La Opinión Popular
                  05:38  |  Miércoles 18 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 17-04-2018 / 12:04
“HAY QUE RESTABLECER LA AGENDA Y LA CONFIANZA DE LA GENTE”, DIJO

Juan José Bahillo: Sería bueno para el peronismo unirse detrás de la candidatura de Bordet; facilitaría su ordenamiento

Juan José Bahillo: Sería bueno para el peronismo unirse detrás de la candidatura de Bordet; facilitaría su ordenamiento
El diputado nacional Juan José “Juanjo” Bahillo (FpV-Entre Ríos) afirmó que “Gustavo Bordet tiene todos los antecedentes ganados para ser el candidato para el 2019” ya que “le ha tocado gobernar la provincia con una complejidad importante, con distinto gobierno a nivel nacional, con situaciones complejas para ir solucionando los problemas de la provincia”. Foto: Blas García para La Opinión Popular
El diputado nacional Juan José "Juanjo" Bahillo (FpV-Entre Ríos) afirmó que "Gustavo Bordet tiene todos los antecedentes ganados para ser el candidato para el 2019" ya que "le ha tocado gobernar la provincia con una complejidad importante, con distinto gobierno a nivel nacional, con situaciones complejas para ir solucionando los problemas de la provincia; es un gobernador muy abierto al diálogo, que ha hecho de la trasparencia, del respeto y la construcción del consenso elementos característicos en su gestión".
 
Valoró además que "es el dirigente con mejor imagen en la provincia, y la idoneidad y responsabilidad con que se ha manejado desde el 2015 a la fecha". En el mismo sentido, opinó que "sería bueno para el peronismo unirse detrás de la candidatura de Bordet, ya que podría facilitar un proceso diverso y complejo del peronismo, con distintas voces, y su candidatura facilitaría el ordenamiento del peronismo". De todos modos, consideró que "hay restablecer como prioridad la agenda y la confianza del peronismo con la gente".

 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Bahillo sostuvo que "falta mucho" para las elecciones. "Tenemos que poner mucha energía, responsabilidad y compromiso en la gestión, es la primera responsabilidad ante los entrerrianos; pero más allá de eso ante una expresión o definición del gobernador de interesarse en ir por la reelección, me parece que Gustavo Bordet tiene todos los antecedentes ganados para ser el candidato para el 2019", señaló.
 
En ese marco, definió que "le ha tocado gobernar la provincia con una complejidad importante, con distinto gobierno a nivel nacional, con situaciones complejas para ir solucionando los problemas de la provincia; es un gobernador muy abierto al diálogo, que ha hecho de la trasparencia, del respeto y la construcción del consenso elementos característicos en su gestión. Es un dirigente con muy buena imagen a nivel provincial si no es el dirigente con mejor imagen en la provincia, y la idoneidad y responsabilidad con que se ha manejado desde el 2015 a la fecha son todos antecedentes para ir por la reelección".
 
En el mismo sentido, opinó que "sería bueno para el peronismo unirse detrás de la candidatura de Bordet, ya que podría facilitar un proceso diverso y complejo del peronismo, con distintas voces, y su candidatura facilitaría el ordenamiento del peronismo, más allá de que no debemos gastar tanto tiempo en estas cuestiones. Es necesario hacerlo pero lo que hay restablecer como prioridad es la agenda y la confianza del peronismo con la gente".
 
"Si interpretamos la problemática de los distintos sectores, de los asalariados, las economías regionales, las expectativas no cumplidas del gobierno nacional, de gente que está buscando una alternativa electoral y si interpretamos eso transversalmente de la sociedad y lo ponemos en agenda, será la mejor herramienta política. Después simultáneamente el peronismo se tendrá que dar un proceso de reordenamiento pero lo más importante es restablecer la agenda con la gente", analizó.
 
Sobre la unidad de los diversos sectores del peronismo, el legislador sostuvo que "Bordet agota todas las instancias para construir los consensos necesarios, abrió el juego democráticamente en el proceso de internas, en un proceso de internas que no tuvo la madurez que debería haber tenido cuando se reclamaban internas enérgicamente en el peronismo".
 
"Está bien que se las haya dado pero cuando uno reclama internas también debe ajustarse al juego de la democracia interna y después en la general sumar esos votos de la interna, y eso no se vio el año pasado. No obstante eso, Bordet seguirá permitiendo la interna. Creo que la figura de Bordet es un gran ordenador del peronismo y aquel que entienda que puede representar otra expresión dentro del peronismo, que entienda que Bordet no lo contiene o pretenda ser otra alternativa, será en el marco de la interna que se tenga que definir", reflexionó.
 
En ese contexto, admitió que es necesario "garantizar la participación de las minorías" y consideró que "con la reforma electoral que se presentó en la Legislatura se va a dar un lindo debate y es una buena oportunidad para que esto quede plasmado en las leyes la garantía de la participación de la minoría". "Será análisis de los legisladores qué forma le dan a esto y cómo lo plasman en la ley, ver la legislación comparada de otras provincias, pero hay que avanzar en garantizar la participación de las minorías, lo cual puede haber sido un problema y ahora hay una oportunidad para solucionarlo", señaló.
 
Comparó que "hubo situaciones como en 2015 donde no hubo posibilidad de ir a internas con total libertad, el partido se cerró de tal manera que no se permitió la participación en las internas y es lógico que como consecuencia de eso se hayan evaluado otras alternativas".
 
Ante esto, reconoció que "uno de los errores que hemos cometido dentro del peronismo es mirar demasiado hacia adentro, preocuparnos más por los problemas nuestros y no mirar tanto hacia la sociedad; y en la medida en que no recompongamos la confianza con la gente y no pongamos en nuestra agenda y en nuestra propuesta una alternativa superadora a los problemas de los entrerrianos, si seguimos mirándonos el obligo no vamos a solucionar los problemas de los entrerrianos ni vamos a recuperar la confianza de la gente".
 
En contraposición a ello, afirmó que "el gobernador tiene una característica distintiva que su personalidad genera una fuerte confianza hacia los sectores intermedios y hacia la comunidad entrerriana". "Creo que las discusiones que se da el peronismo no están mal pero el límite que tenemos es no atentar contra nosotros mismos y no agotarnos dentro de un proceso de la interna de un partido sino saber interpretar a la sociedad entrerriana", reflexionó.
 
Consultado sobre su relación con el urribarrismo sentenció: "No he tenido diálogo últimamente pero tampoco tuve ninguna discusión por la cual pueda decir que estoy alejado del urribarrismo o de la gente que está más en contacto con Sergio Urribarri". "Con Urribarri tuve contacto en los últimos 15 días por las cuestiones que sucedieron en el partido a nivel nacional, pero indudablemente la proximidad o cercanía que tenía con Urribarri por ser presidente de bloque ya no la tengo por estar más abocado a la Legislatura nacional", admitió.
 
Al respecto se refirió a la fisura en la relación con Urribarri durante la aprobación de las leyes de reforma previsional a fines del año pasado y aseveró: "Tenemos tantos ismos dentro del peronismo que no se sabe dónde termina uno y dónde comienza el otro. En su momento, por diciembre, tuve una charla con Sergio Urribarri donde acordaba con la decisión de Bordet, que se plasmaba en nuestra decisión en la Legislatura. No tuve diferencias con Urribarri en cuanto al voto, y sí los tuve con otros sectores del peronismo".
 
En cuanto a la conformación de listas, Bahillo sostuvo que "cuando se arman las listas, los acuerdos o los consensos, o luego de las internas, los cargos de las Legislaturas o los Concejos Deliberantes deben plasmar los sanos y transparentes acuerdos políticos, pero los cargos ejecutivos deben ser prerrogativas casi exclusivas de quien tiene la mayor responsabilidad, en este caso de Bordet como gobernador o los intendentes cuando eligen a sus funcionarios".
 
"En eso si Bordet va a tener la responsabilidad de someterse nuevamente a la voluntad electoral de los entrerrianos y va a tener que gobernar cuatro años más, debe tener toda la libertad y la flexibilidad necesaria para elegir a sus colaboradores más inmediatos. No son buenas las gestiones cuando se condiciona a los Ejecutivos con cargos por acuerdos políticos previos, así que al vicegobernador lo deberá elegir Bordet", concluyó.
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-07-2018 / 17:07
17-07-2018 / 00:07
Frente al futuro oscuro que impone el acuerdo de Mauricio Macri con el FMI, los gobernadores del PJ advirtieron, con tonadas y énfasis diversos, que no se someterán dócilmente a los recortes resueltos en la Casa Rosada. Ni de peronismo hablamos: apenas es defensa propia.
 
Aunque, lo real es que la oposición hoy está entre la espada y la pared, ya que si se opone y no aprueba el proyecto 2019, el gobierno de Macri amenaza seguir con el presupuesto 2018, que perjudicará notablemente a las provincias. Por ello, un grupo de gobernadores justicialistas está preparando una propuesta alternativa.
 
En el interior del país, a Horacio Rodríguez Larreta lo llaman irónicamente "el príncipe de Dubai". Grafican de ese modo la riqueza presupuestaria de la ciudad de Buenos Aires en comparación con las provincias argentinas. Con esa mezcla de humor e intencionalidad política, argumentan que la Capital Federal debe absorber una parte significativa del ajuste que pretende el Gobierno de los CEOs.
 
La mira de los gobernadores y legisladores del interior está enfocada de ese modo no sólo por la histórica demanda federal frente al centralismo porteño, sino también porque la Capital es el distrito de origen del macrismo, su base política. De ahí que se considere que si Macri reclama un fuerte recorte de gastos, entonces el achique "debe empezar por casa".  Y la casa del PRO es Buenos Aires.
 
En números, la pretensión de los gobernadores del interior -un bloque más o menos homogéneo con el que negocia la Casa Rosada- es que la Capital y la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de al menos $80.000 millones de los $150.000 millones de ajuste que reclama Macri a las provincias. Una suma idéntica correría por cuenta de la Nación.
 
Vidal y Larreta se enfrentan, en este marco, a una fuerte presión política para que la Nación les traspase las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur, y la de aguas Aysa. Además están los $70.000 millones que el año pasado destinó el Estado nacional a subsidios al transporte público -colectivos, trenes-, $ 66.000 millones se aplicaron al área metropolitana de Buenos Aires. La consecuencia es notoria: las tarifas son más caras en el interior del país.
 
Por otra parte, la idea de Macri es que las provincias utilicen créditos de organismos internacionales, como el BID o el Banco Mundial, para hacer las obras que no financiará más el Gobierno Nacional. Para cortar cintas durante el año electoral habrá que endeudarse. La cuestión es que el aval debe darlo la Nación. Además, se les pedirá a los gobernadores que financien temas que hoy se ejecutan con fondos nacionales, como el pago del Incentivo docente y programas de salud.
 
En resumen, ¿qué implicaría para las provincias acompañar el ajuste del FMI? En principio, recortar el gasto salarial y de bienes y servicios hasta el 1,2% del PBI. Y adaptarse a un tope de aumento de sólo el 8% para los empleados públicos en 2019.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 17:07
16-07-2018 / 16:07
16-07-2018 / 16:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar