La Opinión Popular
                  05:40  |  Lunes 15 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Pocas veces he visto un gobierno con tanta capacidad de destrucción como éste gobierno de derecha de Macri”. Jorge Busti, ex Gobernador de Entre Ríos
Recomendar Imprimir
Nacionales - 21-11-2017 / 09:11

El país ya está tuerto, y se sigue jugando al ojo por ojo

El país ya está tuerto, y se sigue jugando al ojo por ojo
El peronismo no es cualquier partido. La historia lo demuestra. Podrá ser herbívoro, pero no deja de ser un león. Y si hay alguien parado en el único lugar por el que puede salir del encierro, el choque será inevitable.
Por más que se busquen eufemismos para la división cada vez más fuerte que se da en la Argentina, un clima que se parece mucho al antiperonismo crece de forma agigantada con el show de presos que Cambiemos le ofrece a la platea en horario central.
 
Nada está librado al azar, y más que una estrategia de marketing, el oficialismo le apunta a la oposición con una política de destrucción total. Solo sobrevivirán aquellos que capitulen de forma incondicional.
 
"A los amigos, todo; al enemigo, ni justicia". Paradójicamente, aquellas palabras de Perón cuando le ponía sello propio a las citas de Mao, cobran total literalidad hoy en manos de quienes buscan desterrar al peronismo del menú de opciones de los votantes.
 
Ya no es necesario quemar los bustos ni prohibir el movimiento. Hoy alcanza con un celular que "casualmente" graba a los referentes opositores esposados, con chaleco y casco, o en las celdas donde han sido recluidos.
 
El mensaje es claro: Esto le espera a todos aquellos que están sospechados de corrupción. Hoy alcanza con "sospechados", porque para muchos de ellos todavía no hubo juicio ni sentencia. A esa te la debo.
 
Pero eso no es lo importante. Pocos pondrían las manos en el fuego por los "presos". El verdadero objetivo es mostrar que cualquier cosa que esté relacionada con el peronismo está sospechada de corrupción. Y ahí aparece un problema serio para la sociedad. En la Argentina hay peronistas.
 
Por más que las elecciones hayan sido contundentemente amarillas, hay peronistas que no tienen nada que ver con Boudou, De Vido, López o Baez. Y muchos de esos peronistas no claudicarán sus banderas por más desfile de chalecos antibala que le pongan en horario prime time de la televisión.

 
Esta aniquilación política mediática tiene su espejo en la sociedad, y hay que tener cuidado, porque esto se le puede escapar de las manos a Durán Barba y su elenco. El aire de revancha de los ciudadanos comunes que sienten que al fin se dio vuelta la torta después de haber aguantado 12 años de kirchnerismo, se agarra del desfile de presos y se lo tira por la cara a cualquier peronista que encuentra por la calle, con la televisión como única prueba.
 
"Hacen leña del árbol caído", afirman. ¿Y qué otra cosa se puede hacer con un árbol caído? Golpeados por todos lados, muchos peronistas se sienten atacados, en una encerrona, y reaccionan como si ellos mismos estuvieran ocultando bolsos con millones de dólares en sus casas.
 
No saben bien como defenderse. Trabajan desde las seis de la mañana, no les alcanza la plata, hacen malabarismos para llegar a fin de mes, y resulta que muchos son puestos en una posición donde ser peronista es defender la corrupción.
 
Claro que el peronismo no es inocente en todo esto. Pensar que no habría vuelto después de 12 años de ser parte del enfrentamiento, no le cabe a muchos personajes que hoy llorisquean por los rincones olvidando su paso por el poder. El desahogo y la revancha también han sido parte de su historia, y peor aún, de su historia interna.
 
Pero la reacción a la encerrona, la humillación, a la falta de Justicia real, a la lapidación mediática que se hace hoy a todo lo que tenga un sesgo peronista, puede ser peligrosa. El peronismo no es cualquier partido. La historia lo demuestra. Podrá ser herbívoro, pero no deja de ser un león. Y si hay alguien parado en el único lugar por el que puede salir del encierro, el choque será inevitable.
 
Cambiemos baja línea con una sonrisa y mensajes esperanzadores llenos de amor, pero en política trasunta algo que se parece demasiado a la venganza.
 
En la Argentina nada de esto es menor. Porque aún en el piso, los pisoteados de hoy mascullan revancha en algún futuro. El país ya está tuerto, y acá se sigue jugando al ojo por ojo.
 
Por Héctor De los Santos
 
Fuente: Diario UNO
 

Agreganos como amigo a Facebook
14-10-2018 / 11:10
14-10-2018 / 10:10
Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33. Durante la del sábado más de 50 mil mujeres llegaron a la Ciudad para participar del encuentro. "Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista", fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro.
 
El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha.
 
Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.
 
A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir.
 
Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.
 
Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.
 
En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: "Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas, encontradas".
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 10:10
El presidente Mauricio Macri tuvo que reconocer las "dificultades e incertidumbres" que afrontan quienes accedieron a los créditos hipotecarios impulsados por su Gobierno, atados a la inflación. Anunció una serie de medidas relacionadas con la vivienda, específicamente para "beneficiar" a inquilinos y deudores de los créditos UVA que están acorralados por la inflación, los ajustes y la política recesivas que lleva adelante el propio Gobierno.
 
El propio Presidente registró los problemas que tienen las familias que deben afrontar las cuotas y los alquileres. Comunicó un tope en el aumento sin superar el 10 por ciento de lo que aumente el índice que mide los salarios. Pero, el corazón del problema de los créditos UVA es que la deuda se ajusta por inflación. Y en un país inflacionario crónico, indexar el crédito hipotecario a la variación de precios es muy peligroso.
 
Lo que se anunció no es muy distinto a lo que ya existe actualmente. Sin embargo, muchos se manifiestan escépticos respecto a las virtudes de las medidas. "Es un parche que lo único que garantiza es mayor rentabilidad a los bancos, porque el excedente de cuota se capitaliza, incrementando el monto adeudado", dicen.
 
"La deuda que se acumula es indexada, por ende suben los intereses y se vuelve más difícil de abarcar. Además, quita previsibilidad a la evolución de las cuotas, ya que es difícil calcular de cuánto serán cuando se descongelen y vuelvan recargadas", denunciaron desde el colectivo "Hipotecados UVA".
 
El Presidente también intentó mostrarse sensible ante el drama de los inquilinos, quienes también sufren el aumento de las cuotas de su vivienda sin ningún tipo de regulación. Informó que enviará al Congreso una nueva ley de alquileres ya que los inquilinos "no saben si van a poder seguir pagando sus alquileres".
 
La propuesta es la extensión del contrato de alquiler hasta los tres años en lugar de los dos años vigentes y la actualización del precio en función de una fórmula compuesta por el IPC-Indec y el coeficiente de variación salarial.
 
Además, se establece como posibilidad de garantía real el aval bancario, seguros de caución, garantía personal con certificado de ingresos o garantía de fianza. Se espera que los bancos aprovechen el negocio de emisión de seguros de caución.
 
La regulación del mercado de alquileres aparece siempre en un momento de crisis económica y fuerte incertidumbre a corto plazo. La última vez que se introdujeron regulaciones sobre los alquileres fue en el contexto de hiperinflación durante el Gobierno de Raúl Alfonsín a fines de los '80.
 
La Opinión Popular

13-10-2018 / 08:10
La pelea de fondo entre el campeón del mundo, Martin Karadagian, y el luchador sordomudo La Momia, fue un clásico de los domingos. Como ahora es la pelea entre la retadora y denunciadora serial chaqueña Elisa Carrió en una esquina y en la otra el operador xeneize, el gran saltarín sigiloso de los tribunales, Daniel Angelici.
 
Pero si la pelea de fondo entre la Momia y Karadagian era por la inocente alegría de los pibes, la que disputan estos figurones del gobierno, tiene el objetivo no tan inocente de controlar al Poder Judicial.
 
Cuando en un gobierno, la pelea de fondo, abierta, pública, impúdica, es por el control del Poder Judicial, se trata de un gobierno que podrá controlar a la Justicia, como sucede, pero que ha perdido legitimidad.
 
La pelea telonera del combate entre La Momia y Karadagian se da entre el ex y el actual presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti y Ricardo Rosenkrantz.
 
Esta disputa telonera confirma que el nivel general de la Justicia está por debajo de la línea de flotación institucional. El gobierno de Cambiemos controla la Justicia, se la disputa y, en consecuencia, no es democrático.
 
Mientras Carrió le hacía una doble Nelson a Angelici y al ministro de Justicia, Germán Garavano, Milagro Sala cumplía mil días en la cárcel y el camarista Martin Irurzun sacaba de la órbita federal una causa por lavado de dinero y usurpación de identidad, más conocida como la causa de los aportantes truchos, en la que estaba involucrada la gobernadora María Eugenia Vidal, y la derivaba a la justicia electoral bonaerense que controla la misma Vidal.
 
Hay numerosas causas abiertas contra dirigentes de la oposición y ex funcionarios kirchneristas amañadas con peritos truchos, información falsa o por jueces que condenan sin pruebas.
 
La gran discusión en el oficialismo todavía es si Cristina Kirchner debe llegar en prisión al 2019, o si debe seguir en libertad para usarla como contracara de Mauricio Macri.
 
Pero no es un tema que se discuta en el tribunal, sino en el ámbito de los operadores judiciales del oficialismo, ya sea el garavanismo, el angelicismo o los jugadores judiciales de Carrió.
 
"La Momia es justiciera", decía la canción. Y "la justiciera" chaqueña los tiene contra la lona con un triple torniquete. Ya consiguió el desplazamiento de Lorenzetti y la designación de Ronsekrantz como presidente en la Corte. El abogado de grandes corporaciones y hombre del grupo Clarín tiene más onda con este gobierno de ricos que la tradición más burocrática de Lorenzetti

12-10-2018 / 10:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar