Hugo Moyano, la CTA, las CCC, la regionales de la CGT- se opusieron al gobierno del menemismo y su modelo neoliberal.
 
Como en el entonces ascendente MTA que conducía Hugo Moyano, ayer se movilizaron los Camioneros y otros sindicatos cegetistas: Canillitas, el sindicato del Peaje (que conduce otro de los Moyano, Facundo) y varias seccionales de la Unión Obrera Metalúrgica, entre otros. Del interior llegaron las regionales de la CGT (Rosario, Santa Fe, Mendoza, afectadas por la crisis de empleo industrial).
 
También fueron a la plaza los movimientos sociales de los sectores más vulnerables. La CTEP, el Frente Darío Santillán, la Corriente Clasista y Combativa; y grupos de organizaciones llegadas en su mayor parte desde el Conurbano. Finalmente, los partidos y corrientes sindicales de izquierda marcharon con una columna independiente.
 
La masiva movilización que realizó un conglomerado de sindicatos y organizaciones sociales para rechazar las reformas previsional, fiscal y laboral demostró que son los trabajadores los que hoy están en condiciones de salir a la calle para enfrentar las políticas antipopulares que busca imponer el gobierno de Cambiemos.
 
La Opinión Popular
'/> Se repite la historia: cada vez que hay un gobierno neoliberal lo que hace es ir contra los trabajadores / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  05:39  |  Lunes 15 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Pocas veces he visto un gobierno con tanta capacidad de destrucción como éste gobierno de derecha de Macri”. Jorge Busti, ex Gobernador de Entre Ríos
Recomendar Imprimir
Nacionales - 30-11-2017 / 10:11
MASIVA PROTESTA DE LA CORRIENTE FEDERAL, CAMIONEROS Y LAS DOS CTA CONTRA LAS REFORMAS DEL MACRISMO

Se repite la historia: cada vez que hay un gobierno neoliberal lo que hace es ir contra los trabajadores

Se repite la historia: cada vez que hay un gobierno neoliberal lo que hace es ir contra los trabajadores
Un importante acto de trabajadores se desarrollaba mientras el Senado nacional comenzaba a debatir el proyecto de brutal ajuste jubilatorio y el acuerdo fiscal. En la plaza del Congreso los gremios de la Corriente Federal, las dos CTAs y Camioneros –junto a algunos otros sindicatos cegetistas convocados tras la figura del secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano- realizaba una masiva protesta contra las reformas neoliberales de Mauricio Macri. Los sindicalistas instaron a los senadores a rechazar el ajuste jubilatorio, que comenzó a tratarse en el Congreso. Marcaron la movilización como el inicio de una nueva etapa para un sector del gremialismo.
Un importante acto de trabajadores se desarrollaba mientras el Senado nacional comenzaba a debatir el proyecto de brutal ajuste jubilatorio y el acuerdo fiscal. En la plaza del Congreso los gremios de la Corriente Federal, las dos CTAs y Camioneros -junto a algunos otros sindicatos cegetistas- realizaba una masiva protesta contra las reformas neoliberales de Mauricio Macri.
 
En medio de la pasividad de la conducción de la CGT, el acto reflejó el malestar que hay en el pueblo trabajador con las medidas económicas del gobierno y puso en la calle a las organizaciones sindicales que en el último mes, en reacción ante la avanzada poselectoral de Cambiemos, acordaron hacer frente común contra el paquete de leyes que amenaza barrer los derechos sociales, para sostener un esquema económico incapaz de mantenerse si no es a través del endeudamiento externo.
 
Estuvieron los gremios de la CTA, que vienen de atravesar los últimos dos años -especialmente los docentes de la Ctera y los estatales de ATE- haciendo marchas, actos, y la batería completa de la protesta. A los docentes, el macrismo les quitó la paritaria nacional, mientras que la administración pública pasó por olas de despidos por una combinación de purgas, desguace de las áreas sociales y recorte del presupuesto.
 
Pero la coordinación de las CTA y la Corriente Federal entre sí, más la suma del sector de Pablo Moyano que ayer se juntó frente al Congreso reflejó un cambio de escenario: una reagrupación de fuerzas. Nueva frente al gobierno de Cambiemos; pero con raíces en la historia, ya que remite al arco sindical que, en los '90 -con el MTA de Hugo Moyano, la CTA, las CCC, la regionales de la CGT- se opusieron al gobierno del menemismo y su modelo neoliberal.
 
Como en el entonces ascendente MTA que conducía Hugo Moyano, ayer se movilizaron los Camioneros y otros sindicatos cegetistas: Canillitas, el sindicato del Peaje (que conduce otro de los Moyano, Facundo) y varias seccionales de la Unión Obrera Metalúrgica, entre otros. Del interior llegaron las regionales de la CGT (Rosario, Santa Fe, Mendoza, afectadas por la crisis de empleo industrial).
 
También fueron a la plaza los movimientos sociales de los sectores más vulnerables. La CTEP, el Frente Darío Santillán, la Corriente Clasista y Combativa; y grupos de organizaciones llegadas en su mayor parte desde el Conurbano. Finalmente, los partidos y corrientes sindicales de izquierda marcharon con una columna independiente.
 
La masiva movilización que realizó un conglomerado de sindicatos y organizaciones sociales para rechazar las reformas previsional, fiscal y laboral demostró que son los trabajadores los que hoy están en condiciones de salir a la calle para enfrentar las políticas antipopulares que busca imponer el gobierno de Cambiemos.
 
La Opinión Popular

 
La Corriente Federal, impulsora de la marcha de ayer, dio en el ámbito del empleo privado los conflictos más fuertes en defensa del salario. Como línea interna de la CGT, la Corriente se posicionó en ese lugar prácticamente desde la asunción a la presidencia de Macri, cuando la policía estrenó contra la cabeza de los bancarios el protocolo de seguridad de Patricia Bullrich, al reprimir una manifestación con que La Bancaria objetó el discurso del Presidente al inaugurar las primeras sesiones legislativas de su mandato.
 
En el escenario montado contra las escalinatas del Congreso fue colgada una gigantografía con la consigna "No es reforma, es ajuste. Basta!". Hubo un orador por sector. Abrió Yasky, secretario de la CTA de los Trabajadores, quien denunció que el gobierno "quiere un país sin sindicatos". "No va a haber sindicatos que desaparezcan, lo que va a haber es organización sindical. Vamos a construir unidad junto a los movimiento sociales y defensa al estado de derecho. Vamos por más unidad", dijo.
 
"Venimos a la puerta del Parlamento a decirles sin eufemismos que rechazamos la reforma laboral, la tributaria y la previsional. Venimos a decirle que repudiamos la quita de derechos a los trabajadores, la desfinanciación de la seguridad social y, por supuesto, la insensible e inhumana actitud que tienen de bajarle el poder adquisitivo a los jubilados. Sepan que cuando levanten la mano, con la otra van a estar sacándolo el plato de comida a muchos compañeros que llegan a gatas a fin de mes, para ponérselo a los ricos en impuestos que no van a pagar", dijo a los senadores Sergio Palazzo, el titular de la Corriente Federal, desde el escenario que compartió con Moyano, Hugo Yasky y Pablo Micheli.
 
Palazzo se encargó del tramo más pedagógico, al explicar la reforma, confrontando con los argumentos de la conducción de la CGT. "Si algún compañero dice que no se ha tocado el núcleo duro de los derechos de los trabajadores se equivoca y confunde al resto", planteó. "Sí se afectan cuando se fijan indemnizaciones sean más baratas. Sí se afectan derechos e intereses de los trabajadores cuando se resigna la irrenunciabilidad de los derechos. Sí se afectan derechos cuando antes se le pagaba a los trabajadores una indemnización por haberlos tenido en negro y ahora solamente una multa al Anses. Se los afecta con los programas de pasantías que precarizan el empleo, y como contrapeso o contrapartida lo único que nos dan es un blanqueo escandaloso que le da impunidad a aquellos que sometieron a los trabajadores a la indignidad de no tener seguridad social".
 
Antes que él, Moyano había equiparado las reformas del macrismo a las del menemismo en los '90 y a ley Banelco con que en la presidencia de De la Rúa avanzó en la flexibilizació. Moyano cruzó al triunvirato de la CGT desde ese lugar. "Decían que no teníamos legitimidad para convocar", apuntó.
 
Los dirigentes buscaron un tono fundacional. "No hay destino para los trabajadores si no hay unidad", señaló Micheli. Yasky habló del comienzo de "una etapa distinta". "Esto tiene que ser la cuenta regresiva contra el ajuste. Si no alcanza, seremos capaces de ir a una CGT como fue la CGT de los Argentinos que luchó y no se entregó".
 
La masiva movilización que realizó un conglomerado de sindicatos y organizaciones sociales frente al Congreso para rechazar las reformas previsional, fiscal y laboral demostró que son las organizaciones gremiales las que hoy están en condiciones de sacar a la calle sus afiliados para enfrentar las políticas neoliberales que busca imponer el gobierno de Cambiemos. La marcha, policromática por donde se la mire, fue necesaria para que comience la construcción de un "frontón", como lo definió el bancario Sergio Palazzo, contra el macrismo y aquellos opositores que se muestran demasiado amigables con el Gobierno.
 
Tal vez, y sólo por ahora, no logre modificar la estrategia de la conducción de la CGT, más proclive al diálogo y la negociación pero encendió una luz de alerta. Los que manejan los hilos de la central obrera consideran que lo de ayer tiene un condimento épico pero que no es suficiente ya que lo que está faltando es un correlato partidario o frentista que estos repudios y rechazos se trasladen, por caso, a la arena legislativa.
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Se repite la historia: cada vez que hay un gobierno neoliberal lo que hace es ir contra los trabajadores
Alesso, Baradel, Palazzo, Yasky y Pablo Moyano, ayer, frente al Congreso.
14-10-2018 / 11:10
14-10-2018 / 10:10
Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33. Durante la del sábado más de 50 mil mujeres llegaron a la Ciudad para participar del encuentro. "Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista", fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro.
 
El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha.
 
Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.
 
A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir.
 
Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.
 
Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.
 
En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: "Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas, encontradas".
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 10:10
El presidente Mauricio Macri tuvo que reconocer las "dificultades e incertidumbres" que afrontan quienes accedieron a los créditos hipotecarios impulsados por su Gobierno, atados a la inflación. Anunció una serie de medidas relacionadas con la vivienda, específicamente para "beneficiar" a inquilinos y deudores de los créditos UVA que están acorralados por la inflación, los ajustes y la política recesivas que lleva adelante el propio Gobierno.
 
El propio Presidente registró los problemas que tienen las familias que deben afrontar las cuotas y los alquileres. Comunicó un tope en el aumento sin superar el 10 por ciento de lo que aumente el índice que mide los salarios. Pero, el corazón del problema de los créditos UVA es que la deuda se ajusta por inflación. Y en un país inflacionario crónico, indexar el crédito hipotecario a la variación de precios es muy peligroso.
 
Lo que se anunció no es muy distinto a lo que ya existe actualmente. Sin embargo, muchos se manifiestan escépticos respecto a las virtudes de las medidas. "Es un parche que lo único que garantiza es mayor rentabilidad a los bancos, porque el excedente de cuota se capitaliza, incrementando el monto adeudado", dicen.
 
"La deuda que se acumula es indexada, por ende suben los intereses y se vuelve más difícil de abarcar. Además, quita previsibilidad a la evolución de las cuotas, ya que es difícil calcular de cuánto serán cuando se descongelen y vuelvan recargadas", denunciaron desde el colectivo "Hipotecados UVA".
 
El Presidente también intentó mostrarse sensible ante el drama de los inquilinos, quienes también sufren el aumento de las cuotas de su vivienda sin ningún tipo de regulación. Informó que enviará al Congreso una nueva ley de alquileres ya que los inquilinos "no saben si van a poder seguir pagando sus alquileres".
 
La propuesta es la extensión del contrato de alquiler hasta los tres años en lugar de los dos años vigentes y la actualización del precio en función de una fórmula compuesta por el IPC-Indec y el coeficiente de variación salarial.
 
Además, se establece como posibilidad de garantía real el aval bancario, seguros de caución, garantía personal con certificado de ingresos o garantía de fianza. Se espera que los bancos aprovechen el negocio de emisión de seguros de caución.
 
La regulación del mercado de alquileres aparece siempre en un momento de crisis económica y fuerte incertidumbre a corto plazo. La última vez que se introdujeron regulaciones sobre los alquileres fue en el contexto de hiperinflación durante el Gobierno de Raúl Alfonsín a fines de los '80.
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 08:10
La pelea de fondo entre el campeón del mundo, Martin Karadagian, y el luchador sordomudo La Momia, fue un clásico de los domingos. Como ahora es la pelea entre la retadora y denunciadora serial chaqueña Elisa Carrió en una esquina y en la otra el operador xeneize, el gran saltarín sigiloso de los tribunales, Daniel Angelici.
 
Pero si la pelea de fondo entre la Momia y Karadagian era por la inocente alegría de los pibes, la que disputan estos figurones del gobierno, tiene el objetivo no tan inocente de controlar al Poder Judicial.
 
Cuando en un gobierno, la pelea de fondo, abierta, pública, impúdica, es por el control del Poder Judicial, se trata de un gobierno que podrá controlar a la Justicia, como sucede, pero que ha perdido legitimidad.
 
La pelea telonera del combate entre La Momia y Karadagian se da entre el ex y el actual presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti y Ricardo Rosenkrantz.
 
Esta disputa telonera confirma que el nivel general de la Justicia está por debajo de la línea de flotación institucional. El gobierno de Cambiemos controla la Justicia, se la disputa y, en consecuencia, no es democrático.
 
Mientras Carrió le hacía una doble Nelson a Angelici y al ministro de Justicia, Germán Garavano, Milagro Sala cumplía mil días en la cárcel y el camarista Martin Irurzun sacaba de la órbita federal una causa por lavado de dinero y usurpación de identidad, más conocida como la causa de los aportantes truchos, en la que estaba involucrada la gobernadora María Eugenia Vidal, y la derivaba a la justicia electoral bonaerense que controla la misma Vidal.
 
Hay numerosas causas abiertas contra dirigentes de la oposición y ex funcionarios kirchneristas amañadas con peritos truchos, información falsa o por jueces que condenan sin pruebas.
 
La gran discusión en el oficialismo todavía es si Cristina Kirchner debe llegar en prisión al 2019, o si debe seguir en libertad para usarla como contracara de Mauricio Macri.
 
Pero no es un tema que se discuta en el tribunal, sino en el ámbito de los operadores judiciales del oficialismo, ya sea el garavanismo, el angelicismo o los jugadores judiciales de Carrió.
 
"La Momia es justiciera", decía la canción. Y "la justiciera" chaqueña los tiene contra la lona con un triple torniquete. Ya consiguió el desplazamiento de Lorenzetti y la designación de Ronsekrantz como presidente en la Corte. El abogado de grandes corporaciones y hombre del grupo Clarín tiene más onda con este gobierno de ricos que la tradición más burocrática de Lorenzetti

12-10-2018 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar