La Opinión Popular
                  20:00  |  Lunes 12 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-12-2017 / 12:12
CAMBIEMOS, PERO NO TANTO

Macri designó directora del Banco Nación a la hermana de su ministro de Trabajo

Macri designó directora del Banco Nación a la hermana de su ministro de Trabajo
La designación de Mariana Triaca, la hermana del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en el directorio del Banco Nación pone en evidencia el doble discurso de Cambiemos. Cuando Delfina Rossi, la hija del ex ministro de Defensa, Agustín Rossi, ocupó esa misma posición hubo un bombardeo de críticas de los hoy oficialistas. Pero con Cambiemos las cosas cambian y por eso ahora no le parece mal que la hermana de Triaca, sin ningún mérito más que el parentesco, vaya al directorio del Banco Nación a cobrar más de $100.000 por mes.
El presidente Mauricio Macri nombró como directora del Banco Nación a la Mariana Haydee Triaca, hermana del ministro de Trabajo, Jorge Triaca. La decisión fue plasmada a través del decreto 1.005/2017 publicado en el Boletín Oficial con la firma de Macri y del ministro de Finanzas, Luis Caputo.
 
El último caso de designación de impacto en la opinión pública fue el de la licenciada en Economía Delfina Rossi, ocurrido a mediados de 2015, siendo ella hija del entonces ministro de Defensa Agustín Rossi.
 
Delfina había sido confirmada como directora del Banco Nación luego de que el juez en lo contencioso administrativo federal Pablo Cayssials rechazara una medida cautelar presentada por un dirigente del PRO para evitar que ocupara el cargo.
 
En su momento, dirigentes del PRO y hasta el propio Macri habían criticado la decisión de nombrar a la hija de Rossi en el Banco Nación, emparentándolo como un caso de "nepotismo".
 
Pero ahora encumbrados dirigentes macristas, hoy en el gobierno, salieron a defender la designación de Marina Triaca, empezando por su hermano Jorge, el ministro de Trabajo. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, también defendió la designación de la hermana de Triaca. "Lo importante tiene que ver con la capacitación y los méritos para ocupar ese cargo político", dijo.
 
Se trata del mismo argumento que había utilizado el kirchnerismo para defender el nombramiento de la hija de Rossi. Lo cierto es que la hermana de Triaca se suma a la larga lista de parientes de funcionarios macristas con cargo en el Gobierno.
 
La Opinión Popular

 
La hermana de Triaca se suma a la larga lista de parientes con cargo
 
El Banco de la Nación Argentina tiene dos nuevos directores, sin embargo, uno de ellos llamó la atención y no fue Diego Dequino: la contadora Mariana Triaca, hermana de Jorge, el ministro de Trabajo de la Nación.
 
Hija del fallecido gremialista peronista, Mariana Triaca cuenta con una educación deluxe al igual que su hermano: él egresó del Cardenal Newman (como Macri y buena parte de sus más cercanos), ella del Northlands, el colegio de Máxima, la reina de Holanda.
 
Pero más allá de las consideraciones sobre la capacidad de trabajo de Mariana Triaca, la flamante directora del Banco Nación que trabajará bajo las órdenes de Javier González Fraga, integra un selecto listado de parientes de otros funcionarios que también ingresaron a trabajar al Estado, un listado que NOTICIAS publicó por primera vez en noviembre de 2016 en una nota de Susana Jantus y que continúa extendiéndose.
 
Mariana no es la primera mujer de la familia Triaca que ingresa al gobierno: María Cecilia Loccisano, la propia esposa del ministro, fue designada al inicio de la gestión de Jorge Lemus en el ministerio de Salud como Coordinadora de la Unidad de Financiamiento Internacional.
 
Andrés Peña, hermano del jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue designado subsecretario de Desarrollo en el Ministerio de Producción.
 
La esposa Federico Sturzenegger, titular del Banco Central, María Josefina Rouillet, fue designada en 2016 asesora del Fondo Nacional de las Artes.
 
Otra esposa, en este caso la del ministro de Modernización Andrés Ibarra, también logró un ingreso: Carla Piccolomini fue nombrada como directora de Relaciones Institucionales en el directorio de Radio y Televisión Argentina (RTA).
 
También hay lugar para parientes en segundo grado. Tal es el caso de Amadeo Nicora, primo del flamante exministro de Agroindustria Ricardo Buryaile, que en 2016 quedó al frente del INTA.
 
La lista sigue y Mario Frigerio, tío del ministro del Interior Rogelio, fue nombrado en 2016 en el Ente Nacional de Comunicaciones.
 
También hay lugar para yernos, como Rodrigo de Loredo, casado con la hija de Oscar Aguad, que en 2016 fue nombrado presidente de Arsat.
 
También tuvo lo suyo la prima de Gabriela Michetti, María Alejandra Illia, aunque de una forma diferente: La pariente de la vicepresidente ascendió dos categorías consecutivas en el Senado que preside su prima. El cuñado de Michetti, Carlos Tonelli, posee un cargo en la Agencia Federal de Inteligencia.
 
Marina Klemensiewicz es subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano y depende del Ministerio del Interior. También es la esposa del vocero presidencial Iván Pavlovsky.
 
Desde el inicio de la actual gestión, el jefe de asesores del ministro de Turismo Gustavo Santos era su propio hijo, Matías Santos.
 
Mario Cimadevilla es el actual Secretario para el seguimiento de la causa AMIA. Sin embargo, al momento de dejar el Senado donde se desempeñó por años quedaron Lucas y Matías, hijo y sobrino respectivamente, como empleados de diferentes senadores nacionales.
 
Al comenzar la gestión de Cambiemos, el hijo de la ministra Patricia Bulrich, Francisco Langieri ingresó con cargo en el Ministerio de Modernización de Andrés Ibarra. Bulrich también cuenta con otro pariente cercano, su primo Pedro Cernadas, en la ANSES.
 
Por Nicolás Lucca
 
Fuente: Perfil
 

Agreganos como amigo a Facebook
12-11-2018 / 10:11
12-11-2018 / 09:11
El bono que acordaron el gobierno conservador de Mauricio Macri, la CGT, la Unión Industrial y las cámaras de Comercio y de la Construcción apenas compensa la pérdida del salario frente a la inflación ocurrida durante el año.
 
Un trabajador del sector privado registrado obtuvo en septiembre un salario promedio de $26.514 en mano. Si el salario promedio hubiera acompañado durante el año la inflación, en septiembre tendría que haber cobrado de $29.007. Es decir que el salario promedio perdió $2.493 en septiembre frente a la inflación. 
 
Esa insuficiencia salarial corresponde sólo al mes de septiembre, pero en todos los meses existe una pérdida del salario frente a la inflación. Ese saqueo mensual al poder de compra de los trabajadores acumularía en el año $ 23.559. Este debería ser el monto del bono para compensar la pérdida del salario frente a la suba de precios.
 
El borrador del bono de fin de año por $5.000 le alcanzó al Gobierno para frenar el paro de la CGT. Los $ 5.000 acordados en dos cuotas, a pagar con los salarios de noviembre y enero, apenas cubren el 21 % de lo que los empresarios se ahorraron por la inflación.
 
Para los privados el carácter del adicional es obligatorio, pero su ampliación a empleados públicos se la adjudican a la gestión política de uno de los titulares cegetistas, Héctor Daer. La misma consta de negociación por los municipales porteños y ante gobernadores e intendentes del Conurbano para que cobren este beneficio.
 
Incluso en las cercanías del líder de Sanidad, ante la consulta, apostaron fuerte al anticipar que: "un sector de los estatales va a sorprender, porque lograrán el bono y la reapertura de paritarias".
 
Entre noviembre de 2015 y septiembre de 2018, el salario real en el sector público perdió 21 %. En el último trimestre del año, el Observatorio de la CTA, señala que la caída alcanzará el 25 %. Toda esa pérdida salarial desde que asumió Cambiemos ni siquiera se pudo meter en la mesa de discusión.
 
En el período que va desde noviembre de 2015 a septiembre de 2018, en el área metropolitana de Buenos Aires, el transporte se incrementó 142 %, el agua 480 %, el gas 498 % y la electricidad 1.317 %.
 
Ahora, se espera la edición final del texto y la firma del presidente Macri que la central obrera daba por descontada para hoy. Se desconoce el ropaje legal del aumento. A qué empresas se dispensará o reducirá la obligación y, en su caso, contra qué recaudos. Según cómo se imputen los pagos pueden funcionar con un plus o como un adelanto a cuenta que se descontará de futuros haberes. Falta precisar la "letra chica", mote piadoso para designar la mala fe oficial.
 
La Opinión Popular

11-11-2018 / 10:11
11-11-2018 / 10:11
El último estudio de opinión del CEOP revela una clarísima mayoría de los que dicen que van a votar a candidatos opositores en 2019 sostienen que la oposición debe ir unida, hacer una gran PASO y que de ahí salga un candidato único. Semejante voluntad surge de la desesperación por la gravísima situación económica, que sigue dominando el alma y la mente de los argentinos.
 
El cuadro completo es que el 45 por ciento de los consultados dice estar resuelto a votar por una opción opositora, mientras que el 31 por ciento afirma que le dará el voto al oficialismo. Como viene sucediendo, el dato clave de la ecuación es que la oposición está dividida. Y allí es dónde se plantea el interrogante, con respuesta nítida.
 
Una amplia mayoría de los que anticipan que van a votar a candidatos opositores sostiene que debe haber unidad y una gran PASO, mientras que una minoría sostiene que cada espacio vaya con sus ideas y por separado.
 
También en el día a día hay una evaluación tamizada con mirada opositora: la sociedad está dividida casi por mitades respecto del presupuesto, pero cuando al encuestado se le pide que asuma el papel de senador, son más los que votarían en contra que los que votarían a favor.
 
Las opiniones sobre la economía son categóricas y vienen inamovibles desde hace meses:
 
-78 por ciento tiene opinión negativa o muy negativa sobre la situación económica.
-70 por ciento dice que tiene poca o ninguna confianza en el Gobierno.
-54 por ciento dice que Mauricio Macri no va a resolver los problemas.
-63 por ciento afirma que las medidas del Gobierno lo afectaron.
 
Como se ve, todo es ampliamente desfavorable para la administración Cambiemos y para el propio presidente.
 
Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige el sociólogo Roberto Bacman. En total fueron entrevistadas 1.200 personas de todo el país, con respeto por las proporciones de edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas y la encuesta se terminó de procesar ayer. 

10-11-2018 / 11:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar