La Opinión Popular
                  09:45  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 12-01-2018 / 11:01
AVIZORAN PARITARIAS COMPLEJAS

Gremialistas entrerrianos afirman que la escalada inflacionaria empobreció al trabajador

Gremialistas entrerrianos afirman que la escalada inflacionaria empobreció al trabajador
Entre el desencanto y el pesimismo se resumió el diagnóstico que hicieron representantes de algunas organizaciones gremiales provinciales sobre la variación de los precios durante 2017 y cómo ello afectó el bolsillo de los trabajadores. En las imágenes: César Pibernus de Agmer y Luis Gálligo de la CTA Entre Ríos.
 
Finalmente ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) dio a conocer la tasa de inflación de 2017, que superó largamente los pronósticos del gobierno nacional respecto del comportamiento de los precios: fue del 24,8% anual, con un alza del 3,1% en diciembre que se constituyó en el mes de mayor alza del Índice de Precios al Consumidor (IPC).
 
Entre el desencanto y el pesimismo se resumió el diagnóstico que hicieron representantes de algunas organizaciones gremiales provinciales sobre la variación de los precios durante 2017 y cómo ello afectó el bolsillo de los trabajadores. 

 
Los gremios, pesimistas
 
En diálogo con UNO, Luis Gálligo, secretario general de la CTA Entre Ríos, afirmó que este escenario se daba por descontado. "Una vez más se demuestra lo que veníamos diciendo, que la inflación se iba a ubicar en un 27% anual", alertó. En ese contexto sostuvo que estos números se traduce "en pobreza en los salarios" y en la misma medida "llevan a que el trabajador se empobrezca cada días más".
 
Gálligo cree que la inercia inflacionaria de 2017 tendrá su peso en una variable clave: la discusión paritaria. "El Gobierno ya ha anunciado que el techo paritario será del 10%, lo que avala la idea de Macri de que los empleados son el problema, llevando la paritaria a la baja para achicar los salarios y acceder a las peticiones de los empresarios. Están atacando de lleno al movimiento obrero", argumentó.
 
Con el mismo tono crítico se pronunció el secretario general del Sindicato de Camioneros de Entre Ríos, Jorge Ávalos. "Es otra de las mentiras de este Gobierno, que en campaña dijo que no iba a aumentar la inflación, que los puestos de trabajo no se iban a perder. La inflación es inevitable y estas son las consecuencias", aseveró. Consideró que la escalada del costo de vida "afecta gravemente a los trabajadores" y ello se refleja inmediatamente "en los alimentos de la canasta básica".
 
Otro de los daños colaterales de la suba precios es la pérdida de poder adquisitivo, advirtió el gremialista. "En nuestro sector perdimos alrededor de un 29% anual, teniendo en cuenta cómo se ha incrementado la canasta básica, el combustible y el transporte", graficó.
 
Y en este contexto avizoró un panorama complicado para la negociación salarial que comenzará en febrero. Al respecto planteó una posible tensión con las cámaras empresarias, porque "vienen apretando para poner un techo" y recordó que Camioneros había acordado un aumento salarial del 27% el último año.
 
El sector docente estuvo representado entre las voces que aportaron su opinión sobre un problema que aparece como la cuenta pendiente de los últimos gobiernos. El secretario de Organización de Agmer, César Pibernus, reconoció que este nivel de inflación repercutió en la provincia en los bienes de consumo: en los valores de los servicios, el combustible y en el costo de los alquileres. "Son variables muy sensibles que están sujetas al precio del dólar", remarcó.
 
"El Indec ha dejado de ser un instrumento confiable, por eso es que en los últimos años se han realizado informes particulares -a cargo de la CTA Autónoma y de ATE Indec-" para medir el impacto de la inflación, añadió el dirigente.
 
En cuanto a cómo avizora la próxima paritaria docente en Entre Ríos aseguró: "Tenemos dos frentes. La primera es determinar cuánto se atrasó nuestro salario respecto de la inflación, y la segunda, la calidad del salario, por el crecimiento de los montos en negro".
 
Por Marcelo Comas
 
Fuente: UNO
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-09-2018 / 15:09
18-09-2018 / 17:09
18-09-2018 / 09:09
En la Casa Gris no paran de sacar números. A los funcionarios entrerrianos los desvela encontrar la fórmula para amortiguar el brutal ajuste que pretende implementar Mauricio Macri en las provincias como corolario de la drástica reducción del déficit fiscal acordada por la alianza PRO-UCR con el FMI. El principal reclamo: que el Ejecutivo nacional deje de beneficiar a las provincias gobernadas por Cambiemos.
 
La cuenta principal que tiene Gustavo Bordet para sostener sus argumentos es que Entre Ríos, con las medidas de ajuste que impulsa el macrismo, perdería unos 10.000 millones de pesos entre lo que resta de este 2018 y el año próximo. La mitad del tijeretazo afectaría al sector público: la eliminación del Fondo Soja, de los subsidios al transporte y de las tarifas sociales representará una caída de más de 5.000 millones de pesos.
 
El resto ajustará en el sector privado, con el impuesto a las exportaciones, que plantea recaudar $ 4 pesos por dólar. Esto representa (con un dólar a $ 40) el 10% de las ventas al exterior. Sobre los 1.000 millones de dólares que exportará Entre Ríos, más de $ 4.000 millones de pesos. Es plata que no ingresará al territorio provincial.
 
A cambio del recorte, aseveran en la Casa Gris, la Nación ofrece como única moneda de cambio -hasta hoy- dejarles las manos libres a los gobernadores con el impuesto a los ingresos brutos. Pero si las cuentas ya hablan de que hay 10.000 millones de pesos menos para volcar al consumo en la provincia, el primer daño colateral será el de la recaudación.
 
Además, ese impuesto recesivo -grava cada instancia de la producción- ya está al 3,5% en buena parte de las actividades. Subirlo parece un disparate. Se encarecerá la producción, que se trasladará a los precios, que elevará la inflación, que resentirá el consumo, que afectará la recaudación...
 
El segundo daño colateral refiere específicamente a los recursos de la gestión local. No dejan de ser dineros de los entrerrianos, pero que afectan particularmente al Gobierno: la inflación desbocada activó, como si fuera una pistola sobre la sien del erario provincial, el reclamo de ajuste de los salarios de docentes y estatales.
 
La paritaria fue del 17% y la inflación ya se calcula en 42%. A la diferencia del 25% deberá afrontarla la Provincia con recursos propios. Ya a partir del mes que viene se empezará a pagar parte del desfase. El cálculo final aún se está ajustando, pero el impacto se mide en cifras de 10 dígitos. Este es el intríngulis de Bordet.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 08:09
17-09-2018 / 12:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar