La Opinión Popular
                  03:27  |  Domingo 22 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Internacionales - 08-02-2018 / 16:02
EFEMÉRIDES POPULARES

En República Dominicana, el Gobierno títere de los yanquis ordena ametrallar estudiantes

En República Dominicana, el Gobierno títere de los yanquis ordena ametrallar estudiantes
Cientos de estudiantes universitarios y de la secundaria decidieron marchar el 09 de febrero de 1966 hacia el Palacio Nacional para demandar la salida de las tropas de ocupación de Estados Unidos y la entrega de la subvención oficial correspondiente a la UASD, cuyas autoridades, elegidas en el claustro que dio inicio al Movimiento Renovador de la academia, aún no eran reconocidas por el gobierno provisional encabezado por Héctor García Godoy.
Cientos de estudiantes universitarios y de la secundaria decidieron marchar el 09 de febrero de 1966 hacia el Palacio Nacional para demandar la salida de las tropas de ocupación de Estados Unidos y la entrega de la subvención oficial correspondiente a la UASD, cuyas autoridades, elegidas en el claustro que dio inicio al Movimiento Renovador de la academia, aún no eran reconocidas por el gobierno provisional encabezado por Héctor García Godoy.
 
La marcha fue organizada por la Federación Dominicana de Estudiantes. Los estudiantes, en su mayoría adolescentes, permanecieron durante varias horas de la mañana frente a la puerta Sur del palacio de gobierno esperando que una comisión fuera recibida por el Presidente títere de los yanquis, García Godoy.
 
Mientras la multitud que esperaba en las afueras del palacio era informada acerca de los acuerdos arribados con las autoridades, desde la verja perimetral de la casa de gobierno, empezaron a brotar ráfagas de fusiles automáticos que iban gradualmente cobrando víctimas entre los adolescentes y jóvenes allí presentes.
 
La represión de la fuerza policial exhibía así su brutalidad contra cientos de jóvenes que clamaban por un mejor futuro para la educación dominicana, caídos con cuadernos y libros en las manos, cantando sus consignas libertarias.
 
Cuatro estudiantes asesinados y cuarenta heridos fue el saldo macabro de aquel acto salvaje que consternó al mundo. Víctimas de las ráfagas alevosas fueron los estudiantes Antonio Santos Méndez, Miguel Tolentino, Luis Jiménez Mella y la adolescente, de 15 años, Amelia Ricart Calventi, quien murió días después.
 
Por Blas García

En República Dominicana, el Gobierno títere de los yanquis ordena ametrallar estudiantes
Presidente títere de los yanquis, García Godoy.
 
El 24 de abril de 1965 fuerzas armadas dominicanas al mando del coronel Francisco Caamaño Deño, con fuerte apoyo civil, inician una insurrección popular contra el gobierno de facto de Joaquín Balaguer que había derrocado al presidente constitucional Juan Bosch.
 
Sin ningún tipo de justificación, sin mediar siquiera relaciones diplomáticas con esa República, los Estados Unidos, después de situar sus barcos de guerra frente a la capital dominicana, declararon con su habitual insolencia que si el Gobierno de Balaguer solicitaba ayuda militar, desembarcarían sus tropas contra la insurgencia del pueblo dominicano.
 
EE.UU. era gobernado por el texano Lyndon B. Johnson, quien afirmó: "No toleraremos otra Cuba en el Caribe". Y ordenó aplicar la "diplomacia de las cañoneras". Con la cantinela de proteger la vida y los bienes de sus ciudadanos norteamericanos, desembarcaron en Santo Domingo.
 
Que el poder de Balaguer fuera absolutamente espurio, que cada pueblo soberano de América debe tener derecho a resolver sus problemas internos sin intervención extranjera, que existan normas internacionales y una opinión mundial, que incluso existiera una O.E.A., no contaban para nada en las consideraciones de los EE.UU.
 
Lo que buscaban era impedir la revolución popular dominicana, reimplantando los odiosos desembarcos de su Infantería de Marina, sin más base ni requisito legal que la simple solicitud de un gobernante tiránico, ilegítimo y en crisis.
 
A mediados de junio, los marines y la Fuerza Interamericana de Paz que integraban Honduras, Nicaragua, Paraguay, Brasil y Costa Rica, ocuparon a tiros unas 30 cuadras de la zona "constitucionalista".
 
Luego de las negociaciones del cese al fuego, Caamaño deja el poder en manos de Héctor García Godoy, impuesto como Presidente provisional de República Dominicana entre el 3 de septiembre de 1965 y el 1 de julio de 1966, bajo los auspicios de la infantería de marina yanqui.
 
En ese escenario político, el Gobierno títere de los yanquis ordena ametrallar estudiantes en Santo Domingo.


 Reivindicando a Néstor Kirchner
Por Blas García
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
21-04-2018 / 19:04
20-04-2018 / 18:04
Joaquim José da Silva Xavier -Tiradentes- fue educado por su hermano, que era sacerdote. Conocía en profundidad las constituciones promulgadas poco tiempo antes por las asambleas estatales de Estados Unidos, y llevaba siempre consigo ejemplares de las mismas.
 
Pasó algún tiempo trabajando como médico, comerciante y dentista (oficio del que viene su apodo, Tiradentes). Fue oficial de caballería en la inconfidência mineira ('conjuración minera'), revuelta provocada con el fin de lograr la independencia del dominio portugués.
 
Pretendía provocar un levantamiento, lograr la independencia de Brasil y crear una república, libre de las restricciones impuestas a la minería, fabricación y sistema monetario del diamante. Además se intentó crear una universidad y la puesta en marcha de una serie de servicios sociales. La república iba a ser gobernada por una asamblea y un gobierno nacional encabezado por un presidente elegido anualmente.
 
El inicio del levantamiento tuvo lugar cuando las autoridades portuguesas trataron de recaudar los impuestos atrasados, pero tras ser traicionado, la sublevación fue reprimida y fue detenido en Río de Janeiro en abril de 1789.
 
Su juicio duró dos años, durante los cuales defendió la causa republicana. Admitió voluntariamente haber sido el líder del levantamiento así que le ahorcaron públicamente en Río de Janeiro, el 21 de abril de 1792.
 
Cinco de sus compañeros fueron exiliados a Angola. Convertido en un mártir, se  le concedió un lugar privilegiado en la cultura popular brasileña como héroe nacional. Está considerado actualmente Patrón Cívico de Brasil.
 
La Opinión Popular

19-04-2018 / 19:04
19-04-2018 / 18:04
19-04-2018 / 18:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar