La Opinión Popular
                  13:53  |  Sábado 20 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Paraná - 12-12-2017 / 16:12
EL GOBIERNO NACIONAL BUSCA CAMBIAR EL DECRETO REGLAMENTARIO

Marcharon en Paraná en contra de los cambios en Salud Mental y en defensa de los DD.HH.

Marcharon en Paraná en contra de los cambios en Salud Mental y en defensa de los DD.HH.
Paraná se movilizó contra la reforma del decreto reglamentario de la norma que rige desde 2010 y a la que la Provincia adhirió en 2016. El “No a la reforma del Decreto Reglamentario de la Ley de Salud Mental” fue el reclamo principal. La marcha reivindicó el alcance jurídico y la cobertura en perspectiva de derechos humanos de la actual norma. Foto: Diario UNO
 
El "No a la reforma del Decreto Reglamentario de la Ley de Salud Mental" fue el reclamo principal de la marcha que diversas organizaciones sociales y políticas protagonizaron este lunes en Paraná. "El proyecto es un retroceso", definió el titular del órgano de revisión de la ley, Martín Cabrera.
 
"Este decreto nos ubica en estar discutiendo de nuevo la ley cuando los esfuerzos tienen que estar en discutir cómo implementamos la ley, cómo adecuamos los hospitales monovalentes a lo que dice el texto legal", distinguió. También Cabrera se manifestó el rechazo a las políticas de ajuste implementadas por los gobiernos y en contra de la violación de los derechos humanos.
 
La Opinión Popular

 
Diversas voces exigieron que no se toque la Ley de Salud Mental 26.657
 
Bajo la consigna "Los derechos se defienden" representantes del campo de la salud mental nucleados en la Asamblea en Defensa de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657 junto a organizaciones sociales, políticas, gremiales, estudiantiles, se movilizaron ayer en Paraná en rechazo al proyecto de decreto mediante el cual el gobierno nacional pretende modificar la reglamentación de la ley, considerada como modelo en materia de protección de los derechos humanos.
 
La convocatoria había sido pactada a las 18 en la Plaza 1° de Mayo, pero por cuestiones organizativas la actividad comenzó alrededor de las 19 en la intersección de Corrientes y Urquiza. A lo largo de una cuadra confluyeron una diversidad de reclamos, en su mayoría contra las políticas centrales que viene implementando la gestión de Mauricio Macri.
 
Desde la interpelación al Estado para que permita el acceso libre a la cultura, la exigencia de una Ley de Emergencia en Violencia de Género, el planteo en procura de ambientes sanos y libres de agrotóxicos y también de voces que repudiaron el fallo judicial que dictó el procesamiento y pidió la prisión preventiva para la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por presunto encubrimiento del ataque a la AMIA.
 
"El proyecto oficial implica un retroceso en lo que es la lucha y conquista en materia de derechos humanos para todos los usuarios y usuarios del sistema de salud mental. Viene a modificar algunos aspectos fundamentales de la norma", advirtió el secretario ejecutivo del Órgano de Revisión Provincial de Salud Mental, Martín Cabrera.
 
Al dar cuenta de los principales puntos de la ley que el decreto cambiaría, Cabrera sostuvo que la idea apunta a modificar aspectos relacionados a la concepción de la salud mental, dejando de lado la perspectiva social de la temática, donde se abordan los factores ambientales, culturales e históricos de la persona. "Al reducirlo solo a la cuestión biológica, le da una preponderancia a la cuestión psiquiátrica y a los medicamentos, dejando de lado otro tipo de intervenciones, que hacen al mejoramiento y a la conservación de la salud mental de la persona", argumentó.
 
Respecto del estado actual de la iniciativa impulsada por la Dirección Nacional de Salud Mental y que volvió a estar en la agenda política al asumir el nuevo ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, el integrante de la Asamblea señaló: "Rubinstein manifestó públicamente que el proyecto se frenaba, que se iba a abrir una mesa de diálogo donde se iba a convocar a distintos sectores para seguir adelante o para ver que modificaciones se hacían. Lo que está claro es que el gobierno nacional continúa con la idea de modificar el decreto reglamentario de la ley y eso en sí implica un retroceso".
 
Cabrera consideró que en vez de estar discutiendo esta cuestión, se tendría que poner el eje "en cómo aplicar la Ley de Salud Mental y el decreto reglamentario. El decreto ya está, la ley ya está, es decir que las herramientas jurídicas y legales ya las tenemos", completó en diálogo con UNO.
 
La marcha pasó por Casa de Gobierno, continuó por la sede de Gendarmería y terminó su recorrido en la plaza Alvear donde se dio lectura a un documento consensuado previamente.
 
Por Marcelo Comas
 
Fuente: Diario UNO
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 12:01
19-01-2018 / 12:01
18-01-2018 / 12:01
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar