y Zannini y reiteró que la causa "no tiene ni pie ni cabeza".
'/> Pedro Guastavino: El Senado no desafuera sin condena firme / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  09:12  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 07-12-2017 / 12:12
PERSECUCIÓN MACRISTA CONTRA DIRIGENTES OPOSITORES

Pedro Guastavino: El Senado no desafuera sin condena firme

Pedro Guastavino: El Senado no desafuera sin condena firme
El senador nacional por Entre Ríos, Pedro “Pemo” Guastavino, descartó que se avance con el planteo del juez federal Claudio Bonadio. “Mi posición es la posición que ha tenido hasta ahora el Senado. Se otorga el desafuero si hay condena. En el Senado va a ser así. Hay una tradición en este sentido. Sin condena firme no hay desafuero”.
El senador nacional por Entre Ríos, Pedro "Pemo" Guastavino, descartó que se avance con el planteo del juez federal Claudio Bonadio. "Mi posición es la posición que ha tenido hasta ahora el Senado. Se otorga el desafuero si hay condena. En el Senado va a ser así. Hay una tradición en este sentido. Sin condena firme no hay desafuero".
 
Ante la consulta por el pedido de desafuero a Cristina Fernández, el entrerriano remarcó que es tradición de la Cámara alta disponer en este sentido. Dijo no estar sorprendido por la detención de D'Elia y Zannini y reiteró que la causa "no tiene ni pie ni cabeza".
 
La noticia política este jueves vino de la mano de la Justicia con los movimientos que dictó el juez federal Claudio Bonadio en la Causa Nisman por el memorándum con Irán.
 
Tras la detención de Carlos Zannini y Luis D'Elía -y la búsqueda policial de Fernando Esteche-, se conoció la decisión del magistrado de pedir el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner ante el Senado de la Nación que la tendrá como miembro a partir del 10 de diciembre.
 
 
En diálogo con Página Política, remarcó que, por otro lado, "el fuero no significa que el proceso judicial no pueda continuar tranquilamente. Este criterio va a primar", dijo el senador que no habló con el presidente de la bancada peronistas, Miguel Ángel Pichetto, pero descartó que tenga una opinión diferente.
 
 
Impacto
 
Dijo no estar sorprendido por las detenciones de Zannini y D'Elía: "Era una posibilidad que el juez procesara a quienes había convocado a indagatoria en una causa que, ya lo he dicho, no tiene ni pie ni cabeza.
 
Planteó que en el escenario político, en cambio, "impacta fuertemente" los pasos del magistrado, yendo por Cristina. "Me genera en lo personal ciertos temores porque en el sistema penal argentino la prisión preventiva es una excepción. La regla es la libertad del imputado que espera el proceso en libertad, salvo peligro de fuga, o de alguna posibilidad de entorpecer la causa. Pensar que Cristina pueda fugarse me parece una barbaridad", remarcó Guastavino.
 
 
Cristina
 
Finalmente, expresó su percepción respecto del rol que ocupará la ex presidenta, con la que ha tenido una relación política muy cercana, como integrante de la Cámara alta: "Obviamente, se da por descontado que Cristina expresará sus postura. No hay ninguna duda del protagonismo que tendrá en los debates que vendrán. Su posición está clara y va a enriquecer los debates, sin duda".
 
Guastavino no compartirá bloque con la ex presidenta. Según lo dispuso la bancada peronista que conduce Pichetto, la senadora por Buenos Aires deberá conformar un bloque distinto identificado como kirchnerista.
 
Fuente: Página Política
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
20-02-2018 / 17:02
El sermón en la misa de cuerpo presente es la que se dice estando el cadáver del difunto expuesto y preparado para llevarlo después al entierro. Es lo que escuchó el ex gobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, del discurso de Bordet en la Asamblea Legislativa, en donde el gobernador le recriminó que le dejó más deudas que haberes.
 
El repaso del mandatario fue contundente: la batería de anuncios fue un examen que puso blanco sobre negro de cómo heredó Bordet la provincia de manos de Urribarri. Garantizar el agua potable, caminos, puertos y una inversión en energía, y el arreglo de la Caja de Jubilaciones, son metas que apuntan a corregir lo que no se hizo en el gobierno anterior.
 
La construcción de las defensas sur y norte en Concordia y Concepción del Uruguay son obras emblemáticas de un trabajo articulado entre Nación y provincia, botón de muestra de que hay cosas que se pudieron hacer, pero que nunca se hicieron a pesar de esos años de bonanza y de la estrecha relación de Urribarri con el gobierno de Cristina.
 
Sin darse por aludido, Urribarri puso esa extraña cara que ponen los perritos cuando "le hacen el amor", e imperturbable seguía el repaso de los problemas, que no son otra cosa que las grandes deudas de su gestión y lo que quedó sin saldar de su "sueño entrerriano", del que ahora deberá dar explicaciones ante la Justicia.
 
En la Asamblea, Urribarri sintió el sabor áspero del ostracismo. El tiempo que prometió Bordet en su discurso, es un futuro que para Urribarri es cada vez más incierto. Por ahora respira tranquilo, ya que cuenta con los votos necesarios como para garantizar sus fueros.
 
Para Urribarri, éstas no fueron las únicas horas adversas de la semana. La Justicia provincial dispuso un embargo de 26 millones de pesos, en el marco de la causa que investiga el desvío de publicidad oficial, entre 2010 y 2015, en beneficio de empresas ligadas a su cuñado, Juan Pablo Aguilera, por un monto que supera los 24 millones de pesos. Ante una acusación cuyo primer efecto fue el escándalo, el ex gobernador eligió victimizarse, una respuesta de manual para estos casos, pero que no tiene validez siempre.
 
La noticia despertó el interés por el nuevo rumbo que tomó la interna del PJ provincial, con el gobernador fortalecido dentro del Partido y un proyecto de continuidad, y el ex gobernador reculando en chancletas. Tal vez no sea esto definitivo, pero se generó un nuevo clima de transición.
 
Fue llamativo el silencio, tanto del gobernador como del vice, frente a la denuncia que involucró al padrino político de ambos. Las lealtades se miden en las malas porque en las buenas es fácil acompañar. Y Urribarri quedó más solo que loco malo, justo en el momento en que buena parte de la dirigencia nacional del PJ se encamina a la unidad.
 
La necesidad de candidatos para el 2019 con el sello "libre de denuncias", en un partido donde varios de sus referentes tuvieron o tienen que dar explicaciones en la Justicia, hoy es fundamental.
 
La Opinión Popular

20-02-2018 / 10:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar