La Opinión Popular
                  06:44  |  Martes 22 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Agraviados en nuestra dignidad, heridos en nuestros derechos, despojados de nuestras conquistas, venimos a alzar en el punto donde otros las dejaron, viejas banderas de la lucha”. CGT de los Argentinos, 1 de mayo de 1968
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-02-2018 / 12:02
EL ROL DE LA EXPRESIDENTA QUEDÓ EN EL CENTRO DEL DEBATE TRAS EL RECIENTE ENCUENTRO ENTRE DISTINTOS REFERENTES DEL PERONISMO

Cristina, un jarrón chino en la nueva mesa de la unidad peronista

Cristina, un jarrón chino en la nueva mesa de la unidad peronista
El rol de Cristina quedó en el centro del debate tras el reciente encuentro entre distintos referentes del peronismo. Gioja pidió sacarse “el gorilismo interno” y valorar el aporte de la hoy senadora. Pichetto, en cambio, apuntó a la necesidad de “desconectarse del pasado”.
Alguna vez el socialista español Felipe González dijo sobre los ex presidentes que representaban lo mismo que un "jarrón chino": son muy valiosos, pero nadie sabe dónde ponerlos. El difícil rol de la ex presidenta Cristina Fernández en el justicialismo concentró el debate del peronismo tras el encuentro por la unidad partidaria entre dirigentes kirchneristas, massistas y randazzistas.
 
El ex gobernador Gioja dijo: "Cristina es una referente importante de la oposición y tiene mucho para aportar. Tenemos que desprendernos de algún gorilismo interno que tenemos. No nos podemos poner en exquisitos porque somos un movimiento grandote, desordenado y tenemos que llegar a la unidad", remarcó.
 
El senador Pichetto dijo que "cuando hablamos de candidaturas del peronismo, tenemos que desconectarnos del pasado" porque "si pensamos en el pasado, quedamos anclados en una discusión que no nos permite mirar hacia el futuro, ese es el desafío", dijo en alusión a la ex presidenta.

 
A dos días de la cumbre peronista realizada en la Universidad Metropolitana, el presidente del Partido Justicialista (PJ) nacional, José Luis Gioja; el senador nacional Miguel Pichetto (Justicialista); los diputados nacionales Agustín Rossi y Juan Cabandié (FpV); y la dirigente randazzista Florencia Casamiquela expresaron distintos puntos de vista en declaraciones radiales.
 
Gioja dijo: "Cristina (Kirchner) es una referente importante de la oposición y tiene mucho para aportar. Tenemos que desprendernos de algún gorilismo interno que tenemos. No nos podemos poner en exquisitos porque somos un movimiento grandote, desordenado y tenemos que llegar a la unidad", remarcó.
 
Pichetto dijo que "cuando hablamos de candidaturas del peronismo, tenemos que desconectarnos del pasado" porque "si pensamos en el pasado, quedamos anclados en una discusión que no nos permite mirar hacia el futuro, ese es el desafío", dijo en alusión a la ex presidenta.
 
Casamiquela consideró que "pensar un peronismo sin Cristina es una falacia. No se puede no considerar a su figura", en coincidencia con el ex jefe de campaña de Cumplir, Alberto Fernández, que días atrás afirmó que "con Cristina no alcanza, pero sin ella no se puede" triunfar en el 2019.
 
Los gobernadores peronistas con buen diálogo con el gobierno, que no quieren compartir el mismo espacio con la ex presidenta. A pesar de que fueron invitados todos, el único gobernador justicialista que asistió fue el puntano Alberto Rodríguez Saá.
 
El diputado y miembro de La Cámpora, Juan Cabandié, aseguró que las PASO "pueden ser un buen instrumento" para dirimir las candidaturas. "Todo proceso de puesta en común y conversaciones con una mirada de futuro es buena". Y para el diputado Agustín Rossi, "son una herramienta válida que podríamos utilizar".
 
Fuente: rionegro.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
21-05-2018 / 10:05
21-05-2018 / 09:05
Pese a haberlo negado hasta el cansancio, el presidente Mauricio Macri resolvió hacer un cambio en su gabinete. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, será el encargado de coordinar el gabinete económico con sus nueve ministros.
 
Si bien esto no lo convierte formalmente en un ministro de Economía, como quieren algunos aliados de Cambiemos, claramente le da un rol de mayor relevancia al funcionario y una misión esencial: ajustar el gasto público como pide el FMI. La decisión implica que dejan ese rol los coordinadores de Gabinete: Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.
 
En medio de la crisis financiera y mientras avanzan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente Macri decidió darle así más poder a Dujovne. Se trata del funcionario que más predica el ajuste pero que, por ejemplo, dilapida fondos públicos en agasajar a figuras internacionales como la directora del FMI, Christine Lagarde.
 
Desde hoy, la coordinación del área económica dejará de estar a cargo de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, integrantes del círculo chico del Presidente, y recaerá en Dujovne, quien tendrá bajo su ala los ministerios de Finanzas, Transporte, Trabajo, Interior, Producción, Agroindustria, Energía, Turismo y Modernización.
 
Es un paso más en las infructuosas salidas que el Gobierno ha ensayado para escaparle a la crisis cambiaria. Ahora, Dujovne será quien deba ponerle la rúbrica final al presupuesto de cada uno de los ministerios que revistará, siempre con la lupa puesta en la reducción del déficit fiscal que el FMI reclama y el Gobierno prometió acelerar.
 
Según explicaron los medios adictos al Gobierno, como Clarín y La Nación, los cuatro desafíos serían la reducción drástica del déficit fiscal, no bajar demasiado el índice de crecimiento, lograr algún tipo de limitación a la inflación y "controlar" la ejecución del presupuesto. Todos elementos íntimamente relacionados entre sí.
 
"Marcos (Peña), Mario (Quintana) y Gustavo (Lopetegui) son mis ojos y mi inteligencia. Ellos son yo", dijo alguna vez Macri, cuando  el dólar ni siquiera llegaba a los $20 y todavía no se habían tocado las puertas del Fondo. Dujovne fue y las golpeó. Dujovne, el superpoderoso. "Los ojos y la inteligencia" de Macri, de aquí en más. Hasta que otra nueva crisis estalle.
 
La idea de un "superministro" en la estratégica área económica inevitablemente hace recordar a los "superpoderes" que obtuvo en marzo de 2001 el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo. Hoy no están dadas las condiciones para que Macri apele al Congreso para lograr el mayor fortalecimiento político de Dujovne.
 
Pero lo cierto es que Dujovne convertido en "superministro", en el marco de una crisis económica, política y de credibilidad que tiene al gobierno de Cambiemos en el centro de la escena, es un elemento más que contribuye a recrear un contexto con tufo a delarruismo de 2001.
 
La Opinión Popular

20-05-2018 / 11:05
No fue un descuido ni un fallido de Mauricio Macri cuando, recién asomando su candidatura, desestimó a la inflación cómo un problema, asegurando que era un asunto de solucionar, y su existencia era solamente la manifestación de "la incapacidad para gobernar".
 
Y es que entre sus economistas más cercanos, entre los que se destaca desde hace ya un tiempo Federico Sturzenegger, le sugerían que bastaba con manejar la cantidad de dinero en circulación para estabilizar los precios.
 
Ellos, el PRO, harían lo que nunca otros habían hecho: frenar la emisión monetaria. Si la solución era tan sencilla, la inflación no sería un problema, reflexionó el entonces candidato a presidente. Y así lo transmitió. A dos años y medio de gobierno de Cambiemos, la realidad económica le dio un mazazo en la frente a semejante simplificación.
 
El modelo económico impuesto a partir de diciembre de 2015 llevó a que la apertura comercial, la desregulación (descontrol) de los movimientos de capitales internacionales y las altas tasas de interés convirtieran la economía argentina en un pequeño casino para los grandes jugadores de las finanzas internacionales.
 
Y ubicara al país, por vía del endeudamiento externo y los múltiples déficit en las cuentas externas (balanza comercial, turismo, fuga de capitales, pagos de dividendos e intereses) en "uno de los países más vulnerables" ante las turbulencias financieras externas, como el propio Macri admitió al anunciar que iniciaba negociaciones con el FMI.
 
El modelo elegido para "la vuelta al mundo" que proclama el Gobierno de los Ricos también le impuso al país una muy elevada dependencia del dólar al momento de determinar sus precios internos.
 
Dolarizó tarifas, dolarizó el precio de los combustibles, eliminó retenciones (vinculando el precio de exportación al que debe pagar el mercado interno por los mismos productos), desreguló (perdió el control) sobre precios de insumos básicos y abrió el mercado interno a la importación de todo tipo de productos, permitiendo que desplazara a la producción interna.
 
Por lo dicho más arriba, el desequilibrio permanente en las cuentas externas genera tensión en el mercado cambiario y una tendencia constante al aumento del tipo de cambio. Por momentos, como el actual, en  forma abrupta. Por lo dicho en el párrafo anterior, eso está llamado a producir shocks inflacionarios periódicamente.
 
El gobierno de Cambiemos, con su fórmula simple para "gobiernos capaces", no logró resolver la inflación heredada. Pero creó otra mucho peor, por lo dañina en términos de desarrollo económico y costos sociales.
 
En el actual esquema económico, el dólar se cuela en los precios por todos los agujeros que deja la falta de controles. 

19-05-2018 / 17:05
19-05-2018 / 09:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar