La Opinión Popular
                  08:08  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-11-2017 / 09:11
DESAFIÓ A LOS GREMIOS Y DEJÓ EN CLARO HASTA DÓNDE ESTÁ DISPUESTO A LLEGAR EN SU EMBESTIDA CONTRA LOS TRABAJADORES

Sobre la reforma laboral, Macri dijo que la harán aunque los sindicatos no estén de acuerdo

Sobre la reforma laboral, Macri dijo que la harán aunque los sindicatos no estén de acuerdo
El presidente Mauricio Macri aseguró en Estados Unidos que avanzará con la reforma laboral "aunque los sindicatos no estén de acuerdo". Respecto al respaldo para estos drásticos cambios agregó: "En este viaje me acompañan muchos peronistas, trabajamos juntos aunque tengamos diferencias”. En ese sentido, reconoció: “Necesitamos de ellos porque no tenemos mayoría en el Congreso".
El presidente Mauricio Macri se encuentra de visita en EE.UU. en búsqueda de la tan famosa "lluvia" de inversiones que no termina nunca de llegar. En ese marco hizo declaraciones reveladoras sobre el rumbo de su gobierno y sus últimas medidas antipopulares. Y mostró la dureza con la que está dispuesto a actuar en función de defender la precarización laboral que apunta a maximizar las ganancias de los empresarios a costa de flexibilizar los derechos de los trabajadores.
 
Es más, el Presidente mostró las cartas en polémicas declaraciones sobre el paquete de reformas que perjudica a los trabajadores frente a 150 empresarios yanquis reunidos en el Council of America. Aseguró que avanzará con la reforma laboral "aunque los sindicatos no estén de acuerdo" y dijo que lo apoyan "muchos peronistas".
 
Como era de esperar, el Gobierno de los CEOs recibió el fuerte respaldo de los empresarios nucleados en la Unión Industrial Argentina (UIA) a las reformas laborales que impulsa. En la UIA no se privaron de señalar la importante confluencia ideológica con el proyecto antiobrero.
 
No sorprende este posicionamiento, dado que las medidas permitirían acrecentar notablemente sus ganancias a costa de peores condiciones de trabajo y de vida de los trabajadores. Nuevamente, lo hacen con el falso argumento de que estas medidas, contrarias a los derechos laborales, serían positivas para el trabajador porque se "generarán puestos de empleo" y "reducirán la informalidad".
 
La declaración de Macri calentó la negociación de la reforma laboral. La CGT debió salir a desmentir un acuerdo en que los gremios habían aceptado el paquete entero propuesto por el Gobierno, incluso una supuesta cláusula que bajaría el monto de las indemnizaciones en un 40% promedio.
 
Pero, la negociación Gobierno - CGT encuentra su mayor obstáculo en Hugo Moyano, quien amenaza retirarse del debate, al igual que la UOM y el bancario Sergio Palazzo, entre otros. Para el camionero, el límite fue el punto que facilita la tercerización, su talón de Aquiles.
 
La CGT debe fijar mañana una posición institucional sobre el proyecto de reforma laboral que supere el ámbito de las declaraciones periodísticas. Las negociaciones de los técnicos no avanzaron mucho más allá de donde habían llegado el lunes y se estancaron porque el Gobierno sólo quiere hacer retoques a su propuesta.
 
Esto obliga, incluso a los dirigentes gremiales más proclives a la conciliación, a endurecer su posición. En tanto, las dos CTAs exigen unidad en la acción contra la iniciativa e incluso Las 62 Organizaciones Peronistas expresaron su rechazo.
 
La Opinión Popular

 
LA CGT PLANTEARÁ MAÑANA SU DESACUERDO CON LA REFORMA LABORAL
 
En vísperas de un rechazo
 
La difusión del borrador del proyecto provocó un estado de debate permanente en buena parte de las estructuras sindicales. Por caso, la Unión Obrera Metalúrgica mantuvo ayer un encuentro de secretarios generales regionales y abogados laboralistas.
 
El rechazo fue unánime y respaldaron la postura que el secretario de Interior de la CGT, Francisco "Barba" Gutiérrez, había expresado la semana pasada ante el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, cuando junto a otros referentes de la central obrera mantuvieron un encuentro. Ahora, con el aval formal de la UOM, Gutiérrez aseguró que "la CGT rechaza todo lo que tiene que ver con la reforma de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT)".
 
Durante la reunión de los metalúrgicos también se acordó trabajar en la modificación del texto de los artículos referidos a los temas que la central obrera había acordado con el Gobierno: blanqueo laboral, capacitación permanente y la creación de la Agencia de Tecnología de Salud. La UOM entiende que "todo está escrito a favor de las necesidades de los empresarios".
 
Mientras tanto, el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, salió ayer a desmentir versiones sobre la existencia de un acuerdo sin objeciones con el gobierno nacional: "Niego este trascendido, reafirmando mis palabras del viernes pasado cuando dije que antes de firmar una reforma en contra de los trabajadores en la CGT me corto las manos", indicó.
 
El dirigente camionero mantiene además contacto con las dos CTA en la búsqueda de acuerdos para enfrentar lo que definió como "el proyecto de flexibilización laboral". Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, reconoció que junto al titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, están comunicados con el camionero porque, como afirmó, "quisiéramos que la CGT en su totalidad tuviera la posición de enfrentar esta reforma". Luego señaló que "hay que parar con fuerza a las tres centrales (frente a la reforma), por eso ratifico el pedido a la CGT para que se retire de esa mesa de monólogo porque no es de diálogo", indicó.
 
La crítica Micheli a esa mesa de negociación parece dejar a salvo Moyano por su ausencia a esos encuentros. Pero lo cierto es que hay gremios aliados al moyanismo que participaron pero incluso en la reunión del lunes pasado entre técnicos de la CGT con los del Gobierno estuvo Hugo Moyano (hijo), quien se sentó en su calidad de abogado del sindicato que conducen su padre y su hermano Pablo.

 
Es más, el representante legal de los camioneros protagonizó un fuerte cruce con los funcionarios de Trabajo al achacarles el artículo que elimina el concepto de solidaridad en el caso de las tercerizadas (un empleado solo podrá accionar contra la empresa de servicios que lo despidió y no contra la que pagaba por el trabajo) está destinada exclusivamente a perjudicar a los camioneros. "Ni la dictadura se animó a tanto", les dijo con mala cara.
 
De todas formas Micheli no descarta la posibilidad de convocar a una huelga pero consideró que es preciso llevara adelante "una campaña cultural para explicarle al pueblo argentino de que este tan mentado proyecto de reforma laboral para atraer inversiones es todo un verso".
 
En las 62 Organizaciones Peronistas tampoco hay acuerdo con el proyecto. El  titular del sindicato de farmacéuticos y bioquímicos, Marcelo Peretta, dijo que "hay acuerdo con modernizar pero no queremos flexibilización". Por otra parte, repudió la modificación indemnizatoria por despido que pretende el Gobierno al que comparó con "el modelo" de cesantía que "se ve en las películas yanquis cuando el trabajador se va sólo con una cajita".
 
Por Felipe Yapur
 
Fuentes: Página12, La Política Online, Ámbito Financiero, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar