La Opinión Popular
                  23:15  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-02-2018 / 09:02
LA JUGADA DEL GOBIERNO PARA DISTRAER EL MALHUMOR POR LA INFLACIÓN ES AGITAR DEBATES POLÉMICOS

Remarcan precios por suba del dólar, tarifas y combustibles

Remarcan precios por suba del dólar, tarifas y combustibles
ANTE LA FALTA DE BUENAS NOTICIAS ECONÓMICAS, EL GOBIERNO DE MACRI SE DISPUSO A INSTALAR EL DEBATE DE TEMAS TABÚ HASTA EL MUNDIAL. Las grandes cadenas de supermercados acusan a los fabricantes, que a su vez alegan que los costos no paran de subir. Los ajustes llegan a ser de hasta el 6% en apenas un par de semanas. El Gobierno no interviene, a la espera de que sea la propia demanda la que ponga límites. En medio de tantos interrogantes sobre porqué suben los precios, hay una sola certeza: la peor parte siempre se la llevan los salarios de los trabajadores.
Desde hace más de dos años que el gobierno de Mauricio Macri promete dominar la inflación, y no lo ha conseguido. Febrero ha resultado un mes terrible en cuanto al deslizamiento de los precios, que no sólo no detienen su marcha, sino que el valor de los productos que componen las Canastas Básicas, aumentan por encima del promedio.
 
Según la medición del INdEC de enero, en los últimos 12 meses los precios al consumidor crecieron un 25%. Sin embargo el valor de la Canasta Básica Total para una familia de dos adultos y dos niños pequeños -según el relevamiento realizado por el Índice Barrial de Precios en 420 comercios del conurbano bonaerense- subió en el mismo período un 27%.
 
En el rubro Alimentos entre los productos que más aumentaron, continúan estando muy por encima de la media general algunos que son indispensables en las dietas básicas, como las frutas, verduras y lácteos. Así, desde enero del año anterior el tomate se subió un 80%, las naranjas 66%, mandarinas 60%, papas 50%, quesos y yogures 33%, leche fluida 30%, carne picada 28%.
 
Sin embargo los incrementos más importantes se dieron en las tarifas, naftas y servicios de telefonía -entre otros- que van dejando su marca ascendente en los gastos de cotidianos. Según el INdEC, a lo largo de 2017, el rubro, vivienda, agua, electricidad, gas y otros subió un 54,9%, Comunicación +32,6%, Educación +29,7%, Salud +27,1%.
 
La política de metas de inflación, del gobierno de Macri, ha fracasado rotundamente. La inflación de 2016 superó a la meta máxima en 11,7 a 16,1 puntos porcentuales, según los índices que se considere. La inflación de 2017 lo hizo en 6,9 a 9,1 p.p., y las perspectivas para 2018 no son alentadoras, aún después que el propio gobierno incrementó la meta del 12 al 15%.
 
Ante este panorama, el Presidente sólo responde que hay que esperar al segundo semestre cuando no ocurran tantos incrementos de tarifas. Sin embargo, la credibilidad en la economía neoliberal de Macri ha descendido notablemente por los fracasos en frenar la inflación. Y el escenario puede resultar aún peor.
 
En este contexto, el Gobierno busca instalar una serie de temas de alto impacto emotivo y político en su desesperación por tapar la inflación. El primer tema tabú fue el caso del policía Luis Chocobar, recibido por el propio Macri, con el que Gobierno instaló el debate por la pena de muerte y la justicia por mano propia.
 
Tras la marcha de Hugo Moyano y en medio de las puteadas contra Macri en las canchas de fútbol, el Gobierno instaló el debate sobre el aborto. Pero, el propio Macri se encargó de pedirles a sus legisladores que alarguen el debate. El objetivo es ganar tiempo hasta el Mundial de fútbol y que la sociedad se olvide del tema de la inflación hasta que la Selección termine su participación en la competencia en Rusia.
 
La Opinión Popular

 ANTE LA FALTA DE BUENAS NOTICIAS ECONÓMICAS, EL GOBIERNO SE DISPUSO A DEBATIR TEMAS TABÚ HASTA EL MUNDIAL
 
Agitar debates polémicos, la jugada del gobierno para distraer el malhumor por la inflación
 
El Gobierno se dispuso a agitar el debate de temas tabú para sacar de la agenda el conflicto más acuciante al que no le encuentra la vuelta: la inflación. La secuencia es contundente: Chocobar, Aborto, Inmigrantes.
 
Como explicó LPO, la combinación de suba del dólar, suba de tarifas, desancle de expectativas de inflación, baja de la tasa de interés y mayor "temperatura" de la calle golpeó fuerte a la inflación de febrero y la aceleró al 2,5% mensual. Por eso, los analistas ya anticipan que este año Federico Sturzenegger tampoco logrará cumplir la nueva meta que le Casa Rosada elevó al 15% anual.
 
En este escenario, el titular del Banco Central desoyó las presiones de Mario Quintana y se negó a bajar la tasa de interés de referencia, sumándole inconsistencias a un programa económico que ya viene bastante destartalado. La determinación escenificada en la conferencia de prensa de fin del año pasado en la que la Casa Rosada sometió a Sturzenegger al nuevo diseño que impuso Quintana, básicamente era un poco más de inflación a cambio de crecimiento.
 
Ese giro hoy quedó a medio camino ante la resistencia sorda del presidente del Central y el macrismo se encuentra en el peor de los mundos: se le dispararon las expectativas de inflación, pero al mismo tiempo cayó la proyección de crecimiento que consultoras respetadas como Elypsis ubican en torno al 2 por ciento, bien abajo del 3,5 por ciento que Cambiemos plasmó en su presupuesto para este año.
 
La idea del vicejefe de Gabinete de forzar una devaluación que ubique al dólar en torno a los 23 pesos para que recupere competitividad la producción, también tuvo que abandonarse a mitad de camino por el recrudecimiento inflacionario.
 
En ejemplo de este efecto fue la disparada de la inflación mayorista en enero, que alcanzó un alarmante 4,6%, golpeando fuerte a los comercios, que se ven en la encrucijada de trasladarla a precios y perder ventas o absorber los mayores costos y entrar en riesgo de quiebra. La inflación pasó así a ocupar el centro de las preocupaciones reales de una amplia mayoría de la población.
 
Según los datos de la dirección de estadísticas de la Ciudad, que se adelantan cada mes a los del Indec, una familia debe percibir mensualmente unos 17.096 pesos para no ser pobre. Mientras que necesita 21.862 para no pertenecer a un sector vulnerable.
 
Este deterioro de las expectativas económicas está golpeando fuerte a la administración de Macri, según confirman varios sondeos. El último conocido, de la consultora Query, revela que la inflación ya es el segundo problema más importante para los argentinos, detrás de otro problema económico: la desocupación.
 
Un 24 por ciento de los encuestados respondió que la suba de precios es el tema que más los preocupa, apenas por debajo de la falta de empleo con el 29 por ciento. Es decir, los temas económicos concentran más de la mitad de las inquietudes de la población.
 
Detrás viene la inseguridad, con el 20% y en cuarto lugar la corrupción, con sólo el 15 por ciento. No es un dato menor ese cuarto lugar habida cuenta que la cúpula de Cambiemos transitó la primer mitad del mandato de Macri -y aún lo hace-, apalancada en el discurso de lucha contra la corrupción y las mafias.
 
La encuesta arrojó otro valor preocupante para la Rosada: las expectativas sobre el futuro de la economía son bajísimas. Sólo el 24 por ciento cree que estará en una mejor situación económica el año que viene.
 
En este contexto, y en una jugada de riesgo por el impacto ante su propia base electoral, el Gobierno instala desde hace semanas una serie de temas de alto impacto emotivo y político que revelan un punto de desesperación por copar la agenda.
 
El primer tema tabú fue el caso del policía Luis Chocobar, recibido en la Rosada por el propio Macri, con el que Gobierno se atrevió a dejar correr el debate por la pena de muerte, la justicia por mano propia y provocó así a los sectores progresistas y de izquierda.
 
Tras la marcha de Hugo Moyano y en medio del fenómeno inesperado de los cantitos contra Macri en las canchas de fútbol, el Gobierno instaló el debate sobre el aborto, lo que esta vez fue tomado como una provocación para la centroderecha. El propio Macri se encargó de pedirles a sus legisladores que estiren el debate.
 
Apenas días después, la Rosada propuso debatir la prohibición de la salud y educación gratuita para extranjeros, en otro guiño a los sectores reaccionarios y otra provocación para los progresistas.
 
El objetivo de instalar estas polémicas es ganar tiempo hasta el Mundial de fútbol, cuando la sociedad argentina deja en el freezer la agenda que monopoliza las comidas familiares hasta que la Selección termina su participación en la competencia.
 
Esta estrategia tiene un costo: ya está causando rispideces con los propios diputados y senadores de Cambiemos. "Se sacan todo de encima y lo mandan acá", se quejan en el interbloque oficialista en la Cámara Baja.
 
En un sector de Cambiemos no cayó bien que Peña lanzara sin preaviso el debate sobre la prohibición de salud gratuita para extranjeros. "Es una discusión que genera desgaste y no trae ningún beneficio, lo tienen que discutir las provincias fronterizas", aseguraron a LPO en el Congreso.
 
Fuente: La Política Online
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
Cinco dirigentes sociales, entre ellos el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, fueron detenidos cuando reclamaban la liberación de dos de sus compañeros frente a la comisaría 18ª. Grabois consiguió enviar un mensaje denunciando la agresión policial.
 
Las organizaciones sociales convocaron a la militancia a la puerta de la comisaría para exigir la liberación de todos los detenidos. Dos horas más tarde, después que se concentraran en el lugar dirigentes políticos y gremiales, el ministerio de Seguridad porteño permitió su salida y la del resto de los militantes y trabajadores capturados.
 
"Nos vamos con todos los militantes y trabajadores liberados por el pueblo", gritó el dirigente de la CTEP Juan Grabois al nutrido grupo que, pasada la medianoche, festejaba entusiasmado el cese de la detención de Grabois y de otros once militantes y dirigentes apresados por protestar contra la brutalidad policial macrista.
 
"Todo esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno, que generó un clima de odio y de persecución contra los trabajadores y los humildes, a los que quieren mostrar como enemigos de la sociedad", reflexionó ante los medios presentes el dirigente cercano al Papa.
 
"Está volviendo la xenofobia, está volviendo el fascismo. Es terrible lo que están haciendo con nuestra patria", concluyó antes de festejar la liberación de todos los detenidos.
 
Grabois es un dirigente social muy cercano al papa Francisco. Días atrás, recibió amenazas de parte de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y críticas de parte de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cuando junto a los líderes de la CCC y Barrios de Pie anunció un plan de lucha para reclamar un aumento de emergencia en la AUH, en planes de empleo y jubilaciones.
 
"Si no está asegurada la comida para los compañeros, no hay posibilidad de contención. No queremos repetir un escenario como el de 2001", avisó entonces.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar