La Opinión Popular
                  06:26  |  Lunes 23 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 10-04-2018 / 10:04
EN COINCIDENCIA CON LA LLEGADA DEL ESPAÑOL, EL GOBIERNO ENVIÓ AL CONGRESO UN PROYECTO QUE BENEFICIA A TELEFÓNICA

Macri y Rajoy: Dos amantes que se reencuentran

Macri y Rajoy: Dos amantes que se reencuentran
Luego de insistir en la supuesta “angustia” que sentimos los argentinos al independizarnos de España, en 1816, y de afirmar que las relaciones entre ambos países “son como las de dos amantes que se han vuelto a encontrar”, el Presidente Mauricio Macri recibió anoche la visita de su par español, Mariano Rajoy, quien estará dos días en la Argentina.
Tarda en llegar, pero al final hay recompensa. Habrá que ver a qué costos. Lo cierto es que, luego de insistir en la supuesta "angustia" que sentimos los argentinos al independizarnos de España, en 1816, y de afirmar que las relaciones entre ambos países "son como las de dos amantes que se han vuelto a encontrar", el Presidente Mauricio Macri recibió anoche la visita de su par español, Mariano Rajoy, quien estará dos días en la Argentina.
 
La retórica macrista recuerda a las relaciones carnales con Estados Unidos de las que se jactaba el menemismo y el grado de peligrosa amistad es tal que el derechista Rajoy llega con un regalo por demás simbólico para el jefe de Estado: el otorgamiento de la ciudadanía española para su mamá, Alicia Blanco Villegas.
 
Previo a la visita, el derechista Macri ya apuró algunas concesiones: por ejemplo, el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo para habilitar a las empresas de telecomunicaciones, entre ellas Telefónica de España, a brindar televisión satelital.
 
Será la compensación al disgusto que le dio el Gobierno argentino al poder económico español un año atrás. Macri estaba volando hacia Madrid cuando el Enacom sacó una resolución que autorizó a Nextel a dar servicio 4G aunque no había participado en licitaciones.
 
Telefónica se quejó porque había pagado 500 millones de dólares en la licitación por el espectro 4G. No está claro si el presidente Macri tuvo angustia, pero decidió apurar el debate para eliminar restricciones a las telefónicas para competir en televisión que agradará ya no al "querido rey" sino a Rajoy.
 
Rajoy llega acompañado de unos 60 empresarios y antes de su arribo le hizo saber a Macri su malestar por la semi estatización de YPF, controlada hasta 2012 por la empresa ibérica Repsol, que recibió una indemnización por 10.000 millones de dólares. Ya en tiempos K, la petrolera nacional firmaba acuerdos secretos y sin control con firmas extranjeras. Mientras que al día de hoy, el 49% de la compañía continúa en manos internacionales. Pero Rajoy pone el grito en el cielo y Macri lo escucha.
 
De España también es el grupo Marsans, al que en diciembre de 2008 se le expropió Aerolíneas Argentinas en una maniobra que tampoco quedó del todo clara y por la que el Estado fue condenado a pagar 320 millones de dólares en concepto de indemnización. La situación se agrava si se advierte que el Gobierno actual abrió el juego para el ingreso de las low cost, que le disputan el cielo y quitan competitividad a Aerolíneas.
 
Es de esperar que Rajoy, junto a su tropa de empresarios, aticen también el fuego de los negocios aeronáuticos. No le costará demasiado convencer al enamorado Macri, quien en estos días reconoció que el nivel de afecto que recibió en su visita a España "fue tanto" que hasta dudó en quedarse "ahí, a vivir para siempre".
 
La Opinión Popular

EN COINCIDENCIA CON LA LLEGADA DE RAJOY, EL GOBIERNO ENVIÓ AL CONGRESO UN PROYECTO QUE BENEFICIA A TELEFÓNICA
 
Un obsequio como para que se sienta en casa
 
Mauricio Macri sostuvo que el presidente español Mariano Rajoy traía a nuestro país "una agenda intensa en todos los campos. Espero que me ayude a convencer a los españoles, definitivamente, de que aquí son muy bienvenidos, que ésta es su casa".
 
Una de las ofrendas con que Macri recibirá a Rajoy será la ley que el Gobierno envió al Congreso para que las telefónicas participen del negocio de la televisión satelital, es decir, para que Telefónica de España compita en iguales condiciones que el poderoso consorcio unificado de Cablevisión-Telecom. El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, irá hoy mismo al Senado a defender la iniciativa.
 
El gobierno de Cambiemos quiso saldar las diferencias en el negocio del cuádruple play con un decreto que habilite la competencia a través de la televisión satelital, tras aprobar la fusión de Cablevisión-Telecom, pero terminó por dar marcha atrás con la idea.
 
El Ministerio de Modernización se encargó de elaborar un proyecto en el mismo sentido que envió al Congreso el jueves pasado, en vísperas del arribo de Rajoy junto a la comitiva empresarial que integra la conducción de Telefónica de España.
 
Hoy mismo el ministro Ibarra irá al Senado, por donde ingresó el proyecto de "Ley de Fomento de Despliegue de Infraestructura y Competencia de Tecnologías de Información y las Comunicaciones", para defenderlo. La oposición aun no ha fijado postura aunque reclama audiencias en la que participen todos los sectores involucrados.
 
La iniciativa apunta a modificar la actual ley "Argentina Digital" -aprobada en 2014- que estable que los licenciatarios de servicios de comunicación audiovisual podrán brindar servicios de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) "con excepción de aquellos brindados a través de vínculo satelital".
 
Un reclamo de Telefónica que, tras la unificación de Cablevisión (una compañía del Grupo Clarín) con Telecom -fusión que todavía no está aprobada aunque se da por descontado- solo podía competir con el nuevo y poderoso conglomerado a través de la apertura de la operatoria de al televisión satelital.  
 
En los fundamentos, el proyecto oficial señala que "la distinción entre la radiodifusión por vínculo físico o radioeléctrico y la que se presta a través de medios satelitales, resulta artificial, por lo que no se justifica otorgar un distinto tratamiento regulatorio a prestaciones que, en esencia y desde el punto de vista del usuario, resultan idénticas".
 
La iniciativa también abarca otros aspectos con la intención de "igualar" la competencia que "favorezca el ingreso de nuevos operadores" al mercado.
 
Entre ellas, la obligación de los actuales "prestadores o concesionarios de facilitar a los licenciatarios de Servicios de TIC, el acceso a la infraestructura pasiva de la que sean titulares, integrada por torres, postes, ductos y cualquier otro elemento que se utilice o pueda utilizarse para desplegar, albergar o instalar cables, fibra óptica. Antenas, equipos, dispositivos" y hasta la "utilización de redes de distribución eléctrica".
 
La iniciativa invoca en sus fundamentos la resolución de la ONU sobre libertad de expresión por Internet y acceso a la misma, pero no establece obligaciones para los licenciatarios de llevar el servicio a zonas que los mismos no consideran rentables.
 
Una discusión que el Gobierno busca saldar al fijar que los nuevos operadores no podrán hacerlo en las ciudades o pueblos con menos de 80 mil habitantes, donde el servicio quedaría en manos de cooperativas y pymes. Una concesión al reclamo de cooperativistas y pequeños empresarios, que exime de obligaciones a los grandes jugadores del mercado.
 
Por Miguel Jorquera
 
Fuentes: Página12, Hoy en la Noticia y BAE Negocios

Agreganos como amigo a Facebook
22-04-2018 / 19:04
22-04-2018 / 17:04
De visita en Estados Unidos, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, afirmó ante periodistas argentinos que hay un "optimismo total" sobre lo que aquí sucede. Pocos días antes, El País publicó un sencillo y claro reportaje, a Guillermo Ambrogi, presidente de la Cámara de Comercio Española en Argentina. Ambrogi no teme decir que Macri fue ingenuo cuando creyó que lo iban a tapar con inversiones.
 
Y que esas inversiones (que se esperan hace más de dos años) no llegarán hasta que una inflación controlada garantice a los empresarios su tasa de ganancia. No se refirió en primer lugar a los costos laborales (que mencionó después), sino de la inflación.
 
De eso deberíamos hablar: de que Macri se equivocó en sus predicciones y diagnósticos y que llegó al gobierno haciendo promesas que eran mentiras o torpes ingenuidades. Elíjase lo que mejor parezca.
 
El mismo jueves en que se difundió el optimismo de Caputo, también nos enteramos de que los aliados de la UCR y la Coalición Cívica habían logrado que los férreos Marcos Peña y Aranguren accedieran a dos modificaciones en el cronograma de los aumentos de tarifas.
 
La noche anterior, en barrios que no pueden ser denominados K, cientos de ciudadanos cortaron bocacalles entonando la consigna "Mauricio Macri la puta que te parió". Más que sensibilidad social o negociación con sus aliados, el macrismo se dio cuenta de que esas manifestaciones no eran buenos preliminares para su pretensión de 2019.
 
No queda claro si los radicales están en condiciones de capitalizar el triunfo de dos puntos de su pliego de modificaciones sobre tarifas. El problema, para los radicales, es que no tienen figuras que puedan hacer balance con lo que logran.
 
Es injusto que no se reconozca a Mario Negri haber encabezado la negociación para morigerar el sablazo planificado por Aranguren. Pero así es la política. La inquietud toca a los radicales, que suponen (con razón) que no están incorporados a una alianza.
 
Una alianza de gobierno requiere experiencia y un grado de confianza considerable. Sobre todo, requiere que los aliados no pierdan más de lo que ganan, ni que los desvele la certeza de que el "otro" ha ganado infinitamente más que uno mismo.
 
Una alianza implica distribución equilibrada del poder, de la discusión de las decisiones. Implica prever las posiciones del otro. Implica tacto, conocimiento y deliberación.
 
En países de régimen parlamentario, las condiciones de la alianza se pactan antes de firmar los papeles; la distribución de los cargos, también. Después, sin duda, habrá desinteligencias y discusiones, pero antes se hizo todo lo posible para evitarlas, aunque se sepa que son ineludibles.

21-04-2018 / 17:04
21-04-2018 / 10:04
Un nuevo recorte de personal en el Estado, llevado a cabo esta vez por el Ministerio de Agroindustria, se cobró ayer 330 puestos de áreas sensibles, como agricultura familiar, comercio exterior y estatus fitosanitario. Se dispuso el jueves, mientras se completaba la tanda de telegramas, asueto general en la sede de Paseo Colón y Azopardo y encargó un operativo policial para custodiar el edificio central.
 
Desde el organismo que conduce el ex titular de la Sociedad Rural, el oligarca Luis Miguel Etchevehere, confirmaron que esa cifra corresponde apenas a las áreas dependientes de la administración nacional. "Los despidos involucran un 50 por ciento de trabajadores de Capital Federal y otro 50 por ciento del Interior del país", señaló un vocero de Agroindustria.
 
El Ministerio ya había reducido en los últimos dos años en 700 puestos su plantilla de personal y ahora se sumó una poda sobre casi el 10 por ciento de la nómina actual (3500 empleados).
 
Los gremios advierten que la misma suerte correrían trabajadores de organismos descentralizados (INTA, Senasa, Inase-Inidep y el Instituto Nacional de Vitivinicultura), pudiendo elevarse la cifra de despedidos a 958, y se declararon "en estado de alerta y movilización".
 
La decisión de Etchevehere de decretar asueto hasta el lunes, cercar con policías el acceso a la sede del Ministerio y rechazar los pedidos de reunión con los delegados sumó tensión a la situación. "Lejos de calmar los ánimos y llevar tranquilidad, parecen estar empeñados en echarle más nafta al fuego", criticó ATE a través de un comunicado.

21-04-2018 / 09:04
Frente al descenso inevitable de su imagen, producido por la crisis de la economía que generaron las medidas del gobierno de Mauricio Macri, la Casa Rosada renueva su arsenal con algunas apuestas que se empiezan a vislumbrar.
 
Hay una expectativa exagerada en el macrismo por el funcionamiento de la obra pública bajo el mecanismo de Participaciones Público-privadas (PPP) por las que las corporaciones constructoras ya comprometieron seis mil millones de dólares de inversión para los primeros cuatro años.
 
En estas licitaciones, las empresas se comprometen a conseguir el financiamiento internacional, pero es el Estado el que sale como garante. Constituye una forma de endeudamiento encubierto, porque las que toman el dinero son las empresas y el riesgo lo toma el Estado.
 
Los contratos garantizan a los financistas la posibilidad de litigar en tribunales extranjeros. Esta modalidad ha levantado polémica en Europa porque los PPP son muy restrictivos para los Estados y porque el riesgo que recae en los gobiernos resulta excesivo.
 
Entre la espada y la pared por su enorme deuda, en Grecia los PPP se convirtieron en una vía desesperada de financiamiento. Se calcula que con ese mecanismo cada kilómetro de ruta nueva costó 70 por ciento más de lo presupuestado.
 
Las PPP, que involucran a las principales corporaciones locales, encabezadas por la flamante SACDE, que es la ex IECSA del grupo Macri, iban a ser anunciadas esta semana y se postergaron para el próximo martes con la esperanza de utilizar también su lanzamiento para neutralizar el mal clima creado por los tarifazos.
 
Las PPP serán el corazón de la estrategia del macrismo para reactivar una economía que está en plena crisis, con indicadores macro muy negativos y con el augurio nefasto de una magra cosecha de granos por las inundaciones.
 
Así como las PPP se lanzan en estos días para tratar de reavivar la economía y sostener la imagen alicaída del gobierno, también en estos días se conoció el dictamen de la jueza María Servini para intervenir el Partido Justicialista y designar como interventor a Luis Barrionuevo.
 
La práctica oficial de judicializar la política a través de la manipulación de los jueces ha sido una marca del macrismo. La intervención a un PJ que no había trasgredido ninguna norma es una maniobra que busca demonizar al adversario y frustrar la posibilidad de que el peronismo construya una sola candidatura para el 2019.
 
La intervención está destinada al fracaso. Pero con el sello del PJ y la complicidad de las corporaciones mediáticas se convertirán en propaladores de un  mensaje destinado a entorpecer el proceso de unidad que buscarán por otro lado las corrientes peronistas más representativas. 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar