La Opinión Popular
                  23:15  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-03-2018 / 08:03
DISCURSOS EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Marcos Peña se cree Harry Potter

Marcos Peña se cree Harry Potter
Discursos alejados de la realidad en un país de las maravillas. Expresiones de deseos propias de la fantasía y la ficción. Un jefe de Gabinete, Marcos Peña, que parece creerse Harry Potter, capaz de agitar su varita y aplicar soluciones mágicas al flagelo de la inflación, que empobrece y excluye a los millones que deben ingeniárselas para ganar el pan de cada día.
Discursos alejados de la realidad en un país de las maravillas. Expresiones de deseos propias de la fantasía y la ficción. Un jefe de Gabinete, Marcos Peña, que parece creerse Harry Potter, capaz de agitar su varita y aplicar soluciones mágicas al flagelo de la inflación, que empobrece y excluye a los millones que deben ingeniárselas para ganar el pan de cada día.
 
En el país de Mauricio Macri, los relatos y los hechos difícilmente coinciden. Ayer, el ejemplo más cabal de esto lo dio la confusa definición de Marcos Peña sobre la pauta oficial de inflación: "La meta no es un pronóstico, tiene que ver con una orientación de la velocidad de la baja. La inflación viene bajando, va a seguir bajando este año y el que viene", aseguró el jefe de Gabinete.
 
Pese a la inseguridad de la afirmación y a que la mayoría de los consultores económicos sostienen que será casi imposible que la inflación del año baje del 20%, el Gobierno insiste en su meta del 15% de inflación anual, poniendo ese techo a las negociaciones salariales.
 
En enero, el Indec midió un 1,8% de inflación, mientras que para febrero se espera una cifra mayor, producto de los tarifazos en transporte, luz, naftas y prepagas. Ese número, que se conocerá la semana que viene, rondaría el 2,5%.
 
Todavía más polémico, el ministro defendió a funcionarios envueltos en casos de corrupción como el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas; el ministro de Finanzas, Luis Caputo; el nuevo titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
 
Sobre los "apuntados", minimizó: "Rápidamente se demuestra que en el caso Caputo no hay nada raro, que en el caso Arribas no hay nada raro, que en el caso de Cuccioli no hay nada raro, el caso de Triaca se aclaró rápidamente y pidió disculpas"
 
El "mago" Peña también entró en una contradicción al defender la flotación cambiaria como "uno de los pilares de este proyecto de estabilización" que busca una "reconversión de una economía que permita crecer 20 años". ¿Será el famoso "crecimiento invisible"?
 
Sin un plan estratégico, el lunes el Banco Central debió intervenir vendiendo unos u$s 80 millones para frenar la suba de la divisa yanqui que igualmente cerró por encima de los $20,52. Sin decirlo, admitieron que el tipo de cambio impacta en los precios del mercado interno y contribuye a los desequilibrios económicos. 
 
Si se mide el PBI per cápita, este viene creciendo según el Indec a un 1,1% anual. Es decir que recién en 2019 se volvería a los niveles del 2015. Cuatro años para volver al punto de partida. Muy poco si se mira lo que se prometió a la sociedad. Los problemas de la economía requieren soluciones reales. Porque la magia sigue siendo para adolescentes.
 
La Opinión Popular

 
"La meta de inflación no es un pronóstico, es una orientación"
 
El ministro coordinador defendió la política oficial con respecto a la cotización del dólar, al señalar que "la flotación cambiaria es uno de los pilares de este proyecto de estabilización"
 
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, subrayó hoy que la meta de inflación del 15 por ciento que estableció el Gobierno para este año "no es un pronóstico", sino que "tiene que ver con una orientación de la velocidad de la baja" de ese índice.
 
"La meta no es un pronóstico, tiene que ver con una orientación de la velocidad de la baja. La inflación viene bajando hace dos años, va a seguir bajando este año y el que viene, hasta que logremos que no sea parte de la ecuación económica", afirmó Peña, en declaraciones a radio La Red.
 
El ministro coordinador defendió la política oficial con respecto a la cotización del dólar, al señalar que "la flotación cambiaria es uno de los pilares de este proyecto de estabilización" que busca una "reconversión de una economía que permita crecer 20 años y busca evitar los problemas de las anclas cambiarias".
 
Para Peña, "el dólar no es una variable de crisis en nuestro país". Consultado sobre la cotización de la divisa y el impacto de ese valor en la inflación, remarcó: "Confiamos plenamente en el Banco Central, que tiene la tarea de cuidar la moneda, de trabajar para esa meta de inflación".
 
 
Defendió a todos los "apuntados"
 
En diálogo con radio La Red, Marcos Peña se refirió a los casos del director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas; del ministro de Finanzas, Luis Caputo; del designado nuevo titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Leandro Cuccioli, y del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
 
Según el ministro coordinador, todos ésos "son casos en los que se demuestra que no hay nada"."Rápidamente, se demuestra que en el caso Caputo no hay nada raro, que en el caso Arribas no hay nada raro, que en el caso de Cuccioli no hay nada raro, el caso de Triaca se aclaró rápidamente y pidió disculpas. Es fácil plantearlos como los casos, como si fueran equivalentes a los casos de corrupción que hemos visto en la Argentina", se quejó Peña.
 
Según el funcionario, "salvo el caso de Triaca, que es una discusión de su función, todos los demás son discusiones de cosas previas a la función pública".
 
Fuentes: Crónica, Diario UNO y Diario Hoy
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
Cinco dirigentes sociales, entre ellos el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, fueron detenidos cuando reclamaban la liberación de dos de sus compañeros frente a la comisaría 18ª. Grabois consiguió enviar un mensaje denunciando la agresión policial.
 
Las organizaciones sociales convocaron a la militancia a la puerta de la comisaría para exigir la liberación de todos los detenidos. Dos horas más tarde, después que se concentraran en el lugar dirigentes políticos y gremiales, el ministerio de Seguridad porteño permitió su salida y la del resto de los militantes y trabajadores capturados.
 
"Nos vamos con todos los militantes y trabajadores liberados por el pueblo", gritó el dirigente de la CTEP Juan Grabois al nutrido grupo que, pasada la medianoche, festejaba entusiasmado el cese de la detención de Grabois y de otros once militantes y dirigentes apresados por protestar contra la brutalidad policial macrista.
 
"Todo esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno, que generó un clima de odio y de persecución contra los trabajadores y los humildes, a los que quieren mostrar como enemigos de la sociedad", reflexionó ante los medios presentes el dirigente cercano al Papa.
 
"Está volviendo la xenofobia, está volviendo el fascismo. Es terrible lo que están haciendo con nuestra patria", concluyó antes de festejar la liberación de todos los detenidos.
 
Grabois es un dirigente social muy cercano al papa Francisco. Días atrás, recibió amenazas de parte de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y críticas de parte de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cuando junto a los líderes de la CCC y Barrios de Pie anunció un plan de lucha para reclamar un aumento de emergencia en la AUH, en planes de empleo y jubilaciones.
 
"Si no está asegurada la comida para los compañeros, no hay posibilidad de contención. No queremos repetir un escenario como el de 2001", avisó entonces.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar