La firma ubica en el mismo grupo a Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. La fragilidad de esas economías emergentes responde a la alta dependencia del financiamiento externo. La advertencia, que también contempla el deterioro de la cuenta corriente, es conocida: un cambio en la política monetaria de países como Estados Unidos que se exprese a través del incremento sostenido en sus tasas de interés, podría resultar en un cierre abrupto del financiamiento externo.
 
Los directivos para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizaron el mes pasado un cuestionamiento similar. Ni el FMI ni S&P cuestionan la orientación de la política económica elegida por el Gobierno de Mauricio Macri, sino que proponen como alternativa las "soluciones" neoliberales de siempre: una profundización del ajuste fiscal a través del recorte de subsidios, la reducción del empleo público o la venta de empresas estatales.
 
"El entorno de financiamiento es ahora el más benigno que tengamos memoria", sostiene el informe de S&P que lleva la firma del jefe de calificación global soberana de la firma, Moritz Kraemer, al referirse a la avidez de los inversores por adquirir deuda de países que, como Argentina, llegan a pagar tasas superiores a las de los países centrales.
 
"Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", indica el informe citado por la cadena norteamericana CNBC al advertir sobre el incipiente proceso de aumento en las tasas de interés de la Reserva Federal, Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.
 
Los responsables macristas de la colocación de deuda argentina rechazan la existencia de riesgos asociados a la sustentabilidad de esos pasivos. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, desestimó los cuestionamientos sobre el ritmo de endeudamiento. No todos los economistas comparten su visión.

"La fragilidad que señala el informe de S&P no es novedosa desde que Argentina se convirtió en el país que más deuda toma del mundo. La calificadora advierte que se vienen tasas de interés más altas en países como Estados Unidos. Cuando esos procesos comienzan, las consecuencias para Argentina no son un incremento en el costo del financiamiento sino la interrupción en el flujo de fondos", consideró el director de la consultora PxQ, Emmanuel Agis.
 
La Opinión Popular

'/> Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  08:04  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-11-2017 / 07:11
ARGENTINA, ENTRE LOS 5 PAÍSES MÁS VULNERABLES DEL MUNDO POR SU NIVEL DE ENDEUDAMIENTO, SEGÚN STANDARD & POOR’S

Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista

Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista
Desde el fin del conflicto con los fondos buitre, Argentina se benefició de las tasas bajas a nivel global y logró solucionar sus necesidades de financiamiento en el mercado internacional. Pero los vientos pueden cambiar más temprano que tarde y ahora la estrategia diseñada por el Gobierno de Mauricio Macri puede ponerla entre las economías más frágiles. La calificadora de riesgo S&P ubicó a la economía argentina entre las más perjudicadas por una política de "normalización" de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Comparte esta categoría con países como Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar.
El acelerado endeudamiento externo provocado por el gobierno de la alianza Cambiemos en estos dos años revivió uno de los vectores históricos de las crisis periódicas de la economía argentina. El país es hoy uno de los cinco más vulnerables del mundo a los cambios en las condiciones financieras internacionales, según la evaluación de la calificadora de riesgo Standard & Poor's.
 
La firma ubica en el mismo grupo a Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. La fragilidad de esas economías emergentes responde a la alta dependencia del financiamiento externo. La advertencia, que también contempla el deterioro de la cuenta corriente, es conocida: un cambio en la política monetaria de países como Estados Unidos que se exprese a través del incremento sostenido en sus tasas de interés, podría resultar en un cierre abrupto del financiamiento externo.
 
Los directivos para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizaron el mes pasado un cuestionamiento similar. Ni el FMI ni S&P cuestionan la orientación de la política económica elegida por el Gobierno de Mauricio Macri, sino que proponen como alternativa las "soluciones" neoliberales de siempre: una profundización del ajuste fiscal a través del recorte de subsidios, la reducción del empleo público o la venta de empresas estatales.
 
"El entorno de financiamiento es ahora el más benigno que tengamos memoria", sostiene el informe de S&P que lleva la firma del jefe de calificación global soberana de la firma, Moritz Kraemer, al referirse a la avidez de los inversores por adquirir deuda de países que, como Argentina, llegan a pagar tasas superiores a las de los países centrales.
 
"Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", indica el informe citado por la cadena norteamericana CNBC al advertir sobre el incipiente proceso de aumento en las tasas de interés de la Reserva Federal, Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.
 
Los responsables macristas de la colocación de deuda argentina rechazan la existencia de riesgos asociados a la sustentabilidad de esos pasivos. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, desestimó los cuestionamientos sobre el ritmo de endeudamiento. No todos los economistas comparten su visión.


"La fragilidad que señala el informe de S&P no es novedosa desde que Argentina se convirtió en el país que más deuda toma del mundo. La calificadora advierte que se vienen tasas de interés más altas en países como Estados Unidos. Cuando esos procesos comienzan, las consecuencias para Argentina no son un incremento en el costo del financiamiento sino la interrupción en el flujo de fondos", consideró el director de la consultora PxQ, Emmanuel Agis.
 
La Opinión Popular

 
Argentina en la lista de 5 países emergentes más "frágiles"
 
La agencia de calificación crediticia S&P Global ubicó a la Argentina en la nueva lista de "países frágiles", muy permisibles a los vendavales económicos que se desaten en las grandes potencias del mundo.
 
S&P reorganizó su lista de naciones que se vieron más afectadas negativamente en un entorno de tasas de interés en alza. En el listado, además de la Argentina figuran Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. Son los nuevos "cinco frágiles", remarcaron las cadenas de noticias internacionales.
 
"Son las economías de mercados emergentes que sufrirán más con esta nueva política de las naciones desarrolladas", sostuvo el reporte de la agencia internacional.
 
Las condiciones monetarias son "excepcionalmente acomodaticias" y, para algunos mercados emergentes, "el entorno de financiación es ahora el más benigno en la memoria", dijo en un informe Moritz Kraemer, director general de S&P Global y jefe de calificación global soberano. "Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", remarcó.
 
Después de años de política monetaria ultra-laxa desde el colapso financiero mundial de 2008, los bancos centrales de todo el mundo han comenzado a revertir sus programas de flexibilización cuantitativa e incluso han elevado las tasas de referencia en algunos casos.
 
La Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir las tasas de interés y el Banco de Inglaterra dio el mismo paso la semana pasada, por primera vez desde 2007. El Banco Central Europeo también anunció que reducirá su compra de bonos gubernamentales y corporativos a partir del próximo año.
 
Según CNBC, una política monetaria más estricta plantea "riesgos" para las economías emergentes en una variedad de formas. Una de las posibles consecuencias es el aumento en los costos de endeudamiento para estas naciones, ya que el dólar generalmente aumenta a medida que se aumentan las tasas, y las cinco frágiles toman préstamos en moneda estadounidense.
 
Otra posible impacto de elevar las tasas es la fuga de divisas, de la mano de la especulación financiera y la falta de inversiones genuinas: los inversionistas estadounidenses vuelven a enviar su dinero a su país de origen en previsión de mayores rendimientos.
 
El informe de S&P Global utilizó siete variables, incluido el saldo de la cuenta corriente como porcentaje del crecimiento y el porcentaje de deuda denominada en moneda extranjera, como parte de la deuda total que poseen los países.
 
Turquía fue la única nación soberana que estuvo "siempre entre las más vulnerables", independientemente de la variable elegida, señaló la agencia de calificación. "Qatar tiene una posición débil en la mayoría de las variables de flujo, pero solo es superada por Arabia Saudita por tener un sólido balance externo de activos", añadió.
 
"Algunos observadores podrían argumentar que, debido a sus profundos bolsillos, Qatar no debería estar en los nuevos 'Fragile Five'. Si excluimos a Qatar de ese grupo, Colombia tomaría su lugar", dijo Kraemer en el informe.
 
En 2015, los cinco frágiles eran Brasil, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía.
 
Fuentes: Ámbito Financiero, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista
El descomunal endeudamiento generado por Mauricio Macri es la gran causa de la fragilidad. Argentina ahora es parte del grupo que integra Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar, luego que el gobierno de Macri se endeudara en total unos US$ 125.000 millones entre fines de 2015 y principios de 2018.
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar