La Opinión Popular
                  07:45  |  Martes 19 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Lo dijo el doctor René Favaloro hace 20 años: “Con el aborto legal no habrá más ni menos abortos, habrá menos madres muertas. El resto es educar, no legislar”.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-11-2017 / 08:11

El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional

El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional
El gobierno nacional tiene otro dolor de cabeza. Y viene asociado, nuevamente, a las cuentas offshore, ya que Luis Caputo -ministro de Finanzas- está involucrado en el llamado Paradise Papers, por administrar inversiones en las Islas Caimán y Delaware, un estado de los Estados Unidos. Caputo tuvo su punto cúlmine de exposición como secretario de Finanzas, cuando negoció el acuerdo con los Fondos Buitre. También, su imagen está muy asociada al presidente Mauricio Macri, ya que es primo de Nicolás Caputo, socio y mejor amigo del Presidente. Sin embargo, pasará a ser conocido por ser el protagonista de un nuevo escándalo mundial.
El Paradise Papers es una nueva mega filtración mundial que compromete a funcionarios de distintos países. Como ya se ha hecho costumbre, la lista expuso a funcionarios de la alianza Cambiemos. En este caso es el del ministro de Finanzas, Luis Caputo, íntimo de Mauricio Macri, quien comanda el festival de endeudamiento desarrollado por el Gobierno actual.
 
La información -que proviene mayormente de Appleby, un estudio de abogados especializado en crear offshores, y de Asiaciti Trust, entre otras fuentes- generó un nuevo tembladeral mundial: involucró a la reina Isabel del Reino Unido; al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, entre otras 120 figuras internacionales.
 
El nuevo escándalo surge del análisis de 13,4 millones de documentos (más de 1.4 terabyte de información) que coordinaron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung (en la Argentina incluyó a La Nación y Perfil), los mismos que motorizaron los Panama Papers, que involucraron al presidente Macri en dos offshore en Panamá y las Islas Bahamas.
 
Según publicaron los medios que formaron parte del trabajo de investigación de la ICIJ, uno de los involucrados en la nueva filtración es el ministro de Finanzas argentino. Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con actividad en las guaridas fiscales de las Islas Caimán y de Delaware.
 
Por su parte, el empresario macrista Ignacio Rosner, quien tomaría el control del Grupo Indalo de Cristóbal López, también aparece en los documentos de Paradise Paper y realizó operaciones entre Bermuda y las islas Caimán, según el Diario Perfil.
 
En tanto, el Poder Judicial argentino mira para otro lado. Se ocupó de sobreseer al Presidente, en forma exprés, en diversas instancias. Hay procesamientos y rápidas detenciones de ex funcionarios K, y vertiginosos sobreseimientos y faltas de mérito para los funcionarios macristas actuales.
 
Los Paradise Papers exponen como el sistema financiero cuenta con mecanismos legales e ilegales para operar, en los que los empresarios fugan millones, esconden ganancias y lavan dinero. Una averiguación realizada por National Bureau of Economic Research, muestra que Argentina se encuentra entre los cinco países que más permitieron evadir a empresas multinacionales. En el país, tan sólo en el primer semestre del año se estima que fuga alcanzó los U$S 8.640 millones.
 
Cambiemos sigue acumulando nuevos "conflictos de interés", como se llama actualmente a la corrupción lisa y llana. El ministro Caputo, que negoció el millonario acuerdo con los fondos buitre, también fue director de sociedades offshore. Opera en ambos lados del mostrador.
 
La Opinión Popular

AL IGUAL QUE CON LOS PANAMA PAPERS, EL GOBIERNO QUEDÓ INVOLUCRADO EN UN NUEVO ESCÁNDALO FINANCIERO GLOBAL
 
Los negocios offshore del ministro Caputo
 
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, quedó involucrado como ex administrador en una red de sociedades offshore, en el marco de una nueva megafiltración global de documentos conocida como Paradise Papers.
 
La información -que proviene mayormente de Appleby, un estudio de abogados especializado en crear offshores, y de Asiaciti Trust, entre otras fuentes- generó un nuevo tembladeral mundial: involucró a la reina Isabel del Reino Unido; al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, entre otras 120 figuras internacionales.
 
En su defensa, Caputo aseguró que se desvinculó de los fondos en los que aparece señalado -y que no figuran en su declaración jurada- antes de ingresar en la función pública y juró que no existe conflicto de intereses.
 
El nuevo escándalo internacional involucra a figuras a nivel global e implica el análisis de 13,4 millones de documentos (más de 1.4 terabyte de información) que coordinaron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung (en la Argentina incluyó a La Nación y Perfil), los mismos que motorizaron los Panama Papers, que involucraron al presidente Mauricio Macri en dos offshore en Panamá y las Islas Bahamas.
 
El Poder Judicial argentino se ocupó de sobreseer al Presidente en diversas instancias. En este nuevo caso, la principal fuente de información es el estudio Appleby, fundado en Bermudas y con sedes en las Islas Caiman, Shangay, Hong Kong y otras ciudades.
 
Según publicaron los medios que formaron parte del trabajo de investigación de la ICIJ desde el año pasado, uno de los involucrados en la nueva filtración es el ministro de Finanzas argentino. Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con actividad en las guaridas fiscales de las Islas Caimán y de Delaware.
 
Noctua tiene como subsidiaria a Noctua Asset Management LLC, de Delaware, que es a su vez la controlante de Alto Global Fund. Caputo también manejó este último fondo, Alto Global, inscripto en las Islas Caimán el 3 de julio de 2009, que administraba inversiones de riesgo por más de 100 millones de dólares (se trata de un fondo en el que se exigía una inversión mínima de un millón de dólares para ingresar).
 
Estas empresas se ramifican mediante un esquema de cajas chinas con otras llamadas Argentina Fund LTD y Argentina Master Fund. Las últimas operaron en territorio nacional junto con Alto Global y se radicaron en la calle Martha Lynch 489.
 
En esta red de offshores crearon también el 6 de mayo del 2009 la firma Noctua International WMG, registrada también en Delaware, y Lacrosse Global Fund Services, que en la Argentina fue registrada como Lacrosse Global Fund Services Argentina SRL, con domicilio en Alem 928 piso 7. El financista argentino Martín Guyot, radicado en Miami, figuró como su CEO y Caputo como su "Jefe de Inversiones". Guyot aparece como su socio en las distintas sociedades. Según Caputo, no se hablan hace dos años.
 
El ministro de Finanzas se defendió ante los medios locales que publicaron la filtración: "No hay ningún conflicto de interés, hoy no tengo nada que ver ni con Axis ni con Noctua. Es más, hoy desfavorezco a mis ex socios, en lugar de favorecerlos. Ningún fondo que haya litigado contra la Argentina estuvo vinculado a Noctua, no lo creo. Pero la verdad es que no lo sé. Si fuera así, me trago este teléfono y me tiro por la ventana", aseguró Caputo ante los medios que publicaron la investigación.
 
También dijo que renunció a ambos fondos en diciembre de 2015, previo a la negociación que condujo con los fondos buitre, donde se les pagó la totalidad de lo que reclamaban.
 
Ninguno de los fondos figura en su declaración jurada. Caputo aseguró que es porque no fue accionista de los fondos ("hasta donde yo sé", aclaró), sino un "asesor financiero" para "friends and family" (no descartó que algún familiar suyo aparezca entre los que invirtieron en esos fondos).
 
Y dijo que los honorarios que recibió por esa actividad se canalizaron a través de una empresa argentina llamada LC y que fueron declarados ante la AFIP como ingresos de cuarta categoría y pagó los impuestos correspondientes cuando los ingresó al país y los cambió al tipo de cambio oficial. No se aclaró, en tanto, si los fondos que controlaban cumplían con las mismas normas ante la Argentina ni tampoco de qué manera manejaron a sus clientes en relación con la restricción a la adquisición de dólares desde 2011.
 
Entre las firmas que aparecen afiliadas al fondo Noctua está Axis, la inversora que creó Caputo en 2012 junto a Carlos Planas, Alejandro Abergcobo y Fernando Iribarne (este último, vinculado a Noctua) y de la que también se desvinculó en 2015, días antes de asumir como funcionario. No obstante, Caputo fue denunciado porque el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses hizo colocaciones a través de Axis por 500 millones de pesos.
 
La filtración llega en un momento sensible para la Argentina, cuando acaba de culminar en Buenos Aires una ronda de los países asociados al GAFI en América Latina para discutir estrategias contra el lavado de dinero y el país está por presidir en 2018 el G-20, que mantiene una política para terminar con la opacidad de las guaridas fiscales. En 2016, los países miembro le pidieron a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) un listado de los territorios que no cooperan en transparentar sus sistemas financieros para evaluar sanciones.
 
Fuentes: Página12, Perfil, La Política Online, La Izquierda Diario y La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional
Los negocios offshore vinculados al financista macrista Ignacio Jorge Rosner también salen a la luz en los documentos de Paradise Papers, a los que accedió Perfil en una investigación global impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung. Rosner es la cara pública de un misterioso fondo de inversión que busca quedarse con el Grupo Indalo, el imperio del empresario kirchnerista Cristóbal López.
18-06-2018 / 11:06
En algún momento tenía que empezar a pasar. Las devaluaciones no son gratuitas, sobre todo en la Argentina. El contagio a los precios suele ser rápido. Y es lo que ya ocurre.
 
Antes de que empezara el fin de semana, las principales cadenas de supermercados recibieron mails con nuevas listas de precios. Hay aumentos que, en su mayoría, van de 7% al 10% en los principales rubros. Aunque hay casos de incrementos de hasta 18%, como sucede con los importados.
 
Las fábricas y comercializadoras de alimentos y productos de limpieza justificaron las remarcaciones por la suba del dólar. Pero estos ajustes no responden a la escalada de la última semana. Estos incrementos toman en cuenta parte de la corrida del mes pasado.
 
Durante mayo, el tipo de cambio pasó de $20,80 a $25,40. Esa suba -del 22% en un solo mes- no había tenido su traspaso pleno a los demás precios de la economía.
 
El propio Federico Sturzenegger lo había contemplado, cuando en una de sus últimas apariciones públicas como jefe del Banco Central, manifestó que la inflación de mayo sería "bastante menor" a la de abril. Pero que esperaba un rebrote para junio.
 
En efecto, el Indec acaba de publicar un índice de "apenas" 2,1% para mayo. Y aunque los alimentos registraron un avance superior -de 3,3%-, ese registro tuvo que ver más que nada con la propia dinámica inflacionaria y no tanto con la primera ola devaluatoria.
 
La realidad es que la fuerza del contagio a los precios apareció ahora. La intransigencia de los fabricantes e importadores provocó, incluso, que alguno de los grandes supermercados devolviera la mercadería en medio de la entrega, argumentando que no podían convalidar semejantes aumentos.
 
En concreto, la ola de incrementos incluyó a las principales empresa del sector. Molinos, por ejemplo, anunció un ajuste general del 7% a partir de este mismo lunes.
 
Los aumentos incluyen a cientos de sus productos, todos protagonistas de la mesa familiar. Molinos elabora desde fideos y aceites (distintas categorías y calidades) hasta harinas. También es muy fuerte en arroz y congelados.

18-06-2018 / 10:06
Con una pésima gestión del mercado cambiario y sin dólares suficiente en las reservas, el sendero para el tipo de cambio es ascendente. El gobierno de Mauricio Macri no puede frenar la corrida, simplemente porque no hay suficientes dólares disponibles para atender la demanda y se sometió a los dictados del FMI.
 
"Que baje el dólar, la puta que te parió". El cántico, unánime, partió de entre la multitud de argentinos que este fin de semana caminaron por las calles rusas, convocados por la fiebre mundialista para ver a Lionel Messi y equipo. Condenarlo como un insulto o reducirlo a una picardía sería subestimar el poder de la alerta, de esas palabras que dicen mucho más de lo que gritan.
 
Lo que hay, lo que se percibe, es un hartazgo que ni los miles de kilómetros que nos separan de Rusia, ni la euforia mundialista por el debut argentino han podido mitigar. El desastre económico, esta vez, hace mella en la Argentina, sin distinción de capas sociales, castigando ya no solo a los vulnerables de siempre, sino también a las clases medias y medias altas.
 
Precisamente, son estas las que ahora dirigen sus gritos al presidente Macri, clamando por algo más que un dólar estable. Piden lo que todavía no existe: un programa económico razonable y sustentable. Un esquema, algo que vaya más allá del simple cambio de ministros como se pueden cambiar los fusibles de un hogar.
 
Pero la paciencia de la clase media que votó a este Gobierno de los Ricos, por momentos mezquina o adormecida, tiene sus límites y por fin parece advertir que le ha llegado su hora, que el acuerdo neocolonial alcanzado con el FMI es, menos que un rescate, un salvavidas de plomo, no solo para el sector público, o los castigados salarios de los obreros o las jubilaciones de miseria, sino también un ajuste que la incluye.
 
El acuerdo neocolonial con el FMI definirá, para mal, el futuro de la Argentina, afectará a vastos sectores de la sociedad y sobre el que, no obstante, el Presidente no ha abierto la boca para dar una explicación de lo acordado. Hacerlo, implicaría exponer la crudeza de una realidad y unas metas brutales de ajuste, alejadas de las promesas que hizo a sus votantes.
 
Macri se cuida de evitar el sincericidio, pero quienes lo eligieron ya sienten la traición, con un malestar hondo, que viaja kilómetros. Él hace como si no los escuchara, se empecina en su rumbo sin plan y reduce todo a un juego de ajedrez, cambiando figuritas en el mismo álbum.
 
En el tema del dólar, el acuerdo neocolonial Macri-FMI es claro, planea absorber las presiones externas a través de un tipo de cambio flexible y ventas de divisas muy limitadas. O sea, dejar que se devalué la moneda todo lo que el mercado estime o especule, sin mencionar que no habrá botes salvavidas para todos.
 
La Opinión Popular

17-06-2018 / 16:06
Por una mínima diferencia -mínima pero decisiva- la despenalización del aborto fue aprobada en la Cámara de Diputados. Hay indicios para pensar que también podría ser aprobaba en Senadores. Si el señor Pichetto declaró que esto puede ser posible, es porque sabe de lo que está hablando.
 
De todos modos, la batalla por la despenalización del aborto está ganada. La ganó la sociedad, la ganaron las mujeres, la ganó la historia. En todos los países civilizados del mundo se comparte este criterio. Se discuten matices, detalles, pero en lo fundamental el acuerdo acerca del derecho de la mujer a interrumpir su embarazo es fuerte.
 
Agrego algo más: el derecho a interrumpir su embarazo sin que por ello vaya presa. Porque ése es el "detalle" decisivo, lo que a modo de síntesis diría que se debatió hasta la mañana del jueves en Diputados. Esa fue la pregunta que debía responder cada diputado a la hora de intervenir: ¿Va o no va presa? Lo demás se conversa.
 
En realidad, lo que se decidió fue legalizar aquello que de manera sórdida, oscura, culposa, se realizaba en la sociedad con sus consecuencias: muertes, mutilaciones, heridas irreparables. Les guste o no a los objetores, las mujeres abortan y seguirán abortando cuando lo consideren necesario, pero con un detalle: hasta la semana pasada la prohibición transformaba a esta decisión en un delito y habilitaba por bajo cuerda la industria millonaria de los médicos aborteros. Ahora empezará de dejar de ser así.
 
Por supuesto, acá también se establecían diferencias. Las mujeres con recursos podían disponer de algunas garantías; las pobres mujeres padecían las consecuencias de su pobreza. 

17-06-2018 / 11:06
"Hemos acordado un stand by de acceso privado por 50 mil millones de dólares. Esto es un reflejo del apoyo de la comunidad internacional al país", publicaron los diarios el 7 de junio. Antes de eso, el Gobierno no había dado pistas sobre tal acuerdo.
 
Ni los partidos aliados en Cambiemos conocían lo mínimo como para responder sin trastabillar las preguntas del periodismo. El acontecimiento que definirá los próximos años no fue discutido.
 
Un buen político sabe que es peligroso liberar fuerzas que no se está en condiciones de dirigir. En general, Macri no lo hace, por eso hasta hoy no ha puesto en debate público lo que ha firmado con el FMI. Hubo que esperar a la mañana del último viernes para una deslucida exposición y conferencia de prensa del ministro Dujovne, que agregó algunas precisiones.
 
Primero se firmó el acuerdo con el FMI. Luego, a las cansadas, el Gobierno se refirió a sus imposiciones, sus límites y sus consecuencias. Hay palabras que los argentinos preferimos no volver a usar. Pero el pacto fue un blindaje y significa un severo ajuste, esa dupla semántica y económica que nos marcó en los comienzos de este siglo.
 
Como si se tratara de una obra jugada en otro teatro, el pacto con el FMI fue todo lo contrario a los apasionados debates por el aborto de las últimas semanas. Precisamente, el acuerdo firmado con el FMI es un ejemplo de opacidad extrema, no porque el periodismo no acerque los datos de las obligaciones contraídas, sino porque esas mismas obligaciones son complicadas y solo el discurso político democrático puede restaurar un nivel aceptable de inteligibilidad.
 
Macri firmó primero y todavía no abrió la boca ni siquiera frente a sus aliados políticos, mucho menos frente a sus opositores. Reclama un acuerdo en un páramo discursivo. En este caso, la falla política no afecta solo a los excluidos sino a vastos sectores sociales más organizados y, probablemente, mejor preparados para comprender de qué se trata y, en consecuencia, para apoyar u oponerse razonadamente.
 
Todo el mundo está preocupado por alcanzar acuerdos. Pero preocupa otra cosa: cómo se llega a ellos y cómo se los garantiza. Por eso, los acuerdos antes de firmarse deben ser públicos y debatidos. Lo que Macri y su ministro Dujovne hicieron respecto del FMI fue ciertamente lo contrario. Una falla en lo político que no asegura un buen futuro. 

17-06-2018 / 10:06
A pesar de que Mauricio Macri se vanagloriaba de contar con "el mejor equipo económico de los últimos 50 años", ya cambió de ministro de Hacienda y presidente del Banco Central y completó los relevos sacando a los ministros de Producción y de Energía, la cara visible del tarifazo.
 
En medio de la disparada del dólar y la salida del presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, Macri decidió reemplazar a los ministros de Energía, Juan José Aranguren y de Producción, Francisco Cabrera. Mediante un comunicado, la Casa Rosada anunció que sus reemplazantes serán el petrolero Javier Iguacel y el analista Dante Sica, respectivamente.
 
Estos cambios de gabinete no hacen más que confirmar el fracaso total de la política económica de Macri. Este tipo de cambios de nombre por nombre o a modo de manotazo de ahogado, pero que hacia afuera lo quieren mostrar como cambios profundos, no van a servir si la economía no es mirada de otra manera y con distintos ojos.
 
Macri está haciendo un cambio de nombres para sacarse de encima a los ministros más desgastados y seguir reforzando el plan de ajuste del FMI. Pero el problema no es el cambio de nombres, sino el cambio del proyecto económico neoliberal.
 
Sica no va a empezar una política de aliento a las exportaciones, de freno a las importaciones o de aliento a la industria y a la producción nacional. Tampoco se van a retrotraer las tarifas que tanto descontento social han generado. No habrá ningún cambio en el rumbo económico de este gobierno.
 
Como se vienen llevando las políticas de este Gobierno de los Ricos, será imposible y no va ser viable esta economía que lleva a la ruptura más profunda de las clases sociales, con miles de argentinos que día a día caen en la línea de la pobreza y con la clase media tambaleando.
 
Con un país que no tiene un mercado interno robusto, sin pymes protegidas por el gobierno de los CEOs, pretendiendo bajar los salarios y jubilaciones, cosas que ya ocurrió con la abrupta devaluación y la suba del dólar que en breve podría llegar a los 30 pesos y sin control de precios; cuando la cadena de pagos se rompe o cuando termina siendo más productivo dejar de invertir y poner el dinero en la timba financiera como lo son las Lebac, estamos por muy mal camino.
 
Mientras esta crisis parece no tener fin, será preciso enfrentar sus consecuencias. Si con el mejor equipo de los últimos 50 años nos fue tan mal, y terminamos en la B: el FMI, no queremos imaginar cómo nos va a ir ahora que entran los suplentes.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar