La Opinión Popular
                  19:11  |  Viernes 21 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Macri sigue emitiendo deuda y se olvida de la Salud, la Educación, el Medioambiente y la Cultura. Le recorta los ingresos a los jubilados pero perdona al Grupo Macri su deuda con el Correo Argentino”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 13-11-2017 / 08:11
NUEVA SEMANA DE REUNIONES

Macri suma la absorción de cajas de jubilaciones a la oferta a gobernadores

Macri suma la absorción de cajas de jubilaciones a la oferta a gobernadores
Ante las dificultades para cerrar un acuerdo el jueves, como pretende Macri, en la Casa Rosada evalúan ampliar la propuesta a las provincias.
 
El Gobierno de Mauricio Macri protagonizará una maratón de reuniones con los ministros de Hacienda de cada provincia durante las próximas 48 horas, donde redoblará la presión para que los distritos bajen el impuesto a los Ingresos Brutos como parte del acuerdo para el nuevo Pacto Fiscal.
 
Con ese fin, planean incluir en el convenio las cajas previsionales no transferidas a 13 jurisdicciones. El oficialismo habla con tono optimista y quiere acortar los tiempos, pero hasta el propio presidente Macri abre la puerta a que la negociación se extienda.
 
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio; su par de Hacienda, Nicolás Dujovne; y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, trabajarán a contrarreloj desde la Casa Rosada para que este jueves se firme el acuerdo fiscal. Desde hoy recibirán a ministros de Hacienda de Jujuy, Mendoza y Neuquén y hasta mañana planean tener bilaterales con todas las provincias.
 
En Casa Rosada sostienen que tienen que acordar "detalles" en torno a la baja de Ingresos Brutos. Pero desde el lado de las provincias consideran que no son "detalles" y que este punto está muy trabado ya que, en algunos distrito, la recaudación por IIBB representa el 70% de los ingresos.
 
El Gobierno planea negociar la nomenclatura de rubros de cada provincia pero se encuentran con trabas imprevistas. Por ejemplo, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, se quejó porque el plan sería más leve con el rubro de minerías que con el de hidrocarburos, a meses de que firmó un convenio multisectorial petrolero. El mandatario, al igual que sus pares, sienten la presión de las cámaras empresarias de cada sector, así como el Gobierno lo vivió en los últimos días con la resistencia de la empresa Coca Cola al incremento de la alícuota a las gaseosas.
 
Para llegar a un acuerdo, el Gobierno también piensa "ceder" otro punto. "Vamos a incluir las cajas previsionales no transferidas a 13 provincias", reconoció un funcionario que está metido en la negociación. Este es un punto que las provincias de mayor peso fiscal, como Córdoba, venían reclamando y que podría ayudar a que el gobernador peronista Juan Schiaretti, acuerde a bajar Ingresos Brutos.
 
Justamente, el Gobierno tiene el ojo puesto en Córdoba, luego de que los oficialistas María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad) se alinearan a la Casa Rosada, tal como era esperado. No fue casualidad que Macri publicara ayer una carta en el diario cordobés "La Voz", donde Cambiemos suele tener una amplia adhesión electoral que pone en aprietos a Schiaretti. "Tenemos que reducir la presión impositiva y diseñar un sistema equitativo y sustentable, con una relación más clara y cooperativa entre la Nación y las provincias", instó el Presidente en su misiva a los gobernadores. Bajo esta estrategia de presión, un asesor del Presidente confió sonriente: "tienen que aceptar el pacto porque es lo que la gente votó".
 
En el Ejecutivo es dispar el nivel de optimismo respecto a cerrar el acuerdo el jueves. El propio Macri admitió que se reunirán esta semana "para seguir avanzando". Sin embargo, algunos funcionarios creen que este jueves podría haber una foto del Presidente con los gobernadores, tras firmar el pacto.
 
La urgencia se debe al temor. "Necesitamos aprobar la reforma tributaria cuanto antes porque después del Congreso tiene que pasar por las legislaturas provinciales", explicó un funcionario con preocupación. "Es el momento en que todos tenemos que jugar a ser estadistas. No hay elecciones a la vista y acabamos de ganar las legislativas. Después, nos volvemos a pelear", reconoció otro secretario.
 
También hay preocupación en relación al acuerdo de responsabilidad fiscal, que consiste en puntos tales como que las provincias incorporen nuevo personal solo en relación con el crecimiento poblacional. El temor de la Casa Rosada es que el Pacto que se firme en la cúpula no llegue a la base de la pirámide, donde reinan los municipios.
 
Por  Martín Torino
 
Fuente: El Cronista
 
Agreganos como amigo a Facebook
21-09-2018 / 10:09
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, volvió ayer al Congreso para defender el proyecto de Presupuesto 2019, ya arreglado con la directora del FMI, Christine Lagarde. De hecho ayer, como salido de un manual, el organismo respaldó la iniciativa que prevé un ajuste mayor al actual.
 
El objetivo es el déficit cero a como dé lugar, por ejemplo, subiendo el impuesto a las Ganancias, para que sean los trabajadores los que más paguen.
 
Dujovne negó algunos rumores de las últimas jornadas: como un megacanje para reestructurar la deuda o un plan de convertibilidad para volver al 1 a 1, que implicaría más miseria, más destrucción de empleos y salarios más bajos.
 
Desde la oposición, las críticas se centraron en las modificaciones en la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) y en las futuras jubilaciones que se pagarán en zonas desfavorables; el costo del dólar y la inflación presupuestados; los fondos para las universidades; el financiamiento de la PPP y el peso de la deuda pública, entre otras cuestiones.
 
El ministro confirmó que la "salida" de la crisis que emprenderá el Gobierno de los Ricos irá por la vía más recortes, y que gobernadores y legisladores acompañarían un Presupuesto que contiene un ajuste durísimo contra el pueblo trabajador.
 
Sin reconocer errores propios, Dujovne justificó la compleja coyuntura en la "serie de shocks" que sufrió el país como explicación del derrumbe actual. Lejos de la autocrítica, aseguró que uno de esos "shocks" fue la causa de los "cuadernos de las coimas", a la que definió como una "orgía de corrupción" que atenta contra la confianza de los inversores.
 
No dijo Dujovne que de esa "corrupción" de la Patria contratista, a la que se deben muchos de los dramas actuales, hubo una familia que en tiempos del kirchnerismo y desde mucho antes, desde la última dictadura militar, se llevó la mayor tajada: los Macri.
 
La Opinión Popular

21-09-2018 / 08:09
Un nuevo récord negativo para el gobierno de Mauricio Macri. La caída del consumo y de la actividad económica, los más de 13 millones de pobres que viven despojados de todo, se explican por otro dato negativo: el aumento del desempleo, que en el segundo trimestre del año afectaba a casi dos millones de argentinos.
 
La crisis económica generada por la incapacidad de Macri hizo estragos en el mercado laboral: En porcentajes, la suba de la desocupación asciende al 9,6% de la población económicamente activa, un salto que no se vio en doce años, desde 2006. El empleo registrado viene en caída y se deriva en parte al empleo no registrado (es decir la relación de dependencia en condiciones de informalidad), y el cuentapropismo.
 
El panorama se agrava al contemplar la cantidad de desocupados, subocupados, ocupantes demandantes (quienes tienen que salir a buscar otro empleo porque no sobreviven con el que tienen) y entonces, los argentinos con problemas de empleo trepan a más de 7,5 millones.
 
Es el las mujeres donde se registra un mayor aumento del desempleo, aunque también del empleo, ya que son sobre todo mujeres jóvenes las que salen a buscar trabajo y no lo encuentran. La tasa de desempleo para las mujeres pasó de 9,5 % a 10,8 %, mientras que para los varones pasó de 8,2 % a 8,7 %.
 
La debacle de la economía neoliberal macrista y el presupuesto de ajuste del FMI para enviar señales a los acreedores, empuja de forma acelerada a la desocupación hacia los dos dígitos. Ya el panorama no es sólo pérdida de poder adquisitivo por la inflación y los tarifazos, sino del empleo.
 
El deterioro del empleo que refleja el Indec, es apenas una foto de los primeros impactos de los comienzos de la crisis. Lo peor, de todas formas, es que la mayoría de los especialistas prevé un alza mayor en los próximos trimestres donde anticipan que superará holgadamente los dos dígitos.
 
Es que durante el período entre abril y junio, la mayor parte de la caída económica se dio en el sector agropecuario, el cual no se caracteriza por ser mano de obra intensivo. En cambio, el freno en la actividad del comercio y la construcción -los más demandantes en términos de empleo- comenzará a reflejarse a partir de la próxima medición.
 
La Opinión Popular

20-09-2018 / 09:09
20-09-2018 / 08:09
El segundo trimestre marcó el comienzo de una recesión cuyo final nadie se anima a arriesgar. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió este miércoles los datos del nivel de actividad económica del país, que se registraron durante el segundo trimestre de 2018.
 
La estimación provisoria del producto interno bruto (PIB), en el segundo trimestre de 2018, disminuyó 4,2% con relación al mismo período del año anterior. El PIB desestacionalizado del segundo trimestre de 2018, con respecto al primer trimestre de 2018, arrojó una variación de -4,0%.
 
La fuerte devaluación que sufrió la Argentina hizo estragos en la economía y obviamente el nivel de actividad cayó estrepitosamente. De hecho, esta cifra se potencia mucho más, si se toma en cuenta que el primer trimestre del año había dado un crecimiento interanual del 3,9 por ciento.
 
Este resultado es explicado en gran parte por el efecto sequía en el campo, con la consecuente caída de las exportaciones (-7,5 %). Sin embargo, el plan de reducción del gasto público generó una caída del consumo público de 2,1 %, entre otros.
 
Estos números indica el comienzo de varios trimestres negativos. Esto se halla expresado en los cálculos del Presupuesto 2019, que establece una caída de más del 2 % en 2018 y de 0,5 % en 2019. Con esos datos, lo único que puede esperarse en 2018 son dos trimestres más de fuertes caídas en la actividad. De hecho, ya se habla de un porcentaje de - 6 % para el III trimestre.
 
El mayor deterioro económico se explica por el recorte de poder adquisitivo a partir de la aceleración inflacionaria, con impacto en las ventas en el mercado interno y, por consiguiente, en el empleo. En cambio, el Indec midió una mejora del 8,7% en el sector de la intermediación financiera, que es uno de los grandes favorecidos, junto a las empresas de servicios públicos, por la política económica macrista.
 
A esto hay que agregar una serie de debilidades generadas o amplificadas por la gestión de Cambiemos, como por ejemplo la libertad total para la fuga de capitales, el sobreendeudamiento, la apertura comercial y la eliminación de restricciones a la liquidación de divisas.
 
El Gobierno de los Ricos, con "el mejor equipo de los últimos 50 años", no da pie con bola y los próximos resultados serán peores ya que incluirán el efecto de la mega devaluación y de la recesión económica.
 
La Opinión Popular

19-09-2018 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar