La Opinión Popular
                  08:09  |  Viernes 24 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“En cada barrio se repiten las preocupaciones que relatan los vecinos en relación con el empleo. O falta trabajo, o es precario, o tienen temor a perderlo. En todos los casos, la plata no alcanza”. Margarita Stolbizer
Recomendar Imprimir
Nacionales - 26-10-2017 / 09:10
UN "MANI PULITE" EN UNA SOLA DIRECCIÓN

De Vido preso: un show para el público de Cambiemos

De Vido preso: un show para el público de Cambiemos
UNA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN QUE MÁS SE PARECE A REVANCHISMO POLÍTICO. Como los romanos en el circo. Como se hacían las ejecuciones en la Edad Media. Se presentaba al reo y el público le tiraba tomates y huevos podridos. Y el héroe de la jornada era el verdugo, lugar que hoy ocupan los fiscales o los jueces ante un reo condenado el mismo día que abrieron la causa, mucho antes de cualquier condena o de la presentación de prueba fehaciente. Hubo una votación que lo condenó. Es decir, una “justicia democrática” cuyos fallos dependen de las elecciones. La próxima vez se puede hacer en la Bombonera o en el Monumental. Con público en las tribunas.
El ex ministro de Planificación Julio De Vido fue detenido ayer tras una movida circense de las fuerzas de seguridad, que lo fueron a buscar a su departamento cinco minutos después de que el Congreso votara su desafuero. La polémica Gendarmería, enviada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, llegó más pertrechada que en un operativo anti-terrorista.
 
El impresionante allanamiento en la casa de De Vido ha sido uno de los shows más vistosos de los últimos tiempos, incluso con público aplaudiendo que cantaron "Sí, se puede", pidiendo su cabeza y sacándose fotos junto a los camiones blindados. Ya se sabe que ganó Elisa Carrió en la CABA y este procedimiento surge como parte de los festejos de Cambiemos. Como en el circo romano.
 
El ex ministro los dejó pagando porque se mantuvo cerca de los tribunales de Comodoro Py y a los pocos minutos estuvo en el cuarto piso. Las órdenes de detención provinieron de dos jueces, Luis Rodríguez y Claudio Bonadio. En la causa que instruye Rodríguez, sobre los acuerdos entre el Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF), De Vido no estaba ni siquiera indagado, pese a lo cual el fiscal Carlos Stornelli -muy allegado a Mauricio Macri- alegó que el ex ministro todavía tiene poder para obstaculizar la investigación. De Vido hoy carece de toda influencia y presencia, más todavía teniendo en cuenta que YCF es ahora manejado por el macrismo más anti-K. 
 
Al caer la tarde, De Vido fue trasladado al penal de Ezeiza, a la Unidad Hospitalaria, porque es insulino-dependiente. En una jornada normal, se inyecta dos dosis de insulina ocho veces por día. El ex ministro se negó a ponerse el casquito con el que el ministerio de Seguridad uniforma a los ex funcionarios K como si fueran jefes narcos. Y como le exigieron que use el chaleco, se lo puso debajo de su pullover. 
 
De Vido hoy está preso, pero debería haberlo estado muchísimo tiempo antes, después de haber sido indagado, procesado y condenado, cuando todos los empresarios que hoy reclaman por las reformas antiobreras de Cambiemos se ponían en fila para hacer negocios con él y los jueces cajoneaban una y otra vez las causas en su contra. Se quiso hacer una demostración con este show. Es que la Justicia argentina aparece última en todas las encuesta de imagen por la impunidad de los casos de corrupción. Por este motivo, hay una decisión desde la Corte Suprema para abajo de revertir esa imagen y por eso dieron rienda suelta a estas exhibiciones.
 
Arranca un "lava jato" argentino en una sola dirección, para encarcelar a cualquier K que se acuse o esté acusado, sin necesidad de prueba ni juicio. Está en manos de una justicia venal y servil al poder de turno y de un Gobierno de empresarios blanqueadores de capitales, fugadores de divisas, evasores impositivos, titulares de cuentas off shore de dudoso origen y acusados de recibir y repartir coimas por los negocios de la construcción, que encabezarán esta cruzada moral para sanear a la "República", tapando, eso sí, la corrupción macrista.
 
La Opinión Popular

 
Sin fueros, De Vido se entregó a la Justicia y quedó preso
 
El exministro de Planificación acabó detenido ayer tras presentarse en los Tribunales Federales de Comodoro Py, luego de ser desaforado por la Cámara de Diputados. "Manden champán a la doctora (Elisa) Carrió", expresó antes de apersonarse ante el juez
 
El exministro de Planificación Federal y actual diputado nacional Julio de Vido se entregó ayer por la tarde en los Tribunales de Comodoro Py, minutos después de que la Cámara de Diputados decidiera quitarle los fueros que le otorgaban inmunidad. Por ser insulinodependiente, fue trasladado al Hospital Penitenciario Central, ubicado en el penal de Ezeiza, donde se dispuso que su salud sea examinada durante 48 horas para que luego se determine en qué cárcel del Servicio Penitenciario Federal (SPF) se lo alojará.
 
"Manden champán a la doctora (Elisa) Carrió", expresó el legislador antes de entrar al edificio ubicado en la calle Retiro, y al entregarse ante el juez federal Luis Rodríguez fue inmediatamente detenido.
 
Antes de ser llevado al penal, el exministro fue indagado en el marco de la causa en la que se investiga el supuesto desvío de fondos públicos por las obras de remodelación de la mina de carbón de Río Turbio, en la provincia de Santa Cruz. Haciendo uso de su derecho, el exfuncionario se negó a declarar. Cabe recordar que en dicha investigación también se encuentra involucrada la UTN Regional La Plata.
 
Por otro lado, mientras De Vido permanecía con el juez Rodríguez, el magistrado federal Claudio Bonadio envió a tres funcionarios judiciales al juzgado de su colega, para que notificaran al arquitecto de su procesamiento con prisión preventiva en la causa en la que se investigan sobreprecios en la importación de Gas Natural Licuado (GNL).
 
 
El proceso
 
Para que el político pudiera ser detenido debió darse un proceso de desafuero en la Cámara baja, lo que se consiguió con amplio apoyo de la oposición, alcanzando 176 votos a favor y ninguno en contra. La quita de los fueros, pedida por los jueces Rodríguez y Bonadio, fue impulsada por Cambiemos, por lo que, al momento de la votación, el FpV-PJ, con excepción de seis legisladores que no compartían la decisión de la mayoría y eligieron participar, se ausentó del recinto y denunció una "persecución".
 
De Vido no presenció el momento en que el resto de los legisladores lo despojaban de su inmunidad parlamentaria. "Los fueros deben existir para proteger la tarea parlamentaria, pero no para eludir la acción de la Justicia", sostuvo el dirigente del PRO Pablo Tonelli, presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales.
 
Entre los miembros del bloque kirchnerista que votaron a favor del desafuero estuvo la legisladora por la provincia de Río Negro Emilia Soria, quien argumentó su decisión al manifestar que "el pedido de tratamiento se ajusta a la ley".
 
Por otro lado, los diputados del Movimiento Evita se abstuvieron de participar del proceso y, mediante un comunicado, aseguraron que lo hacían porque "no toleramos ni somos cómplices de la corrupción, pero tampoco vamos a ser partícipes de un antecedente en el cual el poder de turno pueda vulnerar el voto popular, haciendo de su mayoría parlamentaria un tribunal para ejercer una condena sin juicio".
 
 
Una abstención
 
Entre quienes votaron el desafuero hubo una sola abstención, la del cordobés Juan Manuel Pereyra, quien pertenece al espacio de Concertación-Forja. Para el legislador no están dadas "las condiciones constitucionales de defensa en juicio", por lo que se contuvo de definirse a favor o en contra de la quita de los privilegios para el exministro, para no ser "cómplice" de la independencia de otros poderes.
 
En este marco, el abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi, afirmó que todo lo que sucedió fue "una profecía autocumplida", y que el arquitecto permaneció "tranquilo". Además, el letrado afirmó que quienes votaron el desafuero "han cometido un daño irreparable" a la República.
 
 
Antecedentes de desafueros en el país
 
El proceso por el cual se le quitaron los privilegios parlamentarios a Julio de Vido no es el único en la historia argentina. En 1867 ya se había registrado la expulsión de un legislador por cometer delitos, pero los casos más resonantes desde que se recuperó la democracia son tres: el del exgobernador de Córdoba Eduardo Angeloz, en 1996; el de Luis Patti, quien no llegó a jurar, en el año 2005; y el de Ángel Luque en 1991.
 
Angeloz perdió sus fueros por una causa judicial por enriquecimiento ilícito. Fue absuelto en 1998 y volvió a ocupar la banca que había dejado en el Senado nacional.
 
Por otro lado, a Luis Patti los diputados le quitaron los fueros antes de que llegara a ocupar el escaño para el que había sido elegido, por cometer crímenes de lesa humanidad.
 
El caso de Luque es uno de los más polémicos, por estar involucrado en uno de los crímenes más aberrantes de la historia del país. El diputado catamarqueño realizó varias declaraciones tras la detención de su hijo, Guillermo, acusado del asesinato de María Soledad Morales, en un intento de encubrir su responsabilidad.
 
Fuentes: Hoy en la Noticia, Página12, iProfesional y La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-11-2017 / 16:11
23-11-2017 / 12:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
23-11-2017 / 09:11
El gobierno de Mauricio Macri se tropieza con obstáculos en el camino para aprobar a toda velocidad el paquete de reformas antiobreras que envió al Senado, a pedido del FMI. El titular de la comisión de Trabajo, el pampeano Daniel Lovera, les avisó a varios senadores que no avalará un "tratamiento exprés" de la reforma laboral, por lo que quedó descartado que el macrismo logre sacar dictamen de comisión el martes próximo luego de una sola audiencia.
 
Por su parte, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto condicionó el tratamiento del proyecto de reforma a favor de los empresarios hasta que la CGT no explicite su aval en la comisión de Asuntos Laborales. Pichetto, que mantuvo varias reuniones secretas tanto con funcionarios macristas como con los sindicalistas, no está hoy en condiciones de garantizar el apoyo gremial en la reunión del martes, cuando la cúpula de la central obrera exponga ante los legisladores.
 
Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, dos de los tres integrantes del triunvirato de mando de la CGT, están en Roma y no definieron aún la postura que adoptarán en el Congreso. Carlos Acuña, el tercer cacique sindical, lo resolverá el lunes de manera corporativa tras un debate de mesa chica que ya anticipa diferencias. Uno de los tres jefes, sin embargo, dio una pista sobre el rol que adoptarán: "No vamos a salir con la bandera a defender esto".
 
Esta sentencia mina de incertidumbre el curso del proyecto laboral macrista proempresario. El pronóstico es reservado en al menos tres frentes. Siembra dudas sobre el eventual respaldo que Pichetto y el peronismo no-K le puedan dar ahora a la iniciativa. Sin el PJ, a Cambiemos se le complicaría el camino en el recinto, pero también en la comisión laboral, que preside Lovera, que es, además, referente gremial de los empleados de comercio de General Pico.
 
La otra complicación serían los plazos que la Casa Rosada se había impuesto para consagrar la ley. El deseo oficial es que se concrete antes del recambio de legisladores; es decir, antes de la llegada de Cristina al recinto. No hay certezas aún de que pueda darse en esos tiempos. El tercer coletazo de esta inesperada rebelión del triunvirato sería que podría hacer caer el acuerdo político sellado con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca. El funcionario accedió a dar marcha atrás con los artículos que modificaban el corazón de la ley de Contrato de Trabajo y consensuar un proyecto menos jodido a cambio del aval de los gremios. Pero, Triaca quiere que den la cara en el Congreso.
 
En Roma, el docente Horacio Ghilini les planteó a Daer y Schmid su rechazo y el de la Corriente Federal, el bastión rebelde de la CGT. En Buenos Aires, lo espera un sector interno dispuesto a patear la unidad de la central obrera tras el acuerdo con el Gobierno. Lidera esa cruzada Pablo Moyano, el virtual número tres de la CGT, impulsor de la movilización para rechazar el proyecto macrista. El pacto también es resistido por Pablo Micheli y José Rigane, de la CTA Autónoma, y por Ricardo Peidró y Hugo Godoy, miembros de la otra CTA.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar