"lo veo un poco complicado porque son muchos temas que hay que analizar y no sé si todas las provincias vamos a tener las mismas posiciones; lo que quedó claro es que ánimo de diálogo hay", resumió ayer un mandatario.
'/> Los gobernadores peronistas y aliados ven difícil el "entendimiento" que busca Macri para este jueves / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  07:58  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 14-11-2017 / 09:11
PRECUMBRE DEL MIÉRCOLES

Los gobernadores peronistas y aliados ven difícil el "entendimiento" que busca Macri para este jueves

Los gobernadores peronistas y aliados ven difícil el
Los gobernadores peronistas y aliados ven difícil el "entendimiento" que busca Macri para este jueves.
 
Mauricio Macri citó para este jueves a los gobernadores a una reunión en la que intentará sellar el entendimiento por el "Consenso Fiscal". Sin embargo, los gobernadores peronistas y sus aliados se reunirán antes para definir su postura.
 
¿Cuáles son las ventajas y desventajas de adherir al 'Consenso Fiscal"? y ¿los costos de no firmar?, serán algunos de los aspectos que evaluarán en la cumbre antesala al cónclave en el que los mandatarios ven difícil que se llegue a rubricar el entendimiento: "lo veo un poco complicado porque son muchos temas que hay que analizar y no sé si todas las provincias vamos a tener las mismas posiciones; lo que quedó claro es que ánimo de diálogo hay", resumió ayer un mandatario.
 
Los gobernadores peronistas se reunirán mañana a la mañana en el Consejo Federal de Inversiones, en el centro porteño, para definir su postura de cara al nuevo encuentro que mantendrán el jueves con el presidente Mauricio Macri por el amplio pacto por el  "Consenso Fiscal" que impulsa el Gobierno y que genera preocupación entre los Ejecutivos por su impacto en las arcas locales y, en algunos distritos, en los trabajadores.
 
Macri pretende sellar el entendimiento este jueves, y según publica 'Ambito Financiero', el texto incluye desde la solución política a la puja por el Fondo del Conurbano hasta metas estrictas de reducción del gasto y de baja de Ingresos Brutos, cambios en el cálculo de la movilidad jubilatoria y retoques en Ganancias que afectarán a empleados provinciales, entre otros ejes.
 
Del encuentro de mañana también será parte un "aliado": el socialista santafesino Miguel Lifschitz. Estarán además, ministros de Economía justicialistas y algunos fiscales de Estado, todos sumidos por estas horas en un frenesí de reuniones en sus distritos para analizar la letra chica del acuerdo que alienta la Casa Rosada. Primero se reunirán éstos y luego, los gobernadores.
 
Lifschitz resumió ayer que el cúmulo de quejas y reclamos que acumulan las provincias frente a la letra chica del megapacto es tan denso que ven difícil que el entendimiento sea rubricado el jueves.
 
"La pretensión del Gobierno es este jueves llegar a un acuerdo (pero) lo veo un poco complicado porque son muchos temas que hay que analizar y no sé si todas las provincias vamos a tener las mismas posiciones; lo que quedó claro es que ánimo de diálogo hay", dijo.
 
Entre los puntos más incómodos están, entre otros ejes, la presión para bajar Ingresos Brutos con alícuotas máximas; la pretensión de Nación de dejar de coparticipar el Impuesto al Cheque, el impacto del revalúo impositivo en el reparto de Ganancias, la obligación de resignar juicios por fondos y la falta de precisiones sobre la asistencia financiera a las 13 cajas de jubilaciones no transferidas.
 
Pero el análisis de mañana estará puesto también en un costado incómodo: los eventuales costos de no firmar el entendimiento.
 
Según el borrador del acuerdo, a priori eso podría hacer caer los envíos a esos distritos del Fondo Federal Solidario (el sojero), ya que se estipula que será distribuido "entre las jurisdicciones que adhieran y cumplan con este consenso". Pero además determina que "el Estado nacional, las provincias y CABA acuerdan suspender los plazos para el cumplimiento de las cláusulas del Pacto Fiscal II entre quienes aprueben este consenso". En los hechos, a los que no lo hagan les estallará la obligación de bajar fuertemente los Ingresos Brutos y Sellos.
 
Con ese telón de fondo, arrancó ayer el desfile de mandatarios y ministros por despachos nacionales, en medio del intento de Balcarce 50 de garantizar el aval de las provincias al diagrama de reformas. La grilla incluyó un acuerdo con Tierra del Fuego por la baja del impuesto interno a los artículos electrónicos.
 
Estratégico, Macri volvió a blandir ayer la bandera de la austeridad y del uso racional de los recursos, con gobernadores e intendentes como destinatarios directos. "Si cada intendencia, cada gobernación, cada presidencia hubiera cuidado los recursos, hoy todos los argentinos tendrían cloacas, agua potable, pavimento, autopistas y trenes", dijo, al inaugurar el Centro de Desarrollo e Investigaciones Tecnológicas de la Universidad de La Matanza.
 
Mostrando optimismo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó que el diálogo con los gobernadores viene "bien" para alcanzar un acuerdo fiscal el jueves porque "también estamos escuchando para llegar al consenso que necesitamos".
 
"Estamos buscando que las provincias se sumen al esfuerzo que está haciendo el Gobierno nacional y que haya consenso fiscal", dijo, en declaraciones a 'Radio 10'.
 
Fuente: Urgente 24
 
Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar