La Opinión Popular
                  18:49  |  Domingo 22 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“A los que les guste mucho la plata hay que correrlos de la política. Hay que buscar gente que viva con sencillez, con sobriedad, como la inmensa mayoría de la sociedad”. Pepe Mujica
Recomendar Imprimir
Nacionales - 01-12-2017 / 10:12

¿Vuelve la guerra contra sindicalismo peronista?: Moyano ve la mano del gobierno de Macri detrás de las detenciones en Independiente

¿Vuelve la guerra contra sindicalismo peronista?: Moyano ve la mano del gobierno de Macri detrás de las detenciones en Independiente
¿Vuelve la "guerra fría" al sindicalismo peronista?: En el entorno de Hugo Moyano ven la mano del Gobierno de Macri detrás de las detenciones en Independiente. Lo vinculan con la protesta que encabezó su hijo Pablo frente al Congreso el miércoles contra el paquete de reformas. Pero también hay otros conflictos que enfrentan al Gobierno con el camionero dentro y fuera del club. Las internas, al rojo vivo.
"Es un aviso del Gobierno para que no rompamos las pelotas". Así interpretaron cerca de Hugo Moyano los 35 operativos que en la madrugada del jueves concluyeron con la detención del vicepresidente de Independiente, Noray Nakis y 22 barras, entre ellos el presunto guardaespaldas de la familia Moyano, Roberto Petrov, en el marco de una causa que investiga una asociación ilícita entre dirigentes y la barra del club de Avellaneda presidido por el camionero.
 
Los allanamientos ocurren en un contexto de alta tensión política: fue tan solo horas después de la primera protesta masiva encabezada por Pablo Moyano frente al Congreso contra el paquete de reformas neoliberales del macrismo. Su padre, a su vez, mantiene una puja candente con el Gobierno por resolver la crisis financiera de OCA. Y, por otra parte, busca ser reelecto en Independiente el próximo 17 de diciembre, en medio de cortocircuitos con la dirigencia macrista.
 
En la CGT también vieron con suspicacia el operativo conjunto del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bulrich, y el de la provincia de Buenos Aires, encabezado por Cristian Ritondo, quien hoy es además vocal 1° de la institución deportiva. "Mucha casualidad", dijo a este medio uno de los dirigentes sindicales que compartió el miércoles el palco con Pablo Moyano, el bancario Sergio Palazzo, el judicial Julio Piumato, y los titulares de las CTA Hugo Yasky y Pablo Michelli.
 
Pero, el líder sindical no se rinde: su hijo y Palazzo evaluaban tras la protesta ir por un Paro General.

 
La investigación iniciada en marzo por la Justicia de Lomas de Zamora encontró nexos entre Nakis y la barra del club para la venta ilegal de entradas, el uso de trapitos, y la extorsión al plantel, incluido el técnico Ariel Holand, para obtener fondos para viajar a Rusia 2018, por lo cual fue detenido el 27 pasado Pablo "Bebote" Alvarez. Nakis tendría además un albergue transitorio en sociedad con el ex líder de la barra, que a su vez lavaba dinero en joyerías y una cueva financiera del dirigente.
 
Aunque Nakis estaba alejado de Moyano, la denuncia judicial tocó igualmente a dos hombres cercanos a la familia sindical. Uno de ellos es el "Polaco", como se lo conoce a Petrov, quien ayer se resistió a los tiros e hirió a dos policías al momento de ser detenido. Además de ser vocal del gremio, el barra era considerado un "amigo" cuyo ascenso en la barra de Independiente -liderada entonces por "Bebote"- coincidió con la llegada del camionero a la presidencia del club en 2014.
 
En el entorno del sindicalista, no obstante, se despegaron del Polaco, a quien ayer le incautaron $4 millones: "No es guardaespaldas, es un malandra y la última foto fue hace 20 años en San Vicente". Así se refirieron a la batalla campal del 17 de octubre de 2006 cuando la CGT trasladó los restos de Perón a la Quinta de San Vicente. Petrov se hizo conocido aquel día, en el que una fracción de camioneros se enfrentó a los tiros contra la Uocra de Juan Pablo "Pata" Medina, detenido en un operativo reciente por "extorsión".
 
El otro golpe al círculo moyanista se dio este jueves con el procesamiento por asociación ilícita de Héctor "Yoyo" Maldonado, secretario general del club de Avellaneda y mano derecha del ex titular de la CGT de Azopardo. El también secretario pro tesorero de Camioneros fue el encargado de anunciar en enero pasado que OCA seguirá siendo sponsor de Independiente y de defender a su líder de los "ataques" de Elisa Carrió y Graciela Ocaña, quienes denunciaron el presunto uso de fondos del sindicato para aliviar las cuentas del Rojo.
 
La creciente hostilidad de Cambiemos convenció a Moyano de estar en la mira del Gobierno. Mientras el Senado trataba ayer la reforma jubilatoria que aprobó por la noche, su hijo Pablo volvió a advertir sobre un "ataque" contra la dirigencia sindical para avanzar sobre los derechos laborales. Él cree que detrás de las denuncias en contra suyo y de su padre hay sectores del oficialismo que les gustaría verlos presos, como en su momento lo deslizó Carrió. "(El operativo) es un golpe puro a Camioneros", señalaron en Independiente.
 
Con todo, el Ejecutivo se mostró cauto en sus declaraciones tras el procedimiento conjunto del Ministerio de Seguridad bonaerense, encabezado por Cristian Ritondo, y el de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, que iba avanzar sobre otros clubes del sur bonaerense. El funcionario aseguró que "Petrov está desvinculado de Moyano" y que la conducción del club colaboró con el acceso a sus cámaras y padrones, lo que permitió detener a Nakis. La misma postura adoptó el área de Bullrich, donde dijeron a este medio desconocer si el Polaco es líder de la barra. Solo por lo bajo hubo gestos de satisfacción en el Gobierno.
 
Los allanamientos de ayer surgen a partir de la denuncia de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), conducida por Juan Manuel Lugones, que a su vez depende de Seguridad bonaerense. El procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, también aseguró que "no hay ningún elemento en la causa que vincule a Hugo Moyano con estas actividades", pero negó que se haya requerido la colaboración de la dirigencia en el operativo.
 
 
Interna caliente
 
Ritondo no es ajeno a los conflictos que sacuden a Independiente. Es vocal 1° en la comisión directiva que preside Moyano y a la vez está al mando de la policía bonaerense que en octubre reprimió en dos ocasiones a los hinchas del Rojo. Esos movimientos, que incluyeron balas de goma y 120 detenidos, fueron vistos en el sector de Moyano como una provocación y un intento por "manchar" a la institución. Ahora, el funcionario dará un paso al costado en las elecciones internas de Avellaneda, en las que Palazzo aspira a ocupar su cargo.
 
El camionero llegó a la cúspide de Independiente en 2014 con el objetivo declarado de frenar la violencia y encaminar las cuentas del club. Para ello buscó un equilibrio político entre diferentes sectores, desde Nakis, con llegada a Julio Grondona; pasando por los macristas Ritondo y Gustavo Álvarez; el sindicalista barrionuevista Ricardo Cirielli, de los técnicos aeronaúticos que hoy están en conflicto con Aerolíneas, hasta el kirchnerista Carlos Montaña, ex funcionario de Desarrollo Social y militante de Kolina, la agrupación de Alicia Kirchner.
 
Pero desde su inicio la nueva gestión enfrentó denuncias. Una de las que encabezó esa tarea es la entonces jefa de Seguridad de Independiente, Florencia Arietto, quien rechazó en su momento la decisión de levantarle el derecho de admisión a dos miembros de la cúpula de la barra. Esa medida, según la denuncia hecha por Arietto ante la Justicia, permitió que el camionero ganara con "200 carnet truchos". Ayer volvió a vincular al sindicalista con Petrov y apuntó contra el Gobierno.
 
"Sería importante que Vidal explique por qué Ritondo es miembro de la comisión directiva. Habría que despejar que no fue un apriete por la marcha de ayer", dijo la ex encargada de la seguridad de la institución deportiva y candidata del Frente Renovador. Allí compartió espacio con el diputado Facundo Moyano, quien hace poco habría comenzado a alejarse de Sergio Massa. Él junto con Pablo estuvieron cerca de la barra de Independiente en el Mundial Sudáfrica 2010.
 
Ahora, la cercanía del mundial incrementó las peleas en el club, donde conviven 11 agrupaciones. El apriete de "Bebote" para pedirle un "aporte" financiero a Holan selló la suerte del barra, aunque en el expediente judicial el entrenador negó que fuera víctima de una extorsión. Pero las elecciones también generan tensión: Moyano decidió postularse de nuevo, ésta vez con Pablo como vice primero, en reemplazo de Nakis, una decisión que no fue bien vista por Maldonado y Montaña, entre otros integrantes del oficialismo.
 
 
Números en rojo
 
La situación económica es otro motivo detrás de las pujas intestinas. En la última asamblea realizada el 29 de septiembre, el oficialismo y Movimiento Independiente aprobaron el balance 2016/2017 que muestra una reducción del pasivo de 639 a 597 millones y un incremento del activo de 213 a 308 millones, lo que implicaría una disminución de 42 millones del déficit. Allí mismo se anunció el compromiso de pagar una deuda de 50 millones al Banco Provincia (que antes era de 90 millones), la mitad al contado y el resto en 26 cuotas.
 
La opositora Lista Roja, sin embargo, no convalidó con su firma las cifras. "Hay grandes números que no se aclaran. Ya había pasado en la asamblea anterior, que eran $56 millones, hoy no lo podemos dejar pasar porque te mueven la aguja en el balance", dijo Juan Torres en representación de esa minoría. La Agrupación Puro Sentimiento Rojo también se quejó por la falta de respuestas a sus planteos sobre el estado contable del club, los que según denunciaron en un comunicado "no reflejan la realidad del club".
 
Es que mientras en el balance N°13 la deuda asciende a la suma de casi 43 millones, los embargos que llegaron al club por esa acreencia serían por $90 millones. Según explicaron, fue el propio Maldonado quien les reconoció en reuniones privadas que la deuda con el banco en realidad superaba ese monto. No sería el único problema. La oposición además exige blanquear deudas de larga data por obras en el estadio y la declarada de Alhec Group. Todo esos items llevarían el pasivo real por arriba de $1.000 millones.
 
"En síntesis no actualizar las deudas tiene por objeto disminuir artificialmente el pasivo", finaliza el comunicado de la agrupación.
 
Así las cosas, el escándalo en Independiente eclipsó no solo la fuerte protesta contra la reforma laboral, sino también una buena noticia para OCA. Tal como lo adelantó iProfesional, la Justicia habilitó el miércoles al gerente Patricio Farcuh la apertura del concurso de acreedores, lo que le permite ganar aire para renegociar una deuda de más de 3.000 millones con la AFIP y así poder renovar la licencia para operar que vence el próximo 10 de diciembre.
 
Pero en el Gobierno aseguran que no hay margen para negociaciones y la nueva dirección del Correo oficial sigue adelante con una política agresiva para absorber los clientes de la principal empresa privada de correo, como Mercado Libre y el propio Estado. Una situación que desvela a Moyano, quien el año pasado se encargó de pagar los sueldos de los 11.000 camioneros de la firma de correo postal, durante el lapso de tiempo que mantuvo apartado de la gerencia a Farcuh.
 
Si quedaban dudas sobre la fragilidad de la alianza Macri-Moyano, las detenciones de hoy parecen darle la razón a Luis Barrionuevo. El líder gastronómico fue uno de los primeros en tratar de disuadir al camionero para que no asumiera personalmente la conducción de Independiente. Allá por 2014 le dijo que el futbol era un ambiente de "mucha roña" y le dejó una advertencia de tono profético: "Le vas a dar al Gobierno una pala para que caven tu fosa". El líder sindical no se rinde: su hijo y Palazzo evaluaban tras la protesta ir por un paro.
 
Por Juan Manuel Barca
 
Fuente: iProfesional
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-04-2018 / 17:04
De visita en Estados Unidos, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, afirmó ante periodistas argentinos que hay un "optimismo total" sobre lo que aquí sucede. Pocos días antes, El País publicó un sencillo y claro reportaje, a Guillermo Ambrogi, presidente de la Cámara de Comercio Española en Argentina. Ambrogi no teme decir que Macri fue ingenuo cuando creyó que lo iban a tapar con inversiones.
 
Y que esas inversiones (que se esperan hace más de dos años) no llegarán hasta que una inflación controlada garantice a los empresarios su tasa de ganancia. No se refirió en primer lugar a los costos laborales (que mencionó después), sino de la inflación.
 
De eso deberíamos hablar: de que Macri se equivocó en sus predicciones y diagnósticos y que llegó al gobierno haciendo promesas que eran mentiras o torpes ingenuidades. Elíjase lo que mejor parezca.
 
El mismo jueves en que se difundió el optimismo de Caputo, también nos enteramos de que los aliados de la UCR y la Coalición Cívica habían logrado que los férreos Marcos Peña y Aranguren accedieran a dos modificaciones en el cronograma de los aumentos de tarifas.
 
La noche anterior, en barrios que no pueden ser denominados K, cientos de ciudadanos cortaron bocacalles entonando la consigna "Mauricio Macri la puta que te parió". Más que sensibilidad social o negociación con sus aliados, el macrismo se dio cuenta de que esas manifestaciones no eran buenos preliminares para su pretensión de 2019.
 
No queda claro si los radicales están en condiciones de capitalizar el triunfo de dos puntos de su pliego de modificaciones sobre tarifas. El problema, para los radicales, es que no tienen figuras que puedan hacer balance con lo que logran.
 
Es injusto que no se reconozca a Mario Negri haber encabezado la negociación para morigerar el sablazo planificado por Aranguren. Pero así es la política. La inquietud toca a los radicales, que suponen (con razón) que no están incorporados a una alianza.
 
Una alianza de gobierno requiere experiencia y un grado de confianza considerable. Sobre todo, requiere que los aliados no pierdan más de lo que ganan, ni que los desvele la certeza de que el "otro" ha ganado infinitamente más que uno mismo.
 
Una alianza implica distribución equilibrada del poder, de la discusión de las decisiones. Implica prever las posiciones del otro. Implica tacto, conocimiento y deliberación.
 
En países de régimen parlamentario, las condiciones de la alianza se pactan antes de firmar los papeles; la distribución de los cargos, también. Después, sin duda, habrá desinteligencias y discusiones, pero antes se hizo todo lo posible para evitarlas, aunque se sepa que son ineludibles.

21-04-2018 / 17:04
21-04-2018 / 10:04
Un nuevo recorte de personal en el Estado, llevado a cabo esta vez por el Ministerio de Agroindustria, se cobró ayer 330 puestos de áreas sensibles, como agricultura familiar, comercio exterior y estatus fitosanitario. Se dispuso el jueves, mientras se completaba la tanda de telegramas, asueto general en la sede de Paseo Colón y Azopardo y encargó un operativo policial para custodiar el edificio central.
 
Desde el organismo que conduce el ex titular de la Sociedad Rural, el oligarca Luis Miguel Etchevehere, confirmaron que esa cifra corresponde apenas a las áreas dependientes de la administración nacional. "Los despidos involucran un 50 por ciento de trabajadores de Capital Federal y otro 50 por ciento del Interior del país", señaló un vocero de Agroindustria.
 
El Ministerio ya había reducido en los últimos dos años en 700 puestos su plantilla de personal y ahora se sumó una poda sobre casi el 10 por ciento de la nómina actual (3500 empleados).
 
Los gremios advierten que la misma suerte correrían trabajadores de organismos descentralizados (INTA, Senasa, Inase-Inidep y el Instituto Nacional de Vitivinicultura), pudiendo elevarse la cifra de despedidos a 958, y se declararon "en estado de alerta y movilización".
 
La decisión de Etchevehere de decretar asueto hasta el lunes, cercar con policías el acceso a la sede del Ministerio y rechazar los pedidos de reunión con los delegados sumó tensión a la situación. "Lejos de calmar los ánimos y llevar tranquilidad, parecen estar empeñados en echarle más nafta al fuego", criticó ATE a través de un comunicado.

21-04-2018 / 09:04
Frente al descenso inevitable de su imagen, producido por la crisis de la economía que generaron las medidas del gobierno de Mauricio Macri, la Casa Rosada renueva su arsenal con algunas apuestas que se empiezan a vislumbrar.
 
Hay una expectativa exagerada en el macrismo por el funcionamiento de la obra pública bajo el mecanismo de Participaciones Público-privadas (PPP) por las que las corporaciones constructoras ya comprometieron seis mil millones de dólares de inversión para los primeros cuatro años.
 
En estas licitaciones, las empresas se comprometen a conseguir el financiamiento internacional, pero es el Estado el que sale como garante. Constituye una forma de endeudamiento encubierto, porque las que toman el dinero son las empresas y el riesgo lo toma el Estado.
 
Los contratos garantizan a los financistas la posibilidad de litigar en tribunales extranjeros. Esta modalidad ha levantado polémica en Europa porque los PPP son muy restrictivos para los Estados y porque el riesgo que recae en los gobiernos resulta excesivo.
 
Entre la espada y la pared por su enorme deuda, en Grecia los PPP se convirtieron en una vía desesperada de financiamiento. Se calcula que con ese mecanismo cada kilómetro de ruta nueva costó 70 por ciento más de lo presupuestado.
 
Las PPP, que involucran a las principales corporaciones locales, encabezadas por la flamante SACDE, que es la ex IECSA del grupo Macri, iban a ser anunciadas esta semana y se postergaron para el próximo martes con la esperanza de utilizar también su lanzamiento para neutralizar el mal clima creado por los tarifazos.
 
Las PPP serán el corazón de la estrategia del macrismo para reactivar una economía que está en plena crisis, con indicadores macro muy negativos y con el augurio nefasto de una magra cosecha de granos por las inundaciones.
 
Así como las PPP se lanzan en estos días para tratar de reavivar la economía y sostener la imagen alicaída del gobierno, también en estos días se conoció el dictamen de la jueza María Servini para intervenir el Partido Justicialista y designar como interventor a Luis Barrionuevo.
 
La práctica oficial de judicializar la política a través de la manipulación de los jueces ha sido una marca del macrismo. La intervención a un PJ que no había trasgredido ninguna norma es una maniobra que busca demonizar al adversario y frustrar la posibilidad de que el peronismo construya una sola candidatura para el 2019.
 
La intervención está destinada al fracaso. Pero con el sello del PJ y la complicidad de las corporaciones mediáticas se convertirán en propaladores de un  mensaje destinado a entorpecer el proceso de unidad que buscarán por otro lado las corrientes peronistas más representativas. 

20-04-2018 / 16:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar