La Opinión Popular
                  13:20  |  Lunes 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Si la fuerza material está monopolizada por el régimen, las fuerzas morales, los valores que no se afincan en lo material están de nuestro lado, del lado del pueblo, y la militancia los transformará en fuerza avasalladora”. John W. Cooke
Recomendar Imprimir
Internacionales - 29-01-2018 / 17:01
EFEMÉRIDES POPULARES

La matanza del Domingo Sangriento de Irlanda en 1972

La matanza del Domingo Sangriento de Irlanda en 1972
El domingo 30 de enero de 1972, en Derry (Irlanda del Norte) sucede el Domingo Sangriento. El ejército británico dispara contra una manifestación por los derechos civiles. Mueren 13 manifestantes y 14 quedan heridos. En la imagen: Bernard McGuigan, una de las víctimas de los Paracaidistas británicos.
El 30 de enero de 1972, en Derry (Irlanda del Norte) sucede el Domingo Sangriento. El ejército británico dispara contra una manifestación por los derechos civiles. Mueren 13 manifestantes y 14 quedan heridos. 
 
El Domingo Sangriento (en inglés: Bloody Sunday) fue una jornada de incidentes ocurridos en el contexto del conflicto de Irlanda del Norte. Aquella tarde estaba convocada una manifestación a favor de los derechos civiles y en contra del internment -encarcelamiento sin juicio a los sospechosos de pertenecer al IRA, aprobado en agosto de 1971 por el gobierno de Irlanda del Norte- por el que se encontraban detenidas centenares de personas. A la protesta acudieron más de 15.000 personas.
 
La manifestación, convocada por la Asociación por los derechos civiles de Irlanda del Norte (NICRA) se inició pacíficamente. Aunque en principio estaba previsto marchar hasta el ayuntamiento de la ciudad, las autoridades británicas habían prohibido expresamente salir a los manifestantes de los barrios católicos, cercados por barricadas (la zona conocida como Derry Libre o Free Derry).
 
Además, existía la genérica prohibición de celebrar manifestaciones públicas, prorrogada por el gobierno norirlandés unos días antes. En todo caso, la organización de la manifestación decidió renunciar a abandonar el Bogside, para no desafiar a los soldados que rodeaban la zona. Un regimiento de paracaidistas del ejército británico había sido enviado a Derry.
 
Un pequeño grupo de manifestantes, apartado del núcleo principal, comenzó a lanzar piedras a una de las barricadas. Los soldados respondieron al principio con gas, balas de goma y agua a presión. Instantes después las tropas británicas salieron de las barricadas, abriendo fuego contra la multitud. Trece personas murieron y fueron heridas más de treinta, por disparos del Primer Batallón de Paracaidistas del Reino Unido. Una decimocuarta víctima moriría meses más tarde. Los paracaidistas alegaron estar siendo objeto de disparos, algo que resultó ser falso.
 
Queda así desprestigiada la vía no violenta para resolver el conflicto entre católicos y protestantes.
 
La Opinión Popular

La matanza del Domingo Sangriento de Irlanda en 1972
Mural de los artistas del Bogside con los 14 asesinados por el Ejército Británico ese día.
 


A 45 años de la masacre del "Domingo sangriento" en Irlanda
 
El domingo 30 de enero de 1972, el Primer Batallón de Paracaidistas del Reino Unido mató a 14 manifestantes católicos desarmados en Derry, Irlanda del Norte, que protestaban por derechos civiles. Una investigación concluyó en 2010 que la represión había sido "injustificada"
 
Hace 45 años, 14  manifestantes católicos desarmados fueron asesinados y 30 resultaron heridos en Derry, Irlanda del Norte, a manos del Primer Batallón de Paracaidistas del Reino Unido.
 
Esa tarde, inmortalizada como el "Domingo sangriento" -el mismo título que eligió el grupo U2 para una canción en la que recuerda el hecho- , los soldados abrieron fuego contra quienes se expresaban a favor de los derechos civiles y en contra del encarcelamiento sin juicio a los sospechosos de pertenecer al Ejército Republicano Irlandés (IRA, en inglés) en Irlanda del Norte, el territorio que quedó fuera de la República de Irlanda tras su independencia en 1922.
 
Mucho tiempo después, en 2010, un informe del juez Lord Saville para el gobierno británico concluyó que las muertes eran "injustificables" y generó un pedido de disculpas del entonces primer ministro, David Cameron, según consigna el periódico británico The Guardian.
 
La masacre se convirtió en uno de los episodios más oscuros en los 30 años de conflicto entre católicos independentistas y protestantes leales al Reino Unido que dejó como saldo más de 3.600 muertos en Irlanda del Norte y concluyó con el acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998.
 
Desde entonces, la violencia se redujo considerablemente, aunque en los años siguientes, algunas facciones del IRA que no aceptaron el proceso de paz continuaron activas.
 
Fuente: Infobae

Agreganos como amigo a Facebook
La matanza del Domingo Sangriento de Irlanda en 1972
En total murieron 13 activistas católicos, y uno más murió meses después por sus heridas.
La matanza del Domingo Sangriento de Irlanda en 1972
2 de febrero de 1972: funeral de los 13 civiles asesinados por la Brigada de Paracaidistas.
21-01-2019 / 10:01
La Segunda Guerra Mundial, desatada por las potencias imperialistas, y que arrastró a la Unión Soviética y a otros pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, los llevó a una sangrienta lucha de liberación.
 
El 21 de enero de 1944, en Leningrado, los soviéticos rompen el asedio alemán a la ciudad, que duró 29 meses. El sitio de Leningrado fue una acción militar alemana durante la Segunda Guerra Mundial encabezada por Wilhelm Ritter von Leeb, que buscó inicialmente apoderarse de la ciudad de Leningrado (la actual San Petersburgo).
 
El objetivo de las tropas nazis era borrar a Leningrado de la faz de la tierra: acabar con la cuna de la revolución bolchevique y el símbolo de la cultura rusa sería una solución perfecta para socavar la resistencia soviética.
 
Había otros factores también: era un puerto marítimo estratégico y alojaba la única fábrica productora de tanques pesados, coches y trenes blindados del mundo. Los comandantes nazis analizaron la posible escalada de la resistencia y decidieron matar a la ciudad de hambre.
 
Adolf Hitler, ante la perspectiva de tener que mantener a una población enemiga de más de 3.000.000 de habitantes, instruyó que se la sitiara y se dejara morir a la población por hambre y frío. El sitio duró casi 900 días, desde 1941 hasta 1944, uno de los asedios más largos de la historia de la humanidad.
 
La ciudad estuvo a punto de perecer si no hubiera sido que se estableció un corredor a través del helado lago Ládoga por donde llegaba una escuálida ayuda a los sitiados. 
 
Los muertos hasta ser liberada la ciudad superaron la cifra extraoficial de 1.200.000, más personas de las que perdieron EE.UU. y el Reino Unido juntos a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial, que culminó en la derrota del fascismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes.
 
La Opinión Popular

20-01-2019 / 08:01
20-01-2019 / 08:01
20-01-2019 / 08:01
El 20 de enero de 1942, en el distrito berlinés de Wannsee, tuvo lugar una conferencia de grupo de representantes civiles, policiales y militares del gobierno de la Alemania nazi sobre la «Solución final del problema judío» (Endlösung der Judenfrage). Las decisiones tomadas condujeron al Holocausto.
 
Debido a la apertura de un frente militar contra EE.UU., Alemania reorganizó la administración de recursos en los territorios ocupados. Hermann Göring, mariscal del Reich, da plenos poderes al General de las SS Reinhard Heydrich, con el objeto de encontrar la «solución final» al problema judío en Europa.
 
La discusión se centró en el objetivo de expulsar a los judíos de todos los ámbitos de Alemania. Se expusieron las medidas a tomar y se presentó el plan de la «deportación» de los judíos hacia el este para «apropiada (...) durante dicha acción sin duda una gran parte será eliminada por causas naturales», el «remanente final tendrá (...) que ser tratado en conformidad, porque (...), si son liberados, actuarían como la semilla de un nuevo resurgimiento judío».
 
La reunión fue la primera discusión de la Solución Final y los protocolos con el contenido de la reunión fueron hallados intactos por los Aliados al final de la Segunda Guerra Mundial y usados durante los juicios de Núremberg como prueba contundente sobre el programa de exterminación de los judíos en los campos de concentración.
 
El protocolo de la reunión no menciona explícitamente el asesinato en masa. Pero, el criminal nazi Adolf Eichmann, secuestrado en Argentina el año 1960 por el Mossad y llevado a juicio en Jerusalén, donde fue condenado a muerte por crímenes contra la humanidad y ejecutado el 31 de mayo de 1962, admitió en su juicio que el lenguaje real usado durante la conferencia fue mucho más directo e incluyó términos tales como «exterminación» y «aniquilación».
 
La Opinión Popular 

17-01-2019 / 18:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar