La Opinión Popular
                  04:25  |  Sábado 22 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri sigue emitiendo deuda y se olvida de la Salud, la Educación, el Medioambiente y la Cultura. Le recorta los ingresos a los jubilados pero perdona al Grupo Macri su deuda con el Correo Argentino”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-05-2018 / 09:05
PESE A LA FUERTE SUBA DE TASAS DE INTERÉS

El dólar y la inflación se disparan

El dólar y la inflación se disparan
El equipo económico macrista ha tomado con liviandad los riesgos de la dependencia del financiamiento externo y la deficiencia para la generación de divisas. Los límites se los impuso la realidad externa, que desnudó los desequilibrios. El combo de menos dólares genuinos -por exportaciones producto de la caída de las ventas al exterior y del efecto climático sobre el principal commodity- y de menos dólares financieros -producto de la salida por la suba de tasas en Estados Unidos empujó a una devaluación del peso. Las dos herramientas a las que apeló el Banco Central para tratar de contener la divisa -más tasa, más venta- no sirvieron y el peso volvió a tener una depreciación brusca que suma 5% en sólo tres jornadas. El Banco Central mira el fondo de la caja de herramientas neoliberales y encuentra que ya le quedan pocos instrumentos para utilizar.
El dólar minorista registró ayer otro récord, al cerrar en 21,52 pesos, con un incremento de 62 centavos. La suba de las tasas y la intervención del Banco Central en la plaza cambiaria no fueron suficientes para frenar la corrida. Los tarifazos aceleraron los precios, y el incremento del dólar presionará aún más. Otro golpe al poder adquisitivo de los salarios.
 
En los últimos cuatro días hábiles se vendieron 195 mil millones de pesos de Lebac en el mercado secundario. La salida de capitales especulativos de la última semana se potenció por la compra de divisas de inversores minoristas, que cobraron el sueldo y no dudaron en dolarizar los pesos depositados en las cuentas bancarias.
 
La autoridad monetaria sacrificó ayer 504 millones de dólares. La cifra desde el 5 de marzo, cuando comenzó con las intervenciones, enciende todas las alarmas del mercado. El BCRA, a cargo de Federico Sturzenegger, acumuló ventas por 7272 millones de dólares. Desde el lunes 23 realizó la mayor cantidad de los desembolsos, al intervenir con 4845 millones.
 
El uso de divisas de la entidad para controlar el tipo de cambio no fue efectivo. El dólar minorista aumentó un 2,6 por ciento ayer, el mayor incremento diario desde mediados de 2016, en tanto que registró un alza del 15 por ciento desde que comenzó el año y de 37,8 por ciento a partir de la primera semana de mayo del año pasado.
 
La autoridad monetaria dio infinitas vueltas para definirse respecto de cuál es su postura cambiaria y monetaria. Hasta marzo, dijo que defendía la flexibilidad del dólar, es decir, planteaba que el mercado debía encargarse de ponerle un precio.
 
En el momento que comenzaron las presiones modificó el discurso y comenzó a plantear que los inversores se estaban equivocando respecto de cuál era la cotización de equilibrio, y eso le daba derecho a intervenir. Error de diagnóstico. La venta de dólares de las reservas fue contraproducente: potenció las expectativas de devaluación y llevó a los especuladores a acelerar la compra de dólares.
 
La entidad ya perdió uno de cada diez dólares que tenía en reservas a finales de abril. El stock de divisas del Central cerró ayer en 55.998 millones de dólares, con una caída de 625 millones en la jornada y un retroceso de 6554 millones de dólares en los últimos 7 días hábiles.
 
Estos datos resultan increíbles si se tiene en cuenta que hasta hace dos meses el titular de la autoridad monetaria decía en sus conferencias de prensa que en la entidad tenían como objetivo sumar cerca de 20.000 millones de dólares, con el objetivo de alcanzar reservas equivalentes al 15 por ciento del PBI. Nadie pensó en un plan B ante el cambio del ciclo financiero internacional.
 
Los especuladores financieros se convirtieron en el enemigo menos pensado del gobierno de Mauricio Macri que se arrodilló ante los fondos buitre en Nueva York y celebró la vuelta al mundo. El macrismo les habló con el corazón, pero le respondieron con el bolsillo.
 
La Opinión Popular

 
Pese a la suba de tasas, el dólar trepó 66 centavos y el BCRA tuvo que vender u$s504 Millones
 
La decisión del Banco Central de llevar la tasa de referencia al 30,25%, 300 puntos básicos por arriba del nivel al que la había mantenido tan sólo 3 días antes, no logró frenar la corrida cambiaria.
 
El dólar registró ayer su mayor suba diaria desde junio de 2016 y la autoridad monetaria tuvo que vender $504,5 millones para evitar que la depreciación del peso fuera aún mayor.
 
El tipo de cambio trepó ayer 66 centavos, hasta un récord de $21,20 en la plaza mayorista y a un promedio de $21,52 en las pizarras.
 
"La suba de tasa del viernes no alcanzó a contener la presión sobre el tipo de cambio principalmente porque, además de los factores internos que están afectando las decisiones de cartera de los inversores, también tenemos que sumarle cuestiones internacionales vinculadas a la suba de la tasa de interés de EE.UU. y a la dinámica que está tomando el propio dólar como moneda de referencia en el mundo contra el resto de los tipos de cambio más importantes", afirmó Nery Persichini, Gerente de Inversiones de GMA Capital.
 
"Fue un día bastante pesado para las monedas latinoamericanas; todas se depreciaron y el peso no podía ser ajeno a esa coyuntura", agregó.
 
Los argumentos del Banco Central van en el mismo sentido. Según indicaron desde la autoridad monetaria, la suba del tipo de cambio ayer se debió a una revalorización del dólar en el mundo, mientras que la magnitud de la escalada tuvo que ver con que el lunes no hubo operaciones en la plaza local, cuando el resto de las monedas de la región cayeron.
 
No obstante, desde el viernes hasta ayer, el peso fue la moneda que más perdió entre todas las divisas de los países emergentes. Así, mientras el real brasileño y el peso mexicano se depreciaron 2,42% y 2,26%, respectivamente, desde el cierre de la semana pasada hasta ayer, la divisa local se hundió un 3,26% en el mismo lapso y con una sólo rueda de negocios.
 
Según señalan desde Balanz Capital, a pesar de las reiteradas intervenciones del BCRA en el mercado cambiario y la suba de la tasa de política monetaria el último viernes, "el interés por instrumentos en pesos ha caído significativamente y el inversor promedio se está volcando al dólar".
 
Por Eugenia Baliño
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-09-2018 / 10:09
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió ayer al Congreso para defender el proyecto de Presupuesto 2019, ya arreglado con la directora del FMI, Christine Lagarde. De hecho ayer, como salido de un manual, el organismo respaldó la iniciativa que prevé un ajuste mayor al actual.
 
El objetivo es el déficit cero a como dé lugar, por ejemplo, subiendo el impuesto a las Ganancias, para que sean los trabajadores los que más paguen.
 
Dujovne negó algunos rumores de las últimas jornadas: como un megacanje para reestructurar la deuda o un plan de convertibilidad para volver al 1 a 1, que implicaría más miseria, más destrucción de empleos y salarios más bajos.
 
Desde la oposición, las críticas se centraron en las modificaciones en la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) y en las futuras jubilaciones que se pagarán en zonas desfavorables; el costo del dólar y la inflación presupuestados; los fondos para las universidades; el financiamiento de la PPP y el peso de la deuda pública, entre otras cuestiones.
 
El ministro confirmó que la "salida" de la crisis que emprenderá el Gobierno de los Ricos irá por la vía más recortes, y que gobernadores y legisladores acompañarían un Presupuesto que contiene un ajuste durísimo contra el pueblo trabajador.
 
Sin reconocer errores propios, Dujovne justificó la compleja coyuntura en la "serie de shocks" que sufrió el país como explicación del derrumbe actual. Lejos de la autocrítica, aseguró que uno de esos "shocks" fue la causa de los "cuadernos de las coimas", a la que definió como una "orgía de corrupción" que atenta contra la confianza de los inversores.
 
No dijo Dujovne que de esa "corrupción" de la Patria contratista, a la que se deben muchos de los dramas actuales, hubo una familia que en tiempos del kirchnerismo y desde mucho antes, desde la última dictadura militar, se llevó la mayor tajada: los Macri.
 
La Opinión Popular

21-09-2018 / 08:09
Un nuevo récord negativo para el gobierno de Mauricio Macri. La caída del consumo y de la actividad económica, los más de 13 millones de pobres que viven despojados de todo, se explican por otro dato negativo: el aumento del desempleo, que en el segundo trimestre del año afectaba a casi dos millones de argentinos.
 
La crisis económica generada por la incapacidad de Macri hizo estragos en el mercado laboral: En porcentajes, la suba de la desocupación asciende al 9,6% de la población económicamente activa, un salto que no se vio en doce años, desde 2006. El empleo registrado viene en caída y se deriva en parte al empleo no registrado (es decir la relación de dependencia en condiciones de informalidad), y el cuentapropismo.
 
El panorama se agrava al contemplar la cantidad de desocupados, subocupados, ocupantes demandantes (quienes tienen que salir a buscar otro empleo porque no sobreviven con el que tienen) y entonces, los argentinos con problemas de empleo trepan a más de 7,5 millones.
 
Es el las mujeres donde se registra un mayor aumento del desempleo, aunque también del empleo, ya que son sobre todo mujeres jóvenes las que salen a buscar trabajo y no lo encuentran. La tasa de desempleo para las mujeres pasó de 9,5 % a 10,8 %, mientras que para los varones pasó de 8,2 % a 8,7 %.
 
La debacle de la economía neoliberal macrista y el presupuesto de ajuste del FMI para enviar señales a los acreedores, empuja de forma acelerada a la desocupación hacia los dos dígitos. Ya el panorama no es sólo pérdida de poder adquisitivo por la inflación y los tarifazos, sino del empleo.
 
El deterioro del empleo que refleja el Indec, es apenas una foto de los primeros impactos de los comienzos de la crisis. Lo peor, de todas formas, es que la mayoría de los especialistas prevé un alza mayor en los próximos trimestres donde anticipan que superará holgadamente los dos dígitos.
 
Es que durante el período entre abril y junio, la mayor parte de la caída económica se dio en el sector agropecuario, el cual no se caracteriza por ser mano de obra intensivo. En cambio, el freno en la actividad del comercio y la construcción -los más demandantes en términos de empleo- comenzará a reflejarse a partir de la próxima medición.
 
La Opinión Popular

20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar