La Opinión Popular
                  03:22  |  Jueves 14 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 04-12-2017 / 21:12
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Todo lo que Bordet tiene que hacer, lo debe hacer ya

Todo lo que Bordet tiene que hacer, lo debe hacer ya
La provincia de Entre Ríos no requiere un caudillo providencial sino un líder que la reordene, la transforme y la potencie más allá de sí misma. Con el poder que va consiguiendo, a Bordet le permitirá cumplir esas metas, si lo usa bien. También le alcanzará para que, si alguien quiere ponerle palos en la rueda, reciba un rechazo político y social. En el orden nacional, de hecho, Bordet representa lo opuesto a lo que Cristina viene planteando. Es decir, un tipo de oposición que no co-gobierna, pero acompaña sin poner demasiadas trabas y que tiene como prioridad atender las necesidades provinciales. Lo único que no le sobra es tiempo, por eso todo lo que tiene que hacer lo debe realizar ya. No puede esperar a reunir más poder sino que debe usar a fondo el que ya tiene. Fotos y edición fotográfica: Blas García para La Opinión Popular
El gobierno de Mauricio Macri ganó las elecciones en 13 provincias, derrotó a Cristina Fernández en Buenos Aires, destrozó los proyectos de liderazgo de varios gobernadores peronistas y enterró el fin presidencialista de Sergio Massa hace menos de dos meses.
 
Este mismo Gobierno, hace poco más de un mes, lanzó su provocador plan de reformas neoliberales y le imprimió tanta fuerza a la negociación que logró que la cúpula de la CGT aceptara la Reforma Laboral y los gobernadores la Reforma Fiscal en sólo 13 días hábiles y se encaminaba a tener aprobado todos los proyectos a fin de año.
 
Pero, tal como ya ocurrió en media docena de oportunidades, cada vez que el Gobierno toma el control de la agenda y arremete contra una oposición desorientada y dividida, aparece un "cisne negro", ocurre un hecho que coloca al Gabinete en el desconcierto, donde son abrumados por los acontecimientos y no muestran capacidad de reacción.
 
En este sentido, luego de lograr diluir el caso de Santiago Maldonado, surgió la crisis del ARA "San Juan", que va camino a convertirse en la tragedia más dura y dramática de la historia reciente. Pero los errores políticos del Gobierno también se extendieron al caso de la ocupación en el sur que terminó con el asesinato de Rafael Nahuel, un joven manifestante mapuche.
 
Estos hechos paralizaron al Gobierno. En el Congreso perdió todo el impulso que tenía el tratamiento de las reformas presentadas por la Casa Rosada, pese a que en el Senado ya se aprobaron, en forma exprés, las reformas Fiscal y Laboral. De buenas a primeras el Gobierno tiene problemas para avanzar. Parece mentira que hace solo un mes y medio hayan ganado contundentemente las elecciones.
 
Ahora, la CGT avisa que la Reforma Laboral no se tratará hasta marzo, mientras que la Reforma Previsional parece haber quedado atrapada en el Senado y ni siquiera la promesa del titular de la bancada del PJ, Miguel Ángel Pichetto, y de los gobernadores alcanzarán para que el tema sea analizado y votado antes de fin de mes.
 
En el fondo, ni los Senadores peronistas ni los Gobernadores van a impulsar el tratamiento de la Reforma Previsional si no es con los funcionarios de Macri poniendo la cara y pagando todo el costo político de la medida. Ambos hicieron promesas o firmaron su apoyo a los cambios en la fórmula de actualización de jubilaciones, pensiones y planes sociales; pero no van a poner en juego su capital político para que el ganador sea Cambiemos.
 
El Gobierno intentará poner toda su fuerza política para aprobar las reformas antes de fin de año dado que ahora tiene el respaldo de los votos obtenidos hace menos de dos meses y aprovechan las divisiones peronistas. Si Macri no se impone con el capital político que tiene en estos momentos, mal podrá hacerlo el año que viene, cuando el peronismo dé los primeros pasos serios en su necesaria renovación.
 
La Opinión Popular

 
Austeridad y ajuste de la "política" en la provincia
 
La economía sigue planchada, pero el Presidente y sus funcionarios continúan insistiendo en fórmulas neoliberales, basadas en un fuerte endeudamiento, que nunca han dado resultado. En ese marco, la estrategia de Bordet incluye cumplir con el pedido de austeridad y ajuste de la "política" que realizó Macri.
 
Para ello, el Gobernador redujo el número de Ministerios, eliminó dos de las siete carteras que heredó y también presentaría una innovación en los ministerios que apunta con cierta lógica, a disolver la estructura de subsecretarias existente y achicar cargos políticos. Eso implica reducir el gasto que tiene la Provincia en sueldos de personal jerárquico.
 
La iniciativa gubernamental apunta a ordenar secretarías y subsecretarías, que en muchos casos tienen igual función, pero además, busca reducir el exceso de cargos políticos que no tienen alguna función concreta. Como los "60 amigos" que trajo Mauro Urribarri a la función pública y nadie sabe qué es lo que hacen, según un hombre importante del gobierno.
 
El vicegobernador de la provincia, Adán "Beto" Bahl, consideró que "todos los funcionarios tienen que tener muy en claro que estamos a disposición del gobernador". "Yo opino de los funcionarios por eficiencia no por antigüedad; hay funcionarios buenos, que trabajan y generan resultados y otros que no. Los que son buenos funcionarios y están a la altura de la responsabilidad -más allá de sus años de gestión- deberían seguir y los que no, ni siquiera es necesario que estén dos años. Cuatro años pasan volando y ya pasó prácticamente la mitad de esta gestión, por eso no se puede perder el tiempo, ni siquiera días, en la toma de decisiones".
 
 
Transparencia mata sospechas
 
Y si hablamos de reducir el gasto "político", se debería abrir algunos interrogantes hacia Sergio Urribarri: ¿para qué necesita tanto dinero la Legislatura? ¿Para qué los cientos de miles de pesos que se entregan en "subsidios"? Dicho sea de paso, ¿por qué no se conoce el monto total que se destinó en ayudas a instituciones diversas? ¿Qué tareas desarrolla la masa de empleados legislativos? ¿Nunca se sabrá exactamente en qué y cómo invierte su presupuesto el Poder Legislativo?
 
Para estas actitudes hay una sola explicación. En la Cámara de Diputados de la provincia es donde se refugian los dirigentes del "ejército urribarrista en retirada". Si se quiere encontrar, sólo hay que estar predispuesto a buscar y a escudriñar, y a quemarse las pestañas en papeles llenos de cifras y de cuadros. Los datos están; sólo hay que saber buscarlos.
 
 
Los riesgos políticos del ajuste en el gobierno provincial
 
Pero el ajuste en un contexto de necesidad de rearmado político es siempre complicado. Un riesgo real es que en el recorte paguen justos por pecadores, que se quedan afuera del esquema de poder funcionarios con nivel y capacidad de gestión, y que políticamente puedan ser elementos útiles para el proyecto político de Bordet.
 
La política no es una ciencia exacta y Bordet debe conjugar capacidad de gestión con estructura y armado político, funcionarios técnicos solventes con cuadros políticos, que son los que escasean en el peronismo en este momento y sin los cuales el Gobernador no podrá construir un renovado liderazgo en el PJ.
 
 
Renovar no es solo traer "caras nuevas"
 
La renovación política no significa sólo caras nuevas o gente que nunca militó y "por decisión de arriba" se los pone en el centro de la escena. Para el peronismo la renovación es la llegada de una nueva camada de militantes y cuadros políticos al poder. En términos históricos esto se logró siempre después de una derrota como la del 83 o la salida del poder como en el 55. Bordet tiene el desafío harto complejo de renovar desde el gobierno, y ya se verá que resulta.
 
Si algún daño hicieron Cristina y Urribarri desde el 2011 al 2015 es destruir la oficialidad política del peronismo, impulsando actores sin sustento real, escondiendo el sello del PJ, quebrando las estructuras tradicionales y haciendo más marketing político que renovación real con los nuevos nombres y agrupaciones que promovió.
 
Hoy, muchos de ellos naufragan en la intrascendencia y la retirada de la política, exhibiendo una profunda incapacidad para incidir en la política y la sociedad. Lo que hizo Urribarri en el PJ fueron "flores de invernadero que viven siempre del calor oficial" como decía John William Cooke. Con Cristina afuera del poder y una provincia inundada por su propia deuda, se terminó el calor oficial y con él estas expresiones políticas.
 
Del mismo modo, no es lo mismo gestionar y hacer política con los recursos que tuvo Urribarri de la mano de Cristina que hacerlo ahora, cuando Bordet lucha por pagar los sueldos en término, Macri es el presidente y Rogelio Frigerio recorre la provincia todas las semanas preparando su candidatura a gobernador en 2019.

 
En ese marco, vale la palabra del ex gobernador de la provincia, Jorge Busti, quien sostuvo: "Somos los únicos que caminamos la provincia, que vamos adonde no va nadie y que apoyamos al gobernador Bordet, pero eso no implica dar un debate que está inconcluso en el peronismo; un debate profundo, un debate ideológico que hay que dar y nosotros lo estamos dando horizontalmente, en mi caso sin ninguna pretensión política de nada y lo hago porque soy un militante y si no lo hiciera estaría en deuda conmigo mismo; pero lo hago acompañado de gente joven que me acompaña".
 
"En tiempos de vacas gordas, como los de Urribarri, se podía tener un gabinete mediocre, poner candidatos que nadie conocía o que no asumen las bancas; pero hoy, sin plata para gestionar, con el gobierno nacional del otro signo político, sólo se puede enfrentar el temporal con cuadros políticos en serio", repite una de las figuras centrales de la política provincial, clamando por gestos de apertura y convocatoria de Bordet.
 
Y aquí es donde Bordet deberá hacer esfuerzos, convocar a actores políticamente más sólidos, con coraje y nivel para enfrentar contextos adversos, para que comiencen a construir una estructura política que proteja al gobernador, arme políticamente para él y defienda su gestión. Y es una tarea compleja, que rompe con el modelo del unicato de bajo nivel político de Urribarri, pero parece ser de las pocas alternativas que tiene el mandatario. Es muy difícil, es cierto, y además ya está en cuenta regresiva.
 
 
Discusiones salariales con estatales y docentes
 
Más temprano que tarde, el gobierno provincial deberá convocar al arco sindical de estatales y docentes para empezar la discusión salarial para el año que viene. Los equipos técnicos del gobierno de Macri pretenden imponer un aumento de entre el 8 y el 12% en cuotas trimestrales más ajuste por inflación.
 
Obviamente, Bordet necesita garantía de "paz social" que le permita dar iniciar el ciclo escolar 2018 sin mayores tropiezos y con los alumnos en las aulas. Pero, con esos escasos porcentajes de suba de "bolsillo" cuesta imaginar un entendimiento.
 
Por lo pronto, la oposición a la conducción del gremio docente exigió la convocatoria urgente a un Congreso Gremial para discutir los pasos a seguir en la lucha contra las reformas que impulsó el gobierno nacional y el acuerdo con el gobierno provincial. "Debemos defender nuestros derechos 'gobierne quien gobierne' y que los trabajadores debemos convocarnos de forma inmediata para rechazar esta reforma", señalaron en un documento desde la Agrupación Rojo y Negro.
 
Durante la semana, desde el sector más dialoguista, los dirigentes de Agmer Provincial se mostraron en Buenos Aires con la dirigencia de la CTA en una movilización nacional que planteó una oposición a las reformas laborales y previsionales del macrismo y se identificó, sin sutilezas, en ese extremo político que tiene su eje en el kirchnerismo. Ante las propuestas de reformas nacionales, se declaró "en estado de alerta y movilización".
 
Por su parte, el gobierno provincial recibió a la conducción de ATE para dialogar sobre la agenda gremial. La reunión fue en el ámbito del Ministerio de Gobierno en el cual Rosario Romero recibió a Oscar Muntes, Victor Sartori, Esteban Olarán, Francisco Garcilazo y otros dirigentes.
 
El secretario general de ATE, Oscar Muntes, detalló: "Pudimos abordar todos los temas que competen al Ministerio de Gobierno, principalmente la reforma del sistema previsional", contra la que el sindicato se movilizará nuevamente, en el marco de una jornada nacional de protesta, el 6 de diciembre. Así las cosas, la negociación salarial con docentes y estatales no será nada fácil.
 
 
Reimpulsar la gestión
 
El desafío político del gobernador Bordet es potenciar durante los próximos dos años la gestión. Por ejemplo: la construcción de obras públicas. Ya se desarrollan proyectos para conseguir fondos de programas nacionales que destinará a inversiones en el puerto de Concepción del Uruguay y para constituir un fondo de garantías para el acceso al crédito de empresas y productores.
 
Y mejoras en hospitales y escuelas; además de una mayor cantidad y calidad en las prestaciones para aquellos sectores con mayor vulnerabilidad social. En ese marco, uno de los objetivos prioritarios del gobierno será trabajar decididamente en la universalización de las políticas sociales con el fin de planificar e implementar las acciones orientadas hacia el fomento de la inclusión e integración social y el desarrollo humano. Propósitos propios de la doctrina peronista.
 
 
Objetivos políticos
 
En esta nueva etapa, el gobernador Gustavo Bordet se debería  proponer dos grandes objetivos: primero, recuperar todo el poder que le corresponde dentro del Partido Justicialista que, ante la crisis de autoridad producto de la derrota electoral, se encuentra disperso en las más variadas agrupaciones. Segundo, rescatar el protagonismo nacional de Entre Ríos luego de años durante los cuales lo fue perdiendo por obra y gracia del seguidismo obsecuente de Sergio Urribarri con Cristina.
 
En sus dos primeros años Bordet aprendió a manejar una provincia desquiciada y produjo algunas reformas con las cuales el Estado parece haber reconstruido cierto orden perdido, lo que le permite funcionar un poco mejor. Ahora, después de acercarse a Macri con el "reformismo permanente", está adquiriendo cierto protagonismo nacional.
 
Marca así una raya entre quienes buscan ejercer una oposición "responsable", de ánimo negociador, y los que no se atienen a las consecuencias de un ataque a todas las iniciativas macristas. Lo que todavía está por verse es cuál será el costo político que deba pagar por asumir esa posición.
 
La Opinión Popular

 

PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL


 

Agreganos como amigo a Facebook
Todo lo que Bordet tiene que hacer, lo debe hacer ya
Gustavo Bordet junto a María Eugenia Vidal y Mauricio Macri, el día que firmó el pacto fiscal.
13-12-2017 / 17:12
13-12-2017 / 16:12
El diputado nacional Atilio Benedetti (Cambiemos - Entre Ríos) aseguró que pese a la férrea oposición de diversos sectores sociales, la ley de reforma previsional, una desviación indebida de recursos de la Seguridad Social para pagar los intereses de la deuda externa, "no tendrá modificaciones" en Diputados porque "ya fue debatida en el Senado y tuvo modificaciones allí" y además "porque es una ley que da previsibilidad y garantiza no perder el valor adquisitivo de las jubilaciones".
 
Estas reformas van a generar juicios al Estado ya que los jubilados pierden poder adquisitivo en comparación con la fórmula actual. No obstante ello, afirmó que "por supuesto desearía que tuviera una recuperación mayor todo el sistema de jubilaciones nacionales, pero también forma parte de las limitaciones que tiene hoy la economía del país, y esto no quita que el gobierno pueda tomar alguna medida adicional con respecto a los jubilados".
 
Destacó además que "hay un enorme esfuerzo del gobierno nacional para poner en caja los gastos para que la economía se desarrolle sanamente, genere más puestos de trabajo y más ingresos tributarios". En ese marco, vaticinó para el 2018 "un escenario complejo en el sentido de que van a empezar a operar todas estas medidas que no son mágicas pero que irán abriendo un camino".
 
"Creo que vamos a comenzar a transitar el camino correcto, un camino gradual para resolver algunas cuestiones distorsivas respecto a los impuestos no solo nacionales sino también provinciales, lo que dará mayor previsibilidad, certidumbre y posibilidades a la inversión genuina que genera puestos de trabajo y actividad económica", analizó.
 
La Opinión Popular

13-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 18:12
En las diagnosis y proyecciones políticas lo que se pone en juego es la comprensión de la realidad. Se trata, ni más ni menos, de un intento de construir, desde conjuntos fragmentarios de informaciones dispersas, sistemas coherentes y articulados de conceptos, capaces de interpretar y dar adecuada cuenta de las situaciones pasadas y presentes, así como de prever los itinerarios posibles del devenir político-social.
 
¿Cuál es la base de análisis? El gobierno de Mauricio Macri ganó los comicios usufructuando la división del peronismo y la polarización contra Cristina Fernández -que fue derrotada en la elección de la decisiva provincia de Buenos Aires-, pero no llegó a la mayoría en ninguna de las dos cámaras.
 
Tras la compulsa electoral, el macrismo impulsó en la Justicia las causas de corrupción contra el cristinismo y desató una fuerte persecución política contra dirigentes opositores. Así, el macrismo usa el método de "garrote o billetera" para controlar, medianamente, a los movimientos sociales, al sindicalismo y a buena parte del PJ. Además negocia un puñado de reformas neoliberales profundas en el ámbito previsional, fiscal y laboral con los Gobernadores y la CGT.
 
La Argentina tiene hoy lo que no tuvo durante todo el siglo XX: un partido de derecha que recoge los intereses de las elites económicas, sociales y culturales, un Gobierno para los más ricos. Una realidad difícil de tragar.
 
En Entre Ríos, el peronismo se encuentra en un laberinto, tiene que un doble rol que es contradictorio: asegurar la gobernabilidad en su distrito y encarnar la oposición. No puede tirar nafta al fuego y tiene que ayudar a resolver el liderazgo electoral nacional del PJ en dos años. Con este panorama, la disyuntiva política provincial es: ¿qué destino tiene el peronismo aceptado por Cambiemos? ¿Bordet debe volverse opositor, sumarse al coro oficialista o quedarse recluido en su provincia?
 
La Opinión Popular

12-12-2017 / 17:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar