La firma ubica en el mismo grupo a Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. La fragilidad de esas economías emergentes responde a la alta dependencia del financiamiento externo. La advertencia, que también contempla el deterioro de la cuenta corriente, es conocida: un cambio en la política monetaria de países como Estados Unidos que se exprese a través del incremento sostenido en sus tasas de interés, podría resultar en un cierre abrupto del financiamiento externo.
 
Los directivos para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizaron el mes pasado un cuestionamiento similar. Ni el FMI ni S&P cuestionan la orientación de la política económica elegida por el Gobierno de Mauricio Macri, sino que proponen como alternativa las "soluciones" neoliberales de siempre: una profundización del ajuste fiscal a través del recorte de subsidios, la reducción del empleo público o la venta de empresas estatales.
 
"El entorno de financiamiento es ahora el más benigno que tengamos memoria", sostiene el informe de S&P que lleva la firma del jefe de calificación global soberana de la firma, Moritz Kraemer, al referirse a la avidez de los inversores por adquirir deuda de países que, como Argentina, llegan a pagar tasas superiores a las de los países centrales.
 
"Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", indica el informe citado por la cadena norteamericana CNBC al advertir sobre el incipiente proceso de aumento en las tasas de interés de la Reserva Federal, Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.
 
Los responsables macristas de la colocación de deuda argentina rechazan la existencia de riesgos asociados a la sustentabilidad de esos pasivos. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, desestimó los cuestionamientos sobre el ritmo de endeudamiento. No todos los economistas comparten su visión.

"La fragilidad que señala el informe de S&P no es novedosa desde que Argentina se convirtió en el país que más deuda toma del mundo. La calificadora advierte que se vienen tasas de interés más altas en países como Estados Unidos. Cuando esos procesos comienzan, las consecuencias para Argentina no son un incremento en el costo del financiamiento sino la interrupción en el flujo de fondos", consideró el director de la consultora PxQ, Emmanuel Agis.
 
La Opinión Popular

'/> Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  20:02  |  Lunes 12 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-11-2017 / 07:11
ARGENTINA, ENTRE LOS 5 PAÍSES MÁS VULNERABLES DEL MUNDO POR SU NIVEL DE ENDEUDAMIENTO, SEGÚN STANDARD & POOR’S

Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista

Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista
Desde el fin del conflicto con los fondos buitre, Argentina se benefició de las tasas bajas a nivel global y logró solucionar sus necesidades de financiamiento en el mercado internacional. Pero los vientos pueden cambiar más temprano que tarde y ahora la estrategia diseñada por el Gobierno de Mauricio Macri puede ponerla entre las economías más frágiles. La calificadora de riesgo S&P ubicó a la economía argentina entre las más perjudicadas por una política de "normalización" de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos. Comparte esta categoría con países como Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar.
El acelerado endeudamiento externo provocado por el gobierno de la alianza Cambiemos en estos dos años revivió uno de los vectores históricos de las crisis periódicas de la economía argentina. El país es hoy uno de los cinco más vulnerables del mundo a los cambios en las condiciones financieras internacionales, según la evaluación de la calificadora de riesgo Standard & Poor's.
 
La firma ubica en el mismo grupo a Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. La fragilidad de esas economías emergentes responde a la alta dependencia del financiamiento externo. La advertencia, que también contempla el deterioro de la cuenta corriente, es conocida: un cambio en la política monetaria de países como Estados Unidos que se exprese a través del incremento sostenido en sus tasas de interés, podría resultar en un cierre abrupto del financiamiento externo.
 
Los directivos para la región del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizaron el mes pasado un cuestionamiento similar. Ni el FMI ni S&P cuestionan la orientación de la política económica elegida por el Gobierno de Mauricio Macri, sino que proponen como alternativa las "soluciones" neoliberales de siempre: una profundización del ajuste fiscal a través del recorte de subsidios, la reducción del empleo público o la venta de empresas estatales.
 
"El entorno de financiamiento es ahora el más benigno que tengamos memoria", sostiene el informe de S&P que lleva la firma del jefe de calificación global soberana de la firma, Moritz Kraemer, al referirse a la avidez de los inversores por adquirir deuda de países que, como Argentina, llegan a pagar tasas superiores a las de los países centrales.
 
"Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", indica el informe citado por la cadena norteamericana CNBC al advertir sobre el incipiente proceso de aumento en las tasas de interés de la Reserva Federal, Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra.
 
Los responsables macristas de la colocación de deuda argentina rechazan la existencia de riesgos asociados a la sustentabilidad de esos pasivos. El ministro de Finanzas, Luis Caputo, desestimó los cuestionamientos sobre el ritmo de endeudamiento. No todos los economistas comparten su visión.


"La fragilidad que señala el informe de S&P no es novedosa desde que Argentina se convirtió en el país que más deuda toma del mundo. La calificadora advierte que se vienen tasas de interés más altas en países como Estados Unidos. Cuando esos procesos comienzan, las consecuencias para Argentina no son un incremento en el costo del financiamiento sino la interrupción en el flujo de fondos", consideró el director de la consultora PxQ, Emmanuel Agis.
 
La Opinión Popular

 
Argentina en la lista de 5 países emergentes más "frágiles"
 
La agencia de calificación crediticia S&P Global ubicó a la Argentina en la nueva lista de "países frágiles", muy permisibles a los vendavales económicos que se desaten en las grandes potencias del mundo.
 
S&P reorganizó su lista de naciones que se vieron más afectadas negativamente en un entorno de tasas de interés en alza. En el listado, además de la Argentina figuran Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar. Son los nuevos "cinco frágiles", remarcaron las cadenas de noticias internacionales.
 
"Son las economías de mercados emergentes que sufrirán más con esta nueva política de las naciones desarrolladas", sostuvo el reporte de la agencia internacional.
 
Las condiciones monetarias son "excepcionalmente acomodaticias" y, para algunos mercados emergentes, "el entorno de financiación es ahora el más benigno en la memoria", dijo en un informe Moritz Kraemer, director general de S&P Global y jefe de calificación global soberano. "Sin embargo, la amenaza del ajuste monetario ahora es más concreta que antes", remarcó.
 
Después de años de política monetaria ultra-laxa desde el colapso financiero mundial de 2008, los bancos centrales de todo el mundo han comenzado a revertir sus programas de flexibilización cuantitativa e incluso han elevado las tasas de referencia en algunos casos.
 
La Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir las tasas de interés y el Banco de Inglaterra dio el mismo paso la semana pasada, por primera vez desde 2007. El Banco Central Europeo también anunció que reducirá su compra de bonos gubernamentales y corporativos a partir del próximo año.
 
Según CNBC, una política monetaria más estricta plantea "riesgos" para las economías emergentes en una variedad de formas. Una de las posibles consecuencias es el aumento en los costos de endeudamiento para estas naciones, ya que el dólar generalmente aumenta a medida que se aumentan las tasas, y las cinco frágiles toman préstamos en moneda estadounidense.
 
Otra posible impacto de elevar las tasas es la fuga de divisas, de la mano de la especulación financiera y la falta de inversiones genuinas: los inversionistas estadounidenses vuelven a enviar su dinero a su país de origen en previsión de mayores rendimientos.
 
El informe de S&P Global utilizó siete variables, incluido el saldo de la cuenta corriente como porcentaje del crecimiento y el porcentaje de deuda denominada en moneda extranjera, como parte de la deuda total que poseen los países.
 
Turquía fue la única nación soberana que estuvo "siempre entre las más vulnerables", independientemente de la variable elegida, señaló la agencia de calificación. "Qatar tiene una posición débil en la mayoría de las variables de flujo, pero solo es superada por Arabia Saudita por tener un sólido balance externo de activos", añadió.
 
"Algunos observadores podrían argumentar que, debido a sus profundos bolsillos, Qatar no debería estar en los nuevos 'Fragile Five'. Si excluimos a Qatar de ese grupo, Colombia tomaría su lugar", dijo Kraemer en el informe.
 
En 2015, los cinco frágiles eran Brasil, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía.
 
Fuentes: Ámbito Financiero, Página12 y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
Endeudamiento exorbitante o ajuste neoliberal, la trampa del modelo macrista
El descomunal endeudamiento generado por Mauricio Macri es la gran causa de la fragilidad. Argentina ahora es parte del grupo que integra Turquía, Pakistán, Egipto y Qatar, luego que el gobierno de Macri se endeudara en total unos US$ 125.000 millones entre fines de 2015 y principios de 2018.
12-11-2018 / 10:11
12-11-2018 / 09:11
El bono que acordaron el gobierno conservador de Mauricio Macri, la CGT, la Unión Industrial y las cámaras de Comercio y de la Construcción apenas compensa la pérdida del salario frente a la inflación ocurrida durante el año.
 
Un trabajador del sector privado registrado obtuvo en septiembre un salario promedio de $26.514 en mano. Si el salario promedio hubiera acompañado durante el año la inflación, en septiembre tendría que haber cobrado de $29.007. Es decir que el salario promedio perdió $2.493 en septiembre frente a la inflación. 
 
Esa insuficiencia salarial corresponde sólo al mes de septiembre, pero en todos los meses existe una pérdida del salario frente a la inflación. Ese saqueo mensual al poder de compra de los trabajadores acumularía en el año $ 23.559. Este debería ser el monto del bono para compensar la pérdida del salario frente a la suba de precios.
 
El borrador del bono de fin de año por $5.000 le alcanzó al Gobierno para frenar el paro de la CGT. Los $ 5.000 acordados en dos cuotas, a pagar con los salarios de noviembre y enero, apenas cubren el 21 % de lo que los empresarios se ahorraron por la inflación.
 
Para los privados el carácter del adicional es obligatorio, pero su ampliación a empleados públicos se la adjudican a la gestión política de uno de los titulares cegetistas, Héctor Daer. La misma consta de negociación por los municipales porteños y ante gobernadores e intendentes del Conurbano para que cobren este beneficio.
 
Incluso en las cercanías del líder de Sanidad, ante la consulta, apostaron fuerte al anticipar que: "un sector de los estatales va a sorprender, porque lograrán el bono y la reapertura de paritarias".
 
Entre noviembre de 2015 y septiembre de 2018, el salario real en el sector público perdió 21 %. En el último trimestre del año, el Observatorio de la CTA, señala que la caída alcanzará el 25 %. Toda esa pérdida salarial desde que asumió Cambiemos ni siquiera se pudo meter en la mesa de discusión.
 
En el período que va desde noviembre de 2015 a septiembre de 2018, en el área metropolitana de Buenos Aires, el transporte se incrementó 142 %, el agua 480 %, el gas 498 % y la electricidad 1.317 %.
 
Ahora, se espera la edición final del texto y la firma del presidente Macri que la central obrera daba por descontada para hoy. Se desconoce el ropaje legal del aumento. A qué empresas se dispensará o reducirá la obligación y, en su caso, contra qué recaudos. Según cómo se imputen los pagos pueden funcionar con un plus o como un adelanto a cuenta que se descontará de futuros haberes. Falta precisar la "letra chica", mote piadoso para designar la mala fe oficial.
 
La Opinión Popular

11-11-2018 / 10:11
11-11-2018 / 10:11
El último estudio de opinión del CEOP revela una clarísima mayoría de los que dicen que van a votar a candidatos opositores en 2019 sostienen que la oposición debe ir unida, hacer una gran PASO y que de ahí salga un candidato único. Semejante voluntad surge de la desesperación por la gravísima situación económica, que sigue dominando el alma y la mente de los argentinos.
 
El cuadro completo es que el 45 por ciento de los consultados dice estar resuelto a votar por una opción opositora, mientras que el 31 por ciento afirma que le dará el voto al oficialismo. Como viene sucediendo, el dato clave de la ecuación es que la oposición está dividida. Y allí es dónde se plantea el interrogante, con respuesta nítida.
 
Una amplia mayoría de los que anticipan que van a votar a candidatos opositores sostiene que debe haber unidad y una gran PASO, mientras que una minoría sostiene que cada espacio vaya con sus ideas y por separado.
 
También en el día a día hay una evaluación tamizada con mirada opositora: la sociedad está dividida casi por mitades respecto del presupuesto, pero cuando al encuestado se le pide que asuma el papel de senador, son más los que votarían en contra que los que votarían a favor.
 
Las opiniones sobre la economía son categóricas y vienen inamovibles desde hace meses:
 
-78 por ciento tiene opinión negativa o muy negativa sobre la situación económica.
-70 por ciento dice que tiene poca o ninguna confianza en el Gobierno.
-54 por ciento dice que Mauricio Macri no va a resolver los problemas.
-63 por ciento afirma que las medidas del Gobierno lo afectaron.
 
Como se ve, todo es ampliamente desfavorable para la administración Cambiemos y para el propio presidente.
 
Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige el sociólogo Roberto Bacman. En total fueron entrevistadas 1.200 personas de todo el país, con respeto por las proporciones de edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas y la encuesta se terminó de procesar ayer. 

10-11-2018 / 11:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar