La Opinión Popular
                  05:02  |  Miércoles 21 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 03-12-2017 / 17:12
DIJO QUE LOS SENADORES DEBERÁN EXPLICAR AL PUEBLO POR QUÉ LA VOTARON

Julio Solanas y la reforma previsional: No se trata de hacer caso o no, sino de pensar en los jubilados

Julio Solanas y la reforma previsional: No se trata de hacer caso o no, sino de pensar en los jubilados
"Uno brega por un estado eficiente. Eso no está en discusión. Ahora, no a costa de las variables del ajuste, echando trabajadores, o echando mano a los más débiles de la sociedad, que son los jubilados", puntualizó Julio Solanas. "Es criminal quitarle el 20% del salario a una persona que cobra 7500 pesos. Este gobierno hace esto, en lugar de que las mineras paguen impuestos", sentenció. Foto: Blas García para La Opinión Popular
 
El proyecto de reforma previsional obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores, con el apoyo de algunos legisladores del PJ, entre ellos los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath. El diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV), Julio Solanas, entendió que los senadores que apoyaron con su voto la reforma previsional "tendrán que manifestarle al pueblo entrerriano, al pueblo argentino, por qué lo hicieron". "No se trata de hacer caso o no, sino de pensar en los viejos, en los míos, en los del gobernador, y en todos".

 
Solanas, que ya había adelantado su oposición a las reformas que pretende instrumentar el gobierno nacional, entendió que los senadores "tendrán que manifestarle al pueblo entrerriano, al pueblo argentino, porqué lo hicieron".
 
Para el diputado "cercenar cualquier posibilidad de derechos de nuestros mayores es criminal y genocida, con eso no se puede jugar", sostuvo al reiterar que votará en contra de esta ley y de aquellas que "afecten los derechos de los trabajadores".
 
"Cuando el presidente manifiesta que todos tenemos que hacer el esfuerzo, lo tienen que hacer los que más tienen, los que más tienen que tributar, los que no pagan sus impuestos, los que sacan su dinero para evadir impuestos en paraísos fiscales, no se le puede pedir el esfuerzo a los más de tres millones de ciudadanos que cobran algo así como siete mil pesos y muchos han dejado de percibir el ciento por ciento por remedios del PAMI y muchos pagan un alquiler", cuestionó.
 
También criticó la ampliación de la edad jubilatoria que afecta "los derechos de los que están trabajando, pero también de nuestros jóvenes que pueden ocupar el lugar del que se jubila".
 
Respecto al perjuicio que esta reforma trae para los jubilados recordó: "Se habían conseguido dos aumentos anuales y ahora va a ser de acuerdo al índice de inflación trimestral. Ya está demostrado que van a perder 7, 8 y 10 puntos los jubilados el próximo año".
 
"Cómo en la Argentina podemos votar una cuestión que afecta decididamente los intereses de nuestros mayores", interrogó Solanas y acusó al Senado de ser "una escribanía".
 
También consideró "un artilugio" que se haya votado con la actual conformación en el Senado, pero "en Diputados quieren votarlo con la nueva".
 
El voto a libro cerrado, concluyó, "es nocivo para la república y la democracia".
 
"Pero aparte, la Nación vive pidiendo y exigiendo ajustes y que hagamos las cosas bien. Pero la Nación no muestra cómo está haciendo las cosas. Día a día crece la deuda externa y el déficit fiscal, que no se tiene que cerrar a costa de los jubilados y pensionados".
 
"Cuando se habla del Pacto Fiscal, la Nación constituye una intromisión en las provincias, que les manda cómo administrar. Yo no quiero ser agorero, sino que tengo profunda esperanza. Reformar, es ir para adelante. Es mejorar. Acá, se habla de quitar derechos, y creo que es insostenible, desde todo punto de vista".
 
"Uno brega por un estado eficiente. Eso no está en discusión. Ahora, no a costa de las variables del ajuste, echando trabajadores, o echando mano a los más débiles de la sociedad, que son los jubilados", puntualizó.
 
"Nosotros queremos dar el debate, que no se ha dado en la provincia de Entre Ríos. Casi nadie habla de lo que estoy hablando. Pienso en esto, y me viene a la memoria el Gallego Esparza, en la gente que tiene miedo de perder su trabajo, o el que ya lo perdió. Cuando uno piensa en esto, no se puede hacer más que recordar que el peronismo tiene como bandera fundamental la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores".
 
"Es criminal quitarle el 20% del salario a una persona que cobra 7500 pesos. Este gobierno hace esto, en lugar de que las mineras paguen impuestos", sentenció.
 
Fuente: Radio La Voz
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2018 / 12:11
19-11-2018 / 22:11
En el peronismo, plantear hoy la consigna de la unidad significa concertar con Cristina Fernández. Porque la ex presidenta, pese a los cargos de corrupción que la salpican, es la que más votos tiene en la interna peronista. Lo harían con la secreta esperanza que no sea la candidata, aunque es lo único que a ella le interesa ser.
 
En Entre Ríos, el cristinismo tiene distintas expresiones; pero cada una defiende y protege su lugar. La senadora nacional es el punto de referencia común, la que los ubica en un mismo plano; nada más. Algunos ven en ella un salvavidas y se le aferran agitando lealtades que nunca antes tuvieron. Otros le son realmente fieles.
 
Sin embargo, hubo un suceso que sintieron todos los K a la vez y que experimentaron de distinta forma: la movida de Sergio Urribarri que, aunque ambigua, alteró a más de uno al decir que Cristina es su candidata para enfrentar a Macri. Su candidata, y para sus fines provinciales.
 
Buscó apostar allá para sumar adeptos acá, jugarse por la ex jefa de Estado para incomodar a Gustavo Bordet, lograr la adhesión de los K entrerrianos para contrarrestar la pérdida de una estructura territorial que ahora está en manos de sus contrincantes peronistas del Ejecutivo provincial.
 
Pese a ello, Urribarri se quedó a medio camino, ya que elogia a Cristina pero no crea un bloque distinto en la Cámara Baja provincial. En ese misma línea, Urribarri también es contradictorio en su discurso confrontativo contra Macri, al integrar el gobierno provincial.
 
Entonces, ¿está a medio camino del cristinismo o a medio camino del antimacrismo? A medio camino de todo, seguro. Además, muchos le refriegan que mientras alude a la unidad en el nivel nacional, en la provincia divide.
 
Urribarri alteró a los cristinistas entrerrianos que, como él, también buscan potenciarse a partir de defender la gestión de la ex mandataria, quien, por cierto, no da señales de lo que hará electoralmente en 2019. Su estratégica indefinición desacomoda a más de uno, sea oficialista o sea opositor.
 
Urribarri vendría a ser el cristinista con más llegada a CFK pero no es el único ni conduce al resto de los K. Es cierto que los otros K no tienen candidato propio para la provincia, pero igual de cierto es que Urribarri no podría ser candidato, por impedimento constitucional, por mala imagen y por las causas de corrupción. Y tampoco encuentra alguien que quiere ser su delfín provincial.
 
Los cristinistas y Urribarri coinciden en una cosa, que las elecciones provinciales y las nacionales vayan juntas porque esa es la única forma que, colgándose de la boleta de CFK van a poder negociar algo con Bordet. O mejorar su performance electoral si Bordet no les da nada y los manda a pelear la interna o se van por fuera. De todos modos es un escenario inestable, falta mucho y no abundan las certezas.
 
La Opinión Popular

19-11-2018 / 19:11
19-11-2018 / 18:11
19-11-2018 / 18:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar