La Opinión Popular
                  06:12  |  Lunes 15 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Pocas veces he visto un gobierno con tanta capacidad de destrucción como éste gobierno de derecha de Macri”. Jorge Busti, ex Gobernador de Entre Ríos
Recomendar Imprimir
Nacionales - 30-11-2017 / 12:11
VEINTIOCHO SENADORES OPOSITORES LE DIERON UNA ALEGRÍA A MAURICIO MACRI

Pese a las masivas protestas, el Senado aprobó la reforma previsional y el paquete fiscal

Pese a las masivas protestas, el Senado aprobó la reforma previsional y el paquete fiscal
Dijo Miguel Ángel Pichetto: "Nos toca la ingrata tarea de votar esta ley". "Todos sabían lo que firmaban, a nadie le pusieron un arma en la cabeza", defendió su postura el jefe del bloque PJ-FpV. Además, rechazó la reforma laboral. Pero, por 43 votos a favor y 23 en contra, la Cámara alta aprobó el proyecto de reforma previsional que ayer mismo provocó una marcha opositora frente al Congreso. También tuvo media sanción la ley de Responsabilidad Fiscal.
Pese a las marchas y protestas realizadas ayer en contra de la reforma previsional y el paquete fiscal, el Senado aprobó por amplia mayoría las medidas que fueron giradas a la Cámara de Diputados después de un extenso debate en el que los cambios en el sistema de jubilaciones fue uno de los puntos más cuestionados.
 
El proyecto de reforma previsional fue aprobado con 43 votos a favor, correspondientes a Cambiemos y al justicialismo alineado con los gobernadores, y 25 en contra, donde se ubicaron el kirchnerismo y peronistas independientes como los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre. En tanto, hubo tres abstenciones correspondientes a Juan Manuel Abal Medina (PJ-FPV), Alfredo Luenzo (PJ Chubut) y Jaime Linares (GEN).
 
El proyecto de Consenso Fiscal, que ratifica el pacto firmado entre el presidente Mauricio Macri y los gobernadores y que engloba a todas las reformas que impulsa el Gobierno, fue aprobado con 52 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones por parte de las santacruceñas Virginia García y María Ester Labado.
 
Asimismo, el proyecto de responsabilidad fiscal, que impone pautas de control para el gasto público de las Provincias, también fue aprobado con 53 votos a favor, 14 en contra y dos abstenciones, también de García y Labado.
 
Los tres proyectos fueron debatidos en conjunto pero votados por separado y el que cosechó más críticas durante el transcurso de la sesión fue el de reforma previsional, que modifica el cálculo de la movilidad de los haberes jubilatorios.
 
Se estableció que el aumento contemple en un 70% el índice de la inflación y en un 30% el coeficiente de variación salarial en lugar de tener en cuenta sólo la inflación y el crecimiento del PBI, como establecía el texto original que también incluía una actualización de haberes cada tres meses, indicación que quedó en el dictamen.
 
En otra modificación, el proyecto contempla extender en forma optativa la edad jubilatoria hasta los 70 años. Por si fuera poco, hace falta agregar una salvedad: en caso de "elegir" la última alternativa, los empresarios se verán eximidos de realizar los aportes previsionales.
 
Ahora la reforma deberá tratarse en la Cámara de Diputados, donde Cambiemos tampoco tiene mayoría propia. No está dicha la última palabra.
 
La Opinión Popular

LA CÁMARA DE SENADORES VOTÓ ANOCHE EL PROYECTO QUE CAMBIA EL CÁLCULO DE LA MOVILIDAD JUBILATORIA
 
Media sanción al ajuste para los jubilados
  
La multitudinaria movilización frente al Congreso Nacional, integrada por movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos no fue suficiente para evitar que el Senado aprobara ayer el ajuste a los jubilados. Tampoco las críticas públicas realizadas por los expertos en materia previsional.
 
En un trámite exprés y en la última sesión del período ordinario, Cambiemos y el sector del PJ comandado por Miguel Pichetto aprobaron y enviaron a la Cámara de Diputados dos de las tres reformas impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri.
 
La reforma jubilatoria obtuvo 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones. "A la derecha argentina nunca se le ha caído una idea novedosa. Caen en recetas que vienen desde afuera: flexibilización laboral, destrucción del sistema previsional, apertura del mercado externo. Esto es un asalto a mano armada a los fondos de los jubilados", disparó la kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.
 
La sesión de ayer comenzó con un duro enfrentamiento entre respecto de cuestiones reglamentarias. El senador puntano, Adolfo Rodríguez Saá, advirtió que los proyectos del paquete fiscal no habían sido girados a la comisión de Coparticipación Federal y que por lo tanto el dictamen obtenido el jueves pasado era nulo.
 
"Se afectan impuestos coparticipables, el impuesto al cheque, fondo solidario, se avanza sobre las provincias diciendo que tienen que derogar impuestos provinciales", argumentó su comprovinciana Liliana Negre de Alonso, quien se trenzó en una dura discusión con la titular del Senado, Gabriela Michetti, sobre cómo resolver ese planteo.
 
"Eso que usted dice no está previsto en ningún lugar del reglamento", le retrucó Michetti. "Sí está previsto", gritó la senadora. "A ver, ¡léamelo, léamelo!", exclamó la vicepresidenta. Finalmente intervinieron otros senadores y se terminó validando (por 47 votos a favor, 18 en contra y 4 abstenciones) que el dictamen contara solamente con el giro a las comisiones de Presupuesto y de Trabajo.
 
Ese no fue el único obstáculo que tuvieron las iniciativas del Gobierno. Dada la decisión de aprobar las reforma casi sin debate y lo antes posible, el oficialismo emitió dictamen el jueves pasado y convocó a una sesión especial para el miércoles.
 
El dictamen no tenía los siete días establecidos en el reglamento, por lo que necesitaba dos tercios de los votos para aprobar su tratamiento sobre tablas. Para evitar tener que volver a convocar a una sesión para hoy, 62 senadores votaron a favor de resolver el tema y solamente 8 se pronunciaron en contra: los kirchneristas Anabel Fernández Sagasti, María Inés Pilatti, Ruperto Godoy, Marcelo Fuentes; los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso y Fernando Pino Solanas y Magdalena Odarda.
 
Estas complicaciones en el proceso legislativo llegaron a generar el enojo del principal aliado del macrismo en el Congreso. "El Gobierno como siempre comete tonterías. El acuerdo tenía que haber venido en un solo proyecto pero a veces tienen problemas en el funcionamiento neurológico", les recriminó Pichetto, que finalmente terminó facilitando el avance de la voluntad oficial.
 
El jueves pasado había sido él mismo quien generó el acuerdo para emitir dictamen: propuso un cambio en la fórmula de movilidad propuesta por el oficialismo. El jefe del bloque del PJ-FpV planteó cambiar la actualización en base a la inflación, más un plus de un 5 por ciento de la variación del PBI, por una actualización en base a dos componentes. En un 70 por ciento por la inflación y el otro 30 por ciento por el promedio de aumentos salariales de los trabajadores registrados (Ripte).
 
"Este Senado ha mejorado la fórmula. Hemos sacado este concepto del PBI, que nadie entiende y hemos puesto el salario de los trabajadores. Esto es más certero, más realista, y tiene que ver con lo que la gente maneja", aseguró Pichetto defendiendo su propuesta. También reivindicó la posibilidad de que los jubilados que cumplieron 30 años de aportes y cobren la mínima tengan garantizado el 82 por ciento móvil.
 
"La reforma previsional es inconstitucional, vulnera los derechos adquiridos y pretende una aplicación retroactiva de la ley con esta nueva fórmula que se pretende instalar para establecer el reajuste que por derecho le corresponde a los jubilados, y modifica el haber inicial al que tienen derecho los trabajadores a la hora de acceder a sus jubilaciones", aseguró Sacnun.
 
"Esa necesidad de ordenar las finanzas públicas es una excusa. ¿Quieren evitar el déficit fiscal? Recuperen las retenciones a la soja que alegremente entregaron, recuperen las retenciones a la minería. Los recursos están. El tema es a quién se los quitan y han decidido quitárselo a los jubilados", agregó el kirchnerista Marcelo Fuentes.
 
Desde el oficialismo justificaron el recorte a los jubilados en la promesa de que una comisión bicameral tiene previsto enviar una reforma integral del sistema previsional. Además, mostraron como antecedente positivo la "señal" hacia los adultos mayores denominada "reparación histórica".
 
"Lo que se persigue ahora es mantener la intangibilidad en el tiempo, producto de la inflación y de la evolución salarial", sostuvo el radical Julio Cobos. Sobre el Consenso Fiscal y la ley de Responsabilidad Fiscal, los argumentos oficiales se centraron en las negociaciones llevadas adelante por la Casa Rosada con los gobernadores, que derivó en la firma de 23 mandatarios provinciales.
 
Para cerrar el debate, el radical Luis Nadenoff apeló a la "responsabilidad" del Senado: "La vieja fórmula no se puede poner en práctica. Hay que decir las cosas como son. El sistema tiene señales de alarma. No solo por la relación entre trabajadores pasivos y activos, también por la evasión. Acá nadie pierde, acá hay responsabilidad política", señaló Naidenoff para cerrar el discurso del oficialismo.
 
Los votos en contra de la reforma previsional fueron 23 de los kirchneristas Ana Almirón, Anabel Fernández Sagasti, Virginia García, Silvina García Larraburu, María Labado, Marcelo Fuentes, Hilda Aguirre, Nancy González, Ruperto Godoy, María de los Angeles Sacnún, María Pilatti. Además, los peronistas Eduardo Aguilar, Carlos Camau Espínola, Marina Riofrío, Liliana Fellner, Mario Pais y Omar Perotti.
 
Senadores de otros bloques también rechazaron la reforma como los dos senadores puntanos, los dos neuquinos y la rionegrina Magdalena Odarda y Fernando Pino Solanas. Se abstuvieron Juan Manuel Abal Medina, Alfredo Luenzo y Jaime Linares.
 
Por Sebastián Abrevaya
 
Fuentes: Perfil, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
14-10-2018 / 11:10
14-10-2018 / 10:10
Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33. Durante la del sábado más de 50 mil mujeres llegaron a la Ciudad para participar del encuentro. "Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista", fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro.
 
El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha.
 
Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.
 
A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir.
 
Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.
 
Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.
 
En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: "Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas, encontradas".
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 10:10
El presidente Mauricio Macri tuvo que reconocer las "dificultades e incertidumbres" que afrontan quienes accedieron a los créditos hipotecarios impulsados por su Gobierno, atados a la inflación. Anunció una serie de medidas relacionadas con la vivienda, específicamente para "beneficiar" a inquilinos y deudores de los créditos UVA que están acorralados por la inflación, los ajustes y la política recesivas que lleva adelante el propio Gobierno.
 
El propio Presidente registró los problemas que tienen las familias que deben afrontar las cuotas y los alquileres. Comunicó un tope en el aumento sin superar el 10 por ciento de lo que aumente el índice que mide los salarios. Pero, el corazón del problema de los créditos UVA es que la deuda se ajusta por inflación. Y en un país inflacionario crónico, indexar el crédito hipotecario a la variación de precios es muy peligroso.
 
Lo que se anunció no es muy distinto a lo que ya existe actualmente. Sin embargo, muchos se manifiestan escépticos respecto a las virtudes de las medidas. "Es un parche que lo único que garantiza es mayor rentabilidad a los bancos, porque el excedente de cuota se capitaliza, incrementando el monto adeudado", dicen.
 
"La deuda que se acumula es indexada, por ende suben los intereses y se vuelve más difícil de abarcar. Además, quita previsibilidad a la evolución de las cuotas, ya que es difícil calcular de cuánto serán cuando se descongelen y vuelvan recargadas", denunciaron desde el colectivo "Hipotecados UVA".
 
El Presidente también intentó mostrarse sensible ante el drama de los inquilinos, quienes también sufren el aumento de las cuotas de su vivienda sin ningún tipo de regulación. Informó que enviará al Congreso una nueva ley de alquileres ya que los inquilinos "no saben si van a poder seguir pagando sus alquileres".
 
La propuesta es la extensión del contrato de alquiler hasta los tres años en lugar de los dos años vigentes y la actualización del precio en función de una fórmula compuesta por el IPC-Indec y el coeficiente de variación salarial.
 
Además, se establece como posibilidad de garantía real el aval bancario, seguros de caución, garantía personal con certificado de ingresos o garantía de fianza. Se espera que los bancos aprovechen el negocio de emisión de seguros de caución.
 
La regulación del mercado de alquileres aparece siempre en un momento de crisis económica y fuerte incertidumbre a corto plazo. La última vez que se introdujeron regulaciones sobre los alquileres fue en el contexto de hiperinflación durante el Gobierno de Raúl Alfonsín a fines de los '80.
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 08:10
La pelea de fondo entre el campeón del mundo, Martin Karadagian, y el luchador sordomudo La Momia, fue un clásico de los domingos. Como ahora es la pelea entre la retadora y denunciadora serial chaqueña Elisa Carrió en una esquina y en la otra el operador xeneize, el gran saltarín sigiloso de los tribunales, Daniel Angelici.
 
Pero si la pelea de fondo entre la Momia y Karadagian era por la inocente alegría de los pibes, la que disputan estos figurones del gobierno, tiene el objetivo no tan inocente de controlar al Poder Judicial.
 
Cuando en un gobierno, la pelea de fondo, abierta, pública, impúdica, es por el control del Poder Judicial, se trata de un gobierno que podrá controlar a la Justicia, como sucede, pero que ha perdido legitimidad.
 
La pelea telonera del combate entre La Momia y Karadagian se da entre el ex y el actual presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti y Ricardo Rosenkrantz.
 
Esta disputa telonera confirma que el nivel general de la Justicia está por debajo de la línea de flotación institucional. El gobierno de Cambiemos controla la Justicia, se la disputa y, en consecuencia, no es democrático.
 
Mientras Carrió le hacía una doble Nelson a Angelici y al ministro de Justicia, Germán Garavano, Milagro Sala cumplía mil días en la cárcel y el camarista Martin Irurzun sacaba de la órbita federal una causa por lavado de dinero y usurpación de identidad, más conocida como la causa de los aportantes truchos, en la que estaba involucrada la gobernadora María Eugenia Vidal, y la derivaba a la justicia electoral bonaerense que controla la misma Vidal.
 
Hay numerosas causas abiertas contra dirigentes de la oposición y ex funcionarios kirchneristas amañadas con peritos truchos, información falsa o por jueces que condenan sin pruebas.
 
La gran discusión en el oficialismo todavía es si Cristina Kirchner debe llegar en prisión al 2019, o si debe seguir en libertad para usarla como contracara de Mauricio Macri.
 
Pero no es un tema que se discuta en el tribunal, sino en el ámbito de los operadores judiciales del oficialismo, ya sea el garavanismo, el angelicismo o los jugadores judiciales de Carrió.
 
"La Momia es justiciera", decía la canción. Y "la justiciera" chaqueña los tiene contra la lona con un triple torniquete. Ya consiguió el desplazamiento de Lorenzetti y la designación de Ronsekrantz como presidente en la Corte. El abogado de grandes corporaciones y hombre del grupo Clarín tiene más onda con este gobierno de ricos que la tradición más burocrática de Lorenzetti

12-10-2018 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar