La Opinión Popular
                  23:07  |  Viernes 20 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 12-03-2018 / 23:03
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 13 DE MARZO DE 1960 SE PUSO EN EJECUCIÓN EL PLAN CONINTES

El represivo Plan de Conmoción Interna del Estado contra el peronismo

El represivo Plan de Conmoción Interna del Estado contra el peronismo
El 13 de marzo de 1960, el gobierno antipopular de Arturo Frondizi, jaqueado por paros y movilizaciones de obreros y estudiantes, sanciona el Plan Conintes que suspende los derechos constitucionales de huelga, y llena las cárceles de militantes gremiales y políticos. En las imágenes: Arriba: El gremio de La Fraternidad en huelga contra el Plan Larkin de Frondizi en 1961. Abajo: Los trabajadores en huelga eran obligados a ir a trabajar a punta de fusil. El Plan Conintes habilitó a las Fuerzas Armadas para reprimir las huelgas y protestas obreras y poner a los activistas bajo jurisdicción de los tribunales militares.
El 13 de marzo de 1960, el gobierno antipopular de Arturo Frondizi, jaqueado por paros y movilizaciones de obreros y estudiantes, sanciona el Plan Conintes que suspende los derechos constitucionales de huelga, y llena las cárceles de militantes gremiales y políticos opuestos a la entrega del país a los monopolios extranjeros que comienza a perpetrarse.

El Plan CONINTES (Conmoción Interna del Estado) fue un plan represivo que permitía al presidente declarar el "estado Conintes", restringiendo la vigencia de los derechos y garantías constitucionales y habilitando la militarización de la sociedad.

También permitía declarar zonas militarizadas a los principales centros o ciudades industriales y autorizaba a las Fuerzas Armadas a realizar allanamientos y detenciones, sin cumplir las normas constitucionales.

El Plan Conintes habilitó a las Fuerzas Armadas para reprimir las huelgas y protestas obreras y detener a los militantes y activistas bajo jurisdicción de los tribunales militares, una de las finalidades del plan.

Fue creado con la idea de evitar el paro de los trabajadores o el abandono de la actividad de los servicios, como la electricidad, el agua y el reciente servicio de gas. Y recuerdo haber visto, cuando era niño, a los camiones celulares para detenidos del Conintes desfilar en las paradas militares para intimidar a la población.

Por Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
19-07-2018 / 19:07
19-07-2018 / 18:07
19-07-2018 / 18:07
18-07-2018 / 19:07
18-07-2018 / 19:07
Envar "Cacho" El Kadri desde muy joven dedicó su vida a la militancia solidaria, generosa y por lo tanto, sacrificada. Fue uno de esos muchachitos de quince o dieciséis años que inventaron la Juventud Peronista, junto a Carlos Caride, Jorge Rulli, Felipe Vallese y el recordado Gustavo Rearte, entre otros.
 
Los bombardeos a la Plaza de Mayo, los fusilamientos de José León Suárez y la proscripción del peronismo fueron acontecimientos que los marcaron a fuego. El Kadri fundó, junto con otros patriotas, el Movimiento de la Juventud Peronista (MJP) en la etapa de la Resistencia heroica a la dictadura militar fusiladora de 1955.
 
En 1968, como jefe guerrillero desarrolló, con otros jóvenes rebeldes, el destacamento rural 17 de Octubre implantado por las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP) en los montes de la localidad tucumana de Taco Ralo. Prematuramente abortado el intento, fue encarcelado por varios años hasta que recuperó la libertad por obra y gracia de la movilización popular que forzó el decreto de amnistía en 1973.
 
Liberado, se integró inmediatamente a la militancia del Peronismo Revolucionario y tuvo que seguir el camino del exilio donde trabajó por la caída de los milicos y forjó junto a otros compañeros, que sufrían la misma suerte, generosas instancias de solidaridad.
 
Retornó al país lleno de ganas y se encontró con que el mismo había cambiado. Sin embargo no aflojó, recorrió barrios y provincias, hablando con jóvenes que ansiosos, requerían de sus conocimientos de la historia reciente, la de los años en que otros jóvenes estaban dispuestos a entregar todo lo que tenían, incluso su vida, a cambio de que el Pueblo pudiera aspirar a vivir mejor.

Sin embargo, los dolores recibidos en el pasado no fueron nada comparado con lo que tuvo que padecer en los años nefastos del menemismo. A él, como a tantos que abrazaron con pasión la causa del peronismo revolucionario, Menem le significó algo peor que los militares y su cruzada genocida.
 
La razón es obvia: el riojano culminó con éxito lo comenzado por los uniformados y lo hizo, nos guste o no, en nombre del peronismo. Usufructuando las banderas históricas arrojó a la miseria a millones de compatriotas.
 
De allí que no es impensable que el infarto de Cacho El Kadri en Tilcara, el 19 de julio 1998,  tuviera mucho que ver con la bronca e impotencia acumulada al ver cómo se iba desmoronando paso a paso la esperanza surgida tras el retorno del peronismo al poder.
 
Por Carlos Morales

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar