La Opinión Popular
                  17:49  |  Jueves 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El 90% de los que nacen pobres, mueren pobres por inteligentes y trabajadores que sean. Y el 90% de los que nacen ricos mueren ricos, por idiotas y haraganes que sean". Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-10-2017 / 09:10
PANORAMA ECONÓMICO

Los números del déficit comercial no cierran

Los números del déficit comercial no cierran
El déficit comercial de este año será record histórico.
El déficit comercial de este año será record histórico. El desequilibrio entre exportaciones e importaciones superará por mucho la estimación del Gobierno de Mauricio Macri, que de hecho ya se vio desbordada cuando todavía falta computar un trimestre para el cierre de 2017.
 
El Ministerio de Hacienda calculó que se ubicaría en 4500 millones de dólares, pero el acumulado hasta septiembre ya arroja 5200 millones. La cifra que proyecta la consultora Econométrica, que dirige uno de los economistas favoritos de la city porteña, Mario Brodersohn, se estira hasta los 7000 millones de dólares.
 
Más alarmante aún es su estimación para 2018, porque lejos de que las autoridades encuentren un camino para desactivar esta amenaza para la sustentabilidad de la economía, advierte que el saldo comercial trepará hasta un rojo de 11.000 millones de dólares.
 
"El interrogante por dilucidar es si en 2018 los mercados financieros internacionales estarán dispuestos a financiar un creciente endeudamiento" para cubrir este agujero, se pregunta Brodersohn, y rápidamente responde que sí, gracias a la herencia de los gobiernos kirchneristas.
 
Esta complicación es descargada sobre las espaldas de las mayorías populares, mientras a los sojeros se les bajan las retenciones y a las empresas otros impuestos. El triunfo electoral de Cambiemos le da espacio político para hacerlo, aunque los números del frente externo, que son los que desatan huracanes en la Argentina, son lo que no cierran.
 
"No está en discusión el potencial acceso al mercado de capitales en 2018 y 2019 porque como partimos de un nivel de Deuda Pública Neta/PBI que es relativamente bajo con relación a otros países, el gobierno tiene acceso al mercado financiero internacional para cubrir esos desequilibrios. Lo que está en discusión es el mediano plazo porque las reformas estructurales que se requieren en exportaciones llevan tiempo hasta que se puedan apreciar sus resultados", advierte el consultor.
 
Es decir que el macrismo tiene margen para tomar crédito en moneda dura porque las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner redujeron sensiblemente la carga de la deuda.
 
Esa política virtuosa -ninguneada en los análisis del establishment de economistas y medios- ha sido reemplazada por su opuesto sin ninguna ganancia sustancial para el desarrollo productivo del país. Por el contrario, el Gobierno está alimentando con prisa pero sin pausa una nueva crisis del sector externo como las que tantas veces pusieron de rodillas al país, con el antecedente dramático del 2001 como el más cercano.
 
La vulnerabilidad que genera la apertura importadora -más allá del impacto sobre la industria nacional, que sigue perdiendo empresas y puestos de trabajo, como volvió a apreciarse esta semana con despidos masivos en Unilever y el reconocimiento del Ministerio de Trabajo de que la ocupación en las fábricas cayó en agosto por vigésimo mes consecutivo-, sumada a la persistente fuga de capitales, el déficit en la cuenta turismo, el pago creciente de intereses de la deuda externa y la remisión de utilidades de las multinacionales a sus casas matrices, queda expuesta ante cada episodio de cambio de humor en la plaza internacional.
 
Ahora la sola posibilidad de que un monetarista duro como John Taylor pueda ocupar la presidencia de la banca central estadounidense, la Reserva Federal, causó escozor en el mercado doméstico y provocó un incremento inesperado en la cotización del dólar, dado que el Banco Central argentino al mismo tiempo estaba enviando la señal opuesta con otro fuerte aumento de la tasa de interés.
 
En conclusión, solo el rumor de que podría llegar Taylor tuvo más incidencia que una medida concreta como el alza de un punto y medio de la tasa de referencia del BCRA.
 
La razón es que si Taylor aplicara sus teorías desde la FED, la tasa de Estados Unidos podría subir más rápido y más alto, algunos arriesgan hasta el 3,75 por ciento, provocando una acelerada salida de divisas de los mercados emergentes hacia los bonos norteamericanos.
 
En ese caso, una devaluación del peso estaría a la vuelta de la esquina y, con ello, una complicación adicional para el cumplimiento de las metas fiscales y el financiamiento del rojo del sector externo.
 
Puede ocurrir que finalmente Taylor no sea el elegido por Donald Trump o que una vez instalado en la FED modere sus impulsos y no mueva la tasa como se especula, pero el ejemplo sirve para ilustrar el camino de cornisa que decidió transitar el gobierno de Macri con su política de brazos abiertos a las importaciones, liberalización para la entrada y salida de capitales especulativos, desregulación cambiaria y autorización a las cerealeras para liquidar las exportaciones con una década de plazo.
 
En lo que refiere al déficit entre importaciones y exportaciones, el informe de Brodersohn señala que "el superávit comercial que fue positivo en 1800 millones de dólares en 2016 pasó a ser negativo en 5200 millones en nueve meses de 2017. Estos números nos sugieren que tenemos dos opciones si se quiere equilibrar el sector externo a fin de evitar que, tarde o temprano y a medida que se van cerrando las puertas de acceso al mercado financiero internacional, terminemos en un nuevo ciclo de 'stop and go', en una nueva frustración. La primera, como ha sido históricamente el caso en la Argentina, es una política recesiva para bajar las importaciones. La otra opción es intentar que las exportaciones de nuevos productos y a nuevos mercados aceleren su crecimiento".
 
Como se ve, no solo economistas heterodoxos sino también ortodoxos como el titular de Econométrica advierten que "tarde o temprano" se endurecerá el acceso a los mercados financieros y la economía nacional quedará expuesta en el mejor de los casos a una nueva fase recesiva.
 
También señala que el modelo agroexportador es insuficiente para cerrar la brecha comercial. "La revolución tecnológica en la producción de cereales y oleaginosas y la expansión de la frontera agropecuaria demuestran que ese sector tiene una gran capacidad de respuesta exportadora pero esa respuesta es insuficiente para financiar un crecimiento sostenido. Por lo tanto, abrir nuevos mercados para nuevos productos pasa a ser un objetivo impostergable para un crecimiento sostenido de la economía", completa el ex secretario de Hacienda de Juan Sourrouille en el gobierno de Raúl Alfonsín.
 
La estimación de un desequilibrio comercial inédito de hasta 11.000 millones de dólares en 2018 surge a partir de la proyección de un crecimiento del PIB del 3,5 por ciento el año que viene.
 
"Esto ampliará aún más el déficit externo debido a que la elasticidad-ingreso de las importaciones es más alta que la de las exportaciones. El déficit comercial podría llegar en 2018 a 11.000 millones de dólares frente a los 7000 millones esperados para 2017", puntualiza. 
 
En este punto, Brodersohn cambia el eje del problema del déficit externo y pone el acento en lo que es la obsesión de los mercados financieros y  organismos como el FMI: el déficit fiscal.
 
Y señala que para disminuir la dependencia del endeudamiento es preciso apurar la reducción del rojo de las cuentas públicas. En rigor, no es necesario endeudarse en dólares con el exterior para compensar un bache fiscal que se genera en pesos, pero tanto el Gobierno como los economistas que lo respaldan mezclan las aguas para convencer a la ciudadanía de que lo mejor es aceptar el plan de ajuste, para el oficialismo "gradualista" y para la city de "shock".
 
Por David Cufré
 
Fuente: Página12
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-02-2018 / 17:02
El jefe de Gabinete, Marcos Peña,  señaló que "no hay ningún caso de corrupción" en el Gobierno de Mauricio Macri, dijo que la gestión que integra tiene la intención de "elevar la vara de la institucionalidad", y que el a la vez que señaló que el presidente Macri le pidió "máxima dureza y rigor"  a la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), la militante ultra macrista Laura Alonso para que investigue a los funcionarios macristas.
 
Quienes conocen muy de cerca el funcionamiento del equipo de gobierno sostienen que Marcos Peña es el prestidigitador que se mueve detrás del trono. Por eso no extraña que haya sido él quien salió también a dar la nota y fijar el tono de lo que será la respuesta oficial a la movilización popular en la calle. El Jefe de Gabinete afirmó que "la única que faltó en el palco fue Cristina Kirchner", adjudicándole a la ex presidenta la condición de "líder intelectual" de la protesta.
 
Lo dicho deja a la vista que, frente a la falta de argumentos que emerjan como resultados de su propia gestión, el Gobierno tiene que recurrir a fórmulas que, si bien le dieron rédito en el pasado, el devenir de la política y de la propia gestión de Cambiemos han ido desgastando.
 
Es probable que los focus group manejados por los asesores de marketing comunicacional del Gobierno todavía le sigan aconsejando a Peña que alimentar como un fantasma político la presencia de la ex presidenta como la mano oculta que todo lo decide continúa aportando réditos a favor del oficialismo.
 
Quizás también el gobierno de la Alianza Cambiemos comienza a tener dificultades para encontrar en su gestión los argumentos y las razones a su favor, porque a la vista está que no puede exhibir los logros de "cambiar pasado por futuro". Sin embargo lo más revelador es que se pretende negar la evidencia de la realidad y recurren a las chicanas.
 
Quienes se movilizaron a la 9 de Julio lo que hicieron fue aprovechar una circunstancia política y un escenario para poner en acto su descontento. Casi sin importar quién o quiénes eran los convocantes y, mucho menos, entrar en la elucubración pseudo erudita de los "autores intelectuales".
 
En todo caso, habría que explicarle al Jefe de Gabinete que los verdaderos autores intelectuales de la movilización popular que ganó la calle son el presidente Macri y el "mejor equipo de los últimos cincuenta (y dos) años" que la Alianza Cambiemos puso en ejercicio para intentar quitarle derechos sociales a los argentinos en favor de las corporaciones para las que reamente trabajan y a las que sirven.    
 
La Opinión Popular

22-02-2018 / 11:02
22-02-2018 / 10:02
El Gobierno de los Ricos quiso menospreciar la masiva movilización de trabajadores  calificándola y circunscribiéndola al "acto de Moyano". Así se encargaron de titular los medios de comunicación: Clarín, La Nación e Infobae, aliados y "pauta dependientes" del macrismo. Sin embargo, la presencia multitudinaria y plural la convirtió en una manifestación opositora en todos sus términos.
 
La mal llamada "marcha de Moyano" fue masiva y contundente. Una noticia pésima para el gobierno de Mauricio Macri. Una verdadera multitud participó de la concentración de trabajadores que convocaron gremios de la CGT, las dos CTA y movimientos sociales y políticos para repudiar las medidas de ajuste salvaje neoliberal y flexibilización laboral que aplica el Gobierno de los Ricos.
 
Los organizadores calcularon 400 mil participantes. El creciente deterioro de las condiciones de vida de las amplias mayorías populares es uno de los motivos de fondo que habilitó el éxito de la movilización. El saqueo a los jubilados inició un proceso declinante para el Gobierno, que el olfato de Moyano terminó empujado a las calles una movilización que concentró la oposición social a Macri.
 
Los discursos tuvieron como denominador común la crítica al modelo económico neoliberal, la persecución a dirigentes sindicales y la necesidad de generar un polo opositor al gobierno conservador de derecha. Cambiemos sumó, a la falta de respuesta de la economía y al creciente descontento social, la pérdida de la calle que nunca tuvo. Y también el desprestigio a los dirigentes sindicales colaboracionistas que quedaron pintados de amarillo fosforescente.
 
No hay que ser un genio de la política para saber quien quedó mejor parado: Si Moyano golpeando sobre las consecuencias del ajuste neoliberal ante ciento de miles de personas o los burócratas sindicales a punto de subirse a un avión para pasear por Europa con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.
 
Además, Moyano sumó en la convocatoria a intendentes peronistas: pejotistas y massistas, movimientos sociales, partidos de izquierda, La Cámpora y un sector del movimiento sindical peronista. No es poco para un dirigente que estaba más para jubilarse que para pasar dar estas peleas y que el antiobrerismo de Macri empujó a la oposición activa.
 
El camionero logró sortear sin despeinarse la ofensiva del gobierno de los CEOs para dejarlo en soledad, porque juega un juego distinto a la política electoral, lo suyo es la discusión de poder descarnada en base a demostraciones de fuerza de acción directa. No se somete al voto ni espera validarse en la opinión pública. Se convirtió así en el líder de facto de la resistencia de base social al proyecto de Macri.
 
La Opinión Popular

21-02-2018 / 11:02
21-02-2018 / 11:02
 
En medio de la segunda jornada del paro de 48 horas en la actividad y previo a la movilización del sindicalismo opositor que compartirá con Hugo Moyano, el gremio bancario celebró un fallo judicial que dispuso restituir a entidad sindical la potestad de recaudar el denominado aporte solidario a los trabajadores no afiliados y a la par ordenó a las entidades financieras continuar pagando a su personal los ajustes por inflación determinados en la cláusula gatillo del acuerdo paritario 2017 hasta la firma de un nuevo convenio.
 
La medida cautelar en favor de la Asociación Bancaria (AB), dispuesta por el juez Julián Benito Flores, titular del Juzgado Civil y Comercial Nº 11 de Resistencia, Chaco, será apelada en las próximas horas por el Ministerio de Trabajo, que en enero último había resuelto la nulidad de la cuota solidaria del 1% del salario que el gremio cobrara a unos 45.000 trabajadores no afiliados. En tanto, desde las cámaras empresarias que agrupan a los bancos evitaron ayer anticipar una posición y solo señalaron que evaluarán con sus respectivos asesores letrados el camino a seguir frente la medida judicial.
 
El fallo tuvo lugar en momentos en que la negociación paritaria sectorial está estancada (los bancos ofrecieron una suba salarial de 9% con cláusula gatillo, que fue rechazada por el gremio, que insistió con un reclamo de aumento de 20%) y se profundiza el escenario de conflicto con la amenaza de nuevos paros tras la huelga de 48 horas que culminó ayer. 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar