La Opinión Popular
                  06:56  |  Lunes 17 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Cantor que cante a los pobres / Ni muerto se ha de callar / Pues ande vaya a parar el canto / De ese cristiano / No ha de faltar el paisano / Que lo haga resucitar. COPLAS DEL PAYADOR PERSEGUIDO
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 09-02-2018 / 18:02

Boleta única, representación popular y el marketing político

Boleta única, representación popular y el marketing político
Alejandro Milocco, secretario General del Partido Comunista en la provincia, afirma que el sistema de Boleta Única supone "una nueva relación entre partidos, candidatos y marketing político, donde lo último va a prevalecer". Plantea la agenda del PC para ser incluida en el debate de la reforma política.
Los debates que se vienen dando en nuestra provincia sobre la forma de elección de representantes nos obliga a plantearnos en primer lugar si esta propuesta llega a cumplir con los requisitos básicos del sistema de sufragio que están enmarcados en los derechos del elector, los cuales indican que tiene que ser universal, secreto y libre, requisitos imprescindibles de nuestro sistema democrático.
 
Desde este lugar la boleta única en papel responde correctamente al cumplimiento de esos derechos, al igual que el actual sistema de votación, que a excepción de algunas situaciones ha permitido cambios de gobiernos entre oficialismos y oposiciones sin que haya mediado fraude de por medio.
 
El macrismo, principal impulsor de la boleta electrónica (que la experiencia en otros países a desautorizado su uso) es uno de los partidos que denigra el sistema anterior, aun cuando fue el mismo que le posibilitó ser hoy gobierno nacional.
 
Por Alejandro Milocco
 
La boleta única de papel es una simplificación del sistema actual, mejora algunas condiciones en cuanto a la certeza de que todas las listas electorales estén expuestas, a que el recuento sea más ágil, a la variación del voto en cuanto las candidaturas a cargos ejecutivos y legislativos, entre otras cuestiones, pero también establece una nueva relación entre partidos, candidatos y marketing político, donde lo último va a prevalecer muy por arriba de las opiniones de los militantes de los partidos políticos y de sus dirigentes, y deja expuesta a las campañas electorales y la participación en la misma a una suerte de reality show más que a decisiones conscientes sobre la economía, la política, la soberanía nacional, el trabajo, la distribución de la riqueza, etc. Esto se debe a que la centralidad va a estar puesta en la figura que aparece en la boleta única de papel, más allá del partido en que participe.
 
Entonces, más que la forma de elección lo que tenemos que decidir es qué se va a priorizar, cuánto de democracia y cuanto de marketing, cuánto de participación y cuánto de show.
 
Pero, ¿qué hay de la representación política y la voluntad del elector?
 
La democracia representativa fue claramente el límite que la burguesía impuso frente a las batallas políticas de los partidos revolucionarios que planteaban la democracia popular y de clase, de representación más directa, y donde la participación de masas era considerada vital para la vida política de nuestro reciente estado nacional.
 
Frente al triunfo de la democracia representativa, lo que queda debatir es (ya que no vamos a pretender que estos partidos se planteen la construcción de otro tipo de Estado), como vamos incorporando una intervención de los movimientos de masas en Argentina, para que la representación política vaya moviéndose de la representatividad a la participación, frente a las limitaciones que imponen los sectores de poder, que siempre han manejado bajo las sombras las riendas del estado, escondidos en la representación política de uno u otro partido.
 
Para nosotros, en términos políticos, la democracia se fortalece cuando se fortalece la participación popular en las decisiones de gobierno, cuando los partidos incorporan reclamos genuinos surgidos de sectores de nuestra sociedad, cuando organismos intermedios, como sindicatos, centros universitarios, clubes, organizaciones barriales, son promotores de políticas públicas.
 
Esto claramente se enfrenta a lo que se ve actualmente, donde corporaciones extranjeras, grandes empresarios locales vinculados al gobierno y el estado, latifundistas, fundaciones ligadas a gobiernos injerencistas, estructuras sociales vinculadas a los procesos de ajuste de la década del 90 u otros vinculados directamente a la dictadura cívico militar, son los consultores y promotores de las decisiones del actual gobierno nacional.
 
Si en Entre Ríos se va a debatir sobre la Reforma Política, nosotros queremos que se debata como fortalecemos y superamos los límites proscriptivos de la democracia actual.
 
Nosotros queremos que haya sanciones a quienes firmaron juramento durante campaña y rompieron la promesa frente a la primera decisión, queremos que los reclamos masivos sobre fumigaciones sean escuchados, tanto como escucharon al puñado de empresarios que manejan el negocio de los agrotóxicos; nosotros queremos que la participación ciudadana logre evitar los abusos desorbitantes de los aumentos de las tarifas públicas; controlar y sancionar en forma eficiente las remarcaciones de precios, que generan que los salarios queden por el piso; queremos que se ponga en discusión la ganancia empresaria frente a los salarios.
 
La reforma política tiene que transverzalizar las estructuras de poder, para incorporar a los vastos sectores sociales que día a día dan vida al entramado social, y que permanentemente son castigados con decisiones que los atañen de manera inconsulta. En el siglo XXI, y más cuando se habla de manera insistente de renovación, no podemos decir que libertad, democracia y representación tienen expresión solamente un día cada dos años.
 
En definitiva, si se va a hablar de reforma política, que sea para habilitar mecanismos de participación popular, para que las decisiones de gobierno estén fortalecidas con la opinión ciudadana y no sometidas a las conveniencias del círculo rojo que manejó el estado en democracia y dictaduras, que confrontó duramente contra el proyecto nacional y popular, y que hoy volvió a dirigir el estado nacional y varios provinciales para aumentar sin disimulos sus tasas de ganancias, para enriquecerse con la deuda externa, para concentrar las tierras, para destruir la industria, para limitar la economía a los concentrados negocios agrícolas.
 
Si la única discusión sobre reforma electoral será sobre el modo de sufragar con boleta única o boleta sábana, dejando de lado las múltiples expresiones populares sobre infinidad de temas que atañen a las decisiones de estado, vamos a perder una buena oportunidad de avanzar hacia una mayor y mejor representatividad popular en el gobierno provincial.
 
Por Alejandro Milocco
 
Fuente: Página Política 
 
Agreganos como amigo a Facebook
16-12-2018 / 11:12
El 15 de diciembre del 2018 será la fecha inaugural para el cristinismo entrerriano, que realizó su primer acto provincial, en el marco de un justicialismo en el que también enfrenta, simbólicamente, al PJ no K.
 
En el marco de la investigación por la causa de los contratos truchos, que detuvo a Juan "Juampi" Pablo Aguilera, cuñado de Sergio Urribarri, unos treinta intendentes y ex intendentes y más de 75 concejales fueron los que acompañaron el acto en Villaguay, según afirmaron los conductores en los micrófonos.
 
Sergio "Pato" Urribarri, Julio Solanas, Juan Manuel "Juancho" Huss, Blanca Osuna, Daniel Irigoyen y Lautaro Gervasoni, entre otros, fueron algunos de los entrerrianos que dijeron presentes.
 
El Presidente del PJ nacional, José Luis Gioja, el ex jefe de Gabinete de la Nación, Alberto Fernández, y la ex ministra bonaerense Cristina Álvarez Rodríguez (sobrina nieta de Eva Duarte de Perón) marcaron el apoyo nacional.
 
La ex Presidenta, Cristina Fernández, horas antes había enviado un saludo. Los oradores hablaron de derrotar en el 2019 a Cambiemos, en general, y a Mauricio Macri, en particular.
 
La única candidatura que quedó en el aire fue la de Cristina, ninguna más. No se hizo mención a que algún entrerriano sea postulante a la gobernación para disputarle la candidatura a Gustavo Bordet.
 
En una semana, el sábado 22 de diciembre, será el turno de que el bordetismo realice su encuentro en Paraná. La actividad actuará como lanzamiento de su campaña electoral para la reelección del actual Gobernador.
 
La Opinión Popular

16-12-2018 / 11:12
La audiencia prevista para las 18 comenzó a las 19.20 de este sábado, en la que la jueza de Garantías, Marina Barbagelata, resolvió dictar la prisión preventiva por 90 días -esto es el 15 de marzo de 2019 a las 13 horas- para el empleado legislativo Juan Pablo Aguilera, y su cuñado, Alejandro Almada, a cumplirse en la Unidad Penal N°1 de Paraná, "en lugares separados de los condenados".
 
No obstante, Almada contará con una medida morigerada de prisión domiciliaria desde el nacimiento de su hijo y por 10 días posteriores, el cual será con custodia policial permanente, de acuerdo a lo que determinen el jefe de la Departamental de Policía, y el régimen que deberá cumplir será igual al que se aplica en la unidad carcelaria.
 
En tanto, el ex director del servicio administrativo contable de la Cámara de Diputados, Sergio Cardoso, deberá cumplir arresto domiciliario bajo responsabilidad de una persona a definir.
 
La magistrada consideró verosímiles las atribuciones delictivas de la Fiscalía por considerar a los tres imputados como "escalones superiores de una estructura organizativa" destinada a "sustraer dineros públicos a través de contratos de obra" suscriptos en la Legislatura entrerriana entre enero de 2008 y septiembre de 2018, maniobras por las cuales se habrían desviado 1.235 millones de pesos; y valoró positivamente los riesgos procesales planteados desestimando las críticas que realizaron los abogados defensores.
 
A diferencia de la mañana donde no hubo presencia de familiares de los imputados, la audiencia que culminó a las 19.59 horas contó con la participación de la esposa de Aguilera y hermana de Almada, Luciana Almada. Además, la pareja de Almada quien cursa un avanzado embarazo esperó en el exterior de la sala.

15-12-2018 / 10:12
La Policía de Entre Ríos detuvo al cuñado del ex gobernador Sergio Urribarri, Juan Pablo Aguilera, en las primeras horas de la mañana, en la causa que lleva adelante la Fiscalía Anticorrupción a raíz de presuntas irregularidades detectadas en contratos suscriptos en la Legislatura entrerriana en la última década, y que ya determinó que los recursos desviados mediante las maniobras superan los 2.000 millones de pesos.
 
Aguilera es el secretario político del bloque de senadores del PJ entrerriano. También fueron detenidos el ex director del servicio administrativo contable de la Cámara de Diputados, Sergio Cardoso, como así también el cuñado de Aguilera, Alejandro Almada, considerado uno de los principales recaudadores del sistema corrupto, ya que era una de las personas que recibía el dinero tras la recaudación vía cobro de cheques y extracción de cajeros y se lo acercaba a los hombres del poder político.
 
De hecho, tras la recaudación, Almada llevaba el dinero a Aguilera, quien luego distribuía el dinero. Los tres imputados fueron derivados a la Comisaría Quinta de Paraná, pero después del mediodía se los envió a la Alcaidía de Tribunales. Por pedido de los abogados, la audiencia pertinente para decidir sobre las prisiones preventivas se realizará este sábado a las 9 y no el lunes, como se pensó desde un principio.
 
Todo indica que ese mismo día, los ahora detenidos serán enviados a la Unidad Penal número 1 de Paraná. La detención del cuñado de Urribarri se produce algo más de 24 horas antes del acto de Unidad Ciudadana en Villaguay, este sábado, encabezado por el ex gobernador y provocó un fuerte cimbronazo en las huestes urribarristas.
14-12-2018 / 12:12
14-12-2018 / 11:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar