La Opinión Popular
                  05:31  |  Miércoles 18 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-05-2018 / 10:05
EL MIÉRCOLES PODRÁN APROBARLO POR MAYORÍA SIMPLE

El acuerdo contra el tarifazo tiene dictamen

El acuerdo contra el tarifazo tiene dictamen
Este miércoles el oficialismo logró que el dictamen de la comisión de Presupuesto y Hacienda fuera favorable, por 23 a 22, a su política. Sin embargo, la suma de las tres comisiones a las que fue girado el proyecto sigue favoreciendo a la oposición por 51 a 47. El proyecto del Bloque Justicialista y el Frente Renovador ya había sido tratado en las comisiones de Obras Públicas y de Defensa del Consumidor.
Ya hay dictamen en la Cámara de Diputados contra el tarifazo macrista en los servicios públicos y la oposición llevará el proyecto común el miércoles próximo al recinto, donde necesitará simple mayoría para darle media sanción. A pesar de que Cambiemos se alzó ayer con el dictamen por el rechazo en la comisión de Presupuesto (23 a 22), la oposición sumó 51 firmas contra 47 del oficialismo en la suma de las tres comisiones que trataron la iniciativa (incluyendo Obras Públicas y Defensa del Consumidor) por lo que la alianza conservadora, de radicales y Pro, ya no podrá evitar que el debate llegue al recinto.
 
De todas maneras, Cambiemos buscará dilatar y empantanar el debate con un nuevo argumento reglamentario, al tiempo que desde el Gobierno continúa la presión sobre los gobernadores y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, amenazó a la oposición con el veto presidencial.
 
La actitud dilatoria del macrismo quedó rápidamente al descubierto ni bien iniciada la reunión de la comisión de Presupuesto. Su presidente, el macrista Luciano Laspina, sostuvo que había solicitado un informe a la Oficina de Presupuesto del Congreso sobre "el costo fiscal" del proyecto opositor -especialmente sobre la reducción del IVA- y que sus autoridades habían solicitado "una semana más" para pronunciarse.
 
La respuesta llegó a través del massista Marco Lavagna, que saludó la puesta en funcionamiento de la Oficina de Presupuesto del Congreso pero le recordó que la misma "ni siquiera tiene oficina, que no tiene acceso al sistema de información, ni personal técnico contratado".
 
Lavagna también le respondió a Laspina a propósito de su preocupación por el costo fiscal del proyecto. "Son 200 mil millones adicionales que no están en el presupuesto pero, con el aumento de la inflación, la recaudación adicional alcanzaría los 313 mil millones. Sobran los recursos para solventar gastos", le subrayó.  
 
En nombre del Bloque Justicialista, Diego Bossio defendió el proyecto que busca retrotraer las tarifas a noviembre de 2016, estabilizarlas por un año y atar los futuros aumentos al índice de variación salarial para los hogares y al índice de precios mayoristas para pymes, cooperativas y empresas recuperadas.
 
"No se puede aceptar que estén presionando a favor que no se traten temas de preocupación de miles de argentinos. Si no se pueden pagar no es viable", dijo Bossio para contrastarlo con la "duplicación de su valor y la toma de ganancias de 14 de las principales empresas energéticas".
 
Mientras continuaba el debate, los números ya estaban echados. Cambiemos reunió 23 firmas por el rechazo al proyecto opositor, mientras que la oposición alcanzó apenas uno menos: 22. El jefe del bloque del FpV-PJ, Agustín Rossi, sostuvo que en la suma de las firmas que se obtuvieron en las tres comisiones que trataron el tema, la oposición obtuvo el dictamen de mayoría para el proyecto opositor con 51 firmas totales contra 47. Desde la secretaría parlamentaria reconocieron que ese es el sistema empleado de acuerdo a los usos y costumbres de la Cámara.   
 
La Opinión Popular

 
MÁS ALLÁ DEL AVAL DE SCHIARETTI A MACRI, DIPUTADOS Y SENADORES AVANZAN CON SU PROYECTO
 
Tarifas: la presión del Gobierno cayó mal en el peronismo
 
Marcos Peña no habló directamente con los gobernadores peronistas pero, a través de una importante radio porteña, dio el aviso: dijo que "le sorprendería mucho" que Juan Schiaretti, Juan Manzur y Juan Manuel Urtubey apoyaran el proyecto de la oposición para modificar el plan oficial sobre las tarifas en el Congreso Nacional.
 
El jefe de Gabinete lanzó la advertencia política y Rogelio Frigerio levantó el teléfono. Basado en tres ejes, la administración de Mauricio Macri apeló ante los mandatarios peronistas sobre la exclusiva responsabilidad del Ejecutivo sobre la política tarifaria, el cumplimiento de la ley de Presupuesto que fue sancionada por amplia mayoría y una apelación a la responsabilidad desde la oposición con proyectos que acompañen la meta fiscal y no que se la incremente.
 
Y pusieron como ejemplo a jefes provinciales como los oficialistas Vidal y Larreta y los peronistas Uñac y Alicia Kirchner que bajaron impuestos provinciales a las tarifas.
 
El Gobierno celebró rápidamente con los dichos radiales de Juan Schiaretti, quien defendió que las tarifas las debe fijar el Poder Ejecutivo Nacional. En Casa Rosada sonrieron por un rato pero la posterior salida al ruedo de Juan Manuel Urtubey no agradó tanto.
 
El salteño habló después de Schiaretti, en una nota pautada desde días antes con Jonatan Viale, y dijo poco y nada del tema tarifario. Sí criticó al kirchnerismo por su propuesta parlamentaria de congelar tarifas pero no desairó al Peronismo Federal que lleva adelante el proyecto de Tarifas, tanto en Diputados como en Senado.
 
Las declaraciones de Urtubey fueron luego de un almuerzo en la provincia de Chaco con su par Domingo Peppo. Allí hablaron de sus charlas con Rogelio Frigerio a quien no desairaron pero le transmitieron que, en los bloques de diputados y senadores peronistas, "ya no hay marcha atrás" con el proyecto peronista.
 
Sí podría haber un paso atrás en el proyecto de descontar el IVA de las tarifas, algo que perjudica a los gobernadores en números millonarios.
 
Eso se corroboró cuando Pablo Kosiner, jefe del bloque de diputados del interbloque Argentina Federal y quien lleva adelante la estrategia peronista junto a Diego Bossio y la massista Graciela Camaño, voló a su provincia y se juntó, de inmediato, con allegados a Urtubey para analizar el tema Tarifas.
 
Allí, Kosiner contó que los bloques del peronismo, tanto en Diputados como en Senado, están embalados con el tema y no darán marcha atrás. Una muestra de eso es el acompañamiento del massismo, sostenido en su "núcleo duro" de apoyo al reclamo PyME por el alza tarifaria.
 
"Lo hicieron muy suyo", dijo un gobernador que habló con diputados y senadores peronistas embalados con el proyecto tarifario que, este miércoles, avanzó en la Comisión de Presupuesto de Diputados, camino a la sesión del miércoles de la semana próxima.
 
Una postal del enojo del peronismo lo dijo, en voz baja, un gobernador de ese signo que no expresa sus críticas en público: "Estos muchachos macristas no se diferencian mucho de los kirchneristas cuando te llaman, eh", dijo luego de escuchar a un alto funcionario nacional.
 
De todos modos, los mandatarios provinciales saben que la pelea no será sencilla. Y que el presidente Mauricio Macri está dispuesto a hacerlo a asumir el costo del tema tarifario. Nada está dicho aún.
 
Fuente: Clarín
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-07-2018 / 10:07
En una carta dirigida a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, un amplio conglomerado opositor le advierte al Fondo Monetario Internacional (FMI) que la deuda pactada entre el organismo y el gobierno de Mauricio Macri es considerada "odiosa o execrable" en términos jurídicos y que agotará todos los mecanismos parlamentarios y judiciales para desconocerla.
 
En la misma semana en que Lagarde visitará la Argentina para reunirse con el Presidente, Mauricio Macri, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el organismo difundió un nuevo informe en el que vaticina una baja en el crecimiento de América Latina, impulsado, entre otros motivos, por la crisis que atraviesa la Argentina. 
 
Los números fríos del FMI recortaron las previsiones de crecimiento económico de la región al 1,6% en 2018 y al 2,6% en 2019, cuatro y dos décimas menos, respectivamente, que lo calculado en abril. En lo que respecta al caso argentino, el FMI puntualizó que "las menores estimaciones reflejan perspectivas más difíciles para economías clave, debido a la constricción de las condiciones financieras y el ajuste necesario de las políticas".
 
El argumento, cínico, perverso, es similar al utilizado por el presidente Macri: "Sufrir hoy, para estar mejor mañana", mientras vemos cómo ese "mañana" nunca llega y la promesa de ese futuro paradisíaco se aleja un poco más, hasta esfumarse. Como si estuviéramos condenados a vivir de prestado, entre la miseria y la dependencia, de rodillas ante el "verdugo" que propone más ajuste y lo disfraza de "necesario".
 
Más bien, habría que decir que nacimos bendecidos en una tierra rica en reservas de agua dulce, con gente dedicada y dispuesta al trabajo, tierra fértil en la que crece lo que tiremos. Y en cambio, desde el gobierno de Macri prefieren sembrar corrupción, miseria, entregar nuestros recursos al mejor postor, poniéndonos de rodillas ante el FMI, que promociona como "necesarias" paritarias del 8%, que promueve despidos y tarifazos.
 
El conglomerado opositor sostiene que, de acuerdo a la Constitución Nacional, le corresponde al Congreso "contraer empréstitos sobre el crédito de la Nación" y "arreglar el pago de la deuda interior y exterior de la Nación".
 
Pero nadie podría acusar de traidor al diablo. La traición, si cabe, viene de aquellos representantes que la mayoría de los argentinos eligió para defender sus intereses y hoy nos ponen de rodillas bajo el yugo de un diablo que nadie votó.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 16:07
16-07-2018 / 09:07
La industria sufrió un fuerte retroceso en mayo según las estadísticas que reveló la Unión Industrial Argentina (UIA) y que difundirá en las próximas horas. El nivel de actividad fabril cayó por debajo del -2% en la comparación interanual, situación que se verá agravada ante un escenario de crisis generalizada que se observará desde junio en adelante, con sectores clave en pleno descenso, lo que provocará que la producción manufacturera termine el año con un promedio de cero crecimiento.
 
A contramano de esa realidad y sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea con más recesión, devaluación e inflación, el presidente Mauricio Macri, desde la nube de gas en que vive, se empeña en afirmar que "vamos por el camino correcto" hacia "un país pujante e inclusivo".
 
"De eso se trata el cambio que vine a proponerles desde el primer día: de construir una Argentina más justa, transparente, donde se dice la verdad y se trabaja con las manos limpias", dijo ayer Macri aferrándose a la letanía de ese inasequible país virtual, tan distinto de la realidad con la que se convive a diario.
 
Hablan por él y sus "manos limpias", el millonario escándalo por la millonaria deuda (que se niega a pagar) del Correo Argentino, una de sus tantas empresas; o la cantidad de funcionarios (él incluido) con empresas fantasmas en paraísos fiscales para facilitar el lavado de dinero; o las denuncias que salpican a su alfil bonaerense, la gobernadora Mariu Vidal, por solo citar algunos casos.
 
Sin autocrítica frente a la crisis que cada día golpea a cinco de cada diez chicos que viven en la pobreza, que no comen como corresponde y vastos sectores de la clase media que son empujados a la miseria. Mientras se acepta el brutal ajuste que impone el FMI, sin proponer un plan económico que cambie el rumbo neoliberal, con empleo y producción capaz de reactivar la economía.
 
En la misma línea se pronunció el jefe de Gabinete, el inútil Marcos Peña, al postular que, pese a la "economía más fría" y "recesiva" de los próximos meses, lo que se viene tras la "tormenta" es un camino de "crecimiento y desarrollo". Son metáforas de un país virtual. La pregunta sobreviene: ¿En qué mano esconderá Macri la varita mágica que no la vemos?
 
La Opinión Popular

15-07-2018 / 11:07
Por más maquillaje que intente ponerle, el ajuste que el FMI le impuso a Mauricio Macri se concretará recortando gasto público (social, si se puede), salarios de estatales, subsidios. Despidos, reducción de áreas, imposiciones simétricas a las provincias. La "fiesta" la pagarán los laburantes, los humildes, las clases medias en descenso, las Pymes. El resto es fulbito para la tribuna.
 
El macrismo ni siquiera amaga o maquina mejorar un poco la recaudación impositiva. El poder fáctico aliado (banca internacional, exportadores agropecuarios, petroleras, concesionarias de energía o gas) lo hiere con fuego amigo. El Gobierno no les pide una pequeña ayuda a los amigos: que aporten un diezmo al "sacrificio colectivo", ajeno a las clases dominantes.
 
Tal vez el torniquete del FMI fuerce al macrismo a revisar el fundamentalismo fiscal pro establishment, hasta hoy cedieron a las presiones de los aliados fácticos, casi gozosamente, como en la reunión con la Mesa de Enlace del campo.
 
Todo se le hubiera facilitado a Macri suponiendo que la Selección Argentina hubiera estado hoy domingo en la Final del Mundial con Lionel Messi a la cabeza y que a su vez combinaba perfectamente con el inicio de las vacaciones de invierno, que el  Gobierno lo imaginaba como real.
 
En ese marco, pretendía avanzar con el ajuste, principalmente en el recorte de empleados públicos, y cumplir la letra chica del acuerdo con el FMI firmado hace un mes, que estima un achique del 30% del personal dependiente del estado.
 
A esto hay que sumarle a un contexto de país en el que  el empleo genuino no funciona como consecuencia de la inflación y la brutal caída del consumo y con la imposibilidad de que las pymes puedan crecer por la falta de créditos, siendo este país el que paga en la actualidad la tasa de interés más alta a nivel mundial
 
Ese combo explosivo hará que la economía actual siga teniendo consecuencias letales. Nos gustaría decir que "lo peor ya pasó", que va a crecer el empleo y los salarios, como afirman los periodistas militantes del macrismo, pero no solo será un sueño que se esfumará inmediatamente como de Messi levantando la Copa en Moscú. 
Terminó el Mundial que no sirvió de cortina de humo ni de freno al conflicto. En esas ligas, como en tantas otras, las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas.


La Opinión Popular

15-07-2018 / 10:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar