La Opinión Popular
                  08:08  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 06-11-2017 / 08:11

El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional

El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional
El gobierno nacional tiene otro dolor de cabeza. Y viene asociado, nuevamente, a las cuentas offshore, ya que Luis Caputo -ministro de Finanzas- está involucrado en el llamado Paradise Papers, por administrar inversiones en las Islas Caimán y Delaware, un estado de los Estados Unidos. Caputo tuvo su punto cúlmine de exposición como secretario de Finanzas, cuando negoció el acuerdo con los Fondos Buitre. También, su imagen está muy asociada al presidente Mauricio Macri, ya que es primo de Nicolás Caputo, socio y mejor amigo del Presidente. Sin embargo, pasará a ser conocido por ser el protagonista de un nuevo escándalo mundial.
El Paradise Papers es una nueva mega filtración mundial que compromete a funcionarios de distintos países. Como ya se ha hecho costumbre, la lista expuso a funcionarios de la alianza Cambiemos. En este caso es el del ministro de Finanzas, Luis Caputo, íntimo de Mauricio Macri, quien comanda el festival de endeudamiento desarrollado por el Gobierno actual.
 
La información -que proviene mayormente de Appleby, un estudio de abogados especializado en crear offshores, y de Asiaciti Trust, entre otras fuentes- generó un nuevo tembladeral mundial: involucró a la reina Isabel del Reino Unido; al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, entre otras 120 figuras internacionales.
 
El nuevo escándalo surge del análisis de 13,4 millones de documentos (más de 1.4 terabyte de información) que coordinaron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung (en la Argentina incluyó a La Nación y Perfil), los mismos que motorizaron los Panama Papers, que involucraron al presidente Macri en dos offshore en Panamá y las Islas Bahamas.
 
Según publicaron los medios que formaron parte del trabajo de investigación de la ICIJ, uno de los involucrados en la nueva filtración es el ministro de Finanzas argentino. Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con actividad en las guaridas fiscales de las Islas Caimán y de Delaware.
 
Por su parte, el empresario macrista Ignacio Rosner, quien tomaría el control del Grupo Indalo de Cristóbal López, también aparece en los documentos de Paradise Paper y realizó operaciones entre Bermuda y las islas Caimán, según el Diario Perfil.
 
En tanto, el Poder Judicial argentino mira para otro lado. Se ocupó de sobreseer al Presidente, en forma exprés, en diversas instancias. Hay procesamientos y rápidas detenciones de ex funcionarios K, y vertiginosos sobreseimientos y faltas de mérito para los funcionarios macristas actuales.
 
Los Paradise Papers exponen como el sistema financiero cuenta con mecanismos legales e ilegales para operar, en los que los empresarios fugan millones, esconden ganancias y lavan dinero. Una averiguación realizada por National Bureau of Economic Research, muestra que Argentina se encuentra entre los cinco países que más permitieron evadir a empresas multinacionales. En el país, tan sólo en el primer semestre del año se estima que fuga alcanzó los U$S 8.640 millones.
 
Cambiemos sigue acumulando nuevos "conflictos de interés", como se llama actualmente a la corrupción lisa y llana. El ministro Caputo, que negoció el millonario acuerdo con los fondos buitre, también fue director de sociedades offshore. Opera en ambos lados del mostrador.
 
La Opinión Popular

AL IGUAL QUE CON LOS PANAMA PAPERS, EL GOBIERNO QUEDÓ INVOLUCRADO EN UN NUEVO ESCÁNDALO FINANCIERO GLOBAL
 
Los negocios offshore del ministro Caputo
 
El ministro de Finanzas, Luis Caputo, quedó involucrado como ex administrador en una red de sociedades offshore, en el marco de una nueva megafiltración global de documentos conocida como Paradise Papers.
 
La información -que proviene mayormente de Appleby, un estudio de abogados especializado en crear offshores, y de Asiaciti Trust, entre otras fuentes- generó un nuevo tembladeral mundial: involucró a la reina Isabel del Reino Unido; al secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, entre otras 120 figuras internacionales.
 
En su defensa, Caputo aseguró que se desvinculó de los fondos en los que aparece señalado -y que no figuran en su declaración jurada- antes de ingresar en la función pública y juró que no existe conflicto de intereses.
 
El nuevo escándalo internacional involucra a figuras a nivel global e implica el análisis de 13,4 millones de documentos (más de 1.4 terabyte de información) que coordinaron el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung (en la Argentina incluyó a La Nación y Perfil), los mismos que motorizaron los Panama Papers, que involucraron al presidente Mauricio Macri en dos offshore en Panamá y las Islas Bahamas.
 
El Poder Judicial argentino se ocupó de sobreseer al Presidente en diversas instancias. En este nuevo caso, la principal fuente de información es el estudio Appleby, fundado en Bermudas y con sedes en las Islas Caiman, Shangay, Hong Kong y otras ciudades.
 
Según publicaron los medios que formaron parte del trabajo de investigación de la ICIJ desde el año pasado, uno de los involucrados en la nueva filtración es el ministro de Finanzas argentino. Caputo fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con actividad en las guaridas fiscales de las Islas Caimán y de Delaware.
 
Noctua tiene como subsidiaria a Noctua Asset Management LLC, de Delaware, que es a su vez la controlante de Alto Global Fund. Caputo también manejó este último fondo, Alto Global, inscripto en las Islas Caimán el 3 de julio de 2009, que administraba inversiones de riesgo por más de 100 millones de dólares (se trata de un fondo en el que se exigía una inversión mínima de un millón de dólares para ingresar).
 
Estas empresas se ramifican mediante un esquema de cajas chinas con otras llamadas Argentina Fund LTD y Argentina Master Fund. Las últimas operaron en territorio nacional junto con Alto Global y se radicaron en la calle Martha Lynch 489.
 
En esta red de offshores crearon también el 6 de mayo del 2009 la firma Noctua International WMG, registrada también en Delaware, y Lacrosse Global Fund Services, que en la Argentina fue registrada como Lacrosse Global Fund Services Argentina SRL, con domicilio en Alem 928 piso 7. El financista argentino Martín Guyot, radicado en Miami, figuró como su CEO y Caputo como su "Jefe de Inversiones". Guyot aparece como su socio en las distintas sociedades. Según Caputo, no se hablan hace dos años.
 
El ministro de Finanzas se defendió ante los medios locales que publicaron la filtración: "No hay ningún conflicto de interés, hoy no tengo nada que ver ni con Axis ni con Noctua. Es más, hoy desfavorezco a mis ex socios, en lugar de favorecerlos. Ningún fondo que haya litigado contra la Argentina estuvo vinculado a Noctua, no lo creo. Pero la verdad es que no lo sé. Si fuera así, me trago este teléfono y me tiro por la ventana", aseguró Caputo ante los medios que publicaron la investigación.
 
También dijo que renunció a ambos fondos en diciembre de 2015, previo a la negociación que condujo con los fondos buitre, donde se les pagó la totalidad de lo que reclamaban.
 
Ninguno de los fondos figura en su declaración jurada. Caputo aseguró que es porque no fue accionista de los fondos ("hasta donde yo sé", aclaró), sino un "asesor financiero" para "friends and family" (no descartó que algún familiar suyo aparezca entre los que invirtieron en esos fondos).
 
Y dijo que los honorarios que recibió por esa actividad se canalizaron a través de una empresa argentina llamada LC y que fueron declarados ante la AFIP como ingresos de cuarta categoría y pagó los impuestos correspondientes cuando los ingresó al país y los cambió al tipo de cambio oficial. No se aclaró, en tanto, si los fondos que controlaban cumplían con las mismas normas ante la Argentina ni tampoco de qué manera manejaron a sus clientes en relación con la restricción a la adquisición de dólares desde 2011.
 
Entre las firmas que aparecen afiliadas al fondo Noctua está Axis, la inversora que creó Caputo en 2012 junto a Carlos Planas, Alejandro Abergcobo y Fernando Iribarne (este último, vinculado a Noctua) y de la que también se desvinculó en 2015, días antes de asumir como funcionario. No obstante, Caputo fue denunciado porque el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses hizo colocaciones a través de Axis por 500 millones de pesos.
 
La filtración llega en un momento sensible para la Argentina, cuando acaba de culminar en Buenos Aires una ronda de los países asociados al GAFI en América Latina para discutir estrategias contra el lavado de dinero y el país está por presidir en 2018 el G-20, que mantiene una política para terminar con la opacidad de las guaridas fiscales. En 2016, los países miembro le pidieron a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) un listado de los territorios que no cooperan en transparentar sus sistemas financieros para evaluar sanciones.
 
Fuentes: Página12, Perfil, La Política Online, La Izquierda Diario y La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
El Gobierno de Macri involucrado en un nuevo escándalo financiero internacional
Los negocios offshore vinculados al financista macrista Ignacio Jorge Rosner también salen a la luz en los documentos de Paradise Papers, a los que accedió Perfil en una investigación global impulsada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung. Rosner es la cara pública de un misterioso fondo de inversión que busca quedarse con el Grupo Indalo, el imperio del empresario kirchnerista Cristóbal López.
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar