La Opinión Popular
                  00:02  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 07-02-2018 / 12:02
CONSIGUIÓ PASAR LA BICAMERAL PERO NO PODRÁN SOSTENERLO EN LOS RECINTOS PORQUE ES MINORÍA EN EL CONGRESO NACIONAL

Para evitar una estrepitosa derrota, Macri cambiará el mega DNU por tres proyecto de leyes

Para evitar una estrepitosa derrota, Macri cambiará el mega DNU por tres proyecto de leyes
MEGADECRETO: CON TRES PROYECTOS DE LEY, EL GOBIERNO INTENTARÍA SORTEAR LA AMPLIA OPOSICIÓN. Cambiemos logró un ajustado dictamen a favor del mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 27 de 2018 con que el presidente Mauricio Macri anula 19 leyes y modifica sustancialmente otras 140. A cambio ofreció a la “oposición dialoguista” la promesa de presentar en la Cámara de Diputados un paquete de tres leyes que validarían el DNU presidencial sin precisiones ni alcances. El convite no convenció a la oposición: los tres senadores, un diputado del Bloque Justicialista y el interbloque Argentina Federal –referenciado en los gobernadores peronistas– firmaron junto a una senadora salteña un dictamen de rechazo al mega DNU presidencial, al que se podrían sumar los 3 legisladores del Frente para la Victoria-PJ en las próximas 24 horas si deciden no presentar uno propio.
El macrismo confirmó ayer de manera oficial que buscará traducir el contenido del mega DNU que firmó Mauricio Macri en diciembre en tres leyes, con el objetivo político de desarticular el armado opositor en contra de ese texto que derogó 19 leyes y modificó otras 140.
 
Fue en la comisión bicameral que analiza la constitucionalidad de los DNU, adonde la alianza Cambiemos hizo uso del voto de desempate para llevarse un dictamen a favor del mega decreto que lo sostenga durante febrero y lo que dure el debate legislativo a partir de marzo de los tres proyectos de ley anunciados.
 
Según anticipó el presidente de la bicameral, Luis Naidenoff, las iniciativas ingresarán por la Cámara de Diputados, no serán presentadas por el Ejecutivo sino por los legisladores oficialistas, y abarcarán entre las tres los temas que integran el mega DNU. "Vamos a presentar tres proyectos de ley que involucran cada uno de los capítulos que son materia de discusión de este DNU", señaló.
 
La jugada había sido propuesta por los bloques peronistas que en el Senado y en Diputados se referencian en los gobernadores y encontró buena recepción en Cambiemos ante la certeza de que si bien el macrismo tenía los votos para un dictamen de comisión favorable (como demostró ayer) no podría sostener el DNU en los recintos de ambas Cámaras.
 
Pablo Kosiner, presidente del interbloque de diputados de Argentina Federal, remarcó que "si hay tres leyes que va a presentar el Gobierno, quiere decir que este decreto no era necesario" y remarcó la extrañeza de debatir la constitucionalidad de un decreto cuyo contenido será debatido por el Congreso a partir de marzo. "No hay ninguna razón en el DNU que muestre que era necesario y que no se podía esperar al tratamiento de una ley", advirtió.
 
Su postura sobre la constitucionalidad del DNU fue compartida por todos los legisladores opositores que tomaron la palabra en la comisión y firmaron por el rechazo. Así, con un empate en ocho firmas de Cambiemos contra ocho opositoras, desempató Naidenoff en favor del oficialismo.
 
El diputado macrista Pablo Tonelli demandó que los K mantengan la actitud permisiva con los DNU de Néstor y Cristina. "No es razonable que porque haya cambiado el presidente de la República, las comisión cambie su criterio. La comisión tiene que ser previsible", reclamó. Casi cantada, llegó la respuesta de la senadora K Anabel Fernández Sagasti: "Entonces ustedes deberían seguir aplicando el criterio estrecho que tenían cuando fueron oposición".
 
Para Fernández Sagasti, el DNU "no es constitucional" porque "toca materia penal y no había ni necesidad ni urgencia". Coincidió con ella el senador Daniel Lovera, del interbloque Argentina Federal que conduce Miguel Pichetto. "Darle validez a esto sería desconocer la Constitución Nacional", advirtió.
 
La Opinión Popular

 
PESE AL RECHAZO OPOSITOR, CAMBIEMOS LOGRÓ DICTAMEN A FAVOR DEL DNU FIRMADO POR MACRI
 
El mega decreto, listo para el recinto
 
La mayoría de la oposición reclama la suspensión del DNU que habilita, entre muchas otras cuestiones, que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses realice inversiones financieras y el embargo de la cuenta sueldo de los trabajadores por sus acreedores.
 
La oposición apuesta a rechazar el DNU en ambas Cámaras del Congreso ni bien arranquen las sesiones ordinarias del Parlamento. No quiere que la vigencia del DNU genere jurisprudencia y perjudique de manera irreversible a los sectores más vulnerables de la sociedad.
 
Conscientes de los que estaba en juego, hubo asistencia perfecta de los integrantes de la comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo. El oficialismo tenía la certeza de contar con el número para blindar la bicameral de cualquier sorpresa que trabe el anhelo presidencial de avanzar en sus reformas a través de decretos y sorteando el Congreso. Cambiemos tiene la mitad de los asientos en la comisión pero también tenía asegurada la presidencia rotativa de la bicameral, con cuyo voto desempata -como ayer- cualquier disputa reñida.
 
Y así fue. El senador radical formoseño Luis Naidenoff, fue elegido presidente y enseguida desempolvó la estrategia oficialista: propuso dejar de lado el tratamiento de otros 4 DNU que están en la agenda de la comisión y planteó abocarse al mega decreto 27/18, el más polémico de todos. Al mismo tiempo, prometió (con el objetivo de sumar a la oposición dialoguista) que el Gobierno enviaría tres proyectos de ley que en "un debate amplio" ratificarían el DNU y hasta buscó tentar a la opositores amigables con abrir la puerta a posibles modificaciones.
 
Después de algunos cruces previos, donde el kirchnerismo reclamó la participación de especialistas que opinen sobre la validez de un decreto que tiene 22 capítulos, anula 19 leyes y modifica otras 140, el oficialismo realizó su defensa: El diputado macrista Pablo Tonelli fue el encargado de esa tarea. Sostuvo que el debate de la bicameral se debía "ceñir" a la validez o no del DNU, defendió la "necesidad y la urgencia" y el cumplimiento de los pasos protocolares como la firma de todos los ministros del Gabinete y su envío al Congreso.
 
Luego, repasó la historia de la bicameral creada tras la reforma constitucional del '94, puesta en vigencia en 2006 durante la presidencia de Néstor Kirchner. Afirmó que debía aplicarse la "doctrina" por la que se regía la comisión, que el macrismo rechazaba cuando era oposición y por la que recurrió a la justicia.
 
La senadora kirchnerista mendocina Anabel Fernández Sagasti afirmó que la  "sorprendió el contorsionismo político" de Tonelli para justificar la postura del oficialismo. En una extensa exposición, Fernández Sagasti tildó de "espejitos de colores" la promesa oficialista de enviar 3 proyectos de ley, mientras la vigencia del DNU "inconstitucional y que atropella los fueros del Congreso tiene efectos jurídicos" y "el FGS pasar a una cuenta offshore en manos de un experto como (el ministro de Finanzas, Luis) Caputo en paraísos fiscales".
 
El resto de los opositores se sumaron a los cuestionamientos. El diputado Pablo Kosiner, presidente del BJ y el interbloque AF, celebró la decisión oficialista de enviar proyectos para ratificar el decreto, al mismo tiempo que cuestionó la propuesta que "demuestra que el DNU no era necesario ni urgente". Luego puso en duda la proclama oficialista de "consenso", al recordar que la ley Pyme que lograron consensuar con Cambiemos fue modificada por otro decreto presidencial.
 
A los reclamos de Kosiner se sumaron luego los senadores del bloque justicialisa (que conduce Miguel Pichetto) María Teresa González, Daniel Lovera y Guillermo Snopek. Y hasta la senadora Cristina Fiore, elegida como secretaria de la bicameral y alineada con el gobernador Juan Manuel Urtubey, se pronunció en contra del mega DNU: "Me parece un exceso", dijo.
 
"El anuncio de que van a presentar tres proyectos de ley es un chantaje: una vez que tengan dictamen, nunca más van a tratar en las cámaras la aceptación o el rechazo de este decreto. Es una trampa: es necesario que se rechace de manera urgente este DNU", se sumó al diputada Romina Del Pla (FIT-PO), que asoció el mega decreto con la continuidad de la reforma laboral y el ajuste contra los trabajadores que el Gobierno aplica en distintas dosis en cada uno de sus decretos y leyes. Por el rechazo en ambas Cámaras legislativas, también se pronunció Nicolás Del Caño (FIT-PTS) que quiso dejar expuesta su postura en la Bicameral aunque no la integra.
 
"El fondo de la cuestión acá es el FGS de la Anses y creemos que se debería ir para atrás con este DNU", dijo Máximo Kirchner. "Para creer que hay realmente buena voluntad en estas tres leyes que van a enviar y que quieren que sean los legisladores elegidos por la gente los que decidan esto, creo que sería muy bueno que este DNU no avance. Incluso pueden llamar la semana que viene a una sesión extraordinaria porque estamos acá. No hay ningún tipo de problema para debatir", agregó el diputado del FpV-PJ, quien recordó que hasta ahora todas las medidas del gobierno han perjudicado a los jubilados.
 
Los cierres estuvieron en manos del diputado Marcos Cleri (FpV-PJ), vicepresidente de la bicameral y el diputado radical Luis Petri, quien recurrió al discurso oficial de cargar las culpas sobre el kirchnerismo para defender a rajatabla el mega decreto presidencial.
 
Antes de terminar el debate ya estaba todo definido: Naidenoff, Tonelli, Petri, los senadores Silvia Giacoppo y Pedro Braillard Poccard, y los diputados Fernando Iglesias, Ezequiel Fernández Langan y Martín Hernández, todos de Cambiemos, firmaron el dictamen de mayoría.
 
Del otro lado, los legisladores del BJ, Kosiner y los senadores González, Lovera firmaron el dictamen de rechazo al que se sumó Fiore. Los kirchhneristas Fernández Sagasti, Cleri y Máximo Kirchner se tomaron las 24 horas que fijó la comisión para definir si redactan su propio dictamen de rechazo. De todas maneras su apuesta es acordar con las bancadas opositoras el rechazo en ambas Cámaras del Congreso.
 
Por Miguel Jorquera
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Para evitar una estrepitosa derrota, Macri cambiará el mega DNU por tres proyecto de leyes
EL KARMA DE CAMBIEMOS EN EL CONGRESO CON LOS DNU. Aunque la oposición le endilgue un abuso de la vía del decreto, el gobierno de Macri no ha podido usarlos con tranquilidad, pues siempre está a tiro de que la oposición los derogue. Varias veces tuvo que cambiarlos por proyectos. En la imagen: Legisladores de Cambiemos integrantes de la Bicameral de los DNU.
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
21-02-2018 / 11:02
La marcha contra las políticas de ajuste neoliberal del gobierno de Mauricio Macri promete ser multitudinaria. El sector combativo de la CGT y las dos CTA son los convocantes. No será la primera movilización contra la alianza Cambiemos pero abre una nueva etapa político sindical de mayor confrontación contra la política económica que ahoga a trabajadores con la inflación, precariza e incrementa el desempleo.
 
El gobierno de Macri ha intentado por todos los medios desmerecer las razones de la convocatoria como una forma de reducir el caudal de participación popular. El número de gremios que decidieron no participar de la movilización fue difundido por los grandes medios ultra macristas como Clarín, La Nación e Infobae, a modo de presagio negativo de la magnitud de la marcha.
 
Sin embargo, la estrategia macrista sucia anti-Moyano comienza a generar ruido en todo el sindicalismo. En su afán por aislar al líder camionero, el macrismo incurrió en prácticas que el resto de la CGT teme se puedan trasladar al resto de las organizaciones, incluidas las "Macri friendly". El temor compartido por los "gordos", los grandes gremios de servicios e "independientes", colaboracionistas con todos los gobiernos, es que las presiones oficiales sobre el camionero se vuelvan un boomerang contra el resto del sindicalismo.
 
De todos modos y más allá de esta situación gremial, lo real es que el grado de desmoronamiento de la economía llevará no solo a partidos de la oposición, organizaciones de Derechos Humanos sino también a gente sin una afiliación definida a participar de esta concentración.
 
La marcha cuenta con el aval del Consejo Directivo de una CGT en crisis, acordada con las dos CTAs, siendo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los principales sindicatos de esas centrales. Además participará la Corriente Federal de Trabajadores, que tiene en Sergio Palazzo de Bancarios uno de sus principales referentes.
 
La Ctera, el gremio mayoritario en docentes a nivel nacional, que en la provincia de Buenos Aires a través de Suteba está iniciando la pelea salarial contra el techo del 15% que propone María Eugenia Vidal en las paritarias, también será de la partida.
 
Los movimientos sociales ligados a la conducción espiritual del Papa Francisco también saldrán a protestar: se trata de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
 
El peronismo, que intenta superar su crisis con iniciativas de reunificación, sumará columnas desde el conurbano bonaerense: Gustavo Menéndez, que está al frente del PJ en la Provincia de Buenos Aires, convocó a participar. Un sector del PJ apuesta a que una movilización masiva contribuya a consolidar una oposición al Gobierno de Macri para el 2019. La intranquilidad del macrismo, los grandes medios oficialistas y el establishment económico es manifiesta.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 18:02
20-02-2018 / 13:02
El "pañuelazo" convocado por la Campaña por el Derecho al Aborto reunió a miles de mujeres y centenares de hombres de distintas generaciones. En redes, #AbortoLegalYa fue tendencia mundial. Protestaron frente al Congreso para exigir la legalización del aborto, por todas las que mueren cada año en procedimientos clandestinos.
 
La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito convocó a una jornada de reclamos en favor a la interrupción del embarazo que incluye un "pañuelazo" frente al Congreso. "Ni muertas ni presas por aborto clandestino. Aborto Legal, una deuda de la democracia", es la consigna bajo la cual la ONG trabaja desde hace 13 años por los derechos de las mujeres.
 
La exigencia es de "aborto legal ya" a los diputados y senadores, que no aprobaron una ley que mejore la situación de las cientos de mujeres que deben someterse a procedimientos clandestinos cada año. Según Amnistía Internacional, en la Argentina se realizan casi medio millón de abortos por año.
 
La socióloga y Directora del Observatorio de Géneros y Políticas Públicas, Victoria Freire, afirmó: "Las mujeres y las identidades disidentes hemos avanzado mucho en visibilidad en el último tiempo y eso es fruto de la enorme lucha que venimos llevando hace décadas. Sin embargo, todavía falta que ese avance en la agenda mediática se materialice en derechos concretos y la responsabilidad de ello lo tienen quienes están sentados en los recintos del Congreso y en la Casa Rosada".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar