La Opinión Popular
                  03:22  |  Jueves 14 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“Con la reforma previsional impulsada por el Gobierno de Macri, los jubilados van a perder plata, pero no poder adquisitivo”. Pablo Tonelli, diputado nacional por el PRO.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 03-12-2017 / 17:12
AVANZA LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

Causa Parador en Mar del Plata: los retornos del Sueño Entrerriano

Causa Parador en Mar del Plata: los retornos del Sueño Entrerriano
La acusación de la Fiscalía señala que Urribarri y su entonces ministro de Turismo, Hugo Marsó, sustrajeron 14.561.870 pesos para la instalación, montaje y puesta en funcionamiento del parador, empleando la contratación en provecho del entonces mandatario para promocionar, con fondos públicos, su precandidatura a Presidente en las elecciones generales de 2015. Como es sabido, esa pretensión se frustró cuando la entonces Presidenta Cristina Kirchner eligió como candidato del Frente para la Victoria (FPV) a Daniel Scioli.
 La Justicia puso el ojo sobre los "retornos" del "El Sueño Entrerriano", el sello de campaña que utilizó el ex gobernador Sergio Urribarri para promover su precandidatura a Presidente de la Nación, en 2015. En el Ministerio Público Fiscal el actual presidente de la Cámara de Diputados tiene varios frentes de batalla judicial abiertos y uno de ellos es el que investiga la instalación del parador en Mar del Plata, que se inauguró el 3 de enero de 2015.
 
Según la Fiscalía, Urribarri y su entonces ministro de Turismo, Hugo Marsó, sustrajeron 14.561.870 pesos para la instalación, montaje y puesta en funcionamiento del parador a través de una maniobra en la que intervino una empresa vinculada al ex director de Contenidos del "Fútbol para Todos", Gerardo Caruso; el cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera; y la contadora de las empresas de éste, Corina Cargnel.
 
Todos ellos, imputados por peculado, fraude al Estado y negociaciones incompatibles fueron citados a declarar en el siguiente orden: el 4 de diciembre será la indagatoria a Aguilera y la contadora Cargnel; el 11, la de Marsó y Caruso; y el 15 será el turno de Urribarri. En principio, Marsó y Urribarri estaban citados para el 30 de noviembre y el 1° de diciembre, respectivamente, pero lograron aplazar la indagatoria.

 
La acusación de la Fiscalía señala que Urribarri y su entonces ministro de Turismo, Hugo Marsó, sustrajeron 14.561.870 pesos para la instalación, montaje y puesta en funcionamiento del parador, empleando la contratación en provecho del entonces mandatario para promocionar, con fondos públicos, su precandidatura a Presidente en las elecciones generales de 2015. Como es sabido, esa pretensión se frustró cuando la entonces Presidenta Cristina Kirchner eligió como candidato del Frente para la Victoria (FPV) a Daniel Scioli.
 
Para el cometido, según la Fiscalía, se utilizó una maniobra en la que intervino una empresa vinculada al ex director de Contenidos del "Fútbol para Todos", Gerardo Caruso; el cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera; y la contadora de las empresas de éste, Corina Cargnel. Los imputados por peculado, fraude al Estado y negociaciones incompatibles fueron citados a declarar en el siguiente orden: el 4 de diciembre será la indagatoria a Aguilera y la contadora Corina Cargnel; el 11, la de Marsó y Caruso; y el 15 será el turno de Urribarri. En principio, Marsó y Urribarri estaban citados para el 30 de noviembre y el 1° de diciembre, respectivamente, pero lograron aplazar la indagatoria.
 
El parador es sólo la punta del iceberg. Alrededor de los inflables, las palmeras en la arena y el cotillón, hubo otro montaje que en el Ministerio Público Fiscal comenzaron a desmantelar: las maniobras para redireccionar dineros de los entrerrianos a la campaña de Urribarri.
 
La operación se resume del siguiente modo: la provincia convocó a una licitación pública con plazos reducidos; a la compulsa se presentaron dos firmas, "Castromil SRL" y "El Juego en que andamos SRL". La primera perdió, porque, insólitamente, no estaba inscripta en el Registro de Proveedores del Estado, requisito básico y conocido en ámbitos empresariales y públicos.
 
De modo que descartado el competidor -que en la Justicia consideran ficticio o simulado-, se contrató a la empresa que supuestamente se quería beneficiar desde el inicio. La maniobra continuó cuando la firma contratada giró una parte de ese dinero a la subcontratación de publicidad de campaña. Para hacer efectivo este paso fue indispensable de empresas intermediarias, entre las cuales se encontraban las del cuñado del entonces gobernador.
 
"El Juego en que andamos SRL", de la que es socio gerente Gerardo 'Foia' Caruso, fue la firma que levantó el parador. En la Justicia cuentan con elementos que probarían que una parte de los 14 millones de pesos que se le pagó fueron destinados a subcontratar a la cooperativa de trabajo "X la Plata Publicidad" Ltda. para realizar una campaña de difusión de la figura de Urribarri como precandidato a Presidente. Por el servicio de cartelería en el vía pública a esta firma se le pagaron 338.800 pesos.
 
La firma que integra Caruso, según la acusación de Fiscalía, también habría hecho un "retorno" de dinero en efectivo al cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera por 2.000.000 de pesos, a través de transacciones bancarias a las empresas de su propiedad, Tep SRL y Next SRL, y a otras que actuaron como "intermediarias" como Visual Ilusión SA, Megaprint, Wall Street Vía Pública SA y Fredy Publicidad SRL, por 2.468.700 de pesos.
 
Además, señalan que la operación no pudo llevarse a cabo sin la colaboración de Corina Cargnel, contadora de las empresas Tep y Next, que se adjudican a Aguilera. La profesional se habría encargado de confeccionar las facturas para las firmas y los retornos.
 
 
La firma de 'Foia', en la casa de Virué
 
Los trámites para contratar a "El juego en que andamos SRL" se iniciaron el 5 de diciembre de 2014, cuando el entonces ministro Hugo Marsó interesó a Urribarri sobre la instalación del parador para difundir la marca Entre Ríos como destino turístico en Mar del Plata. En el expediente de la causa por el parador, se considera que esa solicitud fue justificada de forma "ficticia", ya que la verdadera razón era promover la precandidatura de Urribarri.
 
Según la acusación, Urribarri y Marsó tuvieron el "aporte imprescindible" de Gerardo Caruso, socio gerente de la firma contratada y, entonces director de Contenidos del Fútbol para Todos. Los investigadores entienden que "Foia" contó con "información privilegiada que le permitió la presentación de la oferta y hacerse adjudicatario de la misma", y que tuvo la connivencia de Urribarri, Marsó y Aguilera. Y recalcan que la licitación pública N°69/14, fechada el 29 de diciembre de 2014, se realizó con una convocatoria con plazos reducidos.
 
La firma tiene su sede en Vera 952, piso 5°, departamento B, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; sin embargo, en manos de los fiscales hay un documento en el que se consignó el domicilio del entonces secretario de Justicia, Rubén Virué, quien renunció al cargo el 5 de junio de 2015.
 
Ese dato llamó la atención a los investigadores al momento de analizar la documentación referida a la firma que integra Caruso. La dirección de la vivienda particular de Virué es calle Las Heras 207 en la ciudad de Larroque, departamento Gualeguaychú, y aparece en la documentación presentada en la provincia por "El Juego en que andamos". La acusación fiscal consideró ese dato como ficticio.
 
Según se informó, Virué declaró como testigo en la causa hace dos semanas y aclaró por qué su domicilio aparece vinculado a la firma de Caruso. El ex funcionario señaló que se la habría proporcionado su hijo Fernando Virué, un periodista deportivo que trabajó como asistente de producción en "Fútbol para Todos", donde "Foia" era su jefe.
 
Por Gonzalo Núñez
 
De la Redacción de Entre Ríos Ahora.
 
Fuente: Entre Ríos Ahora
 

Agreganos como amigo a Facebook
13-12-2017 / 17:12
13-12-2017 / 16:12
El diputado nacional Atilio Benedetti (Cambiemos - Entre Ríos) aseguró que pese a la férrea oposición de diversos sectores sociales, la ley de reforma previsional, una desviación indebida de recursos de la Seguridad Social para pagar los intereses de la deuda externa, "no tendrá modificaciones" en Diputados porque "ya fue debatida en el Senado y tuvo modificaciones allí" y además "porque es una ley que da previsibilidad y garantiza no perder el valor adquisitivo de las jubilaciones".
 
Estas reformas van a generar juicios al Estado ya que los jubilados pierden poder adquisitivo en comparación con la fórmula actual. No obstante ello, afirmó que "por supuesto desearía que tuviera una recuperación mayor todo el sistema de jubilaciones nacionales, pero también forma parte de las limitaciones que tiene hoy la economía del país, y esto no quita que el gobierno pueda tomar alguna medida adicional con respecto a los jubilados".
 
Destacó además que "hay un enorme esfuerzo del gobierno nacional para poner en caja los gastos para que la economía se desarrolle sanamente, genere más puestos de trabajo y más ingresos tributarios". En ese marco, vaticinó para el 2018 "un escenario complejo en el sentido de que van a empezar a operar todas estas medidas que no son mágicas pero que irán abriendo un camino".
 
"Creo que vamos a comenzar a transitar el camino correcto, un camino gradual para resolver algunas cuestiones distorsivas respecto a los impuestos no solo nacionales sino también provinciales, lo que dará mayor previsibilidad, certidumbre y posibilidades a la inversión genuina que genera puestos de trabajo y actividad económica", analizó.
 
La Opinión Popular

13-12-2017 / 16:12
12-12-2017 / 18:12
En las diagnosis y proyecciones políticas lo que se pone en juego es la comprensión de la realidad. Se trata, ni más ni menos, de un intento de construir, desde conjuntos fragmentarios de informaciones dispersas, sistemas coherentes y articulados de conceptos, capaces de interpretar y dar adecuada cuenta de las situaciones pasadas y presentes, así como de prever los itinerarios posibles del devenir político-social.
 
¿Cuál es la base de análisis? El gobierno de Mauricio Macri ganó los comicios usufructuando la división del peronismo y la polarización contra Cristina Fernández -que fue derrotada en la elección de la decisiva provincia de Buenos Aires-, pero no llegó a la mayoría en ninguna de las dos cámaras.
 
Tras la compulsa electoral, el macrismo impulsó en la Justicia las causas de corrupción contra el cristinismo y desató una fuerte persecución política contra dirigentes opositores. Así, el macrismo usa el método de "garrote o billetera" para controlar, medianamente, a los movimientos sociales, al sindicalismo y a buena parte del PJ. Además negocia un puñado de reformas neoliberales profundas en el ámbito previsional, fiscal y laboral con los Gobernadores y la CGT.
 
La Argentina tiene hoy lo que no tuvo durante todo el siglo XX: un partido de derecha que recoge los intereses de las elites económicas, sociales y culturales, un Gobierno para los más ricos. Una realidad difícil de tragar.
 
En Entre Ríos, el peronismo se encuentra en un laberinto, tiene que un doble rol que es contradictorio: asegurar la gobernabilidad en su distrito y encarnar la oposición. No puede tirar nafta al fuego y tiene que ayudar a resolver el liderazgo electoral nacional del PJ en dos años. Con este panorama, la disyuntiva política provincial es: ¿qué destino tiene el peronismo aceptado por Cambiemos? ¿Bordet debe volverse opositor, sumarse al coro oficialista o quedarse recluido en su provincia?
 
La Opinión Popular

12-12-2017 / 17:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar