La Opinión Popular
                  08:05  |  Jueves 19 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 04-12-2017 / 12:12
CALIFICÓ AL GOBIERNO DE MACRI COMO “CONTRADICTORIO Y MEDIOCRE”

Jorge Busti reclamó una autocrítica profunda en el peronismo y un debate ideológico

Jorge Busti reclamó una autocrítica profunda en el peronismo y un debate ideológico
El ex gobernador de la provincia, Jorge Busti, criticó la gestión económica del gobierno nacional “con endeudamiento y altas tasas de interés en dólares, y con una timba financiera con las Lebac que es un gran negocio para la patria usurera argentina” y en contraposición advirtió que “los sectores productivos de la provincia están todos con rentabilidad muy ajustada o neutra”. Foto: Blas García para La Opinión Popular
El ex gobernador de la provincia, Jorge Busti, criticó la gestión económica del gobierno nacional "con endeudamiento y altas tasas de interés en dólares, y con una timba financiera con las Lebac que es un gran negocio para la patria usurera argentina" y en contraposición advirtió que "los sectores productivos de la provincia están todos con rentabilidad muy ajustada o neutra".
 
En ese sentido, calificó al de Mauricio Macri como "un gobierno contradictorio, mediocre y que practica un ajuste hacia abajo" y manifestó su desacuerdo "con el voto que hicieron los senadores peronistas respecto del tema jubilatorio" ya que "es una equivocación hacer un ajuste a los jubilados que menos ganan".
 
Respecto de su posicionamiento político fue contundente: "Somos el único grupo político que recorremos la provincia diciendo que apoyamos incondicionalmente al gobernador Bordet". No obstante, aclaró que "eso no implica dar un debate que está inconcluso en el peronismo; un debate profundo, un debate ideológico que hay que dar".
 
"Creemos que hay que hacer una autocrítica profunda de lo que pasó recientemente en Argentina, de la actuación del peronismo, hay que hacer un debate ideológico de la identidad del peronismo, de cuál es la razón de ser del peronismo y eso es lo que estamos haciendo", sentenció.
 
En otro orden de temas, valoró la reciente designación del vocal Emilio Castrillón como nuevo presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y afirmó: "Es alguien muy capaz y en la medida en que tome nota de todo lo que está mirando la sociedad hacia el Poder Judicial y se ponga a trabajar tiene una gran oportunidad".

 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Busti se refirió a la realidad nacional y opinó que "el esquema económico ya se ha practicado en Argentina y este gobierno de la derecha argentina lo está practicando con endeudamiento y altas tasas de interés en dólares, y con una timba financiera con las Lebac que es un gran negocio para la patria usurera argentina".
 
"Hay que ver cuánto dura eso, porque si se analizan los sectores productivos de la provincia están todos con rentabilidad muy ajustada o neutra", advirtió y repasó "los dichos del ministro, ex presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, que habla de poner pasteras que -aunque no debe tener el hábito de la lectura- están prohibidas en la provincia de Entre Ríos por ley y que el glifosato no contamina".
 
"Lo veo un gobierno contradictorio, mediocre y que practica un ajuste hacia abajo", apuntó el ex mandatario y definió: "Indudablemente no estoy de acuerdo con el voto que hicieron los senadores peronistas en sus distintos matices respecto del tema jubilatorio".
 
Respecto al convenio de las provincias con el Presidente Mauricio Macri, aclaró que "lo que fundamentalmente los gobernadores acordaron era un acuerdo fiscal". "Estuve hablando con el gobernador de Entre Ríos y no había otra alternativa de que acordaran; no tenían otra más allá de si era bueno o malo. La única provincia que ganó fue la de Buenos Aires y espero que las otras saquen un efecto neutro, principalmente la provincia de Entre Ríos. Eso es una cosa pero todo lo otro es diferente, en mi caso yo no hubiera votado un ajuste a los jubilados nacionales", sentenció.
 
Coincidió en este punto con "la manera de votar" del senador por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, y reiteró que "es una equivocación hacer un ajuste a los jubilados que menos ganan en la provincia y toda la República Argentina". En el mismo sentido, reveló haber hablado con el senador nacional entrerriano, Pedro Guastavino, "cuando estaba en plena sesión", pero advirtió que "ya tenían un acuerdo hecho y se mezclaban otras cosas también, su diferenciación con el bloque kirchnerista, pero más allá de eso primero están los jubilados y hacerles un ajuste tan grande cuando está la timba financiera con las Lebac y cuando se está endeudamiento al país de la manera en que se lo está endeudando, me parece ridículo".
 
También cuestionó los dichos de la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, respecto de la comunidad mapuche y la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), asi como también sus declaraciones respecto de la situación de los jubilados.
 
Presidencia de Castrillón en el STJ
 
Consultado sobre la reciente designación del vocal Emilio Castrillón como nuevo presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Busti aseguró que "Castrillón es alguien capaz" y "en la medida en que ejerza este alto cargo y perciba el grado en que se está observando al Superior Tribunal en cuanto a las causas que están en trámite y la necesidad de mayor celeridad en los casos de justicia; en la medida en que tome note de todo lo que está mirando la sociedad hacia el Poder Judicial y se ponga a trabajar tiene una gran oportunidad".
 
En cuanto al grado de influencia que pudo haber tenido el frustrado juicio político a la ex presidente del máximo cuerpo, Claudia Mizawak, Busti analizó que "fue un hecho que indudablemente no se había dado desde el 83 hasta ahora, pero el hecho fundamental no es ese, sino que la gente en general quiere mayor celeridad en la Justicia, en los casos importantes, y está esperando resoluciones por parte de la justicia". "Es una justicia que se ha equipado bastante bien, que tiene los medios, los instrumentos, los fiscales como para hacerlo, y hay un reclamo generalizado hacia el Poder Judicial", sentenció.
 
Posicionamiento político
 
En cuanto a su postura tras el acuerdo que realizó con el Frente "Somos Entre Ríos" que encabezó Gustavo Bordet para las pasadas elecciones legislativas y los actos que efectuó tras los comicios, Busti fue contundente: "Somos el único grupo político que recorremos la provincia diciendo que apoyamos incondicionalmente al gobernador Bordet".
 
"Somos los únicos que caminamos la provincia, que vamos adonde no va nadie y que apoyamos al gobernador Bordet, pero eso no implica dar un debate que está inconcluso en el peronismo; un debate profundo, un debate ideológico que hay que dar y nosotros lo estamos dando horizontalmente, en mi caso sin ninguna pretensión política de nada y lo hago porque soy un militante y si no lo hiciera estaría en deuda conmigo mismo; pero lo hago acompañado de gente joven que me acompaña", sentenció.
 
En ese marco, aclaró: "Le manifesté al gobernador que vamos a mantener nuestro espacio político dentro del frente del movimiento peronista, dentro del Frente con el Partido Justicialista".
 
A modo de ejemplo, refirió que en el acto que encabezó el pasado fin de semana en San Jaime de la Frontera "no fui autoconvocado sino que fui convocado por las autoridades del Partido Justicialista" y aseguró que "seguimos manteniendo el frente con el cual estuvimos en la campaña electoral pero creemos que hay que hacer una autocrítica profunda de lo que pasó recientemente en Argentina, de la actuación del peronismo, hay que hacer un debate ideológico de la identidad del peronismo, de cuál es la razón de ser del peronismo y eso es lo que estamos haciendo".
 
Consultado por la posibilidad de que dicha autocrítica se realice en un Congreso partidario, el ex mandatario señaló: "El congreso no se reunió más, y no sé si es el ámbito; lo que creo es que hay que hablar con los compañeros, con la gente en general; porque hay mucho olvido hacia los compañeros en algunos lugares, hay muchas quejas y es necesario poner el oído para escuchar".
 
"Voy como militante y sin ninguna ambición ni aspiración, salvo la aspiración de que el peronismo vuelva a recuperarse para ser una opción democrática en Argentina y de la única manera que lo va a hacer es con una fuerte autocritica, condenando fuertemente la corrupción, y solo así el peronismo puede ser creíble. Y además mucha gente se queja porque entiende que hay una situación de crisis y que las respuestas no se dan automáticamente, pero la gente quiere que por lo menos la atiendan y le digan que no, no que le disparen. Porque hay muchas quejas por muchos que tienen responsabilidad y que no los atienden", manifestó.
 
Finalmente, se refirió al informe de la última edición de la revista ANALISIS respecto a las ausencias de los legisladores en las sesiones y reuniones de comisión y opinó que "esto le hace mal a las instituciones, especialmente a la Legislatura y debe ser fuertemente sancionado".
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-07-2018 / 16:07
18-07-2018 / 12:07
17-07-2018 / 17:07
17-07-2018 / 00:07
Frente al futuro oscuro que impone el acuerdo de Mauricio Macri con el FMI, los gobernadores del PJ advirtieron, con tonadas y énfasis diversos, que no se someterán dócilmente a los recortes resueltos en la Casa Rosada. Ni de peronismo hablamos: apenas es defensa propia.
 
Aunque, lo real es que la oposición hoy está entre la espada y la pared, ya que si se opone y no aprueba el proyecto 2019, el gobierno de Macri amenaza seguir con el presupuesto 2018, que perjudicará notablemente a las provincias. Por ello, un grupo de gobernadores justicialistas está preparando una propuesta alternativa.
 
En el interior del país, a Horacio Rodríguez Larreta lo llaman irónicamente "el príncipe de Dubai". Grafican de ese modo la riqueza presupuestaria de la ciudad de Buenos Aires en comparación con las provincias argentinas. Con esa mezcla de humor e intencionalidad política, argumentan que la Capital Federal debe absorber una parte significativa del ajuste que pretende el Gobierno de los CEOs.
 
La mira de los gobernadores y legisladores del interior está enfocada de ese modo no sólo por la histórica demanda federal frente al centralismo porteño, sino también porque la Capital es el distrito de origen del macrismo, su base política. De ahí que se considere que si Macri reclama un fuerte recorte de gastos, entonces el achique "debe empezar por casa".  Y la casa del PRO es Buenos Aires.
 
En números, la pretensión de los gobernadores del interior -un bloque más o menos homogéneo con el que negocia la Casa Rosada- es que la Capital y la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de al menos $80.000 millones de los $150.000 millones de ajuste que reclama Macri a las provincias. Una suma idéntica correría por cuenta de la Nación.
 
Vidal y Larreta se enfrentan, en este marco, a una fuerte presión política para que la Nación les traspase las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur, y la de aguas Aysa. Además están los $70.000 millones que el año pasado destinó el Estado nacional a subsidios al transporte público -colectivos, trenes-, $ 66.000 millones se aplicaron al área metropolitana de Buenos Aires. La consecuencia es notoria: las tarifas son más caras en el interior del país.
 
Por otra parte, la idea de Macri es que las provincias utilicen créditos de organismos internacionales, como el BID o el Banco Mundial, para hacer las obras que no financiará más el Gobierno Nacional. Para cortar cintas durante el año electoral habrá que endeudarse. La cuestión es que el aval debe darlo la Nación. Además, se les pedirá a los gobernadores que financien temas que hoy se ejecutan con fondos nacionales, como el pago del Incentivo docente y programas de salud.
 
En resumen, ¿qué implicaría para las provincias acompañar el ajuste del FMI? En principio, recortar el gasto salarial y de bienes y servicios hasta el 1,2% del PBI. Y adaptarse a un tope de aumento de sólo el 8% para los empleados públicos en 2019.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 17:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar