La Opinión Popular
                  06:21  |  Domingo 19 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos inflación, recesión, desempleo, endeudamiento y riesgo de default. Todo gracias a Macri, que en vez de resolver los problemas de la década K, los potenció. Y encima debemos bancarnos al FMI”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 03-02-2018 / 18:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 04 DE FEBRERO DE 1905, LA UCR LUCHA POR ARRANCAR EL VOTO SECRETO, UNIVERSAL Y OBLIGATORIO

El líder radical Hipólito Yrigoyen realiza un levantamiento armado revolucionario

El líder radical Hipólito Yrigoyen realiza un levantamiento armado revolucionario
Boinas blancas. La revolución impulsada por Yrigoyen coincidió con una creciente agitación social protagonizada por organizaciones obreras. Aunque la revolución radical no triunfó, el gobierno advirtió los riesgos de mantener por mucho más tiempo la restricción del sistema político y de que la oposición social se uniera a la oposición política. En la clase gobernante se acentuó la preocupación por transformar las reglas del juego para lograr la participación política de sectores populares, hasta entonces excluidos.
La Revolución radical de 1905 fue una sublevación cívico-militar organizada por la Unión Cívica Radical y dirigida por Hipólito Yrigoyen contra el gobierno fraudulento del PAN en reclamo de elecciones libres y democráticas.
 
El 04 de febrero de 1905, en la Capital Federal, Campo de Mayo, Bahía Blanca, Mendoza, Córdoba y Rosario, se produjo el alzamiento armado que se venía preparando, con las mismas banderas que en 1890 y 1893. Fue una de las rebeliones más importantes que sufrió la Argentina, por el número de militares comprometidos, las fuerzas vinculadas y la extensión del movimiento.
 
En la Capital Federal, las medidas represivas sofocaron en sus comienzos al movimiento. Los revolucionarios fallaron al no poder asegurar el control del arsenal de guerra de Buenos Aires. Las tropas leales y la policía recuperaron pronto las comisarías tomadas por sorpresa y los cantones revolucionarios.
 
En Córdoba los revolucionarios toman prisioneros al vicepresidente Figueroa Alcorta a quien obligaron a hablar con el presidente Manuel Quintana, solicitándole la renuncia a cambio de su vida, sin embargo el Presidente no cedió y la amenaza no fue ejecutada.
 
En Mendoza los rebeldes se llevan 300.000 pesos del Banco de la Nación y atacan los cuarteles defendidos por el teniente Basilio Pertiné. Solo las provincias de Córdoba y Mendoza continuaron combatiendo hasta el 8 de febrero, sin embargo, los leales al gobierno vencen rápidamente a la revolución.
 
El Presidente empleó la misma táctica usada en 1893 para sofocar el movimiento radical; se proclamó el estado de sitio en todo el país, por noventa días, que se convirtió en ley marcial. El gobierno detuvo y mandó enjuiciar a los sublevados, que fueron condenados con penas de hasta 8 años de prisión y enviados al penal de Ushuaia.
 
La represión se llevó a cabo contra los revolucionarios radicales y simultáneamente contra el movimiento obrero, sus organizaciones, su prensa, etc., aunque ellos no habían tenido ninguna vinculación con el movimiento del 4 de febrero. La revolución fue derrotada, pero desencadenaría una corriente de cambio institucional que ya no podría ser detenida.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
18-08-2018 / 19:08
18-08-2018 / 19:08
16-08-2018 / 18:08
Oscar Alfredo Gálvez nació en Caballito el 17 de agosto de 1913. Fue Campeón en Turismo de Carretera y en Pista (en 1947 y 1948); y en TC en 1953, 1954 y 1961. Adhirió fervorosamente al peronismo.
 
Escribió parte de la historia del automovilismo argentino, junto con su hermano Juan, y el menor Roberto, aunque éste último sólo asomó a este deporte. Hijos de una familia porteña, en que el padre era mecánico, desde chicos sintieron su pasión por los fierros, lo que hizo que Oscar se sintiera "mecánico", y dejara la escuela primaria, después de intentar tres veces cursar el 4º grado.
 
Los hermanos Gálvez fabricaban sus propios autos, rígidos, duros, cuadrados, pesados, prepararon el auto para que Oscar corriera en 1937 las Mil Millas Argentinas, y Juan logró acompañarlo, modificando su documento, pues era todavía menor de edad, y el anecdotario señala que perdieron el segundo puesto por perder tiempo en cambiar la correa que ataba el capot (que se cortaba por ser un cinturón común de pantalones).
 
En 1939 participaron en el Gran Premio Getulio Vargas, en que los Gálvez rompieron el diferencial, lo ataron con alambre y continuaron, pero sobre el final volcaron, se reacomodaron y llegaron segundos, atrás de Juan Manuel Fangio.
 
En 1940 tuvieron un tremendo vuelco al caer a un precipicio, y decidieron comenzar a usar casco. Oscar -lo que son las épocas- consiguió uno de paracaidista y Juan otro de los que usan en los tanques de guerra.  Esos eran los tiempos con anécdotas pintorescas de los pioneros de esta actividad.
 
La Opinión Popular

16-08-2018 / 18:08
16-08-2018 / 18:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar