La Opinión Popular
                  13:44  |  Domingo 21 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Es falso que si los combustibles aumentan en el mercado internacional tienen que hacerlo en el país. El petróleo que consumimos se extrae y se comercializa en la Argentina y debe estar atado a nuestros propios costos”. Pino Solanas
Recomendar Imprimir
Paraná - 17-10-2017 / 16:10

La agrupación Hijos realizará su congreso nacional en noviembre en Paraná

La agrupación Hijos realizará su congreso nacional en noviembre en Paraná
La agrupación Hijos realizará su congreso nacional en noviembre en Paraná. Foto: AIM
 
La agrupación Hijos e hijas por la identidad la justicia contra el olvido y el silencio (Hijos) realizará entre el 18 y el 20 de noviembre un Congreso Nacional en Paraná que congregará a unos 200 militantes en la capital entrerriana para debatir respecto de la coyuntura actual en materia de derechos humanos y definir acciones.
 
"Advertimos un retroceso muy grande en políticas de derechos humanos y un avance de políticas de olvido, de negacionismo, de relativización de la cantidad de víctimas del terrorismo de Estado, de desarticulación de programas", dijo Florencia Amestoy que, por otro lado, destacó que "también hay un pueblo que no está dispuesto a retroceder".

 
El último encuentro nacional de Hijos en Paraná es recordado por el escrache al médico otorrinolaringólogo Hugo Moyano, que durante la dictadura se desempeñó como médico en las unidades penales de Paraná y antes, desde 1972, ejerció como auxiliar del servicio médico de la Segunda Brigada Aérea. Pasados los años, Moyano fue condenado por vejaciones y apremios ilegales en perjuicio de una víctima que se encontraba detenida en la cárcel de mujeres de Paraná.
 
A 10 años de aquel escrache, Hijos volverá a realizar su congreso en la capital provincial. Los objetivos y los debates tendrán que ver, como siempre, con el origen de la organización, aunque esta vez bajo un contexto diferente.
 
"Vamos a contar con la presencia de 200 militantes de todo el país y vamos a trabajar en algunos lineamientos como el contexto represivo. Hace 10 años cuando nos juntamos en Paraná era otro el contexto político Y en este congreso el objetivo es trabajar un poco el contexto represivo, la desaparición forzada de Santiago Maldonado el caso de Milagro Sala, la violencia institucional, cómo seguir con los juicios de lesa humanidad, la complicidad civil, los escraches y cómo damos la batalla cultural en el terreno educativo y lo comunicacional", explicó Amestoy a esta Agencia.
 
Otro punto a abordar en cónclave será cómo hacer frente al desmantelamiento de programas por parte del Gobierno nacional que tienen que ver con la búsqueda de identidad de hijos de desaparecidos que fueron víctimas del robo de bebés, la búsqueda de los restos de quienes aún están desaparecidos. En este sentido, apuntan a debatir en torno a "cómo se resisten en los lugares del Estado donde se están trabajando política de memoria en este contexto tan adverso".
 
Dado que Hijos es "un organismo de derechos humanos pero fundamentalmente una agrupación política" y su objetivo es incidir y transformar la realidad, los congresos son una instancia para trazar líneas de acción hacia el futuro a nivel nacional y por eso el debate sobre la coyuntura política no puede estar ausente.
 
Amestoy advirtió, en este marco, "un retroceso muy grande en políticas de derechos humanos porque estábamos hablando de que la lucha histórica de los organismos de Derechos Humanos había encontrado eco y se convirtieron en políticas de estado a partir de 2003. Hoy vivimos realmente lo antagónico en políticas de memoria con políticas de olvido, de negacionismo, de relativización de la cantidad de víctimas del terrorismo de Estado, la desarticulación de programas la decisión clara de dejar el apoyo del Estado en el enjuiciamiento a los responsables del genocidio". Sin embargo, resaltó que frente a eso "también hay un pueblo que no está dispuesto a retroceder en estas cosas".
 
 
El origen
 
Hijos nació en 1995 nucleando, inicialmente, a hijos de desaparecidos, de exiliados, de ex presos políticos y luego se decidió que cualquier persona que adhería a la forma de trabajar y los objetivos de la organización podía ser parte. Por eso lleva el lema "todos somos hijos de la misma historia".
 
"En Hijos trabajamos en una red de nacional, con una dinámica horizontal, con voluntad de consenso y esa red nacional justamente obedece al terrorismo de Estado que se aplicó en todo el territorio nacional", explicó Amestoy.
 
Fuente: AIM
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2018 / 12:01
19-01-2018 / 12:01
18-01-2018 / 12:01
15-01-2018 / 10:01
Pasivos entrerrianos expresaron su malestar por la modalidad instrumentada por la entidad financiera Banco de Entre Ríos, agente financiero de la provincia para el pago de salarios. Reclaman cobrar por ventanilla.
 
El uso de los medios de pago electrónicos y las extracciones de dinero por cajero automático siguen siendo una materia pendiente para quienes cruzan la barrera de los 60 años, y más todavía cuando pasan los 75. Dos de cada tres retiran el dinero por ventanilla, apenas 36% usa el cajero automático por sus propios medios.
 
El bajo uso de estos medios de pago y de acceso a la tecnología en general plantea un gran interrogante respecto de los resultados de medidas públicas puestas en marcha. Un factor para tener en cuenta es cuán amigable es un sistema tecnológico para las personas mayores.
 
Hay jubilados, en especial los muy mayores, que no alcanzan a ver la letra o que les parece que las operaciones son poco amigables. El sistema debiera ser más simple y con menos opciones.

 
El mayor riesgo está entre los mayores más vulnerables, justamente a quienes van destinadas estas medidas, ya que el acceso a la PC y al teléfono propio es mucho más bajo ahí que en hogares de ingresos más altos.
 
Los bancos han hecho esfuerzos para acercar a los jubilados al uso del cajero automático. ¿Por qué no se animan? Les da desconfianza, es un proceso invisible que hace que se tenga o no se tenga el dinero en la mano; piensan que al no verlo y al no haber humanos, nadie se hace responsable.

 
Los que no los usan es porque temen que la máquina los pueda estar "burlando". Manejar un cajero requiere de mucha atención y de ayuda para automatizar el procedimiento, no porque sean viejos, sino porque son de una legión muy alejada de la tecnología y del dinero digital. A esta generación hay que ayudarla.
 
Pero hay algo más. La ida al banco es una excusa mensual para entablar contacto con otros. No es una resistencia a las nuevas tecnologías, sino que se resisten a frivolizar ese contacto que les permite, al menos una vez al mes, modificar su rutina. Si los bancos se dieran cuenta de que los jubilados priorizan la humanización del servicio, deberían humanizar el cajero automático, que haya personas que ayuden a hacer las extracciones. No lo hacen o no son suficientes.
 
La Opinión Popular

14-01-2018 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar