Pasman, sos parte del folklore, todos te miramos, sos un tipo que rezonga mucho y dice que tiene la solución para todo pero estoy seguro de que si sos funcionario y te pones los pantalones cortos, te desgarras al 1° córner". Frente a esa comparación, Espert respondió: "Si yo soy el 'Tano' Pasman, vos sos un mamarracho del Pro".
 
La Opinión Popular
'/> Espert destrozó al macrista Massot: Sos el mamarracho del PRO / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  19:17  |  Viernes 25 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Con la quita de retenciones a la minería y a la soja se ha beneficiado a sectores que estaban en mejores condiciones de afrontar un ajuste y no a los jubilados o los trabajadores”. Marcelo Daniel Colombo, arzobispo de Mendoza
Recomendar Imprimir
Nacionales - 15-04-2018 / 12:04
UN ECONOMISTA LE CANTÓ LAS 40 EN LA MESA DE MIRTHA

Espert destrozó al macrista Massot: Sos el mamarracho del PRO

Espert destrozó al macrista Massot: Sos el mamarracho del PRO
La política económica de la alianza Cambiemos desató un fuerte cruce entre Nicolás Massot y José Luis Espert. Además de chicanearse con metáforas futboleras, tratarse de "mamarracho" y debatir sobre el achique del gasto público, los sueldos de los legisladores estuvieron en el centro del debate: "Tenemos que ganar tres veces más de lo que ganamos", dijo el macrista.
El titular del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot, y el economista José Luis Espert, invitados en el programa de Mirtha Legrand, se sacaron chispas por el ajuste que realiza el Gobierno de Macri el cual, para el economista, sólo se limitó al quite de subsidios en los servicios públicos. En ese sentido, el diputado lo acusó de buscar un "ajuste brutal".
 
"La única rebaja del gasto público en serio que hubo, porque todo lo demás es chamuyo, fue la baja de subsidios que se hizo con el tarifazo", dijo Espert. Massot le respondió, pero el economista señaló que "hace 30 años que la Argentina está entre los países con mayor inflación". "¿Me reconocés que lo único que bajaron en realidad fueron los subsidios?", insistió.
 
En medio de ese debate caliente, Massot lo comparó con "el 'Tano' Pasman, sos parte del folklore, todos te miramos, sos un tipo que rezonga mucho y dice que tiene la solución para todo pero estoy seguro de que si sos funcionario y te pones los pantalones cortos, te desgarras al 1° córner". Frente a esa comparación, Espert respondió: "Si yo soy el 'Tano' Pasman, vos sos un mamarracho del Pro".
 
La Opinión Popular

EL JEFE DEL BLOQUE PRO EN DIPUTADOS Y EL ECONOMISTA TUVIERON ENCONTRONAZOS AL HABLAR DE LA REALIDAD DEL PAÍS
 
Tensión y chicanas en la mesa de Mirtha Legrand entre Nicolás Massot y José Luis Espert
 
En el programa de Mirtha Legrand, el jefe del bloque Pro en la Cámara de Diputados, Nicolás Massot y el economista José Luis Espert protagonizaron un fuerte cruce en el que se expresaron acerca del salario de los legisladores y el polémico canje de pasajes y la inflación.
 
El oficialista dijo que era sencillo "hacer planillas de Excel y escribir libros" y que el planteo del economista implicaba "un ajuste brutal" e ironizó: "Para mi sos como el 'Tano' Pasman, sos parte del folklore, todos te miramos, sos un tipo que rezonga mucho y dice que tiene la solución para todo pero estoy seguro de que si sos funcionario y te pones los pantalones cortos, te desgarras al 1° córner".
 
Espert tildó este comentario de 'chicana barata' y retrucó: ' Si yo soy el 'Tano' pasman, vos sos un mamarracho del Pro". Y más adelante lo acusó de "estar haciendo campaña" y agregó: "La única rebaja del gasto público en serio que hubo, porque todo lo demás es chamuyo, fue la baja de subsidios que se hizo con el tarifazo".
 
Para contrarrestar esto, Massot se refirió a la negociación que se hizo con el PAMI para comprar medicamentos y a la reducción del déficit de Aerolíneas Argentinas. Sin embargo, Espert dijo que esto equivale a "dos pesos con cincuenta" y señaló que "hace 30 años que la Argentina está entre los países con mayor inflación". Preguntó: "¿Me reconocés que lo único que bajaron en realidad fueron los subsidios?".
 
Para Massot, por el contrario, esto muestra una gran incoherencia por parte de este economista que criticó, también, el salario de los legisladores. "Para que la Argentina se solucione no tenemos que lograr que los políticos se autoflagelen sino que tengan respuestas. A este país le faltan 650 mil millones de pesos para empezar, para prender la luz".
 
El representante del PRO dijo que no le parecen excesivos los sueldos de los diputados y opinó: "Gestos sobran, tenemos que ganar tres veces más de lo que ganamos. Cobramos el 40% de lo que deberíamos cobrar".
 
Para calmar el cruce, la conductora se remitió, indirectamente, al programa en el que se disparó el escándalo por la participación de Natacha Jaitt y dijo: "Ya está, un poco de paz, últimamente he tenido muchos escándalos en la mesa".
 
Fuente: diarioveloz.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
25-05-2018 / 08:05
25-05-2018 / 07:05
El fiscal Jorge Di Lello pidió, ante la Cámara Nacional Electoral, que se revoque la intervención del PJ Nacional. La medida había sido dispuesta por la magistrada María Servini de Cubría, quien nombró interventor al polémico gremialista Luis Barrionuevo.
 
"No puede soslayarse que el pedido de intervención ya había sido intentado con idénticos términos en los últimos años, los cuales no tuvieron acogida favorable; en circunstancias similares a las vigentes, por lo cual no se comprende cómo esta medida puede considerarse ajustada a derecho toda vez que la agrupación transitaba activamente su vida institucional, aún seguramente con vaivenes propios que cualquier agrupación atraviesa, pero de ningún modo esto puede ser motivo de una medida extrema como la puesta en crisis", comentó en su dictamen el fiscal.
 
Con relación a Barrionuevo, el representante del Ministerio Público señaló que "se observa que difícilmente podrá cumplir con la ecuanimidad que esa función requiere. Es de público y notorio conocimiento, que el mismo ha tenido una vida política activa en el seno del Partido Justicialista. De este modo, no resulta ajeno a aquellas divisiones tan criticadas por la Sra. magistrada, y que ello le impediría llevar a cabo la normalización que le fuera encomendada con la tolerancia exigida, como lo demuestra la manifiesta experiencia histórica al respecto".
 
"Los fundamentos de la sentencia, en su totalidad han sido solamente de carácter político y no jurídico, lo que evidentemente condujo a que se arribara a una conclusión alejada de los preceptos legales y de razonabilidad, que deben acompañar a cualquier intervención jurisdiccional", argumentó el fiscal federal con competencia electoral.
 
La intervención del PJ le interesa a Mauricio Macri y es funcional a su estrategia de terminar para siempre con el peronismo, pero victimiza a los K y le sirve a Cristina para decir que hay que consolidar un espacio político por fuera del PJ.
 
La Opinión Popular

25-05-2018 / 07:05
Este 25 de mayo promete romper la calma que caracterizó a los anteriores festejos patrios de la gestión de Mauricio Macri. A la agenda oficial para conmemorar los 208 años de la Revolución de Mayo, que repetirá actos y ritos tradicionales, se opondrá una multitudinaria manifestación en la Avenida 9 de Julio bajo el lema "La patria está en peligro: No al FMI".
 
"Un conjunto de organizaciones gremiales, sociales, barriales, de derechos humanos, cooperativistas, de la pequeña y mediana empresa, y destacadas personalidades de la cultura popular" convocaron "a un gran acto".
 
En evento contará con un espectáculo musical, una feria de la economía social y la lectura de una proclama en la que se expondrá el descontento de los manifestantes con la política económica neoliberal del Gobierno y, en especial, con la negociación que mantiene con el Fondo Monetario Internacional.
 
El acto, que apuesta a la potencia de la territorialidad, se contrapondrá con la más sobria estrategia comunicacional del Gobierno, que no toma a "la calle" como elemento de disputa, una táctica que hasta el momento le rindió frutos políticos y electorales.
 
A las 9 se reunirá con sus funcionarios en el salón de los Bustos de la Casa Rosada, con quienes compartirá el tradicional chocolate caliente con churros. De allí, unirá caminando la distancia que separa Balcarce 50 de la Catedral Metropolitana, donde a partir de las 10 se realizará el tradicional Tedeum. El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, encabezará la ceremonia.
 
Las especulaciones en torno al tono que tendrá el acto religioso se multiplican. ¿La Iglesia fomentará un discurso duro en contra de la política económica oficial o, atenta al clima político-social, corrida cambiaria de por medio, licuará las críticas para no azuzar aún más la tensión interna?
 
Es público el malestar del Papa Francisco con las políticas neoliberales que reproducen la pobreza y reducen los salarios, algo que ya le valió más de una crítica de algún dirigente de la actual gestión. Sobre todo, tras recibir por primera vez al Presidente en el Vaticano y tener un gesto adusto en la fotografía de rutina.
 
Atento a este escenario y con la crisis financiera aún fresca en la retina, desde el Gobierno de los Ricos se preparan para enfrentar un final de mayo con un alto nivel de protesta en las calles.
 
La Opinión Popular

24-05-2018 / 08:05
"Lo más difícil ya pasó", repitió, como un mantra, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien ayer presentó su informe de gestión en la Cámara de Diputados, donde defendió la decisión de acudir al FMI, ratificó el rumbo neoliberal del Gobierno de Macri y la convocatoria a un supuesto diálogo. La oposición disparó contra el ajuste, la deuda y remarcó las contradicciones macristas sobre la situación económica.
 
El jefe de Gabinete eligió una "actitud zen" dos semanas después del terremoto financiero que en un mes devaluó al peso en un 30% y que obligó a sacrificar US$8 mil millones de reservas del Banco Central. Sin autocríticas de ningún tipo, culpó por la a los "factores externos" e interpretó la vuelta al FMI como la recuperación de "la confianza del mundo", pese a que los mercados externos cerraron sus grifos a la Argentina y a que la anunciada "lluvia de inversiones" no aparece por ningún lado.
 
Para Peña, acorralado y escaso de respuestas, es hora de "lograr una mayor velocidad en nuestro camino hacia el equilibro fiscal". Lo que en otras palabras es: acelerar la reducción del déficit con menos empleados, menos salarios, menos gastos y menos obra pública.
 
Esa receta, se sabe porque lo admitió el propio Gobierno, impactará con más inflación y menos crecimiento. Pero el jefe de ministros, cínico como pocos, se jactó de unos invisibles "siete trimestres de crecimiento". Eso, dijo, permitió recuperar "la confianza que necesitábamos como país para que este camino gradual pueda ser financiado por aquellos que nos presten".
 
Desde la oposición arremetieron con todo contra la política económica del macrismo sobre la "apertura indiscriminada de importaciones", la "destrucción del mercado interno", "tarifazos" y "ajustes", además de  proclamar la "impericia" para manejar la crisis que devaluó la moneda y "saqueó" más de 11 mil millones de dólares de las reservas del Banco Central, "favoreciendo la timba financiera". También le apuntaron al ministro coordinador por la "represión" y "militarización" de los conflictos sindicales y sociales.
 
"La Argentina está por el camino correcto del desarrollo", intentó convencer Peña, en tono calmo. Y convocó a la conformación de una suerte de Gran Acuerdo Nacional que permitiera implementar las nuevas políticas de ajuste que se exigen desde el FMI.
 
Fue entonces que se cruzó con la dura réplica de la diputada Graciela Camaño: "Si nos invitan a un diálogo institucionalizado para defender el salario de los trabajadores, promover la educación pública, resolver los problemas de las pymes; si nos invitan a pensar en el desarrollo y el crecimiento nacional, cuente con nosotros. Pero no va a contar con nosotros para seguir ajustándole el bolsillo a los trabajadores".
 
La Opinión Popular

24-05-2018 / 07:05
Más de 200 mil maestros de todo el país se concentraron en la Plaza de Mayo para exigirle al gobierno neoliberal de Mauricio Macri que se haga responsable de la educación pública.
 
Con la consigna "la escuela argentina enseña, resiste y sueña", los gremios docentes, que recorrieron las provincias durante tres días con cinco columnas o caravanas antes de llegar a la Ciudad de Buenos Aires, reclamaron a la Casa Rosada que convoque a la paritaria nacional y destine más fondos a la inversión educativa.
 
Además, advirtieron que las políticas neoliberales que empobrecen las aulas de escuelas primarias, secundarias y universidades del Estado son un brazo de un modelo que Argentina ya conoció con la dictadura y los '90. "La discusión no es sólo por el modelo educativo: es por el modelo educativo y por el modelo de patria", definió Sonia Alesso, la titular de Ctera, en un discurso que cerró llamando a las demás organizaciones gremiales a convocar a un paro nacional para frenar el ajuste.
 
Resulta irónico, pero la consigna de la marcha repite varias de las demandas que los maestros plantearon en su primera edición hace 30 años: apertura de la discusión salarial que fija a nivel nacional el piso de negociaciones en todas las provincias, salarios dignos y el repudio a un acuerdo con el FMI que recorte el presupuesto educativo.
 
"Salarios dignos", "Paritaria Nacional Docente" y "No al FMI" fueron las banderas que levantaron los docentes en un nuevo reclamo para exigir mejoras laborales. La oferta salarial que hizo meses atrás el gobierno de Macri resulta ridícula, desfasada de la inflación corrida y de la que garantizan los tarifazos venidos y por venir. Este año se sumó el rechazo al cierre de los institutos superiores de formación docente y otras demandas en materia de educación pública como son servicio de comedores escolares, cargos y apertura de cursos.
 
El acto central, que se realizó cerca de las 15, estuvo encabezado por varias organizaciones gremiales que llegaron desde distintos puntos del país. Las columnas de miles de docentes estuvieron acompañadas por trabajadores del subte, profesionales de la salud y estatales de distintas ramas, quienes se sumaron al reclamo.
 
En el marco del acuerdo con el FMI, el Gobierno de Macri pretende imponer su política de ajuste y ataque a los derechos de los trabajadores. La marcha expresó el malestar social y la bronca de los cientos de miles que se movilizaron contra esa política neoliberal del Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar