La Opinión Popular
                  09:46  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-01-2018 / 08:01
DESESPERADOS POR CULPAR A CRISTINA DE LAS SUBAS DE MACRI

Macri tramposo: Un impuestazo oculto en el tarifazo

Macri tramposo: Un impuestazo oculto en el tarifazo
El Gobierno de Macri propicia otro tarifazo que va directo a vaciar los bolsillos de las familias trabajadoras argentinas con los anunciados aumentos en los precios de los pasajes de colectivo, tren y subte. ¿Pretenden controlar la inflación vaciando los bolsillos de los consumidores? Un tarifazo que impacta directamente en el poder adquisitivo de los que menos tienen es anunciado como un maravilloso cambio estructural del sistema de transporte. Los tarifazos “en cuotas" provocan una enorme transferencia de ingresos del pueblo trabajador para bancar a los sojeros con su rebaja de retenciones.
A través del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el gobierno de Mauricio Macri anunció ayer el aumento en las tarifas del transporte público, argumentando la necesidad de una quita progresiva de los subsidios para reducir el déficit fiscal. Sin embargo, hay un dato oculto: con esta suba del pasaje, se incrementará notablemente la recaudación de la AFIP.
 
Dentro del valor de cada pasaje hay un elemento impositivo: todos los servicios de transportes de pasajeros, terrestres, acuáticos, o aéreos, realizados en la Argentina, se encuentran gravados al 10,5%, a excepción de los taxis y remises. Ergo, mayor ganancia para el Estado, a costa del bolsillo de los usuarios. Ahora bien, ¿porqué no quedan exentos de este impuesto que encarece aún más el pasaje y termina impactando de lleno en el bolsillo popular?
 
Por otra parte, fue evidente la desesperación de  Dietrich por culpar a Cristina Fernández por las subas de Macri. El Ministro de Transporte habló acerca de los aumentos en el programa ultra macrista "A Dos Voces", transmitido por el canal oficialista TN. Durante su intervención, dejó claro que, a pesar de las inversiones que vienen haciendo desde el ministerio, las personas siguen "viajando mal", sin embargo, le trasladó esa responsabilidad al Gobierno anterior.
  
El anuncio del gobierno de Macri con los incrementos en el transporte es otro golpe más a los bolsillos de las familias de los trabajadores y a la indomable tasa de inflación. Si bien este aumento se concentra en lo que se denomina Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -por ende el impacto en el IPC Nacional no será tan elevado- no es para nada despreciable.
 
Las subas de colectivos y trenes regirán en febrero, abril y junio, en tanto que el subte aumentará en abril y junio. Desde que gobierna Macri, viajar en colectivo se encareció 233% y en tren, 212%. Esto suma a una dinámica de precios que viene recalentándose por factores estacionales y la liberalización de los bienes y servicios regulados.
 
Mientras aplica estos aumentos en el transporte, como así también estableció tarifazos en gas y electricidad, el gobierno de Macri pretende poner un techo del 15 % a las paritarias. Es lo que se desprende de la conferencia de prensa de la semana pasada, donde el equipo económico anunció que "recalibraba" las metas de inflación.
 
El 2017 cerró con una inflación cercana al 25 %. Con los tarifazos y la escalada del dólar de los últimos días del año pasado, la inflación se recalentó. Con este panorama, la clase trabajadora deberá enfrentar las paritarias reclamando un salario mínimo igual a la canasta familiar, la recomposición frente a la inflación pasada y la clausula gatillo en las remuneraciones en función de la inflación futura.
 
La Opinión Popular

 
LOS INCREMENTOS EN COLECTIVOS, TRENES Y SUBTES OSCILAN ENTRE 60 Y 69 POR CIENTO Y SE APLICAN EN TRES TRAMOS
 
Los aumentos de tarifas van sobre ruedas
 
Viajar en transporte público dentro del área metropolitana aumentará hasta 68,7 por ciento. El tarifazo en los pasajes se implementará en tres tramos distribuidos entre febrero, abril y junio. Con el nuevo esquema tarifario para los colectivos, el recorrido más corto pasará de 6 a 8 pesos a comienzos del próximo mes, llegará a 9 pesos en abril y escalará hasta 10 pesos en junio. La trepada de 4 pesos equivale a una suba del 66,6 por ciento. Los cambios anunciados tienen como objetivo reducir los subsidios al transporte pero presionan sobre la inflación.
 
En el caso de los ferrocarriles, los ajustes dependerán del ramal. En las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín, por ejemplo, el recorrido más corto pasará de 4 a 5,50 pesos en febrero, 6,25 en abril y 6,75 pesos en junio, 68,7 por ciento más. A cargo del anuncio, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, no descartó un nuevo tarifazo durante el segundo semestre de 2018. El funcionario presentó un nuevo sistema de tarifa integrada que ofrecerá descuentos a quienes realicen combinaciones entre colectivos, trenes y también subterráneos para llegar a destino.
 
El beneficio no será generalizado ya que de acuerdo a los datos oficiales a los que accedió este diario, menos del 20 por ciento de los viajes diarios utilizan más de un medio de transporte para alcanzar el destino final. Con el esquema multimodal, dentro de un plazo de dos horas desde el comienzo del recorrido, esos usuarios pagarán el 50 por ciento de la tarifa en el segundo pasaje y el 25 por ciento del precio a partir del tercer tramo. Al momento del transbordo los pasajeros deberán solicitar la tarifa habitual y el sistema SUBE realizará un reintegro automático.
 
Dietrich explicó ayer que, como todavía resta la realización de la audiencia pública a cargo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el pasaje de subte recién subirá en abril. Legará a 11 pesos y a partir de junio alcanzará los 12,5 pesos, para computar una escalada del 66,7 por ciento a mediados de año.
 
"Para compensar la inflación que tuvimos estos casi dos años y para poder seguir haciendo obras vamos a hacer una actualización tarifaria escalonada y gradual pensando en los que más lo necesitan", fue la fórmula elegida por el funcionario al presentar el segundo incremento en las tarifas del transporte desde el recambio presidencial de diciembre de 2015.
 
El anterior ajuste sucedió en abril de 2016 cuando los pasajes subieron entre 86 y 100 por ciento. Con la implementación de toda la suba anunciada ayer, el boleto mínimo de colectivo anotará un alza del 233 por ciento durante el gobierno de Mauricio Macri (de 3 a 10 pesos) mientras que para los viajes intermedios en tren la escalada será equivalente a un 212,5 por ciento (de 2 a 6,75 pesos). A pesar del escalonamiento entre febrero y junio, el nuevo cuadro tarifario impactará sobre las mediciones de precios. El transporte es uno de los capítulos de mayor peso en el IPC.
 
Los aumentos anunciados se suman a los de peajes, combustibles, luz y gas, celulares y prepagas. Ayer también se conocieron las subas para el parquímetro, el acarreo, la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y los taxis (ver aparte). Con los nuevos aumentos las tarifas metropolitanas se acercan a los valores vigentes en ciudades como Rosario y Córdoba, donde los colectivos cuestan 11,49 y 15,38 pesos, respectivamente.
 
"Vamos a estar evaluando cómo impacta el sistema de tarifa integrada sobre el sistema de transporte", sostuvo Dietrich, quien dejó abierta la posibilidad de nuevos incrementos en la segunda mitad del año. "Sabemos que el impacto de cada peso es muy importante en el bolsillo de los argentinos", reconoció el funcionario al añadir que la medida redundará en una baja de subsidios a las empresas de transporte del área metropolitana como pretende la Casa Rosada.
 
"Estamos conectando más a los argentinos. El transporte es nuestra prioridad. Acompañamos a los que más lo necesitan. El sistema que estamos implementando nos va a permitir seguir mejorando para tener todos los días un sistema más rápido, más seguro y más confiable. Estamos haciendo cosas que parecían imposibles hasta hace poco y lo estamos haciendo juntos, que es la única forma que sabemos hacer las cosas", lanzó al finalizar el discurso que por su ensayada cadencia parecía una imitación del presidente Macri.
 
La interpretación matutina contó con los encendidos aplausos de directivos de las cámaras empresarias del sector que estuvieron en el microcine del Palacio de Hacienda. A diferencia del aumento realizado en abril de 2016, la dirigencia sindical prefirió no participar. Dietrich, no obstante, se ocupó de precisar que la conducción de la UTA, con Roberto Fernández, formó parte de las deliberaciones. No mencionó a los gremios ferroviarios.
 
"Estamos presentando un cambio estructural del sistema de transporte. Hay 15 millones de viajes todos los días. Muchísimos son viajes largos haciendo combinaciones entre los distintos medios de transporte. Por eso vamos a lanzar el sistema de la Red SUBE. Un sistema de tarifa integrada que va a permitir a quienes viajan más pagar menos, de forma tal que una persona va a pagar 50 por ciento menos en el segundo viaje y 75 por ciento menos a partir del tercer viaje", explicó el funcionario ayer por la mañana.
 
Siempre y cuando no existan imprevistos que extiendan el tiempo de inicio del segundo o tercer viaje más allá de las dos horas, el nuevo esquema multimodal permitirá amortiguar el impacto del aumento en los trayectos combinados que en la mayoría de los casos realizan trabajadores con salarios por debajo del promedio.
 
La tarifa total por esos recorridos será incluso menor a la que se paga hoy sin los aumentos, al menos hasta que se implemente la totalidad del incremento en junio. Dietrich ofreció un ejemplo que leyó de una planilla. El personaje elegido por el ministro fue "una persona que viaja de Lanús a la Ciudad de Buenos Aires para una entrevista de trabajo".
 
El viaje en colectivo-tren-colectivo para llegar desde el municipio del sur bonaerense al barrio porteño de San Cristóbal pasará de 14 a 11,38 pesos en febrero y costará 14,13 pesos a partir de junio. El aumento que deberá afrontar el trabajador en los próximos meses si la entrevista laboral es exitosa será de un 1 por ciento en el semestre. El beneficio será percibido por un universo limitado de usuarios ya que apenas un 15 de cada 100 viajes diarios hacen combinaciones para llegar al destino.
 
 
Colectivos
  
Con el cuadro tarifario que entrará en vigencia en febrero, los boletos que hoy cuestan 6, 6,25 y 6,5 pesos llegarán hasta 10, 10,50 y 10,75 pesos en junio, respectivamente. Los viajes más largos, aquellos que se extienden por más de 12 kilómetros y suelen incluir el cruce a la provincia de Buenos Aires, aumentarán de 6,75 y 7 pesos hasta 11,25 y 11,75 pesos. Las subas totales oscilan entre 65 y 68 por ciento. La escalada propuesta por Dietrich tiene tres escalas; arranca a comienzos del mes próximo, retoma en abril y finaliza en junio.
 
Los titulares de la Asignación Universal por Hijo, jubilados, pensionados y trabajadoras domésticas así como los beneficiarios de los programas Argentina Trabaja y Ellas Hacen seguirán accediendo a la tarifa social que les permite pagar el 45 por ciento de las nuevas tarifas, y además tendrán los mismos beneficios del sistema integrado para viajes múltiples.
 
Al alcanzar el primer semestre de 2018, el precio del viaje en colectivo pasará de 2,7 a 4,5 pesos para los recorridos más breves y de 3,15 a 5,28 en los recorridos más extensos. Aunque en 2016 Dietrich había afirmado que la tarifa social alcanzaría a 6 millones de personas, el comunicado oficial del Ministerio de Transporte sostiene que "hoy ya son unas 3,8 millones de personas beneficiarias de la tarifa social, habiendo aumentado en los últimos dos años un 81 por ciento".
 
 
Trenes
  
Entre los ferrocarriles, el pasaje mínimo en las líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte que hoy cuesta 2 pesos pasará a 2,75 pesos en febrero, llegará a 3 pesos en abril y alcanzará los 3,25 pesos en junio. Las subas arrojan una variación de 62,5 por ciento. A lo largo de ese período la tarifa básica en el Urquiza pasará de 2,2 a 3,5 pesos, que equivale a un 59,1 por ciento.
 
Mientras tanto, la tarifa mínima de las líneas Mitre, Sarmiento y San Martín que hoy está en 4 pesos pasará a 5,50 en febrero, tocará 6,25 en abril y terminará en 6,75 para junio. Esa variación es la más elevada ya que acumulará un 68,7 por ciento de incremento.
 
Por Tomás Lukin
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Macri tramposo: Un impuestazo oculto en el tarifazo
Los medios oficialistas priorizan el “ahorro” del “multimodal” sobre la suba en transporte del 66 %. Página/12, el único que habla de "tarifazo" BAE alerta por el impacto en la cadena de costos. Tibios; Ámbito admite que se trata de un "aumento inevitable" y La Nación se inquieta por que "Macri pone en juego su capital político con medidas antipáticas" Pero con los demás, acompañan el “relato” oficial: el notable aumento en trenes, colectivos y subtes es editado como "escalonado" y se remarca la truchada que "los que viajen más, pagarán menos" La medida se entremezcla con más ajuste, despidos y un paro de ATE.
20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
Cinco dirigentes sociales, entre ellos el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, fueron detenidos cuando reclamaban la liberación de dos de sus compañeros frente a la comisaría 18ª. Grabois consiguió enviar un mensaje denunciando la agresión policial.
 
Las organizaciones sociales convocaron a la militancia a la puerta de la comisaría para exigir la liberación de todos los detenidos. Dos horas más tarde, después que se concentraran en el lugar dirigentes políticos y gremiales, el ministerio de Seguridad porteño permitió su salida y la del resto de los militantes y trabajadores capturados.
 
"Nos vamos con todos los militantes y trabajadores liberados por el pueblo", gritó el dirigente de la CTEP Juan Grabois al nutrido grupo que, pasada la medianoche, festejaba entusiasmado el cese de la detención de Grabois y de otros once militantes y dirigentes apresados por protestar contra la brutalidad policial macrista.
 
"Todo esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno, que generó un clima de odio y de persecución contra los trabajadores y los humildes, a los que quieren mostrar como enemigos de la sociedad", reflexionó ante los medios presentes el dirigente cercano al Papa.
 
"Está volviendo la xenofobia, está volviendo el fascismo. Es terrible lo que están haciendo con nuestra patria", concluyó antes de festejar la liberación de todos los detenidos.
 
Grabois es un dirigente social muy cercano al papa Francisco. Días atrás, recibió amenazas de parte de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y críticas de parte de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cuando junto a los líderes de la CCC y Barrios de Pie anunció un plan de lucha para reclamar un aumento de emergencia en la AUH, en planes de empleo y jubilaciones.
 
"Si no está asegurada la comida para los compañeros, no hay posibilidad de contención. No queremos repetir un escenario como el de 2001", avisó entonces.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar