La Opinión Popular
                  08:33  |  Martes 11 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-11-2017 / 08:11
A TRES MESES

Plaza de Mayo: decenas de miles de personas pidieron justicia por Santiago

Plaza de Mayo: decenas de miles de personas pidieron justicia por Santiago
Miles y miles de personas confluyeron a Plaza de Mayo y a las plazas centrales de las principales ciudades del país para exigir verdad y justicia por Santiago Maldonado. Ante una multitud que los organizadores calcularon en más de 120 mil personas, Sergio Maldonado insistió en su pedido para que se sepa la verdad sobre lo que le pasó a su hermano. “No vamos a descansar”, advirtió. La responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri estuvo en el centro de los reclamos.
A tres meses de aquel nefasto 01 de agosto, familiares y organismos de derechos humanos convocaron a movilizarse a la Plaza de Mayo y en todo el país para exigir castigo a los responsables de la muerte de Santiago, desaparecido luego de la represión de Gendarmería y hallado luego sin vida, tras 80 días de mentiras y encubrimiento del gobierno de Mauricio Macri.
 
Ante una multitud que los organizadores calcularon en más de 120 mil personas, Sergio Maldonado dijo que "en su memoria reclamamos saber qué le pasó y quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte. Una fuerza de seguridad del Estado tiene que dar cuenta de su accionar", señaló en referencia a la Gendarmería.
 
"No cuenten conmigo para sembrar odio", dijo Sergio en uno de los pasajes de su breve discurso."No estábamos listos para la muerte de Santiago", señaló emocionado. "Queremos que haya verdad y justicia para todas las víctimas que han desaparecido en democracia", reclamó. Y pidió poner la lupa sobre aquellos que "quisieron desviar la investigación de su muerte".
 
Entre los presentes estuvieron organismos y personalidades como Nora Cortiñas, Mirta Baravalle, Adolfo Pérez Esquivel, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia junto a todas las organizaciones que nuclea, APDH, CeProDH, H.I.J.O.S Capital, Liga Argentina por los Derechos Humanos, el CELS, Asociación Ex detenidos-desaparecidos, Apemia, CORREPI, SERPAJ, entre muchos otros.
 
La Policía de la Ciudad y los encapuchados volvieron a montar su propio show en paralelo a una masiva movilización. Un grupo de pocas personas, que fueron desplazadas de la movilización por quienes marcharon a Plaza de Mayo, rompieron vidrios de locales comerciales y generaron incendios a varias cuadras y después de finalizado el acto.
 
Además de la reiterada aparición de encapuchados, que generan disturbios para que minutos después intervenga la Policía de la Ciudad y los medios adictos al macrismo lo registren, en la previa de la marcha se impuso en las redes a través de trolls y bots macristas el hashtag #YoNoVoy, para boicotear la marcha e intentar desalentar a la gente que fue desafiando el amedrentamiento de los servicios, los grandes medios y las fuerzas de seguridad.
 
Mientras, apañados por el negacionismo y envalentonados por el resultado electoral, los sectores más recalcitrantes de la derecha argentina reclaman más represión para defender los intereses de que quienes gobiernan, que son los ricos, los grandes grupos empresarios, cómplices, participes y beneficiarios de la última dictadura militar.
 
La Opinión Popular

 
OTRA MULTITUDINARIA MARCHA A PLAZA DE MAYO PARA RECORDAR LOS TRES MESES DE LA DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO
 
"Una vez más, reclamamos saber qué pasó"
 
 "Hoy se cumplen tres meses del día que cambió para siempre la historia de mi familia y de la sociedad argentina", leyó ayer Sergio Maldonado desde lo alto de un escenario ubicado en Plaza de Mayo. Como en ocasiones anteriores, lo escuchó una multitud.
 
Fue la cuarta vez que estuvo allí, en ese lugar que no eligió, al frente de una lucha que, aunque lo agarró desprevenido, avisó, no va a abandonar. "Santiago era un pibe de paz, y en su memoria, una vez más, reclamamos saber qué pasó, quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte", sostuvo. Como en ocasiones anteriores, la Plaza entera lo aplaudió.
 
Le prometió a su hermano menor que insistirían en su pedido de Justicia. "No vamos a descansar, vamos a pedir justicia todos los días. Todos los días. Hasta que se sepa la verdad", continuó. Como en ocasiones anteriores, los y las referentes de organismos de derechos humanos lo abrazaron con su aplauso.
 
Allí, entre ellos, su compañera, Andrea Antico, le sonrió suavemente. El agotamiento que traía y el duelo construido a los tumbos no le permitieron agitar los brazos. Desde la multitud, la energía llegó en forma de canto: "Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar, olé, olé, olé olá".
 
Acompañados de un pequeño grupo de amigos, Sergio y Andrea fueron los únicos representantes de los Maldonado en la concentración de ayer. El hijo mayor de la familia fue el único orador. Viajaron desde Bariloche directo a la Plaza de Mayo. "Hoy es un día difícil (para estar) acá porque todavía no podemos hacer el duelo como corresponde", inauguró su mensaje que, a diferencia de los que ofreció en movilizaciones anteriores, se centró en reclamar verdad y justicia para su hermano.
 
Sergio no hizo mención a ningún funcionario de Gobierno ni a la investigación judicial -"por ser prudentes" a la espera de los resultados de la autopsia, explicó-, aunque no abandonó las críticas a esa "parte de la sociedad, incluyendo medios de comunicación, que quieren cerrar el caso de Santiago olvidándose de todo lo que pasó en estos meses, del marco donde ocurrieron los hechos y de que hubo una fuerza del Estado, en este caso Gendarmería, tiene que dar cuenta de su accionar". También avisó "no cuenten conmigo para sembrar odio y división en la sociedad"
 
El arco completo de organismos de derechos humanos le ofrecieron, nuevamente, marco y logística al acto de ayer, y sentido consensuado al mensaje de la familia Maldonado. "Nos encontramos juntos y unidos como movimiento de derechos humanos para gritar con fuerza la exigencia de verdad y justicia, para hacerle frente a la campaña de prensa del Gobierno, que quiere callar este reclamo", leyeron las locutoras del acto, Liliana Daunes y Federica Pais.
 
Esas palabras fueron consensuadas por los organismos que, detrás del escenario, esperaron a Sergio y a Andrea para respaldar su reclamo, hacerlo propio. "No callaremos. Nuestro pueblo no calla", remarcaron. El pedido de renuncia del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, se oyó a través de sus voces. "El Gobierno es responsable", insistieron.
 
Sergio y Andrea subieron al escenario acompañados de las Madres de la Línea Fundadora, de Abuelas de Plaza de Mayo; hijos, nietos y familiares de desaparecidos detenidos por razones políticos; sobrevivientes de las desapariciones forzadas de la última dictadura. Las madres y hermanas de víctimas de violencia institucional los abrazaron al bajar.
 
"Estamos acá, estamos con ustedes, estamos cerca", le susurró Mirta Medina a Sergio al pie del escenario, y le entregó la foto de su hijo, Sebastián Bordón, asesinado por la policía mendocina en 1997. Raquel Wittis le dio la foto de Mariano Wittis -otra víctima de la policía- a Andrea, que también se llevó la de Andrea Viera.
 
"Hay una continuidad entre lo que sufrimos con Sebastián y lo que está sufriendo la familia de Santiago. Es la perversidad del Estado que no defiende la vida de una persona sino a sí mismo y para eso no hay antídoto que la movilización de la sociedad", explicó a este diario Medina. Francisco Madariaga, nieto recuperado.
 
Consideró "fundamental" el reclamo popular "para que estas cosas no vuelvan a pasar más. Santiago se solidarizó con una causa que no le era propia y dio el ejemplo. No podemos dejar que pase eso con quienes tienen ese grado de sensibilidad social, no podemos dejar que le pase a nadie más lo que le pasó a él". 
 
"Es importante que sigamos movilizados junto a la familia de Santiago porque apareció el cuerpo pero lo que no terminó fue el operativo del Gobierno para encubrir a Gendarmería y desviar la atención", sentenció la legisladora porteña del FIT Myriam Bregman.
 
Pocas horas después de haber difundido la convocatoria a la movilización de ayer se conoció el procesamiento de una veintena de varones y mujeres que habían sido detenidos durante el acto que se realizó a un mes de la desaparición de Santiago.
 
Frente a las operaciones para desviar la atención sobre otras cuestiones, Bregman propuso las campañas vía redes sociales que ayer tuvieron un nuevo capítulo en Twitter. El hashtag #YoNoVoy fue el más mencionado en esa red social durante las horas previas al acto.
 
"Mucho ciudadano con nombre de número y preocupado por decir que no va a una marcha", denunció el experto Luciano Galup junto a una lista de usuarios de esa red -identificados como "trolls"- encargados de instalar esa frase.
 
"La gente salió a las calles igual a pesar de la campaña de miedo que el Gobierno pretende montar. El pedido de justicia por Santiago se realizó en numerosas plazas del país y en muchos otros países", destacó Sonia Alesso, de Ctera.
 
A "cada persona en esta plaza y en todas las plazas" agradeció Sergio. En vivo y en directo lo miraron decenas de rostros de Santiago multiplicados en el público que se acercó  organizado y autoconvocado sumó al suyo el reclamo de justicia.
 
"Esta solidaridad nos abraza. Santiago era un pibe de paz, y en su memoria, una vez más, reclamamos saber qué pasó, quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte", contuvo el llanto. "Hoy y cada día seguiremos pidiendo justicia por vos. Para que puedas descansar en paz", culminó.
 
Por Ailín Bullentini
 
Fuentes: Página12, La Política Online, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
10-12-2018 / 09:12
La crisis socioeconómica y la recesión que acorralan las chances de reelección del presidente Mauricio Macri el año próximo y la posibilidad cierta de que la senadora Cristina Fernández -cada día más arriba en las encuestas- decida participar en la contienda, son algunos de los principales argumentos que impulsan a la mayoría de las provincias a adelantar sus comicios a gobernador.
 
El desempleo, el cierre de empresas, la depresión económica y la recesión, sumado a los duros recortes fijados al gobierno de Cambiemos por el FMI, han puesto en alerta a la mayoría de los mandatarios provinciales, varios de los cuales aspiran a ir por su reelección.
 
En ese escenario, los distritos más perjudicados son los comandados por Cambiemos y sus aliados, los que ante la alternativa de que perdure la crisis o se profundice durante los primeros meses de 2019 -lo que al decir de las encuestas viene haciendo estragos en el humor social-, verían en jaque la chance de retener sus provincias.
 
A la fecha, sólo cinco distritos venían sosteniendo la intención de mantener el calendario unificado: Buenos Aires, la Ciudad Autónoma, Jujuy, Salta y Formosa. Sin embargo, dos de ellos ya comenzaron a virar de posición.
 
La gobernadora María Eugenia Vidal pese a su oposición inicial, comenzó a evaluar esa alternativa, en primer término, porque una derrota de Macri en las presidenciales la podría arrastrar a perder la provincia, mientras que una victoria anticipada, le trasvasaría al mandatario un espíritu triunfalista.
 
En segundo lugar, porque al despegar a la provincia de las elecciones, le estaría dando mayor oxígeno a los sectores del peronismo que en ese distrito no comulgan con Cristina -los que además le resultan clave en la Legislatura a la hora de votar las leyes que necesita- evitándoles de esa manera el ir colgados a la boleta de la ex presidenta para no perder las intendencias.

10-12-2018 / 09:12
Se trataba del partido clave, el que "no podía perder", pero todo salió mal y terminó complicando a Mauricio Macri. River impuso su fortaleza: la capacidad de remontar la adversidad que demostró en toda esta competencia, especialmente en esta serie final contra su rival de toda la vida. Boca estuvo 3 veces en ventaja (dos veces en la Bombonera, una vez en Madrid cuando comenzó ganando) pero el plantel del Muñeco Galllardo hizo una marca registrada de ese carácter.
 
El partido de este domingo era vital para el plan de continuidad de Daniel "Tano" Angelici en Boca, que busca dejar como delfín a Christian Gribaudo y ya arrancó la campaña de cara a las elecciones del año próximo. Sin embargo, la derrota podría complicar sus planes.
 
No sólo se trata de un golpe duro para Angelici sino también para el propio Macri, que arrancó con su poder en Boca en 1995. Por eso, también podría ser un impulso para que se decida a lanzar al vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, que goza de su máxima confianza.
 
La continuidad de Angelici comenzó a ponerse en duda sobre todo desde que le surgió un competidor taquillero en la sucesión del club. Juan Román Riquelme, el máximo ídolo de los hinchas, le viene como anillo al dedo al sector antimacrista que ve en la figura de Riquelme una oportunidad para golpear a Macri y Angelici en la conducción.
 
El ex jugador estrella del club no confirmó que vaya a competir, pero ya genera mucha preocupación a la gestión actual. Acaso por eso en el último mes Macri lo invitó a Olivos a jugar un partido de fútbol con funcionarios y le habría propuesto que haga cargo del sindicato de los jugadores como un gesto de distensión.
 
Además de impulsar las chances de la oposición, la derrota golpea muy fuerte a Angelici en sus aspiraciones de saltar a la política partidaria. Cuando asumió en Boca en 2011, el Tano le pidió a los socios -con un dejo de pedantería- que tuvieran el pasaporte al día para poder viajar a Japón, que es donde históricamente, con algunas excepciones, se disputó la final del mundo en materia de clubes.
 
Pero durante los 7 años de presidencia de Angelici, Boca no pudo ganar la Libertadores y por eso era crucial para las aspiraciones del macrismo de perpetuarse en el club la obtención de esta edición de la Copa, mientras que River este año ganó también la final de la súper copa en Mendoza y dejó expuesta una vez más su debilidad.  
 
El escándalo desatado por el River-Boca lo golpeó como no habían podido las decenas de ataques de Elisa Carrió, su máxima enemiga en Cambiemos. Las pedradas al micro de Boca se llevaron puesto a Martín Ocampo, uno de sus hombres de mayor confianza y que estaba a cargo del Ministerio de Seguridad y profundizaron la grieta con Macri.
 
La Opinión Popular

09-12-2018 / 10:12
Florentino Pérez es como los Rocca o los Macri: un mega empresario de grandes obras públicas. Presidente del Real Madrid, se transformó en el dueño de la súper final que el Estado y los directivos de Boca y River birlaron a los argentinos.
 
Hoy puede ser su día de fiesta. Le vendrá bien, porque después del partido llegará un trago amargo. El miércoles 12 será interrogado en el Congreso para determinar su responsabilidad en el financiamiento ilegal de los conservadores españoles. El dinero de Pérez es de origen global, la Argentina incluida.
 
Para la revista Forbes española, Don Florentino es el CEO número uno del reino. Y el Real Madrid, el club de fútbol financieramente más cotizado del mundo. Pérez es el ejecutivo principal de ACS, la constructora con 200 mil empleados fundada en 1997. En 2016 tenía un ingreso de 36 mil millones de dólares y obtuvo una ganancia neta de 855 millones de dólares.
 
El señor Pérez, a la vez principal accionista de ACS, consiguió forjar un despliegue mundial. ACS tiene ramificaciones en el sudeste asiático, Alemania y América Latina. En la Argentina sus conquistas fueron más allá del fútbol. ACS es la sexta adjudicataria de obra pública, con actividades soterramiento y una trayectoria rutilante en un rubro muy caro al ser nacional: el peaje.
 
Mauricio Macri trata con intensidad a Pérez desde 2009. Ese año, como jefe del gobierno porteño interesó a Don Florentino en que hiciera negocios en la Argentina. Lo hizo durante una gira por Madrid en la que consolidó los lazos con el Partido Popular de José María Aznar y Mariano Rajoy. El PP fue siempre un modelo para el Pro.
 
Un hecho resonante que unió a Pérez con Macri ocurrió en julio último, cuando el gigante europeo Abertis renovó por 12 años, hasta 2030, la concesión de las autopistas Acceso Oeste y Acceso Norte. Por los 119 kilómetros del primero pasan 85 mil autos por día. Por los 56 kilómetros del segundo, 77 mil. Según la agencia Europa Press las dos concesiones aportan 60 millones de dólares por año a los ingresos de Abertis.
 
Abertis está controlada por Atlantia y por ACS tras una operación de 19 mil millones de dólares que convirtió al nuevo grupo en el mayor concesionario de autopistas con peajes del mundo. La constructora española de Pérez detenta el 30 por ciento de las acciones. La filial alemana de ACS, Hochtief, el 20 por ciento menos una acción. Atlantia, de los Benetton, es poseedora del 50 por ciento.
 
Otro hecho que volvió a juntar a Pérez y a Macri en un tema común fue la perspectiva de la rentabilidad que alcanzarían los amigos españoles del Presidente. El 10 de mayo de este año la influyente web española www.elconfidencial.com colocó este título: "Florentino Pérez se pone al frente de la crisis de Abertis en Argentina". Y agregaba que Pérez "lidera el equipo que negocia con el Gobierno de Macri minimizar el recorte de 250 millones (de euros) por la posible retirada de las concesiones de dos autopistas en Buenos Aires". 

09-12-2018 / 09:12
El colectivo que llevaba a los jugadores de Boca Juniors hacia el aeropuerto de Ezeiza avanzaba lentamente, rodeado de una pequeña multitud azul y oro.
 
En la cabecera de la manifestación, como si fuera él quien la guiaba, como si no tuviera ningún miedo, como si se sintiera eterno, estaba, nuevamente, él, Rafael Di Zeo, el inmortal jefe de la barra brava de Boca Juniors, símbolo muy destacado de la violencia que se ha instalado en el fútbol.
 
Esa imagen, transmitida al mundo el martes pasado, fue particularmente estremecedora por varias razones. En principio, por la naturaleza del personaje. Di Zeo tiene una cantidad enorme de antecedentes penales en su contra. Está rodeado de personajes que dan miedo de solo conocer sus vidas.
 
Pero eso, en todo caso, no era  nuevo. Di Zeo se mostró así, inmortal, poderoso, desafiante, unos días después que la violencia se cobrara como víctima al partido de fútbol más trascendente de la historia argentina y que el propio presidente Mauricio Macri enviara una ley al Congreso para combatir a las barras bravas con penas más duras.
 
Por un lado, un presidente apuntaba contra las barras bravas. Por el otro, el jefe de la barra brava más peligrosa y popular, pocas horas después, en lugar de esconderse, pedir clemencia, esperar tiempos mejores, negociar, sacaba pecho, se mostraba, hacía saber que no le tiene miedo a nada.
 
¿Qué podría hacerle un presidente a él? ¿Cuántos han pasado mientras él sigue allí, poderoso, inamovible? Por si faltara un gesto de poder, uno de los líderes del equipo, cuando le preguntaron por Di Zeo, dijo: "Es un líder histórico de la Barra. Así que bienvenido".
 
Di Zeo, por una parte, es el jefe de la barra del club del que Macri fue presidente. Lo conoce personalmente y fue testigo directo de su ascenso en los años noventa. Ese club es actualmente dirigido por Daniel Angelici, uno de sus hombres de confianza del Presidente, quien parece tener un pacto de sangre con Di Zeo.
 
Angelici controla a sectores muy sensibles del fútbol, pero también del Gobierno y la Justicia de la ciudad de Buenos Aires. Por eso, por ejemplo, cada vez que la barra brava de Boca ha tenido que enfrentar problemas con la Justicia, Angelici se preocupó por desactivarlos personalmente. En toda su historia como presidente de Boca, no se conoce una sola declaración crítica de Angelici contra la barra.
 
Para desterrar a los violentos, el presidente lo único que hizo fue enviar una ley al Congreso. La respuesta llegó en pocas horas, cuando Di Zeo, y su segundo, Mauro Martín, condujeron la caravana que llevó al equipo de Boca hasta el aeropuerto.

08-12-2018 / 12:12
Cada semana tenemos un tema de debate nuevo que tapa el desastre económico perpetrado por Mauricio Macri, a veces de fuerte impacto social y otra de puras paparruchadas que nos mantienen entretenidos hasta que salga algo "groso".
 
Todavía no nos habíamos repuesto de la bochornosa y trunca súper final de la Copa Libertadores o las polémicas suscitadas en torno a la realización del G20, cuando una denuncia por violencia de género nos trajo de regalo otro impresentable de estas pampas: Rodrigo Eguillor.
 
El sujeto de 24 años es hijo de una fiscal y protagonizó un episodio con una chica de 22 en su departamento. La noticia es conocida por todos: la víctima de abuso sexual y lesiones quería arrojarse del balcón, Eguillor dijo que la quería ayudar a que no se tire, pero luego ante la policía la joven lo denunció.
 
A Eguillor le hacen pericias psiquiátricas y psicológicas. Algún primer trascendido dijo que es megalómano, manipulador, que proyecta, que delira. Luego lo liberaron con el argumento de que tiene "una patología que no requiere internación".
 
Eguillor fue detenido y tras pasar una noche en prisión, apenas salió en libertad se dirigió a un canal de cable de noticias, donde fue entrevistado como un personaje casi simpático. Mauro Viale le hizo preguntas del tipo "Te mirás siempre en el monitor. ¿Te criaron así? ¿Te sentís muy bonito? ¿Ahora estás relajado...?".
 
Al ver que no era interrogado por los varios y graves delitos de lo que está acusado, el personaje se reía y se acomodaba el pelo, a la vez que seguía desacreditando a su víctima, apenas una más de decenas que se animaron a contar lo vivido con él, una vez que el caso explotó en los medios.
 
Eguillor dice que la que lo acusa es un "gato del conurbano", como la llama, que quiere sacarle plata. Su razonamiento lo justifica ante sí mismo a sentirse agraviado, porque desde su clase social existe la gente "bien" como él y los "negros" del conurbano que, encima, son mujeres: una mujer que le quiere sacar plata.
 
En la tv, algunos intentan ofrecer una versión edulcorada y empatizar con alguien que se demostró misógino y omnipotente desde su cuna de "niño bien", lo que es altamente repudiable.
 
¿Hay que entenderlo y perdonarlo? Bajo ningún punto de vista, la aparente imposibilidad de reflexión de su parte no resuelve nada (no vengan a querer hacerlo inimputable). Lo que dice tiene bases en el machismo y en su posición de clase alta.
 
"Llamen a mi mamá (la fiscal)", sería una forma de decir "Llamen al sistema judicial (que va a entender que soy hombre, cheto de plata, gente bien)". Estos cobardes llaman a mamá o papá cuando se les viene la noche y justifican sus actos como si fuera lo más natural del mundo. Y el sistema judicial los avala.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar