La Opinión Popular
                  13:52  |  Sábado 20 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Paraná - 29-12-2017 / 11:12

Las mujeres de la CCC reclaman por sus derechos en las calles de Paraná

Las mujeres de la CCC reclaman por sus derechos en las calles de Paraná
Las mujeres de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) están al frente de las marchas en las calles de Paraná. En la movilización del 20 de diciembre a la Casa de Gobierno de Entre Ríos quedó en evidencia la cantidad de mujeres que participaron. Foto: Blas García para La Opinión Popular
Las mujeres de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) están al frente de las marchas en las calles de Paraná. En la movilización del 20 de diciembre a la Casa de Gobierno de Entre Ríos quedó en evidencia la cantidad de mujeres que participaron.
 
El 80% son militantes que luchan por "trabajo digno" para ellas y sus compañeros. Silvia García, de Desocupados CCC Paraná, reconoció que en los barrios "las compañeras son las que salen a luchar".
 
En la capital provincial suman 350 militantes y en la provincia calculan que llegan a las 1.200 compañeras contando a los activistas de Gualeguaychú, Concordia, Chajarí y Diamante.
 
La CCC tiene bases en los barrios: Santa Lucía, La Floresta, Alloatti, Balbi, Antártida, Km 3 (Bajada Grande), Lomas del Mirador, Nueva Ciudad, Toma Nueva, San Agustín, Gaucho Rivero y La Delfina.

 Organizaciones sociales marcharon por canastas navideñas y trabajo genuino 
Silvia García, de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).
 
Silvia García, que forma parte de la coordinación Desocupadxs de la CCC Paraná e integra la Mesa Nacional de la organización, consultada por UNO reconoció que si bien carecen de cifras oficiales, calcula que el 80% de las militantes son mujeres.
 
En la organización analizaron, puertas adentro, la notable diferencia y llegaron a distintas conclusiones. Una de ellas se basa en que "cuando hay changas, las hacen los hombres" y las mujeres cuidan la casa, y se encargan de alimentar y educar a los hijxs.
 
En cierta manera, sin decirlo, García desliza que las mujeres son más fuertes porque "a los hombres les cuesta un poco más salir a pedir trabajo, es difícil tener que pedir algo que debería ser básico", remarcó la militante de la CCC.
 
Es complejo entender cómo piensa un hombre desocupado que físicamente se siente bien, sale a buscar trabajo pero no lo consigue y la cabeza flaquea.
 
"Hoy las changas están cortadas porque, el que tiene algo de plata se la guarda. Nadie sabe lo que pasará mañana", analizó García que además remarcó la falta de trabajo genuino y peor aún la cancelación de muchos programas que generaban cierta actividad.
 
Buscando salidas, Desocupadxs de la CCC presentaron proyectos a la Municipalidad de Paraná para realizar obras públicas en sus barrios con la intención de comenzar con un "plan de acción" que genere trabajo. Ahora están realizando la contraprestación por cobrar el Salario Social Complementario pero necesitan buenas herramientas y la cobertura de un seguro por si sufren algún accidente.
 
 
Nacional
  
En enero Desocupadxs CCC se reunirán en Mendoza para realizar un balance y analizar lo que hace falta para salir a plantearlo a los gobiernos. Luego el 17 del mismo mes están invitados, junto a otras organizaciones populares, por la iglesia para tener una reunión con el papa Francisco que visitará Chile.
 
Luego tendrán en febrero el plenario nacional en donde articularán las acciones para el 2018 que imaginan bastante agitado. En Paraná esperan las herramientas que gestionaron, junto con Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), frente al intendente Sergio Varisco.
 
Desocupadxs CCC tramita desde Paraná frente al gobierno provincial equipamiento y planes para militantes de Entre Ríos porque Silvia lo grafica muy bien: "La pobreza en Concordia es tremenda, al igual que en otras ciudades de la Costa del Uruguay en donde la desigualdad es cada vez mayor", sentenció.
 
Fuente: UNO
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 12:01
19-01-2018 / 12:01
18-01-2018 / 12:01
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar