La Opinión Popular
                  14:06  |  Sábado 20 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Internacionales - 13-12-2017 / 18:12
EFEMÉRIDES POPULARES

El periodista iraquí Muntazer al Zaidi tira sus zapatos contra George W. Bush

El periodista iraquí Muntazer al Zaidi tira sus zapatos contra George W. Bush
El 14 de diciembre de 2008, en una conferencia de prensa conjunta del Primer Ministro de Irak Nuri al-Maliki y del Presidente de los Estados Unidos, el periodista iraquí Muntazer al Zaidi capturó la atención mundial al lanzar sus zapatos (sin éxito), uno tras otro, al presidente saliente de Estados Unidos George W. Bush. En la imagen, Muntazer al Zaidi lanza a George W. Bush su zapato en una conferencia de prensa en Bagdad.
El día 14 de diciembre de 2008, en una conferencia de prensa conjunta del Primer Ministro de Irak Nuri al-Maliki y del Presidente de los Estados Unidos, el periodista iraquí Muntazer al Zaidi capturó la atención mundial al lanzar sus zapatos (sin éxito), uno tras otro, al presidente saliente de Estados Unidos George W. Bush.
 
Al lanzarle el primer zapato, Zaidi insultó al presidente yanqui diciéndole «este es el beso de despedida del pueblo iraquí, perro» y enseguida le lanzó el segundo zapato diciendo «esto es por las viudas y por los huérfanos y por todos los asesinados en Irak». Tanto el acto de arrojarle los zapatos como el insulto de «perro» son considerados ofensas graves en el mundo árabe.
 
Inmediatamente después, al Zaidi fue aprehendido violentamente y permaneció detenido hasta el 15 de septiembre de 2009. Su familia denunció en repetidas ocasiones que había sufrido maltratos, lo cual fue negado inicialmente por las autoridades iraquíes, pero aceptado finalmente por un juez, aunque minimizando el alcance de las lesiones.

 
La Opinión Popular

El apoyo internacional al «periodista del zapatazo» se hizo sentir fuerte, realizándose manifestaciones en muchas partes del mundo. Para muchos, el gesto de al Zaidi expresó el sentimiento de rechazo a la política sostenida por la administración Bush.
 
Dentro de Irak, además de manifestaciones públicas, se producen discusiones en el parlamento y arrestos en el Ministerio del Interior bajo rumores de un intento de golpe de estado, al tiempo que miembros de facciones rivales se unen pidiendo la libertad de Muntazer al Zaidi.
 
Los abogados de al Zaidi presentaron una apelación a los cargos de "ataque a un oficial extranjero", emitidos por el gobierno, alegando que "el acto de Zaidi se enmarca en la libertad de expresión". "Al Zaidi expresó simplemente su rechazo a la ocupación y la política de represión contra los iraquíes", declaró su abogado, quien basa su argumento en el Derecho Internacional.
 
Durante el breve juicio, Al-Zaidi le dijo a la corte: «Mientras él [Bush] hablaba, yo repasaba sus logros en mi mente. Más de un millón asesinados, la destrucción y humillación de las mezquitas, violaciones contra mujeres iraquíes, ataques contra los iraquíes cada día y cada hora. Todo un pueblo está entristecido por su política, mientras que él hablaba con una sonrisa en su cara y, bromeando con el primer ministro, le decía que iría a cenar con él después de la conferencia de prensa ... Así es que reaccioné a este sentimiento tirándole mis zapatos. No pude detener esta reacción dentro de mí... fue espontánea.»
 
 
Juicio
 
El juicio, previsto para el día 31 de diciembre de 2008, fue aplazado mientras la Corte toma una decisión sobre la apelación interpuesta.
 
El juicio comenzó el 19 de febrero de 2009, y en él, Al Zaidi rehusó disculparse. El 12 de marzo se reabrió el juicio, tras un receso de 3 semanas. Al Zaidi se declaró nuevamente inocente, y fue condenado aquel mismo día a tres años de prisión.
 
El 7 de abril, la Primera Corte de Apelaciones de Irak redujo la condena de tres a un año. Los cargos fueron reducidos de "asalto a un jefe de estado" a "insulto a un líder extranjero". Este último cargo, conlleva una pena de doce meses. Según la ley iraquí, se cumplen nueve meses de prisión por cada año, por lo que Muntaner Al Zaidi salió libre el 14 de septiembre. Denunció entonces torturas que fueron negadas por el gobierno iraquí.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
19-01-2018 / 17:01
19-01-2018 / 16:01
19-01-2018 / 16:01
El 20 de enero de 1942, en el distrito berlinés de Wannsee, tuvo lugar una conferencia de grupo de representantes civiles, policiales y militares del gobierno de la Alemania nazi sobre la «Solución final del problema judío» (Endlösung der Judenfrage). Las decisiones tomadas condujeron al Holocausto.
 
Debido a la apertura de un frente militar contra EE.UU., Alemania reorganizó la administración de recursos en los territorios ocupados. Hermann Göring, mariscal del Reich, da plenos poderes al General de las SS Reinhard Heydrich, con el objeto de encontrar la «solución final» al problema judío en Europa.
 
La discusión se centró en el objetivo de expulsar a los judíos de todos los ámbitos de Alemania. Se expusieron las medidas a tomar y se presentó el plan de la «deportación» de los judíos hacia el este para «apropiada (...) durante dicha acción sin duda una gran parte será eliminada por causas naturales», el «remanente final tendrá (...) que ser tratado en conformidad, porque (...), si son liberados, actuarían como la semilla de un nuevo resurgimiento judío».
 
La reunión fue la primera discusión de la Solución Final y los protocolos con el contenido de la reunión fueron hallados intactos por los Aliados al final de la Segunda Guerra Mundial y usados durante los juicios de Núremberg como prueba contundente sobre el programa de exterminación de los judíos en los campos de concentración.
 
El protocolo de la reunión no menciona explícitamente el asesinato en masa. Pero, el criminal nazi Adolf Eichmann, secuestrado en Argentina el año 1960 por el Mossad y llevado a juicio en Jerusalén, donde fue condenado a muerte por crímenes contra la humanidad y ejecutado el 31 de mayo de 1962, admitió en su juicio que el lenguaje real usado durante la conferencia fue mucho más directo e incluyó términos tales como «exterminación» y «aniquilación».
 
La Opinión Popular 

17-01-2018 / 21:01
16-01-2018 / 18:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar