los sectores de menos recursos. La vuelta del FMI, el organismo que dirige Christiane Lagarde, confirma la vuelta a los 90 y evoca instantáneamente la crisis que concluyó catastróficamente bajo el mandato de Fernando de la Rúa. El blindaje que se está pactando con el FMI trae esas remembranzas, tanto como las nostalgias de la época en las que el presidente Néstor Kirchner representaba al pueblo argentino y no a sus clases dominantes, como Macri.
Después de 15 días de tensión incesante con el dólar, el gobierno de Mauricio Macri realizó un anuncio con sabor a fracaso y que en la Argentina no puede más que tener reminiscencias dramáticas: buscará un acuerdo de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por USD 30 mil millones.
 
En la historia, el FMI no solo ha respaldado e impuesto dictaduras y gobiernos derechistas latinoamericanos, sino que ha tratado de frenar las medidas de distribución del ingreso y las mejoras sociales a las que visualiza como un "gasto innecesario". Este retorno del FMI es coherente con el pensamiento del macrismo y su campaña de desprestigio y difamación de las políticas populares. Seguramente se hubiera producido sin necesidad de esta crisis de inflación, devaluación, tarifazo y fuga de capitales.
 
Más ajuste de tarifas, más apertura comercial, mas reforma laboral precarizadora, baja en los salarios y jubilaciones, drástica reducción del déficit... serán las condiciones que le exigirá el FMI al Gobierno para volver a prestarle. Muchas ya están en marcha. La necesidad de volver a recurrir al 
FMI, un organismo que es severo con los pobres y complaciente con los ricos, para atenuar el impacto económico-financiero de dos semanas críticas expuso la fragilidad de la falta de un programa y abre un abanico de nuevos condicionamientos a los próximos pasos que dará la gestión de Macri.

 
El recorte de las jubilaciones está siempre en las exigencias del Fondo. Hay una insistencia particular en este tema. Muchos de los jubilados que votaron a este gobierno -y los que no lo votaron- ya están sintiendo los rigores de estas políticas antiprevisionales con el recorte del índice de actualización. Lo sufrirán más con la alta inflación. Lo siguen sufriendo con el aumento de los remedios. Y en el futuro inmediato lo volverán a sufrir con las restricciones que impondrá este regreso de la "supervisión" del FMI.

 
El pedido de socorro al FMI es la confesión que todas las medidas para enfrentar la crisis han fracasado. Aún cuando restan ajustar los detalles, la armadura -o "war chest armour" como la definieron en el Ministerio de Hacienda- tiene, además de una dimensión económica, un efecto político. El FMI es una de las siglas más nefasta para la sociedad argentina. La ruptura de relaciones con el organismo fue utilizada por Néstor Kirchner como una señal de independencia. Ahora, Macri utiliza el regreso como señal de dependencia y de ajuste, con el riesgo que implica para el consenso político y social.
 
Y ¡ojo!: decir que el FMI no dejará caer la economía argentina porque no le conviene después de su fracaso del 2001 y del kirchnerismo, es lo mismo que decir que "estos no roban porque son ricos". Al FMI tampoco le convenía la crisis que estalló en el 2001 y sin embargo sucedió. Con esta decisión, Macri aprovecha el temor que se extendió en la sociedad por la crisis que provocaron las medidas de su propio gobierno, para disciplinar y ajustar aún más a los sectores de menos recursos. La vuelta del FMI confirma la vuelta a los '90. Al Fondo y a la derecha: el inodoro.
 
La Opinión Popular

 
MACRI ANUNCIÓ QUE BUSCARÁ APOYO FINANCIERO DEL FMI. "SOMOS DE LOS PAÍSES QUE MÁS DEPENDEN DEL FINANCIAMIENTO EXTERNO"
 
Vulnerables, poco confiables pero amigos de Lagarde
 
La tormenta se había convertido en una cortina de agua para quienes transitaban por las calles de Buenos Aires a esa hora. En las pizarras de la city, la cotización del dólar tipo vendedor alcanzaba los 23,40 pesos, en una escalada sin freno desde media mañana, tras un valor inicial de 22,30 pesos. Las tasas de las Lebac en el mercado secundario ya habían trepado al 45 por ciento y amenazaban seguir subiendo.
 
A la una en punto, ocurrió lo anunciado pocos minutos antes: el presidente de la Nación, Mauricio Macri, aparecía en la pantalla de los canales de TV abierta y en los cables de noticias, parado frente a la tarima del Salón Blanco de la Casa Rosada, como si hablara frente a un público e invitados que no estaban, para leer un mensaje grabado que sólo se prolongaría por 160 segundos.
 
"He decidido iniciar conversaciones con el Fondo Monetario Internacional para que nos otorgue una línea de apoyo financiero; hace minutos, hablé con Christine Lagarde, su directora, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo", expuso, poco enfático, a ritmo lento, con rostro cansado, en la parte central del anuncio. El FMI está otra vez entre nosotros, al mando de la situación.
 
El centro de decisión para enfrentar la crisis se mudó a Washington, sede del organismo internacional. Hacia allí viajó Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, junto a parte de su equipo anoche mismo. Hoy se reunirá con funcionarios del Fondo para definir los primeros pasos. Para el gobierno, los tiempos son escasos, y se le vienen acortando cada vez más desde que se inició la actual corrida.
 
Acorralado por una crisis que, según funcionarios próximos al presidente, "no vio venir nadie", Macri decidió junto a su núcleo más cercano recurrir a la última carta fuerte que le quedaba por jugar, antes de ir a un ajuste salvaje como le vienen reclamando desde los sectores más ortodoxos que se desentienden de los costos políticos (dejar correr el dólar hasta donde llegue, dejar que se traslade a precios el impacto libremente, recortar a filo de hacha el gasto, y recién después del desastre buscar "los nuevos equilibrios monetarios y fiscales" con lo que quede).
 
En vez de eso, insostenible desde el punto de vista político, el gobierno optó por lo que podría denominarse un intento de crisis administrada: depositar en el FMI la responsabilidad tanto del respaldo financiero al programa económico, como la de hacer las recomendaciones sobre modificaciones al propio programa de gobierno.
 
Incluidas entre estas últimas, probables ajustes presupuestarios (corte de gastos) y reformas pendientes (laboral e impositiva). En la coyuntura, la solución por vía del FMI resulta "la más política". Curiosidades de la historia económica de este país.
 
La huida hacia el refugio del Fondo no es tan inesperada, si se tiene en cuenta la velocidad con que el Gobierno fue quemando instrumentos que no lograron detener la fuga de dólares. Entre el lunes 23 y el viernes 27 de abril el Banco Central vendió unos 4500 millones de dólares para detener la corrida, pero fue inútil. Tras el fin de semana largo, el miércoles 2 de mayo fue aliviado, pero el jueves 3 se volvió a disparar el dólar pasando por encima de subas de tasas e intervención del Central. El viernes 4 la autoridad monetaria elevó la apuesta: llevó la tasa de referencia al 40 por ciento anual.
 
Las operaciones en la plaza cambiaria de lunes y martes, hasta el mediodía de ayer, mostraban que también había resultado inútil. La fuga en manada de los capitales especulativos que habían entrado tentados por altas tasas, más el pase de carteras financieras a dólares, se consumían las políticas defensivas del peso en cuestión de horas.
 
La crisis de divisas del país reconoce su origen en el fuerte desbalance cambiario que originó el actual programa económico: se importa por más de lo que se exporta, los exportadores no están obligados a entrar las divisas, se vuelven a pagar altos intereses por deuda en divisas, sigue la fuga de capitales hacia el exterior o a activos dolarizados, el turismo saliente es mayor al entrante, y la remisión de utilidades y dividendos al exterior se revitalizó después de varios años de estar neutralizada. El diagnóstico que ofreció ayer Macri es bien diferente:
 
"Durante los dos primeros años, hemos contado con un contexto mundial muy favorable. Pero eso hoy esta cambiando, las condiciones mundiales están cada día más complejas. Por varios factores: están subiendo las tasas de interés, está subiendo el petróleo, se han devaluado las monedas de países emergentes, entre otras variables que nosotros no manejamos", enunció. Para, de inmediato, explicar que "el problema que tenemos es que somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo, producto del enorme gasto público que heredamos y que estamos ordenando".
 
Tal cuadro de situación, dijo luego Macri en su mensaje, es lo que llevó a recurrir, "de manera preventiva", al Fondo Monetario Internacional en busca de apoyo financiero. "Esto nos va a permitir fortalecer este programa de crecimiento y desarrollo dándonos un mayor respaldo para enfrentar este nuevo escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido en  nuestra historia", aseguró.
 
Para luego rematar su breve mensaje en un tono ya característico en el formato discursivo de Cambiemos: "Esta decision la tomé pensando en el mejor interés de todos los argentinos, no mintiéndoles como tantas veces nos han hecho. Les digo a todos los argentinos, en especial a toda la dirigencia, que cumpliendo con los compromisos y alejándonos de la demagogia y de la mentira, estoy convencido que el camino que tomamos va a lograr un mejor futuro para todos".
 
La decisión de que fuera, en persona, Mauricio Macri quien asumiera la responsabilidad de hacer el anuncio pretendía generar confianza. No está claro que lo haya logrado. Tras un primer retroceso, el dólar volvió a trepar sobre el final de la tarde, y a dos horas del discurso ya estaba cerca de los 23 pesos nuevamente. En el medio habló Nicolás Dujovne, supuestamente para aportar detalles del acuerdo que se buscaba con el Fondo.
 
Lo único que informó es que viajaba a Washington ayer mismo. La intranquilidad del gobierno por cómo puede afectar la convulsión actual las perspectivas de crecimiento económico (el gobierno preveía un 3,5 al 4 por ciento para este año) e inflación (Dujovne ratificó ayer la meta del 15 por ciento para el año) está altamente justificada: son muy pocos los que le dan alguna chance a los pronósticos oficiales.
 
Tampoco convence el argumento, a esta altura, de que los esfuerzos están apuntados a "salvaguardar el gradualismo". Y la vuelta al recurso de culpar a la herencia recibida que utilizó ayer Macri, justamente para aludir al endeudamiento, fue interpretado hasta por personas y dirigentes muy extraños al kirchnerismo, de "francamente desafortunada".
 
¿Qué espera el gobierno? Que el respaldo del FMI le devuelva confiabilidad al gobierno de parte de los agentes financieros. El problema es que ayer, más que nunca antes, el propio gobierno nacional se hizo cargo de reconocer su extrema vulnerabilidad. "Somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo", en palabras del Presidente.
 
¿Qué pueden responder los agentes financieros? Las razones de fondo para la fuga siguen vigentes. Si el FMI aporta 30 mil millones de dólares en un "crédito flexible" puede estirar los plazos, pero no solucionar el problema. La cuestión inmediata es qué pasará el martes, cuando vencen Lebac por un valor equivalente al monto máximo del crédito del FMI. Hasta media hora antes del discurso de Macri, se hablaba ayer en el mercado de un piso de tasa del 50 por ciento como exigencia para renovar.
 
¿Qué puede pasar en el escenario político? El gobierno estará presionado por el Fondo para rechazar cualquier opción de alivio al tarifazo o cualquier otra forma de "subsidio". Habrá más tensión política y confrontación social, previsiblemente.
 
¿Qué puede pasar con la economía? Los sectores productivos esperan que el gobierno no siga trasladándole una crisis que es "puramente monetaria", dicen. A esta altura, visto el camino resuelto, es una súplica en el medio del océano.
 
Por Raúl Dellatorre
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
¿La crisis de Macri tocó Fondo?
Otros tiempos.
20-11-2018 / 16:11
"La impericia, mala praxis y desidia política está a la vista y no estamos dispuestos a minimizarla u ocultarla", afirmaron en un comunicado difundido este lunes a la noche el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo, junto a los jefes parlamentarios Luis Naidenoff y Mario Negri.
 
La tormentosa redacción en pleno feriado fue obra de la furia dirigida a sus socios macristas del Congreso y de la Casa Rosada, a quienes responsabilizan por la pérdida del sillón que el partido ocupa desde hace 20 años en el Consejo de la Magistratura, en representación de la Cámara baja.
 
El primer coletazo se dio este martes a primera hora: Negri y Naidenoff pegaron el faltazo a la reunión de Gabinete a la que habían sido convocados por el Presidente, en Casa de Gobierno, para analizar temas de fondo sobre la marcha de la gestión y sobre las últimas sesiones del Congreso.
 
Esta movida fue concertada con Cornejo, quien fue el promotor del duro texto. Todo indica que esta nueva grieta entre los socios tendrá consecuencias en el armado de las listas para el 2019, tanto a nivel nacional como en la estrategia de los distritos.
 
El jefe partidario le apunta sobre todo al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a quien responsabiliza por no haber negociado con los gobernadores peronistas las sillas en el Consejo de la Magistratura junto al Presupuesto, por el que debió entregar múltiples concesiones fiscales, según comentaron fuentes cercanas al gobernador mendocino.
 
Desde Gobierno se defienden alegando que el radicalismo no se movió para defender su sillón en la Magistratura y que suele salir a quejarse cada vez que el oficialismo hace una movida fallida, sin haber aportado para que no sucediera.   
 
Como resultado de la derrota de Cambiemos en la pelea por la Magistratura en la Cámara baja, Negri debió ceder el lugar al peronismo, que se quedó con los dos asientos por la mayoría, en tanto que el de la minoría quedó para Pablo Tonelli, del PRO, porque esa fuerza posee más bancas que los radicales dentro del interbloque oficialista. 

20-11-2018 / 09:11
En la primera jornada del Foro Mundial del Pensamiento Crítico, realizado en el club Ferro ante una multitud que desbordó las instalaciones, la ex presidenta Cristina Fernández convocó al armado de un amplio frente social y político que reúna a todos los sectores que se sientan afectados por el modelo neoliberal.
 
En el afán de una unión realmente más abarcativa, incluso consideró perimidas las categorías de derecha e izquierda, que "sólo sirve para dividir", y recomendó cambiarla por otra que tuviera en cuenta la categoría "pueblo". Organizadores y participantes se encargaron de aclarar que no se trataba de una "contracumbre" a la del G-20 sino que era un foro que se reunía a debatir propuestas e ideas para el futuro.
 
Cristina asumió un tono conciliador con todas las fuerzas opositoras y dedicó el primer tramo de su mensaje a hablar sobre los estragos generados por el gobierno de la alianza Cambiemos, el que -resaltó- dentro de 20 días cumplirá tres años.
 
"En los diez primeros meses de 2015, la inflación fue del 19,8 por ciento. Tres años después, es del 38,2 por ciento. Duplicó la inflación el Gobierno que proclamaba que iba a ser el problema más fácil de resolver", marcó la senadora del Frente para la Victoria.
 
También subrayó las diferencias en cuanto a consumo popular -"hoy los supermercados están literalmente vacíos"- y la política de desendeudamiento de los 12 años del kirchnerismo. "Hoy han vuelto al FMI con un préstamo de 57.700 millones de dólares, que convierten a la Argentina una vez más en meros gestores de políticas que les son impuestas de afuera, además de tener que devolver el dinero", indicó.
 
Evaluó que si hoy la gente aguanta el ajuste es gracias el entramado social construido durante sus gestiones con medidas como "las AUH, las jubilaciones".
 
La actual senadora evitó los slogans. Para qué cansar, si aún no es tiempo y la gente no piensa en las elecciones. Pero no esquivó hablar de la crisis económica ni de las actitudes sociales más complejas. Un caso fue el de quienes creen que el progreso fue solo fruto de su trabajo. Dijo que así fue, pero no solamente. "Sin políticas públicas no hay más trabajo."
 
Cristina no esbozó un discurso de campaña. Sonó, más bien, a un mensaje con definiciones sobre los ejes previos al diseño de una campaña opositora con vistas a las presidenciales de 2019. Dejó de lado las posturas ideológicas para convocar a un frente ganador en 2019.
 
¿Cristina habló de un proceso donde ella misma será la candidata? Si ya lo decidió, no se lo dijo a nadie. Pero el piso mínimo está claro: reflexionó sobre los temas de una campaña en la que sin duda resolvió intensificar su protagonismo. 
 
La Opinión Popular

19-11-2018 / 10:11
La polémica en torno a los fondos que el Estado destina al funcionamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral, y que se potenció aun más con las críticas realizadas por el propio presidente Mauricio Macri, derivó en una denuncia por parte de los gremios de la actividad y que generó ruido en el sector.
 
El bloque que integran APTA (técnicos), APA (personal aeronáutico), UPSA (personal superior), APLA (pilotos) y UALA (pilotos de Austral), salieron al cruce y advirtieron sobre los millonarios beneficios fiscales y exenciones vigentes de los que gozan Norwegian, Avianca y Flybondi, las compañías que vienen encabezando la ultra promocionada "revolución de los aviones".
 
A través de un comunicado expusieron que estas empresas "compiten deslealmente con subsidios provinciales de Córdoba (que finalmente paga el Estado nacional y todos los argentinos)" y que luego "venden sus pasajes a precios de dumping o por debajo de sus costos, para eliminar a las compañías aerocomerciales nacionales."
 
"Subsidios públicos a extranjeros que el presidente Macri niega, diciendo que solo Aerolíneas los recibe", expresaron las organizaciones, para luego agregar que el Presidente "no denuncia que el 95% de los argentinos no viaja porque esas empresas no pagan".
 
La existencia de beneficios otorgados a estas empresas fue ratificada por numerosos expertos consultados por este medio, y hasta fue reconocida directamente por algunas de las aerolíneas mencionadas.
 
A estos nombres resta agregar el caso de LATAM que, según analistas del sector, durante 2017 resultó exceptuada del pago de IVA por el lapso de 6 meses. Sin embargo, ante la consulta fuentes de la aerolínea negaron haber gozado de esa ventaja.

19-11-2018 / 10:11
La jueza federal de Caleta Oliva Marta Yáñez indicó que la decisión de reflotar o no el submarino ARA San Juan dependerá de un estudio de factibilidad técnica y económica. La magistrada indicó que cuenta con 67 mil fotos tomadas por la empresa Ocean Infinity que permitirán avanzar en la investigación sobre los motivos del hundimiento del submarino.
 
"Los familiares a los que yo represento creen que el jueves pasado, cuando habló en el acto realizado en Mar del Plata, el presidente (Mauricio Macri) ya sabía del hallazgo del ARA San Juan", dijo Valeria Carreras, que tiene a su cargo una de las tres querellas que intervienen en la causa que tramita en Caleta Olivia para investigar las causas de la tragedia.
 
Por esa razón, esos familiares consideran que la información sobre la aparición del submarino fue "una puesta en escena". Agregó que ella, en lo personal, "lo único de lo que puedo acusar a Macri es de frialdad, de falta de empatía, de no demostrar ningún tipo de sentimiento, en un acto que fue totalmente vacío, carente de todo tipo de contenido, y al otro día apareció el tema del hallazgo y bueno, ahora habrá que analizar qué fue lo que pasó, las causas y las responsabilidades".
 
Carreras, que representa a 11 familias, confirmó que sus representadas creen "que todo fue una puesta en escena, pero también es cierto que es importante haberlo encontrado" al submarino. La abogada señaló que "la principal causa de desconfianza es el lugar en el que encontraron el buque", ya que fue hallado en la zona de implosión detectada por Austria. "Por el lugar pasaron 16 veces por lo menos y nunca encontraron nada", señaló y por eso comentó que "lo que hay que corroborar ahora es si todo esto es cierto".
 
"Lo que genera desconfianza es el momento del hallazgo, a un año y un día de la desaparición del buque, y también la forma en que habló el Presidente  en el acto como si tuviera alguna información, y también el hecho de que los jefes de la Armada les aconsejaran a todos que se quedaran unos días más en la ciudad de Mar del Plata".
 
Recordó que "durante un año tuvieron a los familiares sufriendo, dando vueltas, porque además justo se descubre y molesta que se descubra un año y un día después del aniversario, cuando el Presidente habla en presente en el discurso de homenaje", como anticipando que algo iba a pasar.
 
En tanto, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, salió a insistir en que el submarino es imposible de reflotar. "No se puede. No debe haber en el mundo tecnología para reflotarlo", indicó. No obstante, los familiares de los tripulantes recordaron que la empresa que lo encontró dice tener los medios para poder reflotarlo y asegura haber hecho rescates de este tipo en el pasado. De esto, ni Aguad ni la jueza dijeron nada.
 
La Opinión Popular

18-11-2018 / 09:11
La semana del peronismo terminó muy diferente a como había arrancado. De la fractura en el Senado por la votación del Presupuesto, cerró con la muestra de unidad exhibida para darle un golpe a la alianza Cambiemos y evitar que se quedara con los dos tercios de los miembros del Consejo de la Magistratura.
 
Es un nuevo error de cálculo político por parte de Mauricio Macri, Marcos Peña y de los operadores macristas en el Congreso que le causaron a Cambiemos una enorme derrota política en el Congreso de la Magistratura.
 
¿Qué ocurrió? Lo que los "PRO Puros" dijeron que no podía ocurrir: Todas los sectores peronistas olvidaron sus diferencias para ganar dos sillas en el poderoso Consejo de la Magistratura. La Casa Rosada creía que eso era imposible y que tenían aseguradas las poltronas de Pablo Tonelli y Mario Negri, con lo cual, tendrían aseguradas 8 de las 13 bancas necesarias para controlar el organismo judicial que selecciona y destituye jueces, y manipular así la justicia.
 
Lo ocurrido confirma que el entorno de Macri ha exagerado al minimizar la posibilidad de unidad de todos los peronistas para las elecciones del año que viene, lo que obliga a replantear toda la estrategia electoral que se elaboró y aplicó hasta ahora. En caso contrario, hay un riesgo cierto de derrota en las urnas en 10 meses.
 
Otra señal de unidad: el peronismo en su conjunto se reunió en Buenos Aires y lanzó un llamado a un gran frente opositor. "Se acabó definitivamente la mentira, el jolgorio y la fiesta amarilla en la Argentina", sentenció el presidente del Partido Justicialista nacional, José Luis Gioja, en el cierre del acto por el Día del Militante Peronista que conmemoró el regreso del ex presidente Juan Perón al país tras 17 años en el exilio.
 
El encuentro, organizado por el presidente del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, reunió en el Club Deportivo de esa localidad a Gioja, Magario, Scioli, Moyano, Yasky, entre otros dirigentes políticos y gremiales, de todo el arco peronista y dejó una foto histórica de unidad de cara a las elecciones presidenciales del próximo año.
 
Igual, pese al paso adelante, prevaleció la cautela acerca de si lo que sucedió es un indicativo acerca de que la oposición marcha hacia un proceso de unidad en 2019. "Es un paso importante, pero no sacaría conclusiones apresuradas. Todavía falta recorrer mucho para saber si va a haber unidad", definió el jefe del bloque de diputado del FpV-PJ, Agustín Rossi, uno de los anotados en la carrera presidencial.
 
De hecho, hasta ahora resultaron negativas las gestiones realizadas desde el PJ Nacional que encabeza Gioja para sumar a los referentes del sector Alternativa Argentina a la Mesa de Acción Política. El camino hacia la unidad no está libre de escollos, pero hay indicios favorables.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar