La Opinión Popular
                  11:32  |  Sábado 15 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Cantor que cante a los pobres / Ni muerto se ha de callar / Pues ande vaya a parar el canto / De ese cristiano / No ha de faltar el paisano / Que lo haga resucitar. COPLAS DEL PAYADOR PERSEGUIDO
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-03-2018 / 10:03
EN TUCUMÁN, DOS POLICÍAS FUSILARON A UN NENE DE 12 AÑOS POR LA ESPALDA Y FUERON LIBERADOS INMEDIATAMENTE

Aplicación de la doctrina Chocobar – Bullrich – Macri del gatillo fácil

Aplicación de la doctrina Chocobar – Bullrich – Macri del gatillo fácil
EL ASESINATO POR LA ESPALDA DE UN CHICO DE DOCE AÑOS: UNA TRAGEDIA CON VARIOS RESPONSABLES. Según la autopsia oficial, el pequeño Facundo Ferreira murió tras recibir un impacto de bala directamente en la nuca, el cuál le destrozó el cráneo al instante. Por su parte, el otro pasajero de la moto recibió heridas de bala, pero se recuperó con éxito tras ser internado en el hospital. La familia de Facundo denunció aprietes y desmintió la versión difundida por la fuerza de seguridad provincial. El viernes por la noche hubo un operativo en la villa y se llevaron varios detenidos. Mañana se movilizarán frente a los tribunales.
La crónica podría resumirse de la siguiente manera: agentes policiales participaban en una persecución para atrapar a quienes participaban en una carrera de motos clandestina. Cuando se encontraban en la persecución, una motocicleta apareció en la escena, no se detuvieron ante la policía que quiso identificarlos, los efectivos les dispararon y Facundo Ferreira, de 12 años, que iba como acompañante de otro muchacho, resultó muerto de un tiro en la nuca.
 
Vale preguntarse por las razones de esta ola de casos de gatillo fácil que les costó la vida a varias personas, algunos incluso adolecentes, en mano de policías envalentonados. ¿Envalentonados por qué? No es para menos: el propio Mauricio Macri y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich avalaron de manera enfática y explícita al policía Luis Chocobar, quien ejecutó una pena de muerte extrajudicial en las calles de la Boca dando inicio a esta terrible saga.
 
El mandatario y la ministra, recibieron con honores a quien acababa de fusilar por la espalda a un asaltante que había herido gravemente a un turista, pero que en ese momento solo huía y ya no representaba peligro para él ni para quienes estaban cerca. "Estoy orgulloso de que haya un policía como vos al servicio de los ciudadanos. Hiciste lo que hay que hacer", le expresó el mandatario, como si se tratara de un verdadero héroe.
 
Incluso con el procesamiento de Chocobar ratificado por la cámara, Macri continuó desafiando a la Justicia -y a la ley-. "No entiendo cómo la Justicia dice que se excedió", expresó el jefe de Estado, pese a que ya se habían visto en reiteradas ocasiones las imágenes en video que no dejan lugar a ninguna duda.
 
Con semejante respaldo, más los antecedentes de cerrada defensa oficial hacia las fuerzas de seguridad en los casos Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, no debería llamar la atención la confianza con la que efectivos policiales de todo el país salen a las calles a ejecutar penas sumarias sin temor a quedar desamparados ante los jueces.
 
Tanta es la identificación con Chocobar de los agentes tucumanos que asesinaron a Facundo que hasta intentaron defenderse de la misma manera que él: mintiendo. En una primera instancia, dijeron que los jóvenes les habían disparado desde la moto. Sin embargo, las pericias ordenadas por la fiscal arrojaron que las vainas recolectadas fueron disparadas solo por los policías.
 
En definitiva: es bueno saber quién apretó el gatillo, y hay que luchar por que se haga justicia. Pero no hay que olvidar quiénes fueron los que dieron la señal, desde los lugares más encumbrados del Estado, para que un asesino con uniforme dé rienda suelta a sus peores impulsos.
 
La Opinión Popular

 
LA DOCTRINA CHOCOBAR DERIVÓ EN EL ASESINATO DE UN CHICO DE 12 AÑOS, BALEADO EN LA NUCA POR LA POLICÍA DE TUCUMÁN
 
Ni los niños se salvan del horror
 
A Facundo Alexis Ferreira, el niño de 12 años que murió de un balazo en la nuca porque la Policía de Tucumán interpretó que "circulaba (en moto) de forma sospechosa", le decían "Cumpita". Se había ganado ese apodo cuando vivía en Santa Fe junto a Romina, su madre, y jugaba al fútbol en Unión de Sunchales. En el club se caracterizaba por repartirle la pelota a todos.
 
Ahora transcurrieron cuatro días de su muerte y su familia sigue sumida en el dolor por el crimen y la confusión por las versiones cruzadas del caso. También viven bajo presión. Anoche, horas después del sepelio, justamente la policía tucumana realizó un "operativo de saturación" en el barrio La Bombilla, donde vivía Facundo, que dejó varios detenidos. Los vecinos lo interpretaron como "un apriete". Mañana lunes, familiares, amigos y vecinos de Facundo se movilizarán frente a los tribunales para reclamar justicia.
 
"Mi ahijado era un chico bueno. Un excelente hijo, nieto y hermano. No andaba en nada malo ni sabía lo que era manejar un arma", describió Malvina Gómez, su tía y madrina en diálogo con PáginaI12. Ella y Romina Ferreira viven en Santa Fe por trabajo, pero sus dos hijos, de 15 y 17, se criaron con Facundo en Tucumán, en la casa de la abuela, Mercedes del Valle Ferreira, de 75 años, a la que todos llaman "mamá".
 
Facundo "estaba contento porque este año empezaba el secundario", prosiguió Hilda, una de sus tías. El sacrifico que tuvo que hacer fue alejarse un poco del fútbol. "En diciembre jugó el torneo de 'Los Tigresitos', que es muy reconocido allá en Sunchales. Le dieron unos trofeos, todos lo querían", agregó Malvina. Pero tenía motivos de sobra para volver a Tucumán. "Quería mucho a la abuela. Y como ella cumplió años en estos días nomás, él quería estar. Aparte, era amigo de todos en el barrio. Hubieran visto lo que fue la despedida", el día del sepelio, lamentó.
 
La noche en que fue víctima de la "doctrina Chocobar", aplicada por la policía motorizada tucumana, había salido a comprar comida pero en el camino lo invitaron a ver las picadas de motos que se corren en el Parque 9 de Julio. Le dijo a su abuela: "Ya vengo, me voy a comprar un 'sángüi' de milanesa".
 
A las 4 de la madrugada del jueves, tres horas después de que lo habían baleado, Mercedes recibió un llamado telefónico desde el hospital Ángel Padilla y ahí empezó el dolor, pero también el derrotero de confusiones. "La Policía le dijo a los médicos que el chango se había caído de una moto, que fue un accidente vial", contó Hilda a PáginaI12. Luego, después de que les avisaron de la muerte y "mientras esperábamos en la Guardia que nos den el cuerpito, los policías nos hacían muecas, se reían, nos hacían burla".
 
Malvina cree que "esa burla" fue un indicio de "lo que en verdad pasó" en la esquina de Río de Janeiro y Avellaneda, donde el niño cayó baleado. "Hay un testigo taxista que vio cómo el mismo policía que le pegó el tiro, lo agarró a patadas en el piso" a Facundo, agregó la mujer. Además, se preguntó, "si como dice la policía hubo una persecución y el nene tenía un arma, ¿por qué le dijeron a mi mamá que el estudio de parafina (dermotest) dio que no tenía pólvora en la mano?".
 
Quien le habría dicho eso a Mercedes, la abuela, "fue la fiscal" Adriana Giannoni. Sin embargo, fuentes policiales y judiciales citadas por la prensa local indica que el dermotest habría dado positivo. "No sabemos nada de nada de la investigación, todo nos enteramos por los diarios y lo que nos cuentan los vecinos", admitió Malvina. Por eso, "el lunes vamos hacer una marcha a Tribunales y nos vamos a plantar delante de la Giannoni, porque ella le dijo a mi mamá que al nene le había salido negativo la parafina. Hay testigos. Entonces, algo están encubriendo".
 
El viernes por la noche, horas después de que cientos de vecinos despidieran al nene que el 7 de mayo hubiera cumplido 13 años, el barrio Juan XXIII, más conocido como La Bombilla, fue alumbrado por el reflector de un helicóptero y de decenas de móviles policiales, que cerraron un perímetro de varias cuadras. Hilda estaba en el hospital porque una de sus hijas había dado a luz cuando la llamaron para avisarle: "No vengas porque está haciendo tiros la policía y han llevado (detenidos) a un montón". Sobre la avenida Italia, contó Malvina, "los vehículos y los colectivos no pasaban porque ellos estaban haciendo disparos al aire. Entonces, qué justicia podemos esperar si hacían eso y se llevaban preso a cualquiera que pasaba".
 
Ese tipo de procedimientos se volvieron habituales en las últimas semanas. Les llaman "operativos de saturación" y cierran sectores enteros de los barrios más pobres, detienen a "sospechosos" y secuestran vehículos. "Para la policía, todos somos sospechosos", lamentó la madrina del nene.
 
Durante el día, Romina apareció en varios noticieros de TV y por la tarde salió al centro para comprarle ropa a su bebé. Al volver a su casa contó que "un policía le dijo desde un patrullero: 'La próxima bala va para tu otro hijo', y se le rió", según contó su familia a este diario.
 
Hilda reiteró una y otra vez que "todo lo malo que dice de él es mentira, mentira, mentira. No era un delincuente. Dicen eso porque vivimos en una villa de emergencia y se creen que pueden decir eso y matarnos como lo mataron a él, como a un perro".
 
Para Malvina, en tanto, esa mirada no la tiene solo la policía: "En los medios nos dan con un caño porque vivimos en La Bombilla, pero vamos a ir a dar la cara porque, si anduviéramos en cosas malas, tendríamos vergüenza de pedir Justicia. Deberían informarse bien y hablar con nosotros. También tenemos voz y derechos, porque también somos seres humanos".
 
Mientras la policía rodeaba La Bombilla, ella estaba con sus hijos, con Mercedes y su hermana Romina, la madre de Facundo, quien había viajado de urgencia el jueves, cuando se enteró de lo que había pasado. De todos modos, tenía pensado hacerlo. El lunes pasado, su hijo habló con ella. Malvina contó que durante la conversación él le dijo "vení que te quiero ver".
 
Por Adrian Figueroa Díaz
 
Por Horacio Torres
 
Fuentes: Página12 e Infonews
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-12-2018 / 10:12
La contundencia del balance numérico de los 3 años de gestión de la alianza Cambiemos es desastroso: 291% de devaluación, 160% de inflación, 3008% de alza en el gas, 2136% en la luz, 515% en el agua, 22% de caída en el salario real promedio y 24% en el mínimo y 18,5% en la jubilación.
 
Pero además, la destrucción de 51.700 empleos privados, la resignación de 107.933 puestos industriales y la desaparición de 9609 Pymes. Aún así, a cada argentino le tocan $283.380 de la deuda contraída, que supera en 420% a la que dejó la economía K y que ocupa 17,7% del gasto público, 10,2 puntos más que desde que asumió el actual gobierno.
 
Uno de las promesa de campaña, como la promesa de reducción del peso del Estado, se usó en realidad de camuflaje para echar personal de planta y contratado heredado de la gestión anterior, pero reemplazándolo con creces por "tropa propia" e inclusive mejor paga. Hay un crecimiento de 87.700 empleos públicos nacionales.
 
En verdad, se hipotecó el futuro: se achicó la actividad económica, hay menos trabajo, se benefició más a los ricos en desmedro de los pobres y se disminuyó la inversión destinada a educación y ciencia, ¿a cambio de qué?
 
Recién ahora, desde la industria se advierte sobre un posible agravamiento de la recesión si no se adoptan medidas que fomenten las inversiones y una mayor actividad.
 
Acusado, imputado y procesado por haber pagado coimas a funcionarios del gobierno anterior en el marco de la causa de los cuadernos, Paolo Rocca paradójicamente se acaba de convertir en "el vocero" de la agenda de temas que el empresariado local reclama que Mauricio Macri encare en su cuarto año de mandato.
 
La voz del titular del Grupo Techint -y también el hombre más rico de la Argentina- se escuchó en un seminario de la organización Pro Pyme de la cual el holding es parte importante y, entre sus pares, se leyó como un fuerte mensaje hacia el gobierno de los CEOs de Cambiemos.
 
Si bien no marcó directamente los errores de gestión que la mayoría de los ejecutivos del país le adjudican a Macri, sí hizo referencia a las medidas que el país "necesita" mirando a mediano y largo plazo.
 
En ese contexto, pidió un país que genere más divisas genuinas, que apoye las exportaciones, que no mire solamente al campo sino también a la industria y que mantenga un tipo de cambio competitivo, en especial en un año electoral como será el 2019.
 
La Opinión Popular

15-12-2018 / 08:12
En un país ya de por sí aterrorizado por la peor política económica que recuerde, se levantan tapas desde las que se abalanzan viejos monstruos, como esas cajas con resorte de las que salta un payaso de susto.
 
El escándalo de la Libertadores por la violencia en el fútbol derivó en que -¡salta el payaso!- la final de una copa con ese nombre se definiera entre dos equipos argentinos en el país del que fuimos liberados por los Libertadores.
 
La denuncia por la violación de una menor por parte de un adulto en el ámbito del espectáculo estalló en los medios como una granada que se multiplicó en miles de esquirlas y relatos de mujeres que contaron por primera vez que fueron abusadas o violadas de niñas.
 
Y -¡salta el payaso!- el presidente Mauricio Macri, quien dijo que no les cree a las mujeres cuando dicen que no les gusta, "que les digan qué lindo culo tenés", anunció que enviará al Congreso una ley de equidad de género.
 
El que fue presidente de un club que tiene una de las barras más agresivas está incapacitado moralmente para hablar de violencia en el fútbol porque no hizo nada cuando pudo hacerlo.
 
El hombre que juega con esa idea de que "aunque digan que no, es sí" y que piensa que es agradable para las mujeres que todo el tiempo los hombres hablen de sus culos, no puede decir que entiende o, siquiera, que trata de entender la violencia de género.
 
El presidente que encabezó una de las principales constructoras contratistas del Estado y cuyas empresas se multiplicaron durante la dictadura, no tiene autoridad para hablar de corrupción en la obra pública, porque su fortuna proviene de ese ámbito y nunca dijo nada.
 
Y como su hermano Gianfranco, que acaba de declarar esta semana ante la justicia que "nunca pagó sobornos, no sé mi padre", parece que en la familia presidencial se escudan en la discapacidad mental de Franco, il capo di famiglia.
 
Es el mismo Macri que prometió "pobreza cero" en la campaña y se acaba de demostrar que su gobierno ha sido el que con más rapidez aumentó los niveles de pobreza en el país, aún más que las dictaduras y que cualquier gobierno civil.
 
La mayoría de los argentinos votó a un presidente que encarna a sus peores congojas. Cada payaso monstruoso que brinca de las cajitas del horror argentino tiene un reflejo de la clase y el grupo social al que pertenece Macri.

14-12-2018 / 10:12
Gianfranco Macri compareció ayer ante el juez Claudio Bonadío, evitó defender su padre Franco y mandó a los cronistas tribunalicios a preguntarle "a él" si había pagado coimas para mantener sus cabinas de Autopistas del Sol durante el kirchnerismo, al que apoyó incluso cuando su primogénito buscaba destronarlo.
 
Ausol, en rigor, es controlada por el consorcio español Abertis y tiene como socia a la italiana Impregilo. La constructora del grupo Macri, SIDECO Americana, tuvo entre 1994 y 2001 un 23% del capital y redujo esa participación al 10% en 2001 a cambio de u$s 120 millones, tras asegurarse la contratación de sus constructoras para las obras de los años 90.
 
En 2004, como explicó ayer Gianfranco, se licuaron las participaciones al incorporar un refuerzo de capital. Pero los Macri mantuvieron un 7% que recién vendieron el año pasado, después de que las acciones de Ausol treparan 394% por las subas de peajes dispuestas por el Gobierno de Macri.
 
Eso no es todo. Las multinacionales europeas que se quedaron con los peajes de los accesos tienen a su vez otros vínculos con la familia presidencial. Abertis pertenece a Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, con quien Macri compartió negocios en el mundo del fútbol.
 
Impregilo es un grupo constructor italiano fundado en 1959 en Milán, con más de 17.000 empleados y obras viales en toda Latinoamérica, pero con una particularidad: en casi todos sus negocios en Argentina aparece asociado a los Macri.
 
Una de las prósperas empresas contratistas del Estado que compartieron durante años los Macri con Impregilo es la línea de alta tensión que transporta la energía generada por Yacyretá (Yacylec S.A.).
 
Esta semana, el diario La Nación reveló que el Tribunal Fiscal de la Nación dictaminó que Yacylec le debe a la AFIP 46 millones de pesos en impuestos atrasados, multas e intereses acumulados, además de las costas del juicio que hizo para intentar evitar pagar.
 
Llamativamente, apenas 24 horas después se incendió en el sexto piso de la sede central de la AFIP la oficina de Causas Tributarias, donde se almacenan expedientes y actuaciones administrativas como las que se ventilaron en ese juicio en el Tribunal Fiscal.
 
Ahora, el padre y el hermano del Presidente y jefe del clan familiar están acusados de haber pagado coimas para mantener las concesiones del Acceso Oeste a través de la empresa Concesionaria Oeste, y por el Acceso Norte a través de Autopistas del Sol (Ausol). Pero, el responsable de los negocios no es otro que Mauricio, y ni los CEOs ni Gianfranco participaban de las decisiones sin la venia del líder de Cambiemos.
 
La Opinión Popular

14-12-2018 / 09:12
Mauricio Macri lo hizo. La pobreza alcanzó al 33,6 por ciento de la población urbana durante el tercer trimestre de 2018. Con un salto de 5,4 puntos en un año, la medición del Observatorio de la Deuda Social de la UCA alcanzó su valor más elevado desde 2010.
 
El deterioro socioeconómico asociado a la crisis cambiaria y financiera junto con el ajuste recesivo implementado por el FMI para intentar domarla dejó un saldo de 2.180.000 nuevos pobres que elevan la cifra total hasta las 13.600.000 personas.
 
La estimación anticipa el fiasco rotundo del gobierno de Macri para cumplir con su promesa de reducir la pobreza al finalizar su mandato en diciembre de 2019. "Si cuando finalice mi gestión no bajó la pobreza, habré fracasado", esto decía al comienzo de su mandato.
 
La indigencia, por su parte, ascendió hasta el 6,1 por ciento que marca un alza de 0,4 puntos frente al mismo período del año pasado. El dato representa la emergencia de 161.500 indigentes nuevos para llegar a un total de 2.470.000 de individuos con ingresos inferiores al valor de la canasta básica de alimentos.
 
"Mientras se mantenga el actual escenario recesivo, sólo cabe esperar un aumento del desempleo, los trabajos de subsistencia y de la precariedad laboral y, por lo tanto, de las desigualdades estructurales que afectan al mercado de trabajo, con efectos directos sobre la pobreza", advierte el informe del ODS-UCA.
 
En otras palabras, el motor para el crecimiento de la pobreza es el programa económico neoliberal de Cambiemos y el programa de austeridad y ajuste adoptado para acceder al financiamiento del FMI.
 
Con el incremento en los precios que siguió al salto cambiario, la medición del observatorio dirigido por el sociólogo Agustín Salvia superó el 32,3 por ciento que había alcanzado en 2016. El deterioro experimentado entonces fue consecuencia de la devaluación, los tarifazos y la destrucción de empleo.
 
El 33,6 por ciento informado ayer es el dato más elevado en nueve años. "Un cambio de rumbo sustantivo no sólo necesitará de fuertes inversiones e impulso a las exportaciones, sino también de políticas que reactiven el mercado interno, apoyen a las microempresas y mejoren su productividad", explica el OSD-UCA.
 
El reporte muestra que, desde la llegada de Macri a la Casa Rosada, los niveles de pobreza entre los niños de 0 a 17 años treparon del 44,6 a 51,7 por ciento, un aumento de 7,1 puntos en un año. La Unicef advirtió que cerca de la mitad de los niños, niñas y adolescentes en la Argentina son pobres. Y el macrismo no tiene instrumentos que permitan revertir la pauperización en las condiciones de vida de los sectores más vulnerables de la población.
 
La Opinión Popular

13-12-2018 / 09:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar