La Opinión Popular
                  08:09  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-11-2017 / 08:11
A TRES MESES

Plaza de Mayo: decenas de miles de personas pidieron justicia por Santiago

Plaza de Mayo: decenas de miles de personas pidieron justicia por Santiago
Miles y miles de personas confluyeron a Plaza de Mayo y a las plazas centrales de las principales ciudades del país para exigir verdad y justicia por Santiago Maldonado. Ante una multitud que los organizadores calcularon en más de 120 mil personas, Sergio Maldonado insistió en su pedido para que se sepa la verdad sobre lo que le pasó a su hermano. “No vamos a descansar”, advirtió. La responsabilidad del gobierno de Mauricio Macri estuvo en el centro de los reclamos.
A tres meses de aquel nefasto 01 de agosto, familiares y organismos de derechos humanos convocaron a movilizarse a la Plaza de Mayo y en todo el país para exigir castigo a los responsables de la muerte de Santiago, desaparecido luego de la represión de Gendarmería y hallado luego sin vida, tras 80 días de mentiras y encubrimiento del gobierno de Mauricio Macri.
 
Ante una multitud que los organizadores calcularon en más de 120 mil personas, Sergio Maldonado dijo que "en su memoria reclamamos saber qué le pasó y quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte. Una fuerza de seguridad del Estado tiene que dar cuenta de su accionar", señaló en referencia a la Gendarmería.
 
"No cuenten conmigo para sembrar odio", dijo Sergio en uno de los pasajes de su breve discurso."No estábamos listos para la muerte de Santiago", señaló emocionado. "Queremos que haya verdad y justicia para todas las víctimas que han desaparecido en democracia", reclamó. Y pidió poner la lupa sobre aquellos que "quisieron desviar la investigación de su muerte".
 
Entre los presentes estuvieron organismos y personalidades como Nora Cortiñas, Mirta Baravalle, Adolfo Pérez Esquivel, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia junto a todas las organizaciones que nuclea, APDH, CeProDH, H.I.J.O.S Capital, Liga Argentina por los Derechos Humanos, el CELS, Asociación Ex detenidos-desaparecidos, Apemia, CORREPI, SERPAJ, entre muchos otros.
 
La Policía de la Ciudad y los encapuchados volvieron a montar su propio show en paralelo a una masiva movilización. Un grupo de pocas personas, que fueron desplazadas de la movilización por quienes marcharon a Plaza de Mayo, rompieron vidrios de locales comerciales y generaron incendios a varias cuadras y después de finalizado el acto.
 
Además de la reiterada aparición de encapuchados, que generan disturbios para que minutos después intervenga la Policía de la Ciudad y los medios adictos al macrismo lo registren, en la previa de la marcha se impuso en las redes a través de trolls y bots macristas el hashtag #YoNoVoy, para boicotear la marcha e intentar desalentar a la gente que fue desafiando el amedrentamiento de los servicios, los grandes medios y las fuerzas de seguridad.
 
Mientras, apañados por el negacionismo y envalentonados por el resultado electoral, los sectores más recalcitrantes de la derecha argentina reclaman más represión para defender los intereses de que quienes gobiernan, que son los ricos, los grandes grupos empresarios, cómplices, participes y beneficiarios de la última dictadura militar.
 
La Opinión Popular

 
OTRA MULTITUDINARIA MARCHA A PLAZA DE MAYO PARA RECORDAR LOS TRES MESES DE LA DESAPARICIÓN DE SANTIAGO MALDONADO
 
"Una vez más, reclamamos saber qué pasó"
 
 "Hoy se cumplen tres meses del día que cambió para siempre la historia de mi familia y de la sociedad argentina", leyó ayer Sergio Maldonado desde lo alto de un escenario ubicado en Plaza de Mayo. Como en ocasiones anteriores, lo escuchó una multitud.
 
Fue la cuarta vez que estuvo allí, en ese lugar que no eligió, al frente de una lucha que, aunque lo agarró desprevenido, avisó, no va a abandonar. "Santiago era un pibe de paz, y en su memoria, una vez más, reclamamos saber qué pasó, quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte", sostuvo. Como en ocasiones anteriores, la Plaza entera lo aplaudió.
 
Le prometió a su hermano menor que insistirían en su pedido de Justicia. "No vamos a descansar, vamos a pedir justicia todos los días. Todos los días. Hasta que se sepa la verdad", continuó. Como en ocasiones anteriores, los y las referentes de organismos de derechos humanos lo abrazaron con su aplauso.
 
Allí, entre ellos, su compañera, Andrea Antico, le sonrió suavemente. El agotamiento que traía y el duelo construido a los tumbos no le permitieron agitar los brazos. Desde la multitud, la energía llegó en forma de canto: "Como a los nazis les va a pasar, adonde vayan los iremos a buscar, olé, olé, olé olá".
 
Acompañados de un pequeño grupo de amigos, Sergio y Andrea fueron los únicos representantes de los Maldonado en la concentración de ayer. El hijo mayor de la familia fue el único orador. Viajaron desde Bariloche directo a la Plaza de Mayo. "Hoy es un día difícil (para estar) acá porque todavía no podemos hacer el duelo como corresponde", inauguró su mensaje que, a diferencia de los que ofreció en movilizaciones anteriores, se centró en reclamar verdad y justicia para su hermano.
 
Sergio no hizo mención a ningún funcionario de Gobierno ni a la investigación judicial -"por ser prudentes" a la espera de los resultados de la autopsia, explicó-, aunque no abandonó las críticas a esa "parte de la sociedad, incluyendo medios de comunicación, que quieren cerrar el caso de Santiago olvidándose de todo lo que pasó en estos meses, del marco donde ocurrieron los hechos y de que hubo una fuerza del Estado, en este caso Gendarmería, tiene que dar cuenta de su accionar". También avisó "no cuenten conmigo para sembrar odio y división en la sociedad"
 
El arco completo de organismos de derechos humanos le ofrecieron, nuevamente, marco y logística al acto de ayer, y sentido consensuado al mensaje de la familia Maldonado. "Nos encontramos juntos y unidos como movimiento de derechos humanos para gritar con fuerza la exigencia de verdad y justicia, para hacerle frente a la campaña de prensa del Gobierno, que quiere callar este reclamo", leyeron las locutoras del acto, Liliana Daunes y Federica Pais.
 
Esas palabras fueron consensuadas por los organismos que, detrás del escenario, esperaron a Sergio y a Andrea para respaldar su reclamo, hacerlo propio. "No callaremos. Nuestro pueblo no calla", remarcaron. El pedido de renuncia del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y de su jefe de Gabinete, Pablo Noceti, se oyó a través de sus voces. "El Gobierno es responsable", insistieron.
 
Sergio y Andrea subieron al escenario acompañados de las Madres de la Línea Fundadora, de Abuelas de Plaza de Mayo; hijos, nietos y familiares de desaparecidos detenidos por razones políticos; sobrevivientes de las desapariciones forzadas de la última dictadura. Las madres y hermanas de víctimas de violencia institucional los abrazaron al bajar.
 
"Estamos acá, estamos con ustedes, estamos cerca", le susurró Mirta Medina a Sergio al pie del escenario, y le entregó la foto de su hijo, Sebastián Bordón, asesinado por la policía mendocina en 1997. Raquel Wittis le dio la foto de Mariano Wittis -otra víctima de la policía- a Andrea, que también se llevó la de Andrea Viera.
 
"Hay una continuidad entre lo que sufrimos con Sebastián y lo que está sufriendo la familia de Santiago. Es la perversidad del Estado que no defiende la vida de una persona sino a sí mismo y para eso no hay antídoto que la movilización de la sociedad", explicó a este diario Medina. Francisco Madariaga, nieto recuperado.
 
Consideró "fundamental" el reclamo popular "para que estas cosas no vuelvan a pasar más. Santiago se solidarizó con una causa que no le era propia y dio el ejemplo. No podemos dejar que pase eso con quienes tienen ese grado de sensibilidad social, no podemos dejar que le pase a nadie más lo que le pasó a él". 
 
"Es importante que sigamos movilizados junto a la familia de Santiago porque apareció el cuerpo pero lo que no terminó fue el operativo del Gobierno para encubrir a Gendarmería y desviar la atención", sentenció la legisladora porteña del FIT Myriam Bregman.
 
Pocas horas después de haber difundido la convocatoria a la movilización de ayer se conoció el procesamiento de una veintena de varones y mujeres que habían sido detenidos durante el acto que se realizó a un mes de la desaparición de Santiago.
 
Frente a las operaciones para desviar la atención sobre otras cuestiones, Bregman propuso las campañas vía redes sociales que ayer tuvieron un nuevo capítulo en Twitter. El hashtag #YoNoVoy fue el más mencionado en esa red social durante las horas previas al acto.
 
"Mucho ciudadano con nombre de número y preocupado por decir que no va a una marcha", denunció el experto Luciano Galup junto a una lista de usuarios de esa red -identificados como "trolls"- encargados de instalar esa frase.
 
"La gente salió a las calles igual a pesar de la campaña de miedo que el Gobierno pretende montar. El pedido de justicia por Santiago se realizó en numerosas plazas del país y en muchos otros países", destacó Sonia Alesso, de Ctera.
 
A "cada persona en esta plaza y en todas las plazas" agradeció Sergio. En vivo y en directo lo miraron decenas de rostros de Santiago multiplicados en el público que se acercó  organizado y autoconvocado sumó al suyo el reclamo de justicia.
 
"Esta solidaridad nos abraza. Santiago era un pibe de paz, y en su memoria, una vez más, reclamamos saber qué pasó, quiénes son los responsables de su muerte, de entorpecer, encubrir y desviar la investigación de su desaparición y su muerte", contuvo el llanto. "Hoy y cada día seguiremos pidiendo justicia por vos. Para que puedas descansar en paz", culminó.
 
Por Ailín Bullentini
 
Fuentes: Página12, La Política Online, La Izquierda Diario y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar