La Opinión Popular
                  04:19  |  Lunes 21 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 07-05-2018 / 12:05

Ginés González García se reunió con Jorge Busti y afirmó que la situación de la salud pública se ha deteriorado con el gobierno de Cambiemos

Ginés González García se reunió con Jorge Busti y afirmó que la situación de la salud pública se ha deteriorado con el gobierno de Cambiemos
El ex gobernador Jorge Busti mantuvo en Paraná un encuentro con el ex ministro de Salud nacional, Ginés González García.
 
El ex gobernador Jorge Busti mantuvo en Paraná un encuentro con el ex ministro de Salud nacional, Ginés González García. "Estuve conversando mucho con un amigo, al que valoro como uno de los mejores cuadros técnicos que ha dado el peronismo desde el retorno de la democracia", señaló Busti tras la reunión.
 
Busti y González García analizaron que "la situación de la salud hoy es muy difícil para las provincias porque se les sigue transfiriendo muchas responsabilidades que antes las cumplía el Gobierno Nacional. Sin ir más lejos, Entre Ríos se tiene que hacer cargo con recursos propios de muchos programas indispensables que Nación discontinuó o dio de baja".

 
"Siempre digo que el compañero Ginés González García fue el mejor ministro de Salud que tuvo el país desde la época de Ramón Carrillo. El Plan Remediar, que ideó en 2002, con una visión preventiva de la salud, para garantizar el acceso gratuito de medicamentos ambulatorios a los compatriotas que estaban por debajo de la línea de pobreza y sin seguridad social, fue realmente ejemplar y en Entre Ríos nos ayudó muchísimo. Al igual que tantas otras políticas de inclusión, lamentablemente durante la actual gestión de Cambiemos el programa fue desmantelado".
 
Ginés González García fue ministro de Salud y Ambiente de la Nación entre el año 2002 y 2007, bajo los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Previamente, desde 1988 a 1991 se desempeñó como ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, durante la gobernación de Antonio Cafiero. También fue embajador argentino en Chile entre 2007 y 2015. Actualmente es Presidente de Isalud, universidad reconocida en Salud Pública en el país.
 
Por últimos, el ex gobernador aseguró: "Este momento tan difícil del país nos encuentra, como siempre, en el mismo camino: aportando desde la experiencia para la reconstrucción de nuestro movimiento".
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-05-2018 / 16:05
15-05-2018 / 09:05
14-05-2018 / 21:05
El Fondo Monetario Internacional (FMI) anticipó lo que ya se daba por descontado. El préstamo stand-by que le ofrece al gobierno de Mauricio Macri (cuyos montos y detalles son guardados bajo siete llaves) está atado a una serie de conocidas instrucciones que deberán inexorablemente cumplir.
 
Estas son reducción del déficit fiscal, disminución de empleados públicos, reducción de jubilaciones y planes sociales, disminución de las transferencias a las provincias y municipios, mayor apertura comercial a las importaciones, liberalización financiera y profundización de las reformas laborales: abaratando el despido, fomentando el empleo temporario y limitando las negociaciones paritarias.
 
Qué decir que ya no se sepa. Esta política de paulatina pérdida de la soberanía y de manos libres al FMI para intervenir en nuestros asuntos internos es una calesita que nos lleva a los viejos lugares del fracaso. Otra vez la sensación de "esto ya lo vivimos": devaluación, inflación más recesión, sin crecimiento y destrucción del aparato productivo. El "mercado" -ese conjunto de atorrantes- manda en el reino de la especulación, mientras comercios, pymes e industrias bajan sus persianas. Es el esplendor de la mala praxis neoliberal.
 
Cuando estaban ensoberbecidos por los focus groups, que los mostraban ganadores hasta 2027 no le daban bola a nadie. De pronto, como una espada de Damocles, aparece el fantasma de la crisis de 2001. La palabra "corralito", tímida, se cuela en las conversaciones y hasta su ideólogo, Domingo Cavallo, vuelve a la fama en los canales de televisión afines al Gobierno.
 
Ahora, ante la crisis, Macri se acordó de los gobernadores del PJ y los convocó, le pidió apoyo o silencio respecto del acuerdo con el FMI. En la reunión, mediante una sutil presión política, sobrevoló el chantaje del recorte de los recursos financieros de la Nación. Pero también la zanahoria de la obra pública y la promesa de "no entorpecer" las aspiraciones reeleccionarias de aquellos gobernadores que aspiran y pueden seguir en su cargo en 2019.
 
Los gobernadores del PJ lo escucharon y comprometieron apoyo, pero ninguno de ellos lo hizo luego en público al retirarse de la Casa Rosada. Ese silencio es político: busca evitar que el Presidente les traslade el costo ante la sociedad de haber recurrido al sometimiento del país a la voluntad absoluta del Fondo Monetario, que equivale prácticamente a la supresión formal del derecho de autodeterminación de nuestro pueblo.
 
Así las cosas, el gobierno de Macri no ha podido articular un nuevo "relato" que le permita recuperar algo de terreno político y de imagen perdida que reflejan todas las encuestas. Lo que ha hecho es: minimizar la crisis, minimizar la duración, minimizar el impacto social y minimizar las exigencias que impondrá el FMI. Un verdadero disparate.
 
La Opinión Popular

13-05-2018 / 10:05
12-05-2018 / 20:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar