La Opinión Popular
                  20:47  |  Martes 16 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri es hoy un amontonamiento de promesas fracasadas, de frustraciones sin rumbo ni sentido, de soberbia mezclada con impericia, un nuevo gestor impostado en el imperio de la desesperanza”. Julio Bárbaro
Recomendar Imprimir
Nacionales - 21-12-2017 / 09:12
RECLAMABAN POR SUS SALARIOS. HUBO UNOS 15 HERIDOS Y MÁS DE 50 DETENIDOS

Brutal represión del radical Morales a los trabajadores del ingenio La Esperanza en Jujuy

Brutal represión del radical Morales a los trabajadores del ingenio La Esperanza en Jujuy
FIN DE AÑO CALIENTE. Brutal represión en Jujuy a los trabajadores del ingenio La Esperanza. Sobre ruta 34, reclamaban el pago de sueldos atrasados, despidos y mejoras salariales, cuando la Policía actuó para dispersarlos. Fue una de las jornadas más tensas de este fin de año la que se vivió a la altura de San Pedro de Jujuy. En ese punto, se produjo una brutal represión a los trabajadores del ingenio azucarero La Esperanza que reclamaban por sueldos atrasados y mejoras salariales.
Trabajadores del ingenio La Esperanza en Jujuy fueron reprimidos con gases y balas de goma por la policía del autoritario gobernador radical Gerardo Morales mientras realizaban un corte en la ruta nacional 34, a la altura del puente de San Pedro, en reclamo del pago de haberes y la reincorporación de 400 despidos. Varios de ellos fueron detenidos y otros resultaron heridos.
 
Ante la falta de respuestas por parte del gobierno provincial al pago de los salarios adeudados, los trabajadores definieron en asamblea trasladar el corte al Puente San Pedro, esto desató la respuesta de la policía. La represión se activó de inmediato y las imágenes que circulan en las redes dan cuenta de la gran cantidad de efectivos. Con gases lacrimógenos y balas de goma escuadrones de Infantería y Gendarmería reprimieron la protesta y desalojaron el puente. Como saldo, quedaron unos 15 heridos y más de 50 detenidos.
 
El Ingenio La Esperanza está en medio de un proceso de quiebra y venta, con más de mil trabajadores inmersos en la angustia y la incertidumbre, más de 300 de ellos habiendo recibido ya la notificación del despido. El gobernador hizo del Ingenio una de sus principales banderas privatizadoras. Así es como retiró los fondos asignados para la recuperación y en 2016 la Legislatura provincial declaró por Ley la Emergencia Económica, Productiva y Social en San Pedro.
 
El plan de Morales es que 600 trabajadores queden en la empresa, otros 300 pasen a la administración pública. El resto se jubilarán o aceptarán el retiro "voluntario".  Y coherente con su actitud despótica, Morales cargó contra la cúpula gremial. Además defendió el accionar de la fuerza represiva. "Existen 36 denuncias por lesiones al personal policial, seis policías internados en el hospital de Clínicas y un cabo que tiene un machetazo en la cabeza", dijo.
 
A la tarde, la Justicia dictó la orden de captura para todos los directivos del gremio azucarero por incitar a la violencia, realizar el corte de ruta y no acatar la orden de desalojo. "Como es costumbre en los gobiernos de Morales y de Mauricio Macri ya salieron las órdenes de detenciones tanto para el secretario general, que soy yo, y para mi secretario gremial, Néstor Bautista", había advertido durante la jornada Sergio Juárez, secretario general del gremio, quien se entregó para que se pudiera abrir una instancia del diálogo con el Gobierno. Fabian Alerete, abogado del sindicato, también fue detenido.  
 
Desde las organizaciones de derechos humanos hicieron responsable al gobernador Morales de lo que ocurra con las personas detenidas, que hasta el momento serían 14 que se encuentran en la localidad de La Mendieta, 8 que estarían en la Comisaría San José y 2 en la Comisaría San Pedro. Así como denunciaron la ilegalidad y brutalidad con la que se llevó adelante la represión y persecución sobre los trabajadores.
 
La Opinión Popular

 
DOS GREMIALISTAS DETENIDOS EN JUJUY
 
Represión y persecución
  
El secretario general y el gremial del sindicato del Ingenio La Esperanza se entregaron por la noche. La policía había reprimido con balas de goma y detenido a 17 trabajadores en una protesta.
 
 
La represión a los trabajadores del Ingenio La Esperanza comenzó ayer temprano, mientras doscientos empleados, que reclamaban la reincorporación de 400 despidos, el pago de los haberes de noviembre, diciembre y el aguinaldo, se proponían cortar el puente sur de la ciudad de San Pedro, una de las salidas de la ruta 34.
 
Alrededor de 300 agentes de la policía provincial avanzaron contra los manifestantes disparando balas de goma y gases lacrimógenos. Al menos 17 personas fueron apresadas durante el operativo. Poco después el juez interviniente dictó la captura de toda la comisión directiva del sindicato de La Esperanza.
 
A la noche, Sergio Juárez y Néstor Bautista, secretario general y secretario gremial del gremio se entregaron para que se pudiera abrir una instancia del diálogo con el Gobierno. Fabian Alerete, abogado del sindicato, también fue detenido.  
 
Por la tarde, luego de la represión, el gobernador Gerardo Morales dio una conferencia de prensa en la que pidió a los trabajadores que no tomen el ingenio para que se pueda vender la producción y calificó como "delincuentes" a los gremialistas que encabezaron la protesta. Los sindicalistas reclamaban un canal de diálogo para resolver la situación de 937 familias. 
 
"Los trabajadores no habían completado el corte cuando la policía empezó a reprimir, desde dos frentes diferentes, acorralándonos. Fue una cacería feroz porque les tiraron los caballos encima para detenerlos. Las camionetas, por su parte, encerraban a las motos de los empleados con el mismo fin", denunció ante PáginaI12 Julio Gutiérrez, uno de los participantes de la protesta e integrante del Centro de Acción Popular Olga Arédez.
 
Desde el bloque de Diputados del Frente Unidos y Organizados, por su parte, repudiaron el "desproporcionado operativo represivo" y la "persecución gremial lanzada por el gobierno de Morales".
 
Denunciaron, además, que en medio del proceso de quiebra y venta del Ingenio, el gobierno provincial decidió "no poner un peso más" y, por lo tanto, no hacer frente al compromiso público y social de sostener la vida de la empresa azucarera ni pagar los sueldos, anuncio hecho con bombos y platillos por el propio gobernador Morales, quien el 1 de diciembre selló el traspaso de la empresa por 85 millones de dólares y un convenio de inversión por otros 350 millones.
 
"Hay situaciones que debemos ordenar", agregó en aquel entonces, anticipando el ajuste. Apenas anunciada la venta, la administración del Ingenio envió los telegramas de despido.
 
El juez que ayer dictó la orden de captura contra la cúpula del sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar adelantó que se tomará 120 días para analizar si la propuesta de compra de la empresa colombiana Omega Energy International es compatible con la estructura del ingenio.
 
Por Agustina Arredondo
 
Fuentes: Página12, La Política Online y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
Brutal represión del radical Morales a los trabajadores del ingenio La Esperanza en Jujuy
Gerardo Morales acusa de “delincuentes” a los obreros de La Esperanza luego de reprimirlos.
16-10-2018 / 19:10
16-10-2018 / 08:10
Primero fue la tormenta, el eufemismo utilizado por el presidente Mauricio Macri para hablar de la crisis sin reconocerse como autor de la misma. Después, en medio de la "tempestad", fue pisoteando una a una las banderas con las que prometió enderezar la Argentina.
 
La pobreza cero, por ejemplo, fue uno de los pilares sobre el que descansó su campaña. Pero hoy, más de 12 millones de argentinos viven en la marginalidad, sobreviven a la intemperie, sin un trabajo que le garantice la comida para ellos y sus hijos, sometidos por un Estado que les arroja limosnas para mantenerlos en su condición de pobres.
 
Más de 12 millones de pobres y otros tantos en vías de serlo: la galopante inflación que la alianza Cambiemos prometió bajar, los tarifazos y la devaluación van empujando a cientos de familias hacia el flagelo de quedar fuera del sistema.
 
No las contiene el Estado, que en la crisis echa a sus trabajadores, sella paritarias a la baja, carga sobre ellos el pernicioso impuesto a las Ganancias que Macri prometió eliminar, y no pueden contenerlas las pymes, castigadas por la suba en todos los costos, la asfixia tributaria, tasas de interés siderales que les impiden financiarse, obligándolas a despedir para no bajar sus persianas.
 
Entre tanto, la miseria cotidiana va engendrando más violencia y la inseguridad va descargando su furia sobre la vida de trabajadores inocentes. Desprotegidos, la muerte puede sorprenderlos a plena luz del día, en cualquier lugar, a cualquiera. Aparece entonces otra bandera traicionada: la de la lucha contra el narcotráfico.
 
Entre tantas, hay otra promesa incumplida, terrible y condenatoria: la erradicación de la corrupción, el saqueo y la delincuencia estatal. El cambio, se dijo, era la llegada de la honestidad y la transparencia a una Argentina asaltada por la inmoralidad. La demagogia, solo aseguró la victoria electoral.
 
Pero a poco de asumir Cambiemos, el espanto se hizo carne: el escándalo del Correo, al intentar perdonarle a esa empresa de los Macri su millonaria deuda con el Estado; el nepotismo en la Casa Rosada; los aportantes truchos a la campaña del Presidente y la gobernadora María Eugenia Vidal que lentamente investiga la Justicia.
 
Y la parentela presidencial -padre, primo, hermano de Macri- involucrada en los negociados de la Patria Contratista que algún día deberán escribirse en los "cuadernos de las coimas M". Para configurar un prontuario que le provoca náuseas hasta a Elisa Carrió, quien asegura haber perdido la confianza en Macri.
 
Finalmente, la bicicleta financiera, motor de la devaluación y fuga de capitales con la que tanto ganó cada uno de los funcionarios que pasó por el Banco Central, camaradas del PRO en las finanzas y entidades bancarias que sacan provecho de la crisis. La banca registró ganancias por $26.143 millones en agosto, un 264% más que el año pasado.
 
La Opinión Popular

15-10-2018 / 16:10
15-10-2018 / 10:10
Este fin de semana la gobernadora María Eugenia Vidal le informo al presidente Mauricio Macri, a través de coincidentes trascendidos en los diarios, que hasta acá llego el amor. Se la puede acusar de demora, no de traición. Vidal pasó a ser víctima propiciatoria en la pirámide azteca del ajuste acordado con el FMI.
 
A principios de este año el ministro Nicolás Dujovne le impidió cerrar la paritaria docente apenas por arriba del 20 por ciento más cláusula gatillo. "Es 15 por ciento sin gatillo", fue la orden fulminante que recibió Federico Salvai, mano derecha de la gobernadora.
 
Luego vino la primera devaluación y el 25 por ciento que pedía Baradel casi sonaba tímido. Pero la inflexibilidad del ministro continuó. Después voló todo por el aire y Vidal terminará el 2018 con más de un mes de paro y probablemente la paritaria sin cerrar. Con este antecedente, nadie sabe en su gobierno como encarar esa negociación crucial en el 2019.
 
"Yo no manejo la macroeconomía", mastica Vidal. Aunque bien mirado el error no fue la indicación de Dujovne, sino su mansedumbre para aceptarla. Es una líder electa, no una funcionaria del Presidente. Pero, Macri dejó correr la denuncia por aportes ilegales contra Vidal e impuso a la provincia el grueso del ajuste.
 
Lo que había decidido -un acuerdo realista con los docentes- era prudente y hubiera ahorrado a los chicos de la provincia un año caótico. Para que se entienda, lo que hizo crisis en Vidal es el modelo de mejor alumna. Las leonas son cualquier cosa, menos buenas alumnas.
 
Entró por el aro y ahora se da cuenta que la política es algo más que hacer lo que quiere Mauricio. Su parábola no es la de colegiala ejemplar que se vuelve estrella del Punk Rock y toma por asalto la dirección del colegio.
 
Vidal se dio cuenta que pasó de niña minada de Macri a gobernadora del distrito que deberá cargar con el grueso del ajuste. En esa decepción se mezcla lo electoral: Un sector muy preciso del establishment la quiere de candidata a presidente.

15-10-2018 / 09:10
El 33º Encuentro de Mujeres realizó su marcha en Trelew, que vibró con una multitud de treinta cuadras (de calles anchas similares a una avenida) que transitó, con cantos y reivindicaciones, en un evento inédito en el lugar.
 
En escuelas, salones de usos múltiples (SUM) y sindicatos se alojaron 29.500 mujeres. Además, se abrió un Facebook solidario para alojamientos compartidos o en casas de familias y toda la disponibilidad hotelera o turística tenía carteles de camas agotadas.
 
La Gendarmería reviso micros y hubo treinta unidades que no dejaron avanzar en Bahía Blanca. Además, hubo pedreadas contra escuelas en las que se alojaban integrantes del Encuentro de Mujeres. Las piedras, en algunos casos, fueron arrojadas por niños y niñas. Pero no se trató de una travesura, sino de una manipulación hacia la infancia que podría provenir de sectores religiosos.
 
Por eso, el canto de la marcha surge como una victoria: "Qué momento, que momento, a pesar de todo, les hicimos el Encuentro". Las intimidaciones no terminaron ahí. Al final de la marcha, un grupo de manifestantes repudiaron a la Iglesia que estaba vallada y custodiado por uniformados con máscaras para tirar gases en el centro de Trelew.
 
El rechazo a la complicidad de la Iglesia católica con la dictadura y la participación y encubrimiento a los curas abusadores se expresaron en cantos. Al cierre, las fuerzas de seguridad tiraron gases lacrimógenos y balas de goma. Se produjeron incidentes en la Municipalidad y la Iglesia. Hubo detenciones.
 
Sin duda, la columna de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito fue una de las más numerosas. Y el reclamo, la gran consigna del feminismo en el 2018, fue reafirmado por el Encuentro Nacional de Mujeres.
 
El reclamo por la separación de la Iglesia y el Estado se hizo sentir más fuerte que nunca con pañuelos naranjas que se sumaron al verde de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito y con cantos y pintadas contra la influencia de las iglesias en los derechos y deseos de las mujeres y cuerpos gestantes.
 
El glitter verde y violeta, con el brillo en el rostro, los ojos, la piel y los cuerpos multiplicados mostró a las mujeres más que nunca, unidas, diversas, plurales, movilizadas y con capacidad de llegar al sur y gritar tan fuerte que el desierto no puede hacer desaparecer el grito.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar